* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

PPCC: Pisitófilos Creditófagos. Verano 2019 por CHOSEN
[Hoy a las 15:36:18]


Artículos de heterodoxia.info por gentid
[Hoy a las 11:42:48]


XTE_Central- 2019- Era Cero por saturno
[Ayer a las 21:10:27]


El fin del trabajo por Cadavre Exquis
[Julio 14, 2019, 23:28:52 pm]


Autor Tema: La Transición política española, ¿una estafa monumental…?  (Leído 23593 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

CdE

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 10178
  • -Recibidas: 23150
  • Mensajes: 2603
  • Nivel: 415
  • CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« en: Septiembre 16, 2012, 20:09:26 pm »
Gracias al forero Nut de Burbuja





Citar
La Transición política española, ¿una estafa monumental…?


Posted on 2012/02/02   


En un extensísimo artículo de Ismael Carvallo Robledo, publicado en El Catoblepas, nº 89, Julio/2009, titulado El mito de la Transición democrática española: la CIA en España, y que se reproduce casi en su totalidad seguidamente, se intenta analizar la famosa y conocida «Transición española»… uno de los muchos mitos que nos envuelven. Ya se abordó, no hace mucho, este mismo asunto, enlazando ciertas partes relevantes de un antiguo programa («La Clave») en el que desde coordenadas internas, españolas, se criticaba aquél proceso… muy superficialmente. En este caso, el origen del análisis, viene desde México, aquella tierra que en otro tiempo se llamó Nueva España; basado, a su vez, en el interesante libro de Alfredo Grimaldos, La CIA en España. Espionaje, intrigas y política al servicio de Washington (Debate, Barcelona, España 2006), un trabajo de investigación periodística con el que el autor aísla el esqueleto político y geopolítico real que no nada más hizo posible, sino que operó y controló las piezas y resortes fundamentales –los términos y relaciones políticas efectivas– de lo que estamos aquí considerando como un mito oscuro y confuso: el mito de la Transición democrática española…

«Los servicios secretos norteamericanos y la socialdemocracia alemana se turnan celosamente en la dirección de la Transición española, con dos objetivos: impedir una revolución tras la muerte de Franco y aniquilar a la izquierda comunista. Este fino trabajo de construir un partido «de izquierdas», para impedir precisamente que la izquierda se haga con el poder en España, es obra de la CIA, en colaboración con la Internacional Socialista. El primer diseño de esta larga operación se remonta hasta la década de los sesenta, cuando el régimen empezaba ya a ceder, inevitablemente, bajo la presión de las luchas obreras y las reivindicaciones populares. El crecimiento espectacular del PCE y la desaparición de los sindicatos y partidos anteriores a la Guerra Civil, especialmente UGT y el PSOE, hacen temer una supremacía comunista en la salida del franquismo. Los cerebros de la Transición comienzan a marcarse objetivos muy concretos.» (Alfredo Grimaldos, obra citada, págs. 145-146.)

«En el propio Pentágono, Fernández Monzón es recibido por un coronel estadounidense: «Me puso frente a un gran mapa que tenían desplegado allí, lo señaló y me preguntó qué veía», recuerda el hoy general en reserva. «Yo le contesté: ‘Un mapamundi’. Y él insistió: ‘Pero ¿qué hay en el centro?’ El mapamundi se puede desplegar de distintas formas, claro, y ellos lo habían hecho de modo que en el centro exacto quedaba la península Ibérica. Entonces le contesté: ‘En el centro está España’. Y él, sonriente, remachó: ‘Pues por eso está usted aquí’.» «No es verdad todo lo que se ha dicho de la Transición. Como eso de que el Rey fue el motor. Ni Suárez ni él fueron motores de nada», continúa Fernández Monzón. «Sólo piezas importantes de un plan muy bien diseñado y concebido al otro lado del Atlántico, que se tradujo en una serie de líneas de acción, en unas operaciones que desembocaron en la Transición. Todo estuvo diseñado por la secretaría de Estado y la CIA, y ejecutado, en gran parte, por el SECED, con el conocimiento de Franco, de Carrero Blanco y de pocos más».» (Entrevista a Manuel Fernández Monzón, Ex capitán de los servicios de información y contrainteligencia de España, en Alfredo Grimaldos, obra citada, pág. 18.)


I

Igualmente abundantes que superficiales y difusas son las referencias que en México, una y otra vez, y bien sea desde la voz de académicos o desde la de políticos de todos los bandos por igual, se hacen y acaso se seguirán haciendo a la ya célebre «transición democrática española» de 1978: prácticamente una generación entera de políticos mexicanos –los protagonistas de la escena nacional de los últimos quince o veinte años– tuvieron y tienen como horizonte de referencia los acontecimientos que, a partir de la muerte de Franco en 1975, supuestamente abrieron la puerta a una etapa de democracia y libertad que habrían sido conculcadas, se nos dirá, por un régimen oscurantista y medieval como el franquismo (un régimen que, en todo caso –y esto es lo que nunca se dice– no hizo más que sentar las bases del desarrollo capitalista del bienestar de la España de hoy). No falta nunca en los debates o en las tertulias el político o el analista perspicaz que, ante una problemática concreta, o ante la «falta de acuerdos y de diálogo», sentencia categórico, pensando al hacerlo que está descubriendo el mediterráneo, que «necesitamos nuestro Pacto de la Moncloa a la mexicana», o que «debemos de poner todos nuestros esfuerzos en alcanzar una democracia madura y moderna, como la española tras la Transición de 1978».

En efecto, dependiendo de la alineación ideológica de nuestro político o académico en cuestión, evocaciones, comparaciones o analogías son hechas para destacar uno u otro aspecto, uno u otro personaje de aquel proceso épico –según sus promotores– que hubo de quedar consignado en las también conocidas obras que Victoria Prego a tan memorables faenas dedicó, a saber: Así se hizo la Transición (1995), Presidentes (1995) y Diccionario de la Transición (1999); trabajos que hubieron de ser llevados también a la televisión como documental que, bajo el nombre de La Transición, fue emitida por Televisión Española en 1995 y que luego fue y ha sido transmitida en México, según la noticia que de esto tenemos, por Canal 22.

En caso de tratarse de algún político del PAN, las referencias pueden acaso estar dirigidas a rescatar la figura de Adolfo Suárez, Manuel Fraga o el propio Rey en tanto que garante de la estabilidad política en tiempos tan aciagos; si se trata de alguien del PRI, no habrá reserva alguna para los elogios que se verterán de inmediato hacia Felipe González, el verdadero héroe –se dice y se dirá– de la transición; si se trata de alguien del PRD, sobre todo de su facción socialdemócrata, o de alguien que quiere presentarse en la órbita ideológica de la izquierda, se verá también corto en sus afanes por destacar y encumbrar el papel de Isidoro (es decir, de Felipe González) como el arquitecto y líder indiscutible de tan célebre gesta democrática.

Muchos de los que quieren presentarse desde la insidiosa, simple y nunca definida plataforma de la «izquierda moderna», se pelean también por figurar como los verdaderos herederos y discípulos de Felipe González, como propugnadores del Progreso Global y genuinos practicantes del Pensamiento Felipe: el Partido Social Demócrata (PSD) de Alberto Begne, Luciano Pascoe y un tal Díaz Cuervo (antiguamente formó parte también de esa agrupación la señora Patricia Mercado), un partido que en las recientísimas elecciones no logró cruzar el umbral requerido para mantener el registro como partido político oficialmente reconocido, se presentaba en algunos promocionales –haciendo con esto patente su vacuidad intelectual e ideológica, tan propia por otro lado de la socialdemocracia de hoy– como un partido que propugnaba por los principios de la izquierda moderna de, o al estilo de, Felipe González. [No está demás recordar que, de hecho, Felipe González funge en la actualidad (2009) como embajador español plenipotenciario y extraordinario para la conmemoración de la independencia de Hispano América, además de ser también presidente del Grupo de Reflexión o Comité de Sabios del Consejo Europeo].

Se trata de referencias que, en uno y otro sentido, participan en definitiva de la nebulosa ideológica del fundamentalismo democrático a cuya sombra aparece la Transición española como el más sublime, heroico y, sobre todo, exitoso proceso de «transición democrática» hacia el que todos los políticos y académicos, imbuidos también por ese mito, no dejan de mirar y señalar con desilusión y desgano ante los magros resultados, ante los déficits que, puesta ante el espejo de la española, la transición mexicana no deja de presentar.

Pero dejando para otra ocasión el análisis crítico de los resultados en los que esta transición ha desembocado (muchos de los cuales, diremos tan sólo, deben de ser vistos como errores catastróficos, pues la democracia no es solución mágica ni maestra para cuestiones políticas fundamentales), queremos detenernos en esta ocasión a comentar… [la obra citada].

Y el alcance del análisis de Grimaldos desborda por todos lados el recinto nacional español, toda vez que, como bien hemos dicho ya, «la transición a la española» es considerada por legiones de politólogos, analistas, periodistas y políticos a lo largo de toda Hispanoamérica como el verdadero canon de organización y de conducta política en los estados de referencia.

Señalamos pues este libro con la intención de sacudir un poco las coordenadas del debate político del presente desde las que, a falta de horizontes teóricos e intelectuales pertinentes, sobre todo en México, se vuelve con ingenuidad, ignorancia y oportunismo a este ya célebre lugar común político.


http://peliyot.wordpress.com/2012/02/02/la-transicion-politica-espanola-una-estafa-monumental/
« última modificación: Septiembre 16, 2012, 20:14:56 pm por CdE »
Joan Queralt: "Me gustaría conocer la cantidad de empresas españolas de los últimos 25 años relacionadas con el crimen organizado. Nos llevaríamos una sorpresa."

Dimitris Christoulas: “Algún día los jóvenes cogerán las armas y colgarán a los traidores”

CdE

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 10178
  • -Recibidas: 23150
  • Mensajes: 2603
  • Nivel: 415
  • CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #1 en: Septiembre 16, 2012, 20:15:47 pm »
Citar
II

Dice Victoria Prego, con pompa democrática, en la Nota de la autora que aparece como antesala de su interesante libro Así se hizo la transición (Plaza & Janés, Barcelona, España 1995), lo siguiente:

«Este libro es el resultado de la información acumulada durante algo más de cinco años, de 1987 a 1991, en torno al primer tramo del proceso de transición política de España hacia la democracia. [...] Durante ese largo período celebré multitud de conversaciones con las personas que habían participado de forma directa en el proceso […]. Ésta es la crónica global del proceso de transición política con los testimonios personalísimos de quienes participaron directamente en él…» (Pág. 11)

Y después da inicio a la crónica referida comentando el punto clave, el punto de inflexión de los acontecimientos –según las coordenadas desde las que sitúa su libro–: el atentado contra Carrero Blanco Dice Alfredo Grimaldos, con un tono totalmente distinto, o, en todo caso, sin pompa democrática alguna, en la Introducción al suyo, lo siguiente:

«Los hombres de la CIA (Central Intelligence Agency) están detrás de casi todos los principales acontecimientos políticos y militares de nuestra historia reciente. La sede […] es un gigantesco búnker desde donde se han diseñado cientos de operaciones desarrolladas en España por los servicios de inteligencia norteamericanos desde la posguerra mundial hasta hoy. Las recientes escalas en aeropuertos españoles de aviones de la CIA, con prisioneros que son trasladados a centros de tortura distribuidos por varios países de la órbita norteamericana, constituyen sólo un eslabón más de la cadena de actuaciones clandestinas que la Agencia inició en nuestro país durante la Guerra Fría. La sólida infraestructura que hoy permite continuar trabajando a sus hombres aquí comenzó a construirse a principios de los años cuarenta. [...] La CIA interviene en la instalación de las bases militares estadounidenses en nuestro suelo, la transición del franquismo a la Monarquía, el golpe de Estado del 23-F o la definitiva integración del Estado español en la estructura de la OTAN. La permanencia de la dictadura franquista, durante casi cuatro décadas, y la evolución controlada hacia un sistema parlamentario están condicionadas por la actividad de los espías norteamericanos.» (Pág. 11)

Dos perspectivas opuestas, mediadas por el paso de diez años entre la publicación de uno y otro, desde las que se interpreta y reconstruye un proceso político decisivo para la nación española desde cualquier punto de vista con el que se mire.

Es de entrada notorio el hecho de que, como suele decirse, en el caso de Prego visto desde el trabajo de Grimaldos, y atendiendo a lo por ella dicho en su libro en el sentido de que se ofrecen testimonios de quienes estuvieron directamente involucrados en el proceso en cuestión, ni son todos los que están, ni están en definitiva todos los que son: personajes que para Grimaldos son de un muy acusado y estratégico protagonismo, como jefes de la estación de la CIA en Madrid con domicilio fiscal en la embajada de la calle Serrano tales como Robert E. Gahagen, Néstor Sánchez, Ronald Edward Estes, Richard Kinsman, Leonard Therry o, el personaje clave, el general Vernon Walters, no aparecen en una sola línea de las 691 páginas del libro de Prego… salvo Walters, precisamente, quien aparece mencionado de manera por demás tangencial, ¡¡ tangencial !!, en la página 291, cuando se analiza el caso del conflicto de Marruecos y la Marcha Verde.

Grimaldos en cambio los consigna en su libro en un contexto como el que sigue:

«En España, durante todo este tiempo, han dirigido el espionaje norteamericano curtidos oficiales de la Agencia, expertos en acciones encubiertas, como los sucesivos jefes de la estación de la CIA en Madrid… Robert E. Gahagen, Néstor Sánchez, Ronald Edward Estes, Richard Kinsman o Leonard Therry. Todos ellos arrastran ya un largo historial operativo cuando llegan aquí. Han desarrollado la mayor parte de sus carreras en Latinoamérica y su biografía profesional está marcada por una sucesión de golpes de Estado y de operaciones desestabilizadoras en Bolivia, Brasil, Uruguay… [...] Uno de los más eficaces agentes norteamericanos en España es Ronald E. Estes. Aparece en Checoslovaquia poco antes de la Primavera de Praga; en Beirut, financia y organiza la Falange Libanesa, que más adelante provocará las terribles matanzas de Sabra y Chatila; después actúa en Grecia, para apoyar la «solución Karamanlis», como salida a la dictadura de los coroneles… Hasta que llega a España y se produce el golpe de Tejero y Milans. Con los hitos profesionales de estos acreditados «especialistas» se puede reconstruir la política exterior norteamericana desde los años de la Guerra Fría.» (Grimaldos, pág. 12.)

Para analistas situados en una óptica donde acaso esté también situada Prego, que es la propia de la ciencia política norteamericana liberal que en los últimos treinta o cuarenta años hubo de implantarse en las estructuras académicas de Europa y América –en México, por ejemplo, esta corriente tiene como supremo pontífice a José Woldenberg; las canteras de politólogos adoctrinados en esta línea de interpretación política son sobre todo el ITAM, el CIDE, El Colegio de México, pero también la UNAM–, los procesos de cambio político o de transición hacia la democracia son presentados como la fase suprema de transformación histórica a la que la humanidad habría de estar llegando tras la caída de la Unión Soviética, representante tardía a su vez de los regímenes autoritarios o totalitarios que, a lo largo del siglo XX (sus herederos, se nos dirá, son hoy los regímenes populares o populistas como los de Hugo Chávez en Venezuela), mantuvieron aplastadas y reprimidas a las fuerzas sublimes, nobles, puras, democráticas, modernas, tolerantes y sobre todo espontáneas de la sociedad civil, ávida de libertad y, en efecto, de democracia.

Para estos analistas-ideólogos, practicantes de lo que el profesor Gustavo Bueno ha rotulado como Fundamentalismo Democrático, la Democracia con mayúscula, expresión perfecta de la cual es el Estado de Derecho, es el estadio superior y último hacia el que los pueblos del planeta entero están llamados providencialmente, habiendo sido en verdad pecaminosos y catastróficos los dos siglos transcurridos a partir de la revolución francesa: Robespierre y Napoleón, según esta ideología, no son otra cosa que los gérmenes, igualmente perversos, de Lenin, Stalin y Hitler, enemigos todos ellos desde siempre y por igual de la Democracia.

Por su parte, dice Luciano Canfora que:

«La moderna historia de Europa está contenida o distribuida en fechas emblemáticas, que deberían –según los distintos puntos de vista– mostrar su sentido y constituir incluso su epílogo provisional. Se contemplan diversas parejas de fechas según diferentes criterios que, como es obvio, dan lugar a distintas divisiones y periodizaciones. La primera pareja es 1789-1917, la segunda es 1789-1989. [...] En el primer caso domina la idea de movimiento hacia algo para superarlo. En su base está la noción de historicidad de todas las formas políticas, incluida la democracia parlamentaria. En el segundo caso está la visión o, si se prefiere, la ideología, de una superioridad innata, extratemporal, de la democracia parlamentaria, y la convicción de que la misión de todos los pueblos es llegar antes o después a esta meta, a partir de Europa, cuna de ese modelo eterno. Desde esta perspectiva, lo que ocurre entre la instauración de un modelo de régimen parlamentario (algo imperfecto) al final del período comprendido entre 1789-1815 y su triunfo en 1989 no es más que «desviación», ofuscación temporal. Con el «radiante» bicentenario concluyen no sólo la historia sino también el modelismo político. En cambio, según la otra periodización, junto al optimismo implícito en la idea de progreso (que es también una fe) existe un impulso crítico: un impulso que lleva a descifrar lo que se oculta detrás de las autorrepresentaciones de los diferentes regímenes. Un impulso crítico encaminado a plantearse constantemente la pregunta en torno al nexo, la correspondencia, o la falta de correspondencia, entre las ‘palabras’ y las ‘cosas’.» (La Democracia. Historia de una ideología, Crítica, Barcelona, España 2004, págs. 267 y 268.)

Es esta última perspectiva, nos parece, la tomada por Grimaldos para, en efecto, descifrar desde el punto de vista del periodismo de investigación lo que se oculta detrás de la autorepresentación épica de un proceso que muy lejos está (porque está más cerca de otras cosas) de haberse gestado como fruto de una autodeterminación democrática de la sociedad civil española que en libertad, y en todo caso guiada por líderes fantásticos –el Rey Juan Carlos, Adolfo Suárez, Felipe González–, hubo de darse a sí misma un régimen plural, moderno y democrático (que es lo que no deja de repetir la democrática legión de especialistas que en México ha llegado al colmo de la hipóstasis autodenominándose pomposamente como “transitólogos”).

Y no se trata con esto de negar la evidencia efectiva que arroja el hecho de que hayan tenido lugar elecciones parlamentarias a partir de 1978 en España (o en cualquier estado que se quiera analizar, como puede serlo México, Cuba o Venezuela), sino de traspasar la superficie de esa evidencia para lograr apreciar los mecanismos objetivos reales que estuvieron y están en operación como los fulcros políticos verdaderos de un proceso que, habiendo penetrado en sus estructuras, se nos ofrece no ya como el resultado de una consulta democrática neutral, civilizada y racional al pueblo, sino como la confección militar y geoestratégica previa de un cuadro de opciones políticas e ideológicas que en modo alguno tienen que ver con la democracia entendida como espontánea y libre autodeterminación popular, sino con el mantenimiento de una eutaxia geopolítica concreta y objetiva. Porque sólo habiendo garantizado previamente esa eutaxia, ese orden político, militar y geoestratégico real, le fue dado al «pueblo» español «elegir» democráticamente.

Como sostiene el profesor Gustavo Bueno, si la democracia funciona no es por las supuestas virtudes del procedimiento técnico electoral, sino por una serie de compromisos previos de orden político, económico, militar, que hacen posible ese procedimiento técnico; cuando los compromisos desaparecen, lo hace con ellos el procedimiento mismo que han convenido todos en recubrir con un manto sublime que con vehemencia llaman Democracia:

«Durante el primer Gobierno en la Monarquía, con Arias Navarro como primer ministro, dos gallos de pelea que vienen del franquismo más negro y se han prefabricado un pedigrí de demócratas optan por llegar a la Presidencia de Gobierno y comandar la Transición. Son José María de Areilza, ministro de Asuntos Exteriores, y Manuel Fraga, ministro de la Gobernación. Ambos mantienen estrechos vínculos con Estados Unidos desde hace mucho tiempo, pero desconocen que el Imperio, que juega todas las bazas, ha decidido apostar por otro candidato. Adolfo Suárez, muy aficionado a las escuchas y los dossieres desde su época de director general de RTVE (Radio Televisión Española), maneja los hilos locales de la trama desde la trastienda. Fraga queda eliminado de la carrera tras su desastrosa actuación en las matanzas de Vitoria y Montejurra. Y Areilza decidirá elegantemente apartarse de la competición. Un antiguo oficial de los servicios de información españoles relata los hechos: «Los hombres de Cassinello [a la sazón jefe de la SECED, I. C.] colocaron un micrófono en la mesa del despacho de Areilza, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, y comenzaron a grabar. Entre las cintas registradas quedaba constancia de la íntima y cálida relación que en el ministerio mantenía con su secretaria. Sólo hubo que sugerirle la existencia de las cintas para que pasara a un discreto segundo plano. Seguro que el micrófono sigue en esa mesa, pero quién sabe dónde lo habrán metido. [...] Ahí comienza el idilio de Adolfo Suárez con los norteamericanos. Un romance que pronto se tuerce. ¿Hasta dónde abarca el diseño de la Transición? Sólo hasta que se celebren las primeras elecciones «democráticas». Y a esas elecciones no debe acudir Adolfo Suárez. Tiene fecha de caducidad a día fijo, pero él se resiste a retirarse. Y las relaciones entre el elegido y sus mentores norteamericanos empiezan a deteriorarse. Vernon Walters, desde la distancia, sigue fiscalizando todo el proceso y empieza a vislumbrar el 23-F(Grimaldos, págs. 28-29.)

Vernon Walters, una de las conexiones clave entre la CIA y la historia reciente de España desde la década de los 50, fungió como pilar estratégico de la inteligencia militar de EEUU, habiendo servido tanto para regímenes republicanos como para demócratas (Eisenhower, Truman, Kennedy, Nixon). Ginebra (1953), Roma (1960), Río de Janeiro (1962), Vietnam (1967) o Chile (1972-1976) son algunas de las ciudades en donde hubo de intervenir Walters, bien de manera directa, in situ, o indirecta. En la sección de fotografías que complementa el libro de Grimaldos, Walters aparece tanto entre Eisenhower y Franco, en la famosa foto de 1959 (fotografía 3 en el libro), como con el presidente Felipe González en conversación severa y atenta en algún momento de su gobierno (fotografía 15).

Se trata de una continuidad, la de Walters, que refleja la continuidad del ortograma por cuyo través el Imperio de occidente, Estados Unidos, mantuvo y mantiene la pax americana de posguerra, la paz Atlántica (de la OTAN), en Europa, y que encuentra una de sus cristalizaciones más evidentes en el proyecto de la Unión Europea (igualmente aplaudido con ingenuidad por profesores y estudiantes políticamente correctos de Relaciones Internacionales), un proyecto cuyo antecedente inmediato en el siglo XX no es otro que el proyecto de unión europeo de los nazis, toda vez que uno y otro coincidieron en un punto concreto y estratégico: en el del enemigo común: la Unión Soviética. Y España tuvo desde el primer momento una relevancia internacional de primer orden.

En efecto, tras el fin de la Segunda Guerra mundial, el escenario de antagonismos resultante, con la Unión Soviética en el extremo oriental, apuntalado por el conflicto de Corea en 1950 y el del Medio Oriente perfilado ya, la alianza con el régimen que ocupaba el otro extremo europeo, el occidental, era de todo punto fundamental. La entrada en la OTAN de España fue siempre de altísima prioridad para el Departamento de Estado, tuviera el régimen que tuviera. Este y no otro era el dispositivo maestro para el diseño e instrumentación de la llamada transición democrática posterior. Escribe Vernon Walters en Misiones discretas (Planeta, Barcelona, 1981), según consigna Grimaldos:

«Una España hostil, dueña del estrecho de Gibraltar, podía dificultar en gran manera la presencia de la VI Flota de los Estados Unidos en el Mediterráneo y, por ende, el apoyo a Italia, Grecia, Turquía e Israel. Tanto si se quiere como si no, entonces al igual que hoy, la posición estratégica de España era crucial, más aún, indispensable para todo tipo de defensa de Europa y de Oriente Medio


http://peliyot.wordpress.com/2012/02/02/la-transicion-politica-espanola-una-estafa-monumental/

.
« última modificación: Septiembre 16, 2012, 20:30:28 pm por CdE »
Joan Queralt: "Me gustaría conocer la cantidad de empresas españolas de los últimos 25 años relacionadas con el crimen organizado. Nos llevaríamos una sorpresa."

Dimitris Christoulas: “Algún día los jóvenes cogerán las armas y colgarán a los traidores”

CdE

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 10178
  • -Recibidas: 23150
  • Mensajes: 2603
  • Nivel: 415
  • CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #2 en: Septiembre 16, 2012, 20:31:11 pm »
Citar
III

El Plan Marshall, la Operación Gladio, el Programa Democracia, la Transición democrática, el Rey Juan Carlos, el PSOE del Congreso de Suresnes y de Felipe González y el 23-F son todas ellas las piezas de una matriz estratégica diseñada desde el departamento de Estado norteamericano y desde la CIA, cuya disposición no responde a un plan maestro general pre-concebido y calculado, sino que aparecen más bien como derivaciones dialécticas cuya necesidad de operación e implementación se iba dando al compás del despliegue de acontecimientos políticos determinados.

La red u operación «Gladio» fue creada por la CIA en la década de los cincuenta con el propósito concreto de impedir que las opciones de izquierda real (léanse comunistas) llegaran al poder político en los países de Europa Occidental. Se trata de una organización evidentemente clandestina vinculada, evidentemente también, a la OTAN.

La estrategia operada por Gladio consistía en el apoyo de todo tipo (financiero, logístico, de encubrimiento) a grupos de extrema derecha con la finalidad estratégica de introducir deliberadamente en los escenarios políticos nacionales europeos dispositivos de tensión terrorista y de guerra sucia a través de cuyo control e instrumentalización calculada fuera posible el condicionamiento y direccionamiento de los procesos políticos en su conjunto.

Dice Grimaldos: «los crímenes del Batallón Vasco Español y después de los GAL, la matanza de Atocha y el golpe de Estado del 23-F, entre otros acontecimientos, tienen algún tipo de relación con ‘Gladio’. El descubrimiento de esta red desvela la identidad de varios de los oscuros instigadores de los llamados ‘años de plomo’ en Italia, de muchos asesinatos, masacres, cuartelazos y golpes de Estado en la Europa de la Guerra Fría.»

Además de España, fueron también Italia, Bélgica o Grecia los lugares donde Gladio se hizo presente. Según consigna Grimaldos, el Tribunal Civil y Penal de Venecia hizo pública en octubre del 91 la sentencia contra dos jefes del servicio secreto italiano en la que se declaraba que «la organización Gladio tuvo su origen en 1956 en un acuerdo entre el servicio militar italiano (SIFAR) y el estadounidense (CIA)», y luego apunta Grimaldos que

«a partir de ese momento los servicios de inteligencia de ambos países se coordinan para emprender operaciones subversivas contra la estabilidad democrática, a fin de que el proyecto comunista italiano jamás llegue a ganar unas elecciones generales. Con ese fin, crean una banda armada respaldada clandestinamente por algunas instancias estatales, al margen de cualquier control de los poderes judicial y legislativo…» (págs. 86.)

El 7 de noviembre de 1988 Giulio Andreotti admitió por fin ante el parlamento italiano que Gladio estuvo siempre apoyada financiera y políticamente por los gobiernos norteamericano, italiano, español, británico y francés.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) fue siempre otro cantar: desde antes de 1936, nos dice Grimaldos en su libro, el PNV mantenía contactos estrechos primero con Gran Bretaña y luego con la OSS norteamericana, antecedente de la CIA, con quien a la postre terminaría por mantener el contacto.

«Durante la Guerra Civil, los nacionalistas [vascos] intentan conseguir una paz por separado con Franco para Euskadi. Juan Ajuriaguerra, presidente del Bizkaia Buru Batzar del PNV, negocia a espaldas de Aguirre, contando con el soporte ‘logístico’ de los ‘servicios’. Se intenta llegar a un acuerdo con los fascistas italianos, buscando la intervención del vaticano…»

«‘Hubo episodios que todavía no se han contado a fondo [dice Xabier Arzalluz en sus memorias según lo cita en su libro Grimaldos, I. C.]. Porque la gente sabía que existía ETA y que existía el PNV, pero no sabía –y muchos siguen sin saberlo– que había también una línea distinta, que nosotros llamábamos ‘Los Servicios’, los Servicios Vascos, que era una red que funcionaba en la más absoluta clandestinidad.» (págs. 40-41)

Esta red de inteligencia del partido racista PNV termina por ser incorporada a los intereses norteamericanos por vía de la CIA:

«Los servicios vascos cumplen con mucha eficacia los encargos de los norteamericanos. La mayor parte de ellos están relacionados con el seguimiento de los comunistas españoles, en el exterior y el interior. Sólo el PCE y los vascos disponen de redes seguras para pasar clandestinamente la frontera.»

Un personaje interesante en este sentido es José Antonio Aguirre, antiguo lehendakari vasco que para 1942 era profesor en la Universidad de Columbia con solventes afinidades con el Departamento de Estado. Según Grimaldos, Aguirre propuso en su momento a los norteamericanos la constitución de una Confederación Ibérica, compuesta por España, Portugal, Euskadi, Cataluña y Galicia, además de las colonias africanas, alineados todos a la órbita norteamericana.

«Y defiende para Latinoamérica un ‘panamericanismo democrático’, de acuerdo con las consignas de la OSS. Bien preparado para su misión por los servicios de inteligencia norteamericanos, en 1942 realiza dos viajes por Latinoamérica en los que se entrevista con los presidentes de México, Perú, Chile, Colombia y Cuba y con dirigentes de otros países de la zona. José Antonio Aguirre va creando las bases de lo que luego será la democracia cristiana europea al final dela Segunda Guerra Mundial.» (pág. 44.)

Todo esto por cuanto al control e instrumentalización de la variable «extrema derecha» dentro de la ecuación ideológico-política europea.

El 19 de diciembre de 1973, el en esos momentos presidente del Gobierno Luis Carrero Blanco tiene una conversación de seis horas con Henry Kissinger. Horas después, el 20 de diciembre, el automóvil de Carrero y Carrero mismo volaban por los aires en el ya célebre atentado que hubo de perpetrar ETA contra la segunda cabeza del régimen. El mismo 20 de diciembre, Kissinger reporta a Nixon, en memorandum secreto, que:

«La muerte del presidente Carrero Blanco esta mañana elimina la mitad de la doble sucesión que Franco había organizado para sustituirle. Carrero iba a continuar como jefe de Gobierno y el príncipe Juan Carlos, que había sido designado heredero en 1969, iba a convertirse en jefe del Estado después de la muerte o incapacidad de Franco… [...] Si el incidente de hoy diera como resultado una actividad terrorista generalizada, Franco podría inclinarse por mirar hacia los militares en busca del siguiente Primer Ministro. En estas circunstancias, el general Díez Alegría, el actual jefe del Estado Mayor, sería un candidato posible. Él es el favorito entre los militares y cuenta además con una apariencia paneuropea. No obstante, también tiene fama de ser partidario de una apertura gradual hacia una sociedad más libre después de la partida de Franco, un factor que le convierte en demasiado moderado a los ojos de Franco.» (pág. 119.)

Carrero Blanco se opuso siempre a la entrada de España en la OTAN, y durante la guerra del Yom Kippur o del Ramadán, en 1973, se opuso también a que los norteamericanos utilizasen las bases españolas para apoyar a Israel. Se trataba de alguien que era incómodo para todos en más de un sentido.

Pero ni la muerte de Carrero ni la posterior muerte de Franco estaban llamadas a abrir las puertas de la libertad para que el pueblo español pudiera por fin autodeterminarse espontánea y democráticamente, lo que no significa que hayan dejado de ser eventos de significación fundamental para la detonación de dispositivos de operación de inteligencia tanto fuera como dentro de España.

Mientras la extrema derecha se apuntalaba y financiaba clandestinamente como variable política controlada, en abril del 74 la llamada Revolución de los Claveles en Portugal derriba el régimen militar al tiempo que en Grecia caía también la dictadura militar. Franco estaba ya en estado de debilidad alarmante. Para agosto de ese año, Vernon Walters, a la sazón director adjunto de la CIA, visitaba Portugal para tomar el pulso de las cosas. Ni el Departamento de Estado ni la CIA iban a permitir que los procesos de «liberalización y democratización» en ciernes (en Portugal, España y Grecia; modelos por otro lado de transición democrática, según los soporíferos transitólogos) se salieran de los estrictos límites establecidos por Estados Unidos.

Pocos días después de la llegada de Walters a Portugal tiene lugar la «marcha de la mayoría silenciosa» del general Spínola y el fallido contragolpe encabezado por él mismo en septiembre. Eran intentos de puesta en marcha de la variada gama de alternativas de desestabilización o de cambio de régimen por parte de la CIA:

«Algunos de los sucesos que se empiezan a producir en Lisboa para desestabilizar al Gobierno de la Revolución son repetición de acontecimientos ya conocidos: en Brasil, diez años antes, Walters ocupaba el cargo de agregado militar de la embajada de Estados Unidos en Río de Janeiro, y su papel fue clave para ayudar a que se fraguara el golpe de Estado contra el régimen constitucional encabezado por el presidente Goulart. Entre las operaciones más eficaces destinadas a provocar el levantamiento militar, destacaron las grandes marchas callejeras realizadas contra el Gobierno, muy parecidas a la de Spínola en Portugal.» (pág. 130.)


Con el fracaso de la vía Spínola, la CIA envía a Lisboa como embajador a uno de sus hombres fuertes, Frank Carlucci; la tarea era cerrar la pinza de la «transición democrática» portuguesa cortando de tajo las opciones de izquierda radical. Para ello, según nos dice Grimaldos, se construyó la «opción Soares», uno de los hombres controlados por Estados Unidos (pág. 130). A fines de 1975 la operación se cierra y la CIA consigue provocar la caída del gobierno izquierdista de Vasco Goncalves y asciende al poder el señor Mario Soares como la alternativa socialdemócrata que con el paso de los años habría de convertirse en la fastidiosa «izquierda moderna» –con Felipe González, Ricardo Lagos o Rodríguez Zapatero como miembros distinguidos del grupo– defendida por la izquierda oportunista de aquí y de allá (como en México).


Era el turno en todo caso, por cuanto a España, de Isidoro.

Seis meses después de la Revolución de los Claveles portuguesa, el 14 de octubre de 1974 tiene lugar el también célebre congreso de Suresnes, muy cerca de París, convocado como XIII Congreso del Partido Socialista Obrero Español y financiado con fondos provenientes del Partido Socialdemócrata alemán de Willy Brandt.

Con pasaportes proporcionados por el Servicio Central de Presidencia del Gobierno, creado en su momento por el mismísimo Carrero Blanco, Felipe González y Cía (¿CIA?) participan en dicho congreso para poner en práctica un doble desplazamiento político: el de la vieja guardia encabezada por Rodolfo Llopis, por un lado, y el del sindicalista vasco Nicolás Redondo, quien se perfilaba con más fuerza como nuevo secretario general, por el otro.

Una vez encumbrado en la dirigencia del PSOE, Felipe González y Alfonso Guerra tendrían contactos con miembros relevantes del SECED, Andrés Cassinello y José Faura:

«Entre 1964 y 1975 estuve precisamente en la información del mundo universitario, muy estrechamente relacionado con la política entonces clandestina. Y lo que viví fue que, a partir de cierto momento, la dictadura propició el resurgir del PSOE, para ahogar al PCE [declara el comisario Manuel Ballesteros a Pilar Urbano, citados por Grimaldos, I. C.]. A los socialistas no se les detenía, a los comunistas, sí.» (pág. 142.)

En ese congreso habría de borrarse de los estatutos del PSOE la palabra marxismo, allanando así el terreno para que pudiera avanzarse por nuevos derroteros, que eran los dibujados con precisión por Estados Unidos. Justo de la Cueva, proveniente del sector histórico del PSOE, deja desalentado la militancia en ese momento y declara que «el PSOE va donde diga la CIA a través de Willy Brandt. Hasta en el propio Bundestag alemán se acaba de denunciar que la Fundación Friedrich Ebert del SPD recibe dinero directamente de la CIA» (págs. 152-153).

Después, ya en el gobierno, González y su socialismo blando y neoliberal reconstruirían su mausoleo ideológico rescatando las figuras, primero, del ilustrado Carlos III, para poner así entre paréntesis el pasado marxista (fue en su gobierno que se crea la Universidad Carlos III), y, segundo y tercero, rescatando las figuras de la poeta metafísica María Zambrano y la de Fernando Savater como intelectual orgánico de la democracia de ciudadanos modernos españoles.

Historia conocida, en toco caso, la del flujo de recursos de la CIA a través de fundaciones y organizaciones de la sociedad civil, con los casos paradigmáticos de las alemanas. Dice Grimaldos:

«El ex agente de la CIA Philip Agee declara a la revista Zona Cero, en marzo de 1987: ‘Dentro del Programa Democracia, elaborado por la Agencia, se cuida con especial atención a las fundaciones de los partidos políticos alemanes, principalmente a la Friedrich Ebert Stiftung, del Partido Socialdemócrata, y la Konrad Adenauer Stiftung, de los democristianos. Estas fundaciones habían sido establecidas por los partidos alemanes en los años cincuenta y se utilizaron para canalizar el dinero de la CIA hacia esas organizaciones, como parte de las operaciones de ‘construcción de la democracia’, tras la Segunda Guerra Mundial. Después, en los sesenta, las fundaciones alemanas empezaron a apoyar a los partidos hermanos y a otras organizaciones en el exterior y crearon nuevos canales para el dinero dela CIA. Hacia 1980, las fundaciones alemanas tienen programas en funcionamiento en unos sesenta países y están gastando cerca de 150 millones de dólares. Operan en un secreto casi total… Las operaciones de la Friedrich Ebert Stiftung (Fundación), del SPD, fascina a los norteamericanos, especialmente sus programas de formación y las subvenciones que hicieron llegar a los socialdemócratas de Grecia, España y Portugal, poco antes de que cayeran las dictaduras en esos países e inmediatamente después… En Portugal, por ejemplo, cuando el régimen de Salazar, que había durado cincuenta años, fue derrocado en 1974, el Partido Socialista completo apenas habría bastado para una partida de póker y se localizaba en París, sin seguidores en Portugal. Pero con más de 10 millones de dólares de la Ebert Stiftung, y algunas otras remesas de la CIA, el Partido Socialista Portugués creció rápidamente y en poco tiempo se convirtió en el partido gobernante.» (pág. 150.)

Y es que algo similar sucedía con el PSOE, toda vez que la resistencia política durante la guerra había corrido por cuenta de los comunistas. En algún sentido, Mario Soares y Felipe González son productos diseñados bajo un mismo patrón:

«Durante los últimos años del franquismo, el PSOE es poco más que una sigla. El mayor peso de la resistencia contra el régimen lo han llevado los comunistas. En definitiva, lo que se produce en 1974 es una refundación del partido creado por Pablo Iglesias, con el modelo portugués como telón de fondo. En el país vecino [Portugal] no existía ni siquiera un partido socialista histórico y hubo que inventar uno. Su primer secretario general, Mário Soares, tenía contacto con la CIA desde los años sesenta. «Exiliado, en 1973 recibiría ayuda para fundar bajo el patrocinio del Gobierno de Bonn un ‘partido socialista portugués’», escribe Joan Garcés en su excelente libro Soberanos e intervenidos. ‘Derrocada la dictadura en 1974 por el MFA (Movimento das Forcas Armadas), Soares regresaba a Portugal, donde pronto pediría y recibiría ayuda clandestina directa del Gobierno de Estados Unidos y sus aliados europeos (RFA, Reino Unido y Francia), e indirecta a través de empresas y fundaciones alemanas y de otros países’.» (pág. 144.)

Ante el desafío ideológico soviético, la CIA y Estados Unidos construirían barricadas ideológicas a lo largo y ancho de Europa occidental, penetrando con recursos en organizaciones «democráticas» y de la «sociedad civil» –cantera amorfa y genérica de tantos tontos útiles– en el exterior: gobiernos, partidos políticos, medios de información, universidades, sindicatos, cooperativas, cámaras de comercio e industria, iglesias, organizaciones de mujeres, y un largo etcétera. Muchas de esas barricadas siguen existiendo y operando hoy en día. En México, por ejemplo, tanto la Konrad Adenauer como la Friedrich Ebert se mueven con solvencia en los círculos académicos y políticos financiando y patrocinando eventos sobre globalización, derechos humanos, democracia y, claro, sobre la izquierda moderna.

El guión de la transición a la democracia de España se termina de pulir en todo caso en 1974: la radicalización del proceso portugués que obligó a activar la «opción Mario Soares» coincidía en España con los primeros pasos de la Junta Democrática, constituida por iniciativa de Antonio García Trevijano y respaldada por el PCE. Felipe González pone todas las baterías dirigidas a hundir este proyecto político que entre otras cosas propugnaba por la formación de un Gobierno provisional y la celebración de una consulta para elegir la forma de Estado: Monarquía o República. Nada de esto estaba contemplado en el libreto del Departamento de Estado. Lo que sigue son las palabras de García Trevijano recogidas por Grimaldos y que transcribimos con extensión por su interés:

«Cuando se produce la hegemonía del Partido Comunista Portugués en el proceso político que se vive en el país vecino, el secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, se alarma aún más y viaja a Alemania para entrevistarse primero con el canciller Helmut Schmidt, y después con Willy Brandt, que continúa teniendo una enorme influencia en la Internacional Socialista. Les insiste en que apoyen decididamente al PSOE… [...] Por eso Felipe González no entra en la Junta, porque se siente respaldado por una potencia superior, por los alemanes y los norteamericanos. Una vez que está seguro de ese apoyo, se traslada a Madrid, donde tiene una entrevista con el Rey y con altos mandos del Ejército, y ahí establecen la estrategia de que hay que ir gradualmente hacia las libertades en España para evitar una radicalización de la situación. Felipe González es el más interesado en mantener a los comunistas en la ilegalidad. A mí me advierte de esta operación nada menos que Claude Chaisson, que luego sería ministro de Exteriores con Mitterand y entonces era comisario en Bruselas del Mercado Común. Teníamos mucha amistad. Él era miembro del Partido Socialista Francés y estaba bien informado de todo esto. Ahí fue cuando cedimos y constituimos la Platajunta, a sabiendas de que se estaba haciendo para que entrara en ella el PSOE, que sería el traidor. Pero más traidor sería si estaba fuera. Y me di cuenta de que Santiago Carrillo, que era muy listo para olfatear por dónde venían los aires políticos, quería seguir completamente la política del PSOE.» (págs. 153-154.)

El resto de la historia es bastante conocido: triunfo electoral de González en 1982 y entrada del neoliberalismo en España de la mano del PSOE no marxista y liberal. Pero un poco antes, cuando todavía no llegaban al gobierno los socialistas modernos de la CIA y Willy Brandt, España entraba en la OTAN, y lo hacía, de hecho, con el voto en contra del PSOE (su posición cambia pocos meses después, montado ya en el gobierno). Y es que el 23 de febrero de 1981, tuvo lugar también un suceso singularísimo, aunque tampoco en modo alguno aislado de la trama geopolítica y de inteligencia internacional: el intento de Golpe de Estado de Tejero (el 23-F). ¿Un último apretón de tuercas para dejar lista la maquinaria política real del Estado para que pase a ser administrado por la izquierda moderna?

Veamos.

Ronald E. Estes era un joven de veintiséis años en 1957, año en que ingresa en la Agencia para incorporarse durante los cinco siguientes a un programa muy especial de entrenamiento, vinculado siempre con el área mediterránea europea. Chipre primero, en una fase inicial de preparación como especialista en comunicaciones.

Luego, en 1965, Checoslovaquia, donde las tareas y responsabilidades, encubiertas bajo el manto de la agregaduría comercial y económica, suben de tono, teniendo a su cargo la organización y realización de espionaje encaminado a desestabilizar al régimen comunista en los años previos a la Primavera de Praga.

El paso siguiente: Líbano a fines de los sesenta. Desde la estación de la CIA de Beirut, Estes apoya y financia a las milicias de ultraderecha dela Falange Libanesa con el propósito de debilitar y dividir al Movimiento de Liberación Palestino. En el 74 aterriza en Grecia, donde opera para lograr el derrumbe de la dictadura de los coroneles.

Su expediente es nutrido y consistente, con la solvencia necesaria para el destino próximo: España. En julio de 1979, Ronald E. Estes es acreditado como primer secretario de la embajada norteamericana en Madrid. El embajador es Terence Todman, otro experto en apoyar a dictaduras militares: cuando James Carter lo nombra Secretario de Estado para Asuntos Interamericanos, Todman no tuvo empacho en alabar las dictaduras de Videla en Argentina y de Pinochet en Chile. Está en Madrid desde 1978.

La zona mediterránea, y fundamentalmente su extremo oriental, fue desde fines de la Segunda Guerra Mundial de importancia estratégica para Estados Unidos. El Plan Pincher fue diseñado en 1947 para garantizar el control de las áreas fundamentales de abastecimiento de petróleo y de comunicaciones en Oriente Medio; sería ese Plan también la hoja de ruta para hacer de esa conflictiva área el pivote geopolítico norteamericano contra la Unión Soviética. La alineación de los regímenes mediterráneo occidentales, como Italia y España, encabezaban la lista de prioridades.

La caída del régimen del Sha iraní en 1979 y su sustitución por el régimen islámico de Jomeini modifica por entero las coordenadas de control. Los norteamericanos refuerzan militarmente a las monarquías del golfo y a Irak, y establecen alianzas estratégicas con Kenia, Somalia y Pakistán. Amplía también Estados Unidos la ayuda militar a Egipto, Sudán, Túnez y Marruecos. Desde Turquía hasta las Azores abarcaba y abarca la franja mediterránea de seguridad militar y de comunicaciones de la paz Atlántica. España no podía seguir al margen de la OTAN. En ese año, 1979, Carter pierde las elecciones y llega Ronald Reagan al poder del imperio. Daba inicio la línea dura en Centroamérica contra los regímenes revolucionarios de los sandinistas y del Farabundo Martí.

Con antecedentes de inestabilidad política permanente, con dos golpes de Estado en veinte años, uno en 1960 y otro en 1971, Turquía figuraba como uno de los frentes clave para la contención del comunismo soviético. El 12 de septiembre de 1980 tiene lugar un golpe de Estado más con el que el gobierno constitucional de Demirel es reemplazado por una junta de las Fuerzas Armadas. El golpe es anunciado por la propia Administración norteamericana.

Y es que para la década de 1980, en los albores de la era Reagan, la franja mediterránea presentaba un escenario en extremo problemático: golpe militar en Turquía, en septiembre del 80; en enero del 81 se pone en marcha un programa de rearme de Marruecos… y el golpe de Estado del 23-F de 1981 en España, que a su vez se consideraba susceptible de tener repercusiones en Portugal e Italia. Estados Unidos tuvo que apretar las tuercas en España para que ingresara a la Alianza Atlántica. Adolfo Suárez, en su intransigencia anti-americana, no podía seguir al frente del gobierno, su papel en el guión era sólo de pivote de la transición. Pero nada más.

Juan Alberto Perote, quien fuera destinado al CESID tras los sucesos del 23-F en sustitución de José Luis Cortina –responsable de la coordinación y dirección de los militares en el golpe– declara sobre la dimisión de Suárez en sus Confesiones lo siguiente, según lo consigna Grimaldos en su libro:

«‘Joaquín Garrigues Walker, estrechamente relacionado con el gobierno de UCD, sostenía que el presidente Suárez había tomado su decisión de dimitir tras acudir al Palacio de la Zarzuela, donde el Rey le recibió en compañía de dos generales. En un momento determinado, Don Juan Carlos se ausentó y los dos militares pusieron sus pistolas sobre la mesa exigiéndole su dimisión.’» (págs. 190-191.)

Y luego añade Grimaldos que «la CIA conoce muy bien el ambiente que impera en los cuarteles, tiene información precisa de las conspiraciones que están en marcha. Puede contribuir decisivamente al éxito del golpe que la operación se desarrolle con la participación del rey y en nombre de la Constitución y la democracia. Turquía es el ejemplo a imitar. Con un Gobierno militar fuerte en cada extremo del Mediterráneo, Reagan podrá dormir tranquilo en su nueva residencia de Washington.» (pág. 191.)

El golpe de Turquía serviría pues de modelo para el del 23-F de Milans y Tejero. Según su información, la CIA había estado detrás del golpe turco y la figura de Suárez no les era grata: sus viajes a Argelia y Cuba eran signos de desviación tercermundista intolerable.

El coronel Federico Quintero Morente estaba destinado en la embajada de España en Turquía como agregado militar en el momento en que tuvo lugar el golpe de estado del 12 de septiembre del 80. A él se le atribuye el informe sobre «el golpe de Estado a la turca» que se distribuye luego entre mandos militares españoles.

Pocos días antes del asalto de Tejero al Congreso de los Diputados, José Luís Cortina, acusado de coordinar los movimientos militares del golpe en su conjunto, se entrevista con el embajador Terence Todman y con el nuncio del Vaticano, monseñor Antonio Innocenti. El golpe de Estado contaba ya con el aval de uno y otro.

Cuatro días antes del 23-F, la 16ª Fuerza Aérea de Estados Unidos, previo aviso de la oficina de la CIA en Madrid, activa sus dispositivos generales. A primera hora del día 23,


«el Strategic Air Command, sistema de control aéreo norteamericano, a través de la estación central de Torrejón de Ardoz, anula el Control de Emisiones Radioeléctricas español (CONEMRAD) y se mantiene a la espera de los acontecimientos. Sus pilotos permanecen en alerta y las tropas norteamericanas de Torrejón, Rota, Morón y Zaragoza, preparadas para cualquier emergencia. Frente a las costas de Valencia permanece un contingente significativo dela VI Flota, en misión de ‘vigilancia mediterránea’. Las razones de esas maniobras no serán explicadas nunca. Estes y Todman esperan ir recibiendo las órdenes de sus superiores según se vayan desarrollando los acontecimientos. Sus contactos con la Casa Blanca y el Pentágono se simultanean.» (pág. 193.)

Estados Unidos estaba al tanto de todo. Aunque España ya estaba en la OTAN, había que sacudir el escenario y Suárez tenía en definitiva que irse. El día del golpe habría de ser votada la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo como sucesor de Suárez al mando del gobierno. La sesión del 23-F tuvo otro destino, como bien es sabido.

Y como bien es sabido también el golpe fracasó, teniendo como final la intervención televisada del Rey en la madrugada del 24 de febrero. Restablecido el orden constitucional, España entró en la OTAN durante el breve gobierno de Calvo-Sotelo. El ya ex presidente Adolfo Suárez viajó privadamente a Estados Unidos y Panamá en las 48 horas siguientes.


Durante el gobierno de Felipe González, Javier Solana, del grupo cercano a Isidoro, fungiría como secretario general de la OTAN de 1995 a 1999, año en el que deja su cargo para convertirse en el responsable de la Política Exterior y de Seguridad Común europea.

La Transición, a estas alturas, podría darse por concluida y comenzaría su larga marcha de «caso de estudio» en las aulas europeas, americanas e hispanoamericanas de ciencia política como el modelo a seguir.




http://peliyot.wordpress.com/2012/02/02/la-transicion-politica-espanola-una-estafa-monumental/



.
« última modificación: Septiembre 16, 2012, 21:23:06 pm por CdE »
Joan Queralt: "Me gustaría conocer la cantidad de empresas españolas de los últimos 25 años relacionadas con el crimen organizado. Nos llevaríamos una sorpresa."

Dimitris Christoulas: “Algún día los jóvenes cogerán las armas y colgarán a los traidores”

CdE

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 10178
  • -Recibidas: 23150
  • Mensajes: 2603
  • Nivel: 415
  • CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #3 en: Septiembre 16, 2012, 21:23:51 pm »
Citar
Final

Los capítulos finales del libro de Grimaldos están dedicados al análisis de la Comisión Trilateral y de la pertenencia de la plutocracia mundial, incluida la española, en ella, además de las relaciones entre la CIA, la ETA, el Mossad o los centros de estudios estratégicos vinculados a redes de inteligencia internacional, como el Instituto Elcano.

El capítulo 12 está dedicado a analizar el extraño caso de un síndrome tóxico detonado en España al mes de haber tenido lugar el intento del golpe del 23-F y que recuerda los casos típicos de epidemia o pandemia que tanta euforia provocó alrededor de México en meses pasados.

[…]… el mito de la transición democrática española no deja de ser tenido por todos como un proceso luminoso y exitoso, «un caso de éxito», como les encanta decir a los tecnócratas que hablan de política como si estuvieran hablando de negocios.

Pero, bien por ignorancia, bien por comodidad gremial, no dejan de imprimirse páginas de libros y de artículos de opinión desde el que la legión de “transitólogos” y politólogos políticamente correctos siguen en su afán de mirar la dinámica política mexicana desde las categorías de la transición democrática; bien sea que se hable de López Obrador, bien sea que se hable de la inseguridad, bien sea que se hable de la corrupción endémica del Estado, sigue manteniéndose una línea de interpretación equivocada consistente en hacer hipóstasis de un supuesto estrato sublime y superior de existencia política al que llaman Democracia y hacia el que estamos acercándonos o alejándonos según el grado de racionalidad o de irracionalidad con el que «actores» políticos y sociales diseñen «entramados institucionales».

Pero, según lo que hemos querido destacar en el libro de Grimaldos, toda dialéctica política efectiva, en cualquier Estado, se despliega siempre según mecanismos de operación y según directrices históricas y estratégicas de configuración internacional que muy poco, si no es que nada, tienen que ver con eso que siguen llamando aureolarmente Democracia.

La cuestión es saber entonces a qué obedece el hecho de que esta idea haya sido transformada en una de las ideologías más poderosas, aunque difusas, del siglo XX.

«Si la democracia sigue funcionando es porque el consenso permanece [; pero] no es que la mayoría haya logrado el consenso sino que son motivos enraizados en compromisos previos (económicos, culturales, de coyuntura, incluyendo la militar) los que hacen que la democracia funcione. Por ello, la sociedad democrática es estable, pero no por virtud del procedimiento técnico de la consulta electoral, sino sobre todo por otros motivos [...] Cuando los motivos cesan, también la democracia.» (Gustavo Bueno, Primer ensayo sobre las categorías de las ciencias políticas)

___________

¿Cómo se le queda a uno el cuerpo… después de todo esto…?

Para rematar, se enlaza (no se puede insertar), el Debate nº 48 del Canal de televisión «Plaza de Armas» de México, del 30 de julio de 2010, titulado El mito de la transición democrática española, en el que, junto a otros, Ismael Carvallo abunda sobre este mismo asunto.

En todo caso, lo que con esto se quiere poner sobre la mesa es la hipótesis siguiente: lejos de ser un éxito luminoso, la así llamada transición española del 78 tiene que ser vista como uno de los más catastróficos fracasos políticos de la historia reciente europea, lo que implica entonces también que tiene que ser del mismo modo vista como una de las más escandalosas estafas ideológicas y políticas de hoy.


http://peliyot.wordpress.com/2012/02/02/la-transicion-politica-espanola-una-estafa-monumental/

.
« última modificación: Septiembre 16, 2012, 21:27:39 pm por CdE »
Joan Queralt: "Me gustaría conocer la cantidad de empresas españolas de los últimos 25 años relacionadas con el crimen organizado. Nos llevaríamos una sorpresa."

Dimitris Christoulas: “Algún día los jóvenes cogerán las armas y colgarán a los traidores”

Xoshe

  • Estructuralista
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3326
  • -Recibidas: 17371
  • Mensajes: 1868
  • Nivel: 304
  • Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #4 en: Septiembre 16, 2012, 21:44:17 pm »
Paranoia pura y dura. Faltan datos. No los hay ni concluyentes ni de los otros. Que los jefes de la CIA en España fuesen experimentados y duchos en Guerra Fria era obligado en 1971. Que querían una España en la OTAN también. Que apoyaron a la socialdemocracia española via la socialdemocracia alemana es sabido. Pero de ahí a que se deduzca de eso la eliminación de Areilza me parece una locura. Y todo lo demás. En fin, sois muy dueños de engañaros a vosotros mismos. Pero lo clave fue que cuando se disparó la especulación inmobiliaria al PSOE le pareció muy bien. Y cuando "privatizaron" Rumasa se quedaron con todo, otro tanto. Aunque la Transición hubiese traido la III República no creo que el PSOE hubiese sido distinto. Lo tomaron al asalto unos progres de los 70 y echaron a los viejecitos de la antigua generación que estaban ya para sopitas. Con CIA o sin ella. Y seguro que con III República igual. Porque lo que no íbamos a ser era una República Popular traida por una Huelga General.

CdE

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 10178
  • -Recibidas: 23150
  • Mensajes: 2603
  • Nivel: 415
  • CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.CdE Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #5 en: Septiembre 16, 2012, 22:10:14 pm »
Paranoia pura y dura. Faltan datos. No los hay ni concluyentes ni de los otros.
....

1º ¿Qué datos faltan?

2º ¿Cuáles no son concluyentes?

3º ¿Cuáles no son de "los otros"?

4º No se pueden refutar los datos de un libro publicado así como así. O se dispone de información y se saca, o patinamos sobre aceite


« última modificación: Septiembre 16, 2012, 22:13:02 pm por CdE »
Joan Queralt: "Me gustaría conocer la cantidad de empresas españolas de los últimos 25 años relacionadas con el crimen organizado. Nos llevaríamos una sorpresa."

Dimitris Christoulas: “Algún día los jóvenes cogerán las armas y colgarán a los traidores”

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #6 en: Septiembre 19, 2012, 17:42:54 pm »
http://www.diagonalperiodico.net/Como-han-sido-los-procesos.html

Citar
De la Revolución Gloriosa al pacto de la Transición
Cómo han sido los procesos constituyentes en España


Una Constitución sin un proceso de toma de palabra popular no es nada. Esa es la conclusión del autor después de repasar las diferencias entre los procesos de 1869, 1931 y 1978.


Caricatura aparecida en la revista ’La Flaca’ acerca de los distintos periodos del llamado Sexenio Democrático. Fuente: Wikimedia Commons.

Desde la promulgación del Estatuto de Bayona de 1809 y la Constitución de Cádiz de 1812 son varias las cartas magnas que se han promulgado en el Estado español. Algunas no llegaban ni a constitución, como el Estatuto Real de 1834 que era una Carta Otorgada. Otras no llegaron ni a nacer, caso de la conocida como Constitución Non Nata de 1856.

Pero de todas las constituciones, las que más nos interesa para un análisis pormenorizado de su proceso, por su carácter revolucionario o con características peculiares, destacaríamos la de 1869, producto de la Revolución Gloriosa que dio paso al Sexenio Revolucionario; la de 1931, producto de la Segunda República española, y la de 1978, que es la vigente. Vamos a poder comprobar cómo los procesos que generan la de 1869 y la de 1931 son muy distintos a la que genera la de 1978. Esto sirve para dar una lectura a lo que en la actualidad está sucediendo. En 1868 la situación del país había llegado a un punto insostenible. La inestabilidad de los distintos gobiernos del reinado de Isabel II y las aventuras coloniales convertidas en estruendosos fracasos (como la Guerra de África y la paz de Wad Ras) pasan factura a la monarquía. Las fuerzas de la oposición al régimen isabelino (liberales, demócratas y republicanos) se unen en el Pacto Ostende, que logra en septiembre de 1868 expulsar del país a Isabel II. Tras la búsqueda rápida de un nuevo rey, que recae en la figura de Amadeo de Saboya, se promueve la elaboración de una nueva constitución que supera a la de 1845.

La Constitución de 1869 era la más avanzada a su época. Se establecía el sufragio universal masculino. Se aprobaban leyes de asociación de carácter democrático que llegaban a España muchos años después de las mismas conquistas en Europa tras la Primavera de los pueblos de 1848. La Revolución de 1868 trae consigo un fuerte sentimiento de debate y de organización. Las fuerzas republicanas, divididas en diversas facciones, van creciendo en influencia. Se produce también la fundación del movimiento obrero organizado en la Federación Regional Española.

No estamos solo ante una constitución, sino un cambio de tendencia en la política española. A la abdicación de Amadeo I como rey de España, le sucede la proclamación de la República en febrero de 1873. La nueva forma de régimen, que parte en una posición de debilidad, intenta promulgar una nueva constitución de carácter federal que es frenada por los sectores más reaccionarios de la sociedad española. Las guerras carlistas y la represión contra el movimiento cantonal sirven como excusa para el golpe de Estado de Pavía en enero de 1874 y el pronunciamiento en Sagunto por Arsenio Martínez Campos, que devuelve el poder a la Casa Borbón en la persona de Alfonso XII. Si el movimiento revolucionario había venido con motivo de un diverso movimiento popular, el retorno de la monarquía se produce a través de un golpe de Estado y de la fuerza de la armas. Se ponía así fin a la primera experiencia democrática española. En parte un proceso semirupturista, pues la simbología no llegó a cambiar (no dio tiempo a ello) y determinados sectores reaccionarios siguieron manteniendo influencia en la órbita de poder.

Habría que esperar muchos años para ver un proceso similar. La Constitución que se promulga en 1876, y que da paso al régimen de la Restauración, da su carpetazo final con la proclamación de la Segunda República en 1931. El advenimiento republicano viene precedido por un movimiento popular alrededor del mismo. Durante toda la dictadura de Primo de Rivera (último intento de la dinastía borbónica de salvaguardar los muebles ), republicanos y anarquistas, de forma mayoritaria, se lanzan a una oposición frontal contra la dictadura y la monarquía. El proceso que se inicia en enero de 1930 con la dimisión de Miguel Primo de Rivera es mucho más profundo que una mera unión de republicanos, como siempre se ha querido presentar. El movimiento obrero libertario participa de lleno en un proceso destituyente de la monarquía. La unificación de fuerzas populares a través de huelgas, de movilización social, de contacto con los sectores más progresistas del Ejército, etc., posibilitan que las elecciones municipales de abril de 1931 se conviertan en plebiscitarias. La victoria en las principales capitales de provincia de los republicanos, como reflejo de esa oposición a la monarquía, viene motivada por todo lo anterior y no por el Pacto de San Sebastián solamente. De hecho, las fuerzas firmantes del Pacto de San Sebastián no se planteaban la proclamación de la República una vez conseguido el éxito electoral. Es el pueblo, la voluntad popular, la que proclama la República aquel 14 de abril de 1931 y hace que el gobierno provisional de ese Pacto de San Sebastián tome el poder.

A partir de entonces ese gobierno se ve obligado a legislar a favor de ese pueblo que le ha aupado al poder. Unas veces acertó (como en los avances educativos) y otras fracasó estrepitosamente (como en la reforma agraria). Aquí está la raíz de la oposición anarquista a las medidas republicanas. Las elecciones posteriores a la proclamación de la República son constituyentes y esa Constitución de 1931 es producto de todo el movimiento revolucionario generado. La ruptura con el pasado es total. Se cambia los símbolos, las estructuras políticas, los modos de funcionamiento, etc. Dejando a un lado los problemas estructurales de la República, las fuerzas reaccionarias vuelven a poner fin a la experiencia con un golpe de Estado y una cruenta guerra de exterminio contra sus enemigos. Una Guerra mantenida por una parte del Ejército, la derecha política, el clero y los sectores conservadores y pudientes de la sociedad.

Viendo estos dos antecedentes, tanto el de 1868 como el de 1931, cabe preguntarse si tiene semejanza con el proceso que se inicia en España tras la muerte del Franco y desemboca en la Constitución de 1978. La respuesta es no. Mientras las dos anteriores constituciones proceden de momentos de ruptura revolucionaria, donde las fuerzas emergentes y alternativas son las que llevan la iniciativa, en 1978 en España se produce un pacto tácito entre las fuerzas franquistas y un sector de las fuerzas oposición al franquismo. El pacto significó el continuismo del régimen franquista.

La ilegitimidad del régimen franquista, impuesto tras un golpe de Estado y una guerra, adoptaba una posición de “legitimidad” con la Constitución de 1978. No se produce ninguna ruptura con el pasado. La Carta Magna ratifica como Jefe de Estado a aquel que había designado Franco para sucederle. La ruptura con el franquismo queda frenada por la Ley de Amnistía, que dejaba en el olvido los crímenes de la dictadura. Las estructuras políticas fueron transformadas. Unos se adaptaron a las nuevas circunstancias (socialistas y comunistas) mientras otros fueron reprimidos por no adaptarse (anarquistas, extrema izquierda, etc.) Se anulaba cualquier posibilidad de oposición real. Se establecía un sistema electoral que favorecía a las castas políticas de los partidos mayoritarios. Se amparó el régimen capitalista emergente.

El ejemplo lo tenemos en el propio PSOE. Al ganar las elecciones de 1982 promueve la creación de un “Estado del bienestar” con el único objetivo de destruirlo como parte del plan neoliberal que hoy está brotando con fuerza. No fue una constitución del consenso como se quiere presentar. Se hizo bajo una campaña de miedo y engaño provocando para que la gente la aceptara como “mal menor”. Por mucho que intenten maquillarlo, esa Constitución nada tiene que ver con la de 1869 o la 1931. La que más se le asemeja es la de 1876. Aunque mantiene el sufragio universal, legitima un poder del Estado surgido de la fuerza de las armas, ilegal y fomenta el bipartidismo (ayer conservadores-liberales, hoy PP-PSOE). Su promulgación no vino precedida de ningún movimiento revolucionario. Muy por el contrario, para llegar a promulgarla, tuvieron que eliminar a la oposición revolucionaria a la misma. Las cortes surgidas tras las primeras elecciones en 1977 no solo vetaron a las candidaturas republicanas sino que ni siquiera se presentaron como constituyentes. El modelo de representación sindical era el franquista (modelo vertical) pero aplicado a un número mayor de sindicatos que aceptase las reglas del juego surgidos tras los Pactos de la Moncloa. Aquellos que se negaron (como la CNT) no solo quedaron fuera de juego sino que sus propias actividades no tendrían ningún reflejo en la prensa y medios de información. Y, como broche entre otras cosas, la bandera y el himno siguieron siendo los mismos que en el franquismo. Todos esos pactos que se firmaron entre 1975 (o incluso antes) y 1978 hoy han caducado. La cuestión es si el cambio sistémico que se prepara o se intuye tendrá componentes revolucionarios y transformadores como los de 1868 o 1931 (no como paradigma pero si como ejemplo popular) o volverán a redundar en lo cosechado en 1978 caminando hacía la “legalización” del capitalismo más salvaje.
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #7 en: Noviembre 09, 2012, 08:39:50 am »
Me traigo aquí también este que dejé en el hilo de PPCC:

Lo que más me horroriza y deprime de este país es ver que cuando la gente descubre que el PPSOE es el auténtico enemigo de España, en vez de votar a otros partidos, directamente "abandona" el sistema y deja de votar directamente. Las bajadas no igualan las subidas.

Me horroriza por una razón muy sencilla, porque quiere decir que en este país no existe democracia, sino que la gente votaba en función de "izquierda contra derecha" como hace 80 años. Eso no es democracia, sino una lucha de clases propia de los primeros años del siglo XX. Ahí seguimos.


Si al menos fuese lucha de clases aún significaría que la gente tiene conciencia de su situación, pero se siguen pensando "clase media" (criaturitas)... ni tan siquiera es eso  ::) : el ahora-tu-ahora-yo del PPSOE se llama Turnismo. E incluso últimamente empiezo hasta a sospechar de pucherazo -y no sería nada nuevo bajo el sol- para que nada se salga del redil, que la gente está lobotomizada, pero tanto, tanto...

http://es.wikipedia.org/wiki/Turnismo

Citar
El turnismo o bipartidismo fue uno de los elementos fundamentales del sistema de la Restauración borbónica en España. Consistió en la alternancia en el gobierno de los dos partidos dinásticos (conservador y liberal). La formación de gobierno por parte de cada uno de ellos no dependía del triunfo en las elecciones, sino de la decisión del rey en función de una crisis política o de desgaste en el poder del partido gobernante. Su origen estuvo en la exigencia de Sagasta de que el rey llamase a gobernar en 1881 a su partido como alternancia al de Cánovas.

La cesión del rey a esta petición instauró el precedente del relevo pacífico en el poder, y alejó el riesgo de pronunciamientos y motines. Se rompía así con lo que había sido la práctica del reinado de Isabel II, que se fundamentó en el monopolio del gobierno de los moderados, por lo que los progresistas solo tenían la vía del levantamiento para alcanzar el poder.

Lo normal en este relevo era que antes existiese un cierto desgaste del gobierno y que la oposición presionase para que se produjera el cambio. Pero en la práctica esto no era lo esencial: se instauró un acuerdo tácito de que los dos partidos que apoyaban a la monarquía de Alfonso XII se turnarían el poder, mediante la manipulación del proceso electoral, de un verdadero fraude que permite hablar de democracia puramente formal o "sistema liberal sin democracia".

El sistema turnista seguía estos pasos:

    El rey llamaba a gobernar a uno de los dos grandes partidos del sistema: si gobernaba el Liberal, llamaba al Conservador y viceversa. Es decir, el primer paso era contar con el apoyo de la corona.
    Como el régimen de la Restauración era un sistema parlamentario, se hacía preciso que el nuevo gobierno contara con el respaldo de las Cortes. Para ello el rey disolvía las Cortes y se convocaban nuevas elecciones, que se manipulaban para que obtuviera mayoría el partido que debía formar el gobierno.

La consolidación del turnismo tuvo lugar en la etapa de la regencia de María Cristina (1885-1902), especialmente tras el gobierno largo liberal (1885-1890) y el llamado Pacto del Pardo, que estableció el acuerdo entre Cánovas y Sagasta y la regente de turnarse el poder con el fin de asegurar la propia monarquía ante la doble amenaza carlista y republicana.

La secuencia de ocupación del poder entre el Partido Conservador y el Partido Liberal muestra a la perfección cuál fue el modo en que esta práctica se llevó a cabo.

No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

zombietoads

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 635
  • -Recibidas: 3860
  • Mensajes: 491
  • Nivel: 80
  • zombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importazombietoads Su opinión importa
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
    • twitter
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #8 en: Noviembre 09, 2012, 09:00:52 am »
Yo no creo que haya tongo electoral propiamente dicho. Creo que si echan 10 papeletas PP y 5 PSOE, salen contadas así. El problema es que validez tiene cada voto para coger escaños..

Amaiur consiguió 285.290 votos. Tuvo 6 escaños
Equo tuvo 215.776 votos. 0 escaños.

Si encima la gente se traga ciertas cosas (PSOE anticristo, PP es antieta  y une-españa) que en su mayoría son paripé falso, pues es obvio que no van a votar al "otro lado" pero votarán "en contra de los otros" y con el "voto útil".

Tiene narices que no se haya hecho un partido que básicamente diga "cambiar ley electoral, penalizar corrupción". Eso creo que cualquiera de los que salía en las manifestaciones del 15M y muchos cabreados también lo aceptaban. Y bien montado saldría gente, y acabaría habiendo cambio por.. narices. Pero el personal no está por la labor, parece... :(

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #9 en: Abril 08, 2013, 09:06:16 am »
http://www.publico.es/internacional/452776/juan-carlos-se-hizo-confidente-de-la-casa-blanca-y-se-convirtio-en-su-gran-apuesta-para-controlar-espana

Citar
Juan Carlos se hizo confidente de la Casa Blanca y se convirtió en su gran apuesta para controlar España
El príncipe dio a Washington detalles pormenorizados sobre los movimientos de Franco en el Sáhara y pidió ayuda para conseguir que el dictador renunciara. EEUU vio en él al relevo indispensable para que la OTAN aceptara la entrada de España, lo que propiciaría que los estadounidenses mantuvieran sus bases militares aquí

Juan Carlos y Richard Nixon en la Casa Blanca en 1971. EFE

"A medida que entramos en el periodo de transición es esencial que yo pueda conservar la confianza del príncipe. Y es muy difícil hacerlo cuando mis mensajes son reenviados a todo el circuito y cuando parece que hay una falta de discreción total en determinadas misiones". El cabreo monumental de Wells Stabler (embajador de EEUU en Madrid entre 1975 y 1978) era comprensible. El 5 de noviembre de 1975 el príncipe Juan Carlos le había desvelado cuáles iban a ser los siguientes movimientos de Franco con respecto al Sáhara justo cuando las relaciones con Marruecos atravesaban un momento crítico y el caudillo estaba a punto de morir.

Stabler envió el correspondiente informe al Departamento de Estado dirigido por Henry Kissinger. Cinco días después, descubrió que las confidencias del Borbón habían llegado hasta la embajada estadounidense en Rabat, que el encargado de la legación las había transmitido a su homólogo francés en la capital marroquí y que éste último hizo lo propio a través de un telegrama a la embajada de Francia en Madrid, lo que, de alguna manera, podía hacer peligrar su impagable cercanía con el aspirante a rey.

¿Qué hacía el príncipe Juan Carlos revelando los planes de España a una potencia extranjera que jugó un papel clave y no precisamente neutral en el conflicto por el Sáhara? WikiLeaks ha compilado 1,7 millones de cables diplomáticos de EEUU entre 1973 y 1976 hoy ya desclasificados aunque difícilmente accesibles a toda la opinión pública. Y los ha organizado en una base de datos que, junto con el Cablegate filtrado en 2010, pretende ser la mayor biblioteca diplomática jamás creada.

Público ha tenido acceso a todos esos documentos correspondientes a la era Kissinger en exclusiva para los medios españoles y de su análisis se puede afirmar que el heredero del dictador se convirtió en aquel momento crucial de la historia de España en el mejor informador de EEUU con la esperanza de que con su lealtad se ganaría el respaldo de Washington tras la muerte de Franco.

Franco debe renunciar


La respuesta de Kissinger a las quejas de Stabler da una idea de lo importante que era Juan Carlos para los intereses estadounidenses: "Estamos de acuerdo en que tus contactos con el príncipe deben ser tratados con la mayor discreción. Estos informes tienen un grandísimo valor para EEUU y haremos lo que esté en nuestra mano para asegurarnos de que en el futuro se manejen de manera apropiada". En otro mensaje, el secretario de Estado prohibió a sus embajadores en Marruecos, Mauritania y Argelia difundir "un material tan sensible que puede poner en peligro el acceso a la fuente".

Las confidencias de Juan Carlos sobre el Sáhara pueden quedar como una simple anécdota comparado con lo que había sucedido tres semanas antes. El 16 de octubre Franco sufrió una crisis cardíaca que le dejó al borde de la muerte. De hecho, la embajada de Madrid llegó a dar por fallecido al dictador durante varias horas el día 21: "Nos han llegado varias informaciones, aún por confirmar, de que Franco ha muerto". Según explica el historiador Charles Powel en su libro El amigo americano (Galaxia Guttemberg, 2011) no fue Stabler el que envió el cable sino su agregado de Defensa, que pretendía "poder atribuirse la primicia de la noticia".

El príncipe jugó un papel esencial en las comunicaciones con EEUU esos días. Y el 23 envió a ver a Stabler a su confidente Juan José de Areilza, conde de Motrico y futuro ministro de Exteriores, para darle un parte pormenorizado de la evolución clínica del caudillo y comunicarle el plan que había trazado con el marqués de Villaverde, yerno y médico de Franco, para conseguir que firmara su renuncia antes de que falleciera.

El Borbón, impaciente por arrebatar el poder a Franco por si las cosas se complicaban pese a que en 1969 había sido designado su sucesor, llegó incluso a pedir ayuda a Stabler para que convenciera al presidente, Carlos Arias Navarro, de la necesidad de que el caudillo le traspasara los poderes antes de morir. El segundo de a bordo de Kissinger, Arthur A. Hartman, dio su visto bueno a la propuesta pero el secretario de Estado prohibió a Stabler categóricamente que intercediera porque no estaba por la labor de que se le relacionara con el intento de derrocar al dictador: "No estás -repito- no estás autorizado a mediar con Arias en este momento".

EEUU sí preparó toda una batería de mensajes de condolencia y felicitaciones al príncipe que un mes más tarde emplearía tras la muerte, esta vez oficial, de Franco.

Cortejo continuo

Los contactos con el príncipe habían sido regulares en 1974 cuando Horacio Rivero era el embajador en Madrid, sobre todo a partir de julio, cuando Franco sufre una recaída y se ve obligado a ceder por primera vez de manera temporal el mando a Juan Carlos.

Se intensifican notablemente en 1975 con Stabler a medida que crecen los rumores sobre el deterioro del estado de salud del dictador. En este año hay documentadas más de una decena de conversaciones telefónicas o reuniones formales e informales. La base militar de Torrejón, unas vacaciones en Palma de Mallorca o un encuentro en España con estudiantes del National War College, eran la ocasión perfecta para que el príncipe se explayara con Stabler sobre el humor de los oficiales de las Fuerzas Armadas, la debilidad de Arias Navarro, las perspectivas de su llegada al trono, el Partido Comunista, la ultraderecha, el estado de forma de Franco, las relaciones con Francia y Portugal, o sus viajes a Oriente Medio en busca de acuerdos petroleros.

El cortejo se complementaba con cartas de los presidentes, Richard Nixon y Gerald Ford, y de Kissinger, a quienes vio en varias ocasiones durante sus visitas oficiales,  felicitaciones de cumpleaños y hasta invitaciones de la Nasa para presenciar el lanzamiento de la misión del Apolo-Soyuz.
La preocupación de Juan Carlos por tener el beneplácito de Washington a toda costa era, sin embargo, un asunto que sólo le ocupaba a él ya que EEUU tenía bien claro  que el futuro rey era su único candidato para controlar España.

Democracia no, bases militares sí

El 4 de noviembre de 1975 Stabler envió a Kissinger un informe general del panorama que se abriría en el país con la transición en el que subrayaba que "la desaparición de Franco allana el camino para una era más esperanzadora, pero la desaparición de Juan Carlos abriría las puertas a una lucha de poder donde los comunistas y los extremistas de todos los colores jugarían un papel determinante".

Por ello, "está claro que el interés de EEUU reside en empujar a Juan Carlos a que dé un giro gradual, pero de manera decidida y no demasiado lenta, hacia la democratización. Debemos darle el apoyo que él claramente está pidiendo a EEUU", continuaba Stabler. Kissinger respondió que EEUU "jugará un papel estabilizador y de apoyo en este proceso y se mostrará contrario a cualquier tipo de presión para que los cambios se produzcan de una manera más rápida".

Si Juan Carlos pensó en algún momento que Washington estaría de su lado porque le preocupaba la democratización de España pecaba de ingenuo. A finales de 1975 vencía el acuerdo sobre las bases militares estadounidenses en España. El régimen había torpedeado las negociaciones bajo la premisa de que las instalaciones se usaban para proteger de la amenaza comunista a los países de la OTAN, no sólo a EEUU. Por tanto, si España no formaba parte de la Alianza, a lo que se oponían la mayor parte de los países precisamente por ser una dictadura, entonces los marines tendrían que hacer las maletas.

El príncipe y la transición abrían una puerta vital para Washington, que podría convencer más fácilmente a sus aliados de la OTAN de la necesidad imperiosa de acoger a España por ser la puerta al Mediterráneo. Y así fue. En un cable marcado como ‘Secreto' el 5 de noviembre Kissinger ordenaba a su embajador ante la Alianza reactivar las gestiones: "Es muy importante hacer énfasis en las posibilidades que se abren ahora para Occidente para alentar la moderación y las instituciones democráticas en la vida política española".

Madrid y Washington firmaron el Tratado de Amistad y Cooperación en 1976 ya con Juan Carlos como rey renovando el acuerdo sobre las bases. España no entraría en la OTAN hasta 1982.
« última modificación: Abril 08, 2013, 18:03:35 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #10 en: Abril 08, 2013, 09:15:41 am »
algunos comentarios a la noticia en el meneame:

http://www.meneame.net/c/12614821
Citar
Confundir "democracia" con "nos dejan votar" es un error muy común... y pensar que el franquismo fue efectivamente desmantelado, otro.


http://www.meneame.net/c/12615002
Citar
España lleva sesenta años siendo una colonia de EEUU.


http://www.meneame.net/c/12615013
Citar
#4 yo no lo veo así. El mismo articulo dijo que EE.UU quería bases militares en España y NO democracia.

Los conspiranoicos son los que se creen la versión oficial. El gran error de España fue NO finalizar el proyecto nuclear que tenia entre msnos. EE.UU hubiera matado a unos cuantos cientificos, pero una vez España tuviera la bomba pasaria al club de los semi-independientes.

Somos una colonia de EE.UU, no solo por las bases, Felipe Gonzalez fue el chico de la CIA, Aznar se convirtio en el siguiente chico, toda nuestra politica interior y exterior, la venta del pais a cachos ha sido posible porque EE.UU ha querido.

A saber a cuanta gente ha envenenado o matado la CIA en España, ojo que si sale un lider fuerte de IU no se lo carguen. O de algun movimiento social, recordemos que se penso en matar a los de Occupy Wall Street.

Que Franco fuera un hijo de Pu.ta no significa que EE.UU, ya que desde el siglo XIX esta parasitando el mundo y cometiendo genocidios; desde matar a todos los varones de Filipinas (siglo XIX) a la guerra de Irak por petroleo y por abandonar, otro chico de la CIA, Sadam el dolar.

Sadam no fue solo un chico de la CIA en Iran o en la matanza de Kurdos, sino lo fue tambien en el golpe de Estado al general de su misma ideologia, pero no proEE.UU. En esos tiempos el Act permotia a la CIA legalmente "a cualquiera que fuera contra los intereses economicos de EE.UU" a traves de guerra, golpe de Estados, atentados etc. Todo esto esta en la wikipedia.

En otras palabras EE.UU esta a otro nivel de hijoputismo, por encima de Franco.

El Borbon fue el chico de la CIA y los chicos de la CIA acaban... Bueno no acaban muy bien.

Asistimos a una demolición controlada del R78, ya vemos quien podria estar detras... Que nuevo reginen nos van a meter?? Lo vamos a permitir??

#14 toda la situacion actual ha sido tutelada por EE.UU y muchos aplauden porque solo ven el mundo en blanco y negro


http://www.meneame.net/c/12615139
Citar
#16 Situación:

- Por un lado teníamos al frente Polisario realizando atentados en los que morían soldados españoles.

- Por otro lado teníamos a la marcha verde marroquí, compuesta por 500.000 marroquíes mezcla de mujeres, ancianos, niños, civiles y francotiradores del ejército alaui mezclados en medio.

- Nosotros eramos una dictadura por aquel entonces, la última dictadura fascista de Europa (ya había caído la griega y la portuguesa). Y eramos una potencia colonial, de las últimas potencias coloniales europeas en África. Y eramos un país subdesarrollado y pobre (sí, aún más que ahora)

- Marruecos tenia el apoyo europeo, sobre todo francés. También el yankee.

¿Qué debimos hacer? ¿Enfrentarnos a la limón con el Frente Polisario y el marroquí en pleno desierto? ¿Disparar contra la marcha verde provocando una matanza de mujeres y niños? ¿Conducirlos hasta territorio minado quizás? ¿Dejar que los francotiradores marroquíes que iban en esa marcha nos cosieran a balazos por un lado mientras el Polisario lo hacía por la retaguardia? ¿Debimos enfrentarnos a Europa y USA? ¿Debimos repetir el error de continuar las guerras del Rif que mataron a millones de españoles, nos condenaron al subdesarrollo como país y que fueron una carnicería tan inútil como estúpida?
es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_Rif

En fin, es una pena que la vida real no sea como una peli de jolivú. Las decisiones siempre son más confusas y complicadas.
« última modificación: Abril 08, 2013, 09:20:12 am por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #11 en: Abril 08, 2013, 09:44:15 am »
http://elpais.com/diario/1983/04/26/espana/420156019_850215.html

Citar
Felipe González se reunió con Rockefeller y Boyer
El País 26 ABR 1983
El presidente del Gobierno, Felipe González, recibió ayer, en un desayuno de trabajo, al financiero norteamericano David Rockefeller. En la conversación, que duró una hora aproximadamente, estuvo también presente el ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer. Fuentes de la Presidencia del Gobierno indicaron que el encuentro tuvo un carácter de conversación genérica, sin tratarse ningún tema de forma particular.La presencia de Boyer fue explicada por las mismas fuentes dada la personalidad de Rockefeller, en cuanto miembro de primera fila del mundo económico intenacional. No obstante, en la conversación se trataron diversos temas en general. Entre ellos las fuentes citaron la situación en América Latina y el próximo viaje de Felipe González a Estados Unidos.


http://www.republica.com/2010/06/09/trilateral_122641/

Citar
David Rockefeller, de los Rockefeller de toda la vida, tuvo en 1973 la idea de crear una Comisión Trilateral para acercar los intereses de los Estados Unidos, Europa y Japón. Desde entonces, para alegría de cuantos viven instalados en las teorías de la conspiración, la Trilateral viene reuniéndose y facilitando que sus socios y amigos intercambien ideas y proyectos y crucen influencias.

Actualmente hay varios españoles miembros de la Trilateral: Alfonso Cortina -¡presidente de la capillita peninsular!- Ana Patricia Botín, Oscar Fanjul, Abel Matutes, Emilio Ybarra, Pedro Echenike, Nemesio Fernández-Cuesta y Antonio Garrigues que es, además, miembro de la ejecutiva Europea.

Ahora se incorporan a la Trilateral cuatro españoles más: Javier Solana, Fernando Rodés, Ignacio Polanco y Borja Prado -Esade, Havas, Prisa y Endesa- que sustituyen a los salientes Josep Piqué, Carme Chacón y Trinidad Jiménez.

Como se ve, en la Trilateral comen de todo.


Información publicada por la vanguardia en Junio de 2010:
http://www.agendadeprensa.org/2010/06/09/4852/
Citar
Solana, Rodés, Polanco y Prado ingresan en la Comisión Trilateral
El grupo español está formado por doce miembros y lo preside Alfonso Cortina

El ex alto representante de la Unión Europea y actual presidente del Center for Global Economy and Geopolitics de Esade, Javier Solana; el consejero delegado del Grupo Havas, Fernando Rodés Vilà; el presidente del Grupo Prisa, Ignacio Polanco, y el presidente de Endesa, Borja Prado, han sido aceptados para formar parte del grupo español de la Comisión Trilateral, el grupo privado de discusión política creado en 1973 para impulsar las relaciones y el liderazgo de EE. UU., Europa y Japón. El nombramiento de estos nuevos integrantes, a propuesta de los miembros actuales, se decidió entre una quincena de candidaturas durante la última reunión del grupo español, celebrada recientemente en Barcelona.

El capítulo español de la Trilateral cuenta con doce miembros: Alfonso Cortina (actual presidente), Ana Patricia Botín, Pedro Miguel Etxenike, Óscar Fanjul, Nemesio Fernández-Cuesta, Esther Giménez-Salinas, Abel Matutes, Emilio de Ybarra; y además, Antonio Garrigues, miembro del comité ejecutivo de la Trilateral europea y que anteriormente había sido vicepresidente. Solana, Rodés, Polanco y Prado se estrenarán en la próxima reunión prevista para el mes de julio. Su entrada ha sido posible gracias a las vacantes dejadas por Josep Piqué, Trinidad Jiménez y Carme Chacón. Anteriormente, otros miembros españoles de la Trilateral fueron Carlos Ferrer Salat, Claudio Boada Vilallonga, José Antonio Segurado, Jaime Carvajal Urquijo o Jesús Aguirre y Ortiz de Zárate (Duque consorte de Alba). Los mandatos son de unos 12 años.

La Comisión Trilateral fue fundada en 1973, por iniciativa de David Rockefeller, como un grupo privado de debate y reflexión entre las tres áreas más industrializadas del mundo - EE. UU. y Canadá, Europa y Japón-.Precisamente la participación de líderes asiáticos es lo que diferencia a la Trilateral de otro club de poder político como el Bilderberg, que precisamente celebró la pasada semana su reunión anual en Sitges. En ambos casos son frecuentes las alusiones al poder mundial en la sombra que representan estos grupos.

Actualmente la Comisión Trilateral cuenta con 390 miembros (160 de Europa, 120 de Norteamérica y 110 de Asia-Pacífico), que son ex políticos, empresarios o personalidades del mundo académico. La Comisión Trilateral celebra cada año una reunión internacional, otra regional - Europa, América, Asia-,además de las reuniones del grupo local - el español se suele reunir dos o tres veces al año-.Son encuentros en formato congreso en los que se seleccionan diferentes temas y se realizan ponencias sobre seguridad, economía, política, o medio ambiente.

La Vanguardia (9.06.2010)
« última modificación: Abril 08, 2013, 09:47:01 am por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Lola

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 674
  • -Recibidas: 366
  • Mensajes: 70
  • Nivel: 7
  • Lola Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #12 en: Abril 09, 2013, 10:31:00 am »
Yo hace años que a la muy loada y santa transición, le llamo la Transacción. Una campaña de marketing que empieza en los sesenta y acaba con una campaña genial (el 23F del 81) y un slogan genial (ni está ni se le espera)

A ver qué lían ahora.
No sabíamos que cuando el dinero se convierte en valor supremo (...) los servicios públicos dejan de ser importantes. Que una vida alternativa de gasto y consumo será muy díficil si desaparece la vivienda barata. Que cuando se destruyen las comunidades solo queda miseria e intolerancia. J. Winterson

Starkiller

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3562
  • -Recibidas: 34108
  • Mensajes: 3619
  • Nivel: 658
  • Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Babylon 5
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #13 en: Abril 09, 2013, 11:23:39 am »
Paranoia pura y dura. Faltan datos. No los hay ni concluyentes ni de los otros. Que los jefes de la CIA en España fuesen experimentados y duchos en Guerra Fria era obligado en 1971. Que querían una España en la OTAN también. Que apoyaron a la socialdemocracia española via la socialdemocracia alemana es sabido. Pero de ahí a que se deduzca de eso la eliminación de Areilza me parece una locura. Y todo lo demás. En fin, sois muy dueños de engañaros a vosotros mismos. Pero lo clave fue que cuando se disparó la especulación inmobiliaria al PSOE le pareció muy bien. Y cuando "privatizaron" Rumasa se quedaron con todo, otro tanto. Aunque la Transición hubiese traido la III República no creo que el PSOE hubiese sido distinto. Lo tomaron al asalto unos progres de los 70 y echaron a los viejecitos de la antigua generación que estaban ya para sopitas. Con CIA o sin ella. Y seguro que con III República igual. Porque lo que no íbamos a ser era una República Popular traida por una Huelga General.

Xoshe, solo le diré una cosa... tras la detallada lectura tanto de bastnates telégramas del cablegate, así como la lectura detallada (Y no se crea vd, que bastante coñazo fue ahcerlo, a la vez que muy revelador) de los diarios del congreso durante la elaboración de la constitución, le puedo asegurar que esta versión se parece mucho más a loq ue yo percibo como plausible que la suya o, desde luego, la histórica.

Y lo de que los socialdemócratas echaron a los viejecitos, venga, no me joda. Que fueron comunistas de rancio abolengo y nada jovencitos los que vendieron a Fraga por cuatro monedas cuando este denunciaba el nacimiento de una nueva partitocracia que nos iba a llevar a la mierda.

Isidoro & cia vinieron después, cuando los abuletes ya se lo habían llevado crudo y a USA le interesaba alguien más manejable que Suarez, el cual se libró del destino de Carrero Blanco, y por casi los mismos motivos, por el canto de un duro.

Y si me dice vd, además, que cuatro catetos recién salidos de un caserío vasco en lo más alto de la montaña consiguieron cavar un tunel y meter varios cientos de kg de explosivos a 100m de la embajada de USA, durante la estancia de Kissinger en España, sin que la CIA se enterara, me sorprenderé de su credulidad.

Y otras cien cosas más...

No Logo

  • Baneado en el Confidencial
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 15675
  • -Recibidas: 8914
  • Mensajes: 1001
  • Nivel: 196
  • No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.No Logo Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #14 en: Abril 09, 2013, 14:25:12 pm »
Tomo el título del hilo de forma literal. Y respondo. Sí... una estafa monumental. Sin paliativos.

Una estafa sólo posible en un pais políticamente analfabeto, desunido (les suena?) y socialmente crédulo, infantil y engrasado por la época de las cuentas de colores a crédito.

Como dicen en mi pueblo......qué ezitazo, vieja!

salud
En hispanistán, todo lo que por ser impepinable para la vida humana sea susceptible de cortijo, será cortijeado.

El tiempo vivido en el Hispanistán, es tiempo de descuento en el purgatorio

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #15 en: Abril 10, 2013, 11:48:53 am »
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/04/10/lo-que-wikileaks-pone-al-descubierto-de-la-transicion-espanola-118533/

Citar
Lo que Wikileaks pone al descubierto de la Transición española

La última filtración de cables diplomáticos realizada por Wikileaks (más de 1,7 millones de documentos fechados entre 1973 y 1976) permite atar algunos de los cabos sueltos del tardofranquismo al sacar a la luz los entresijos ocultos de la Transición. La gran mayoría de los cables publicados por la organización que lidera Julian Assange carecen de relevancia al semejarse a meros resúmenes de prensa sobre la actualidad española. Además, las simpatías con el régimen del embajador norteamericano, Horacio Rivero, revisten a los escritos de una falta de crítica que impide ir más allá de las versiones oficiales ya conocidas. Pese a ello, y a la espera de completar la primera peinada del conjunto global de las filtraciones puestas a disposición pública en la red, se pueden destacar algunos acontecimientos que pudieron haber cambiado el curso de la historia o, al menos, la interpretación oficial que ha llegado a nuestros días.

Fraga intentó consensuar con EEUU la marginación del PCE en la Transición

El político español mejor retratado por los cables es, sin lugar a dudas, Manuel Fraga, con quien el embajador norteamericano se reunía periódicamente. En uno de estos encuentros, descrito en el cable "Conversation With Minister of the Interior Fraga" y que Rivero fecha casi un mes después de la muerte del dictador, se le describe como “un hombre impulsivo y enérgico que ha asumido la responsabilidad sobre la evolución de España hacia un sistema más democrático”.

El embajador subraya su simpatía con la propuesta de Fraga de que “no debería haber lugar para el Partido Comunista Español“ en el nuevo régimen. Una estrategia necesaria, continúa, porque según “reconoció él (Fraga) personalmente, los comunistas representan un considerable peligro para España”. La intención del político gallego era que la izquierda estuviese representada por el PSP de “su viejo amigo“ Tierno Galván, y dejar fuera de juego al PCE. (por eso PP=PSOE=PP$O€)
El rol de Fraga como “llave” de la Transición al que se refería Rivero era visto con desconfianza entre el resto de figuras políticas del régimen, quienes lo tildaban de “oportunista”, según el cable "Fraga Iribarne Returns to Madrid political scene", fechado en octubre de 1975. El mismo alertaba sobre la escasa simpatía que causaba, “sobre todo, dentro de los estamentos militares”. Por si fuera poco, en otro cable titulado "Franco’s Health" se recogen las negativas impresiones del ministro José Solís sobre Fraga, en las que denuncia sus “malas tácticas, su descarnada ambición y su temperamento incontrolable”.

El juicio fallido contra el franquismo que buscaba una Transición depurada (¡aaanda, qué curioso! :o, sobre esto nunca nos han hablado en los documentales publirreportajes sobre "la transición" :-X :-X :-X, y claro, ya después muerto el dictador, con todo el tinglado ya bien atado y con Tatcher, por parte del gobierno británico de esto nunca más se supo...  :P)

El presidente laborista del Reino Unido, Harold Wilson, promovió en 1974 una suerte de juicios contra los crímenes del franquismo antes de la muerte de dictador, según informó la embajada en el mes de julio en el documento "British Labor Party and TUC’S projected “trial” of Spanish Government". Los "juicios" tenían la intención de llamar la atención de la comunidad internacional y estaba previsto que se celebrasen entre los meses de octubre y diciembre de ese mismo año en la ciudad de Londres. :o

La oposición española al régimen estaría representada por las organizaciones obreras CCOO, UGT y USO. Su misión se centraría en “participar en una comisión de investigación sobre la represión del Gobierno español y documentar los crímenes contra los Derechos Humanos”. Una labor que, en la fecha en la que se firmó el documento, ya estaban llevando a cabo “con especial cuidado los abogados de la oposición mediante la recopilación de pruebas y la preparación de los materiales”.
Según las fuentes del autor del documento, el tribunal se centraría en tres grandes áreas. En la primera se encausarían los crímenes relacionados con la represión de los movimientos sindicales, en la segunda se juzgaría la situación de los presos políticos y la represión a organizaciones estudiantiles y, por último, la tercera tendría como objetivo juzgar las condiciones de los trabajadores de multinacionales extranjeras y el cumplimiento de la legislación laboral internacional.
::) ::) ::) (edito y añado: y 40 años después, todas estas cosas siguen siendo una asignatura pendiente -ya van dos juicios fallidos, de hecho- que, hasta que no la aprobemos, seguirán manteniendo nuestro sistema político y social en la fase de puñetero cortijo bananero con una democracia de cartón piedra, meramente formal)

En el documento aparece citado el abogado retirado Pablo Castellanos, que en los años 80 fue portavoz de Izquierda Socialista y hoy en día es tertuliano en el programa El Gato al Agua de Intereconomía. :roto2: :biggrin: En 1974 era miembro de UGT y jugó un papel importante en la preparación de este juicio fallido: “Ha dicho que UGT espera liderar el proceso, y que el Partido Laborista y el resto de organizaciones implicadas le han concedido esa función”. El documento también se hace eco de la “desconfianza” de Castellanos hacia CCOO, por querer convertir los “juicios” en una simple operación de propaganda.

El documento remata con un breve comentario en el que puede intuirse que el fracaso de los “juicios” se debió la falta de voluntad de los partidos socialistas de otros países europeos, como Francia o Alemania, para participar en este proceso. Aunque, en vistas a que ya se había aplazado la organización de los “juicios” el año anterior, pudo deberse a otro aplazamiento que luego coincidiría con la muerte de Franco.

El funeral del Caudillo se preparó cuatro meses antes de su muerte


Cuatro meses antes de la muerte de Franco se creó un grupo de trabajo para preparar su funeral. El documento "Probable funeral arrangements in eventuality of Franco’s death" está fechado el uno de agosto, pero indica el 19 de julio de 1975 como fecha de creación del grupo de trabajo que dirigía Gabriel Cisneros, consejero en las Cortes por aquel entonces. Además de decidir los aspectos operativos del funeral, como el lugar y duración del velatorio, este grupo de trabajo tenía como principal misión asegurar la sucesión. Su hoja de ruta según los comentarios del embajador Rivera era, en primer lugar, honrar al Caudillo en un funeral de Estado con la presencia del mayor número posible de representantes políticos extranjeros. En segundo lugar, se debía proceder a “la toma de posesión de Juan Carlos como Rey de España ocho días después de la muerte del Jefe de Estado”.
El grupo de trabajo se creó ante el empeoramiento del estado de salud de Franco, que en aquel mes de julio sufrió una hemorragia interna. Sin embargo, pronto se recuperó y, con la aprobación de sus médicos, un mes escaso después decidió viajar a Galicia para veranear en el Pazo de Meirás, como solía acostumbrar en esas fechas. Un suceso que aparece reflejado en el cable titulado "Convalescing Franco to travel to Galicia summer residence".

Ante la inminencia de la muerte de Franco, el embajador norteamericano recomendó a su Gobierno que garantizase la presencia del presidente Nixon en el funeral o, en su defecto, de la primera dama. El objetivo no era otro que “mantener nuestros beneficios militares en España”, básicamente las bases de Rota y Morón. Un aspecto que Rivero justificaba porque la presencia del vicepresidente Gerald Ford en el funeral de Carrero Blanco, siete meses antes, había sido “un gesto muy apreciado por el Gobierno”.

La ejecución sin pruebas que provocó un cisma en el Gobierno


La ejecución del anarquista catalán Salvador Puig Antich en marzo de 1974 mediante garrote vil no sólo provocó fuertes reacciones de rechazo en las calles, sino que creó un conflicto interno en el Gobierno de Arias Navarro. En el cable firmado por Rivero y titulado "Reaction toexecution of Spanish anarchist and Polish Seaman" se informa al Gobierno norteamericano de las visiones contrapuestas entre los miembros del Ejecutivo sobre la conveniencia o no de condenar a muerte al reo catalán. “En Madrid continúan las tensiones dentro del gabinete de Arias Navarro debido a la decisión de ejecutar a Puig Andchez (escrito erróneamente, cuando debería ser Antich), que se ha complicado más por la confrontación que mantiene con la Iglesia”, explica Rivero.
Las divisiones en el seno del Ejecutivo que provocaron la última crisis del régimen se debieron principalmente, según el informe del embajador, a la “poca aceptación en el exterior de la pena de muerte”, así como por la “agitación social” que se desencadenaría en las calles. Sin embargo, en otro cable titulado "Explosions in Barcelona Jan. 11" se cuestiona la autoría del asesinato y de los atentados con los que cargó el anarquista: “No existen certezas sobre la identidad de los responsables, aunque se asume que fueron miembros del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL)”, al que pertenecía el joven catalán.

José Mario Armero, presidente de Europa Press e informante de la embajada


El que fue presidente de la agencia de noticias Europa Press, José Mario Armero, aparece citado en uno de los documentos como informante de la embajada norteamericana. Al periodista y abogado se le atribuyen filtraciones sobre el estado de salud de Franco en el documento "Franco’s Hospitalization", fechado el 17 de julio de 1974. Según Armero, “Franco está lo suficientemente recuperado como para pasear por el pasillo del hospital y realizar actividades varias”. Una valiosa información en un contexto en el que las especulaciones sobre el estado de salud del Caudillo no paraban de sucederse. Más aún cuando el Gobierno ya había anunciado la ausencia de Franco en los actos conmemorativos del 18 julio en El Pardo, que finalmente ofició el ahora Rey de España.

El papel de Armero como informante, fallecido en 1995, no ha sorprendido a su hijo Mario, quien ha corroborado al El Confidencial la “fuerte vinculación de mi padre con los políticos norteamericanos y con la embajada”. Un hombre “muy proamericano”, como lo define su hijo y que, a su parecer, “era el civil con más y mejor relación con los Estados Unidos” en aquella época.
« última modificación: Abril 10, 2013, 13:35:08 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #16 en: Abril 10, 2013, 13:42:36 pm »
Por cierto, que el tal Pablo Castellano que menciona el artículo de más arriba es de los que tienen que saber los "intríngulis" de la mistificada transición....

http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Castellano

http://elpais.com/diario/1979/05/23/espana/296258412_850215.html
Citar
«está claro que Felipe tiene una concepción de partido realmente centralizado y lideralizado, frente a nuestra concepción de un partido cada día más democrático y federal, y de un partido socialdemócrata e interclasista frente a nuestra concepción de partido de clase.»

«Ha quedado clarificada la ideología en cuanto a socialdemócratas y socialistas, y el proceso de clarificación orgánica también se ve: un partido centralizado y con predominio absoluto de la burocracia y la jerarquía frente a un partido de base con una enorme autonomía de las agrupaciones locales y regionales, y un enorme margen de actuación política sin interferencias del poder central.»

«No queremos que se constituya un partido socialdemócrata con Felipe González. Lo que sí decimos es que los marxistas», añadió, «nunca han expulsado a nadie ni han sido dogmáticos. Es precisamente la línea socialdemócrata la que quiere desalojar a los marxistas.»


http://es.wikipedia.org/wiki/Congresos_del_PSOE#De_la_restauraci.C3.B3n_democr.C3.A1tica_en_adelante_.281976-Actualidad.29

Citar
XXVIII Congreso: Construir en libertad (Madrid, mayo de 1979). El partido rechaza la pretensión de su secretario general de retirar la definición marxista del PSOE. Felipe González dimite y una gestora dirigida por José Federico de Carvajal se hace cargo de la dirección hasta el siguiente Congreso Extraordinario.
Congreso Extraordinario: Forjando el socialismo (Madrid, septiembre de 1979). El PSOE renuncia al marxismo como ideología oficial del partido, aunque la mantiene como instrumento crítico y teórico, dando lugar al surgimiento de Izquierda Socialista. Se define como un partido socialista democrático y de organización federal. Felipe González vuelve a la secretaría general.


Aqui hay una entrevista bastante interesante que se le hizo con motivo del aniversario del 23F:

http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2011/02/4619/

Citar
Pablo Castellano

1. En su libro 'Yo sí me acuerdo', usted afirma que se sintió sorprendido por la irrupción de Tejero y sus guardias civiles en el Congreso, pero también que no advirtió sorpresa alguna en muchos de sus compañeros diputados. ¿Quiere decir que algunos líderes del PSOE (Felipe González, Alfonso Guerra, Enrique Múgica...), de UCD y Coalición Popular estaban enterados de lo que iba a pasar? Saludos de un republicano como usted.

No puedo afirmar que estuvieran enterados de todo, la representación, y la trastienda, pero su reacción no era la de la sorpresa general. Hoy, y tras todo lo que se ha ido publicando y sabiendo se explica que quizás el momento y la forma les extrañara pero no así la verdadera finalidad que era el llamado 'Giro Constitucional del Gobierno Armada'. La lista del gabinete Armada sobre la que nunca se quiere indagar es el auténtico nudo gordiano del 23-F.

2. ¿Cress usted que el Rey estuvo implicado en el 23-F? Gracias y un saludo.

Sería absurdo admitir que el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas según la Constitución no tuviera conocimiento de lo que se fraguaba en el CESID y de lo que el impulsor general Armada estaba preparando.

3. Buenas tardes. ¿Cree usted que hay más personas implicadas en el 23-F que aún no se conocen?

Creo que no. El detonante fue Tejero, lo que hoy llaman 'autor intelectual' el CESID, Armada y Milans. Y los beneficiarios, de no haberse abortado la operación, estaban todos bien reflejados en la 'lista' de Armada. Alrededor pululó mucha gente con intereses incluso contrapuestos, pues mientras unos buscaban el 'pinochetismo' puro y duro, otros sólo pretendían un gobierno de coalición y como eran muy demócratas, sin pasar por las urnas, una auténtica conspiración palaciega de aristócratas.

4. ¿Está todo escrito sohbre el 23-F, o quedan lagunas aún por esclarecer?

Quedan lagunas por esclarecer porque circulan versiones muy contrapuestas, a gusto de cada autor para justificarse y hacer que otros carguen con el muerto. El 23-F se debe recordar como un día de gran vergüenza colectiva. Fue el día en que el intento de engaño de unos a otros y de todos a la ciudadanía brilló notablemente.

5. Señor Castellano, que diferencia hay entre el Castellano de aquel golpe de estado y el de hoy, me refiero ideologicamente.

Sigo siendo un socialista defraudado, un demócrata decepcionado y un abogado asqueado de lo que se entiende en este país por el Estado de Derecho. El 23-F sufrí como tantos una enorme decepción pero me quedaba algo de esperanza en que La Transición , con dificultades, no sería un fraude, contemplando hoy el panorama y el desprecio que dicha Constitución merece sobre todo a los que tan solemnemente le prometen acatamiento ya no tengo ni un ápice de esperanza en una reconstitución mínimamente democrática.

6. Admirado Pablo: No cree usted que el 23-F sirve para alimentar una falsa mitología democrática en este país que para otra cosa ? ..Empezando por el monarca... Gracias José Rodríguez

Es un sarcasmo que apoyándose en el 23-F muchos de los que estaban a la espera de que les saliera bien la jugada se hayan convertido en los mayores escandalizados por el esperpento de aquel día. La manifestación del día 27 fue un insulto al ver tras de la pancarta a los que le habían dado su conformidad a Armada para ser sus ministros.

7. ¿Qué opinion le merece la versión del golpe que da Jesús Palacios en su libro "23F el rey y su secreto"?

De todo lo que se ha escrito sobre el 23-F es uno de los textos más objetivos y lógicos. Hay otros textos lógicamente justificativos por parte de algunos de sus protagonistas y otros textos repugnantes, escritos al dictado, para seguir falseando y engañando, para seguir tapando a mucho topo.

8. Señor Castellano, ¿existe malestar en el Ejército en estos momentos? ¿Existe alguna posibilidad de que el 23-F vuelva a repetirse de algún modo? Muchas gracias.

No lo sé porque mi relaciones, no con el ejército, ni siquiera con los militares, son nulas. En todo caso, el vaciamiento de la Constitución y la mascarada de Democracia a que hemos llegado parece ser que no provoca ni en militares ni en civiles una mínima reacción para rescatar el espíritu constitucional y el proyecto democrático.

9. ¿En tu opinión, Felipe González estaba al corriente -y de acuerdo- con la "solución Armada"? ¿Qué piensas de la trayectoria política de Múgica a lo largo de su vida?

En la lista del general Armada había cuatro socialistas de lujo. Todos ellos distinguidos y muy bien distinguidos por la corona, al que no le han dado el toisón de oro, le han ofrecido un título nobiliario o lo han nombrado por ser defensor del rey, un buen defensor del pueblo. Múgica tuvo la suerte de que el presidente del Tribunal Militar de Campamento fuera su abogado ante el intento lógico de algunos acusados de conocer sus abnegados trabajos para salvar a la patria.

10. Sr. Catellano, en que se diferencia el Partido Socialista en el que Vd. milito al partido socialista actual?

Dicho con una expresión de don Alfonso Guerr, que ha contribuído a la mutación genética, no lo conoce ni la madre que lo parió. Yo no doy certificados de socialismo pero sí se que es lo que no es ni será nunca bueno para la clase trabajadora y las capas populares. Sobre todo en materia de cleptocracia, corrupción, nepotismo y falta de gallardía hasta para delinquir.

11. ¿Cree usted que el Tejeretazo solo fuè militar ?

El Tejerazo fue una chapuza del CESID. El impulso, la confluencia de militares ambiciosos y políticos nada escrupulosos en materia democrática. Todo bajo la mirada soberana y serena del Jefe delas Fuerzas Armadas.

12. ¿De haber triunfado el golpe, aunque los que lo organizaron no lo previeran, es posible que los partidos hubieran sido ilegalizados, volviendo a un régimen militar dictatorial?

No. Si el golpe que tenía que triunfar era el de Armada más próximo al modelo primoriberista o al de Mohammed VI. Si el golpe a triunfar hubiera sido el que anhelaba Tejero, Milans y García Carrés yo no tendría hoy ocasión de ser huésped de esta hermosa casa elmundo.es

13. ¿qué implicación tuvo el famoso hombre del maletín en toda la trama?

Era uno de los agentes del CESID responsable del desarrollo.

14. ¿ FUE TODO UN MONTAJE CONSENSUADO ?

El guión era malo y estaba basado en utilizar a Tejero para lo que él no quería, a Milans para que se confiara Tejero y al Parlamento para que acabara probando bajo la presión del momento y la connivencia 'de los listillos de Armada' una operación absolutamente anticonstitucional.

15. D.PABLO, no cree vd. que el mas traicionado y humillado fue ADOLFO SUAREZ, al que por cierto todavia no se le ha reconocido su contribucion a la democaria en ESPAÑA

Adolfo Suárez dimitió sabiendo lo que se estaba preparando, entre otros por gente de su partido, de la oposición , del CESID y Armada. No pudo pararlo y todos los que llegaron a decir que Suárez era incompatible con la Democracia, apoyaban a Armada y ahora hacen un acto de auténtico cinismo queriendo llevar a Suárez a los altares.

16. SR. CASTELLANOS, NO CREE QUE CON LA QUE ESTA SUCEDIENDO EN ESPAÑA YA ES HORA QUE SE OLVIDE EL 23 DE FEBRERO, PORQUE YO PERSONALMENTE CREO QUE FUE UNA PANTOMIMA

Estoy tan de acuerdo que no he ido al Happening que ha montado Bono y que está desarrollándose en este momento. Ni tienen vergüenza propia ni ajena.

17. ¿Roma paga traidores?

La frase que decía que el traidor no es necesario siendo la traición cumplida es pura literatura, el traidor ha de ser cuidado y mimado porque le puede dar la tentación de volver a las andadas. Los traidores en este país cotizan alto, los conversos más y los cómplices llegan al poder y la fama.

18. ¿Se ha exagerado en positivo el papel que jugó el Rey en el golpe de Estado?

El rey tenía para cualquier supuesto salida airosa y marcial. Por lo que no se puede hablar de exageración sino de ajuste al guión y de una representación aceptable y adecuada.

19. Buenas tardes Sr. Castellano. Yo tenía 6 años cuando ocurrió el 23-F pero observo que, con el paso del tiempo, al Ejército se le ha castigado demasiado desde entonces, pasando de ser una Institución muy respetada a que, hoy en día, valgan "para todo" sin dar su opinión. ¿No le parece que, tras las depuraciones y el tiempo pasado, el Ejército debería estar más considerado dadas las circunstancias mundiales actuales? Gracias.

La historia de España es una constante manipulación del ejército por el poder político, empezando por la Corona y luego por los partidos. También es cierto que no han faltado nunca en el ejército 'generalitos' manipulando a la tropa al servicio de sus fines. En todo caso, hoy por lo que veo en las encuestas es la institución más valorada, junto con la Corona. Y eso me preocupa.

20. Cuando el 24 de febrero salió Vd del Congreso, me quedaran grabadas unas palabras suyas. Vd dijo aproximadamente lo siguiente: "la democracia hay que construirla con demócratas". ¿Podría explicar un poco más lo que Vd quiso decir con esas pañabras?

Tiene usted muy buena memoria. Quería decir y con el tiempo parece ser que no estaba muy equivocado, que allí en el templo de la Democracia había algunos que disfrazados de albañiles de la Democracia eran más bien nostálgicos de la 'dedocracia' y burocracia.

21. ¿Qué responsabilidad piensa que tuvo la prensa escrita en el golpe? Respectoa incitación, colaboración, o inclusive posible organización. Se ha hablado mucho del conocimiento que tenía sobre ello Emilio Romero. Me gustaría que opinase respecto a este periodista. Muchas gracias, es unsted un caballero.

La prensa, en su mayor parte, aun siendo durísima con el gobierno de Suárez no pedía golpes de ninguna clase de modelos. Salvo una, de derechas, que reclamaba del ejército la toma del poder. Pasado el 23-F esa prensa sabía de sobra que no se quería investigar, que se quería tapar la trama civil, pseudodemocrática y que el juicio fue una farsa.

22. Cree que si más diputados, además de Carrillo, Suarez y Gutierrez Mellado, hubieran plantado cara a Tejero, las cosas hubieran sido peores o mejores ?

No hubiera alterado el papel que Tejero y sus hombres tenían que desarrollar. Salvo que hubiera habido situaciones más dramáticas y violentas.

23. Hola, Pablo ¿No cree qué hasta que el Gobierno desclasifique toda la información que posee el CNI no podemos dar por zanjado el 23-F? Gracias. Rafael Cimadevilla

Desespero de que haya algún gobierno que respetando a los ciudadanos y su derecho a saber desclasifique lo poco documental que hay sobre el tema y no ha sido destruido. El 23-F como el asesinato de Carrero, el 11-M, la expropiación de Rumasa, serán siempre asuntos sobre los que volver, algo inútilmente.

24. ¿Quién fue a su juicio el personaje clave en aquella jornada?

Tejero, como detonante. Sabino Fernández Campos, como abortador del presunto respaldo real a Armada. Armada, como Primo de Ribera y volvemos a Tejero que es el que se carga todo.

25. realmemte penso que el golpe podia triunfar

El golpe en alguna medida triunfó, porque desveló que el peso de los valores democráticos y la firmeza en su defensa valen poco. En cuanto a una posible junta militar nunca pensé que fuera posible, porque nuestra voluntad de Europeísmo en desarrollo no lo permitiría por mucho tiempo, algo así como ocurrió en Grecia en que ser parte de Europa pesó más que la vocación democrática de sus castas políticas.

26. Señor Castellano, ¿podría volverse a producir una intentona como aquella en nuestros días? ¿Cree que existe malestra en el Ejéricto por la situación actual de España?

Si el ejército, que no es posible encuadrar como algo sin diferencias internas y criterios de cada uno de sus miembros, está contento o no, no lo sé. Supongo que los habrá satisfechos, insatisfechos y a la espera. En todo caso, nuestro ejército hoy es la parte española del ejército de la OTAN y de las fuerzas armadas europeas. Y es bastante más técnico, profesional e instrumental que el viejo modelo de ejército de espadones haciendo política.

27. como se puede explicar de forma creible que una persona que habia sido procesada por un intento de golpe de estado conocida como operación galaxia,años despues "sorprendiera" con un intento real? no me gusta pensar mal pero no me queda otra opcion.¿que opina Vd?

Yo creo que se le buscó para lo del 23-F porque tenía curriculum. Lamentablemente lo de la operación Galaxia se minusvaloró o banalizó para no cargar la mano, pero su intervención en el 23-F no es consecuencia de eso. El CESID le seleccionó a conciencia y le proporcinó todos los medios.

28. Don Pablo, tengo 20 años y no viví el "tejerazo", pero me interesa mucho el tema. Le tengo dos preguntas: 1) según Ud ¿son ciertas las teorías, si no probadas, por lo menos muy sospechosas por la cercanía al Rey (Gral. Armada, etc), de ciertos círculos monárquicos para que surja la figura de don Juan Carlos como defensor de la democrácia y así consolidar la monarquía? 2) ¿Cumplió su condena, al menos en parte, alguien de los autores intelectuales del intento de golpe?

Armada, y por cierto también Milans, en el ejército se les consideraba algo así como las columnas del 'juancarlismo'. El rey dice que Armada le engañó. Armada dice que el rey lo sabía todo y que él actuaba a su servicio. En todo caso, hasta Tejero entró en San Jerónimo invocando la Corona. La pregunta hay que hacérsela al revés ¿Armada y Milans estaban dispuestos a traicionar su lealtad al rey para dar un golpe militar que sin duda acabaría con la Corona tal y como en su día hicieron Alfonso XIII y Primo de Ribera? Muchos de los intervinientes invocaron en su defensa, creer estar obrando bajo la dirección de su jefe supremo. Puede ser que por ello los indultos sobre todo el de Armada y el de Milans más que por razones de salud fueran por paliar algún exceso en unas condenas que resultaban excesivas.

29. Sr Castellanos, ¿hubo movilizacion contra el golpe por parte de la Extrema Izquierda?

Si por movilización se entiende que lógicamente el miedo llevar a algunos a procurar eludir lo que se temía, la movilización entre cargos institucionales y políticos de la izquierda fue absoluta. Menor fue la de ponerse a disposición de la autoridad civil para defender la legalidad, pero conste que la hubo y por cierto, nunca debidamente reconocida.

30. Por que no se destituyo inmediatamente al jefes de regiones que esperaron hasta el final para tomar partido por el bando democratico ? Miedo a quedarnos sin generales ?

Había miedo a quedarse sin varios capitanes generales y sobre todo a ser injustos, porque los primeros que vacilaron hacia donde se inclinaban tampoco fueron ejemplo de decisión rápida e inmediata a favor de la Constitución.

31. ¿CUANTOS LIDERES POLITICOS Y QUE PARTIDOS ESTABAN AL TANTO DEL LLAMADO GOBIERNO DE CONCENTRACION?

Yo sólo sé por el contenido de la 'lista Armada' quienes estaban dispuestos a sacrificarse siendo ministros una temporadita. He de pensar que sus partidos lo sabrían. Armada dice que lo de la lista fue invención de la doctora Echave. A mi ésta me ha jurado que la ha visto y creo también al abogado de Tejero, pero sobre todo creo a Calvo Sotelo que tuvo más empeño que nadie en que esa 'posible trama' de apoyo salvador fuera salvada.

32. ¿Qué opina usted los que aseguran que ha traicionado al Partido Socialista y que se ha derechizado?

A los partidos no se les traiciona. Aunque algunos consideren traición el no ser obediente con la dirección que generalmente no suele respetar mucho ni el ideario ni el programa, si no conviene a sus fines al servicio del líder. Yo sigo siendo un aprendiz de la escuela de Pablo Iglesias que hoy no se lleva, sobre todo en materia de honradez y de compromiso con los valores democráticos. Es verdad que en tiempos cuando hablábamos de Democracia distinguíamos la Democracia formal de la Democracia socialista y a los que no creen en ninguna de las dos, les parece que la primera es de derechas. Yo creo que de derechas es enriquecerse en la política ,abusar del poder y engañar a los ciudadanos.

33. Dada la nula reacción en la calle ¿Estarían aleccionados los sindicatos?

Los sindicatos sabían que estaban en la lista, la otra, no la de Armada y que serían de triunfar el golpe las primeras víctimas y las ejecutivas de los sindicatos reaccionaron antes que la de los partidos en su apoyo al 'gobierno de subsecretarios' del Hotel Ritz.

34. Sr Castellano ¿es cierta la famosa lista de 3000 personalidades, que deberian ser ejecutadas si el golpe de Milans hubiera llegado a buen fin?

De esa lista sólo ha dado cuenta el Ministerio del Interior. Pero no me extraña que haya existido. Es muy triste que desde el otro lado se creyera que el problema de acabar con la Democracia en España era fusilar a 3.000. No tenían buen concepto de la ciudadanía.

35. En su opinión, quién era el "Elefante Blanco"?

El general don Alfonso Armada Comyn. Era el 'elefante blanco' aunque Tejero no le reconociera como tal y quisiera sustituirle por Milans del Bosch.


Edito: Y aqui otra, de 10 años antes (2001, curioso el cierre de la entrevista declarando su poca comprensión de las páginas "cibernetico-digitales")...
http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2001/04/232/
Citar
3. ¿Realmente estaba todo atado y bien atado?

La gente entendió por atado y bien atado el sistema franquista, y Franco no quiso decir eso. Dijo que quería dejar atado y bien atado un pensamiento político, una superestructura y, en suma, una tradición que la representa mejor que nadie, para la derecha, la Corona, el sable, el báculo, la caja fuerte y la protección del tío Sam.

5. Dios, patria y Rey no son conceptos trasnochados?

Evidentemente, como términos han pasado al desván, pero como estructuras de pensamiento están más que vivos. Y en la modélica transición española han renovado su vigencia. En la Constitución no se les nombra así, pero subyacen detrás de la mayoría de sus artículos.

6. ¿Cual es la gran mentira de la Transicion?

No se trata tanto de descubrir mentiras sino de llamar a las cosas por su nombre. La transición ha sido una repetición de la restauración monárquica de 1874 (Alfonso XII), y ha respondido a las mismas corrientes de pensamiento e intereses económicos. Ha sido la vuelta a la monarquía liberal tras la destrucción violenta del sistema democrático republicano y una dictadura militar monárquica de 40 años.

9. ¿Por Dios, por la patria y el rey? ¿En que orden?

El verdadero orden sería: patria (ejército), corona (mando supremo) y religión (legitimación moral del poder y sus abusos). Pero suena mejor en el orden en que se utilizaba por los requetés allá por el año de 1936.

10. ¿Como esta ahora la izquierda?

La izquierda adolece de una auténtica pereza intelectual. Está instalada en la rutina histórica y ha perdido hasta el hábito de analizar lógicamente desde las perspectivas de la confrontación entre poderosos y oprimidos, explotadores y explotados, y manipuladores y alienados.

11. ¿Quien tenia verdaderamente el control?

El control en España de los dos últimos siglos ha estado siempre en manos de las fuerzas económicas y financieras, absolutamente identificadas con un ejército intervencionista que acaba con la Primera República (la federal) y con la Segunda (la integral). El ejército al servicio de los intereses de la aristocracia financiera ha sido el baluarte del pensamiento reaccionario y hoy, salvadas las distancias, con un modelo castrense distinto, cumple idénticas funciones no sólo al servicio de los intereses de los privilegiados en España sino también en el mundo de la globalización.

12. ¿Qué alternativa útil de voto tenemos quienes no creíamos en el PSOE y hemos dejado de creer en IU?

No nos podemos conformar con quedarnos en casa quejándonos de los burócratas y los corrompidos. Hay que militar, incómodamente, rebeldemente, blasfemamente, para recuperar el derecho a saber, a participar y a no ser tratados como borregos.

15. ¿Quienes son los enemigos de la izquierda?

El primer enemigo de la izquierda es el doctrinarismo acrítico o el dogmatismo. El segundo, los burócratas, que sustituyen con sus intereses particulares los intereses generales. El tercero, el desconocimiento de las páginas de la lucha de los oprimidos y los débiles con los poderosos. El cuarto, los oportunistas, que en este país son legión en todas y cada de las expresiones de la izquierda. Y el quinto y último por ahora, los cínicos corrompidos y salteadores de carreteras que escudados en un carnet se han dedicado a acumular sabrosas fortunas. Estos últimos suelen ser distinguidos lógicamente con algún título nobiliario, porque la historia de la aristocracia se confunde con la de la rapiña.

16. ¿Vamos hacia un modelo politico americano descafeinado y de "primeras damas"?

Es indudable que el mimetismo con el comportamiento de la mayor potencia bélica y económica, el imperio, se ha extendido a toda Europa. La política es otro gran producto del mercado y en su venta y oferta han ganado la batalla los expertos en marketing a los ideólogos. Y los empresarios del poder han ganado la batalla a los luchadores. Lógicamente los símbolos y la propaganda son imprescindibles, el líder guapo, la primera dama, los ministros frívolos, en mezcolanza con los banqueros y la gente de la mueca, hacen de las revistas del corazón la mejor crónica de esta cretina sociedad.

22. Expliqueme si puede que hace un pais con mayoria de currelas con un gobierno de derechas. Somos tontos o que?

Los currelas no piensan todos igual. Yo decía en algunos mítines que no hay nadie más tonto que un obrero de derechas, y los hay muchos que no quieren cambiar esta sociedad sino salir ellos de la clase trabajadora e insertarse en la contraria. No puede haber lucha política y sindical sin lucha ideológica y formativa que compense la manipulación intelectual a la que no escapamos ninguno. En la más dura clandestinidad los partidos de izquierdas jamás despreciaron el proceso formativo, hoy a eso lo llaman superideologización. Así nos va.

28. ¿No está muy manido ultimamente este tema? ¿Qué aporta de nuevo?

Es cierto que sobre la transición en general y sobre algunos de sus episodios (23-F, proceso constitucional, sistema autonómico) también se ha escrito bastante, pero, con perdón, la mayoría de lo publicado es elogioso, triunfalista y muy poco crítico. He querido contemplar la transición como salida de la dictadura convertida en meta, por sí misma, y no como comienzo de otra andadura, que creo yo es lo que ha ocurrido.

29. Izquierda o derecha. ¿Para cuando una alternativa que supere esa "miopía" política?

La permanente tentación de decir que eso de la derecha y la izquierda está superado, no es gratuita. Es todo un planteamiento político para deslegitimar a quienes luchan por otros valores y comportamientos. Derecha e izquierda pueden ser términos a eliminar, lo que no se puede eliminar es lo que subyace de desigualdad, injusticia, privilegio, abuso, etc.

35. ¿Se vota más a un líder o a un proyecto político?

Lamentablemente, en las campañas electorales, los asesores de imagen han sustituido a los programadores políticos. Se vota a los líderes, se ignora el programa, se desprecia el ideario y se convierte la lucha política en un puro personalismo. También, desde la izquierda, y de ello no se ha salvado Izquierda Unida.

37. ¿Que futuro le espera a la izquierda española en los proximos años?

Si no hace una profunda y sincera autocrítica, por su comportamiento en la transición. Si no renueva su análisis y en consecuencia su juicio sobre la actual situación mundial y sigue anclada en viejas recetas y dogmas indiscutibles. Si no vuelve al origen, que se llama el socialismo libertario, lo va a tener muy duro frente a la mediocridad, el oportunismo y el burocratismo que definen hoy a toda la izquierda europea. Hablar de izquierdas en estos días es hablar de la rebeldía del Tercer Mundo.
Agradezco la hospitalidad de estas sofisticadas páginas cibernético-digitales, que me siguen resultando incomprensibles, casi milagrosas, y a los internautas interrogadores su inmerecida atención. Para todos, larga vida y mejor fortuna.
« última modificación: Abril 10, 2013, 14:17:32 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Starkiller

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3562
  • -Recibidas: 34108
  • Mensajes: 3619
  • Nivel: 658
  • Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Babylon 5
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #17 en: Abril 10, 2013, 13:45:47 pm »
Nostra, te equivocas en un par de apreciaciones.

Por un lado, ya incluso en aquellos tiempos, el PSP era parte del PSOE histórico, el Marxista; que posteriormente, pasaría a ser el PSOE Histórico, es decir, el auténtico heredero del PSOE original, y no la mierda surgida de Suresnes.

Por otro lado, y no sin razón, Fraga, heredero en buena parte, y pese a su antagonismo anterior con él- de Carrero Blanco (Pero con menos huevos, y sobre todo, mucho más avisado tras el destino del mismo) , entiendo yo que no viera al PC con buenos ojos; pero no exactamente por ser comunista (El PSP era muchísimo más comunista que el PSOE o, ya puestos, que el PC), sino por los lazos, muy marcados, de Carrillo y su PCE con la socialdemocracia patrocinada por USA; a través de la reconversión del PCE en el 68 al Eurocomunismo, que no es otra cosa que el abandono de los principios marxistas y la aceptación de unos principios muy similares a los de la internacional socialista (Es decir, socialdemocracia, con retórica de izquierda).

Aparte hay que decir, que Fraga no le tenía mucho aprecio a Carrillo, lo que no impidio que le defendiera el 23F.

Por otra parte, y para finalizar, Fraga fue el único que peleó y avisó de lo que iba a pasar, ya en el 78, y con una visión muy certera. En este post: http://www.transicionestructural.net/transicion-estructural/camino-del-estado-fascista-(godwin-seal-of-approval)/msg64402/#msg64402 cito a Fraga, directamente de los diarios de las cortes durante las enmiendas a la constitución, diciendo cosas muy similares a lo que cualquiera de este foro podríamos decir.

Ni anarquistas, ni marxistas, ni comunistas, ni izquierdistas, ni conservadores, ni socilistas, ni populares, ni democristianos, ni socialdemócratas... no, tuvo que ser un franquista quien, en su día, clavara justo lo que ha pasado.

Así pues, podemos pensar que fraga fue muchas cosas malas, y no nos equivocaremos. Que actuó de muchas formas que no compartimos, y será cierto. Pero visto lo visto, y leyendo lo leído (Leyendas negras aparte) no hay ni un solo político hoy, ni uno solo, que le llegue a las suelas de los zapatos. Y eso, pese a los cien mil defgectos que tenía el señor.

Y, desde luego, si la constitución hubiera salido como el quería, hoy estaríamos bastante mejor de lo que estamos.

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #18 en: Abril 10, 2013, 13:53:28 pm »
Muchas gracias por la referencia Starkiller, la verdad es que me salté -sin querer- tu valioso post del libro de sesiones (En el que Fraga aboga por que toda reforma constitucional deba ser sometida a referéndum). Desde luego Fraga, habiendo sido ministro de información y teniendo muy buena relación con el "amigo americano", por lo menos desde su baño en Palomares  :biggrin:, sabía de primera mano cuales eran los designios del imperio para hispanistán y claramente era pragmático-realpolitiker (de hecho, un superviviente que siguió en la cresta de la ola política a pesar de los vaivenes del país prácticamente hasta su muerte hace no mucho)...  ::) edito: ...en cualquier caso parece claro que muchos de los monigotes que hoy okupan los escaños de las cámaras, desafortunadamente hacen buenos a los políticos de las primeras legislaturas, independientemente de su color político, y hasta a algunos de los del anterior régimen. Porca miseria.
« última modificación: Abril 10, 2013, 14:03:22 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Xoshe

  • Estructuralista
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3326
  • -Recibidas: 17371
  • Mensajes: 1868
  • Nivel: 304
  • Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #19 en: Abril 10, 2013, 13:56:23 pm »
A Stark
No sale el link. Postea con copypaste por favor.

Starkiller

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3562
  • -Recibidas: 34108
  • Mensajes: 3619
  • Nivel: 658
  • Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Babylon 5
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #20 en: Abril 10, 2013, 14:04:19 pm »
A Stark
No sale el link. Postea con copypaste por favor.


Por favor, no te fabriques un diccionario a tu medida (partidocracia).
En una democracia representativa la existencia de partidos es irrenunciable ¿Como funciona la democracia sino? ¿Con referendums cada semana? ¿Y si yo quiero hacer un partido político que pasa, se me prohibe?


De hecho, no. Es conveniente, pero no imprescindible.

De igual manera, una de las características que definen las diferentes democracias, es su grado de partidismo; concretamente es el segundo factor en importancia, tras el presidencialismo.

Aprovechando la traición Española, paso a poner unos extractos del diario de sesiones del congreso, de 1978, donde uno de los padres de la constitución habla del tema a raiz de una de las enmiendas al primer borrador de la misma. Aprovecho para reiterar, como ya han dicho, que nuestra constitución es la única elaborada, en todo le mundo, por unas cámaras que no han sido elegidas de forma democrática. Es un poco coñazo de leer, porque es un OCR del escaneado original, pero merece, de verdad, la pena.

http://www.congreso.es/public_oficiales/L0/CONG/DS/C_1978_093.PDF

Citar
Señor Presi-
dente, voy  a consumir un turno en contra de
esta  enmienda que, desgraciadamente, tengo
que  afirmar  es  una  de  las  que  m&  tien-
den  a reducir  las  muy  bien  pensadas  pro-
porciones  que  daba  la Ponencia  a  la demo-
cracia semidirecta y  que tienden a reformar
lo que no es un término que yo haya inven-
tado y  que  ciertamente  es un  término clave
en este  momento  en  la  actual  visión  de  la
ciencia  política,  la  partitocracia en  la Cons-
titución.

(...)


Inwitable-
mente tengo  que continuar  en la  impmtantf-
sima  discusión  de democracia representativa
o  democracia  directa,  porque,  en  definitiva,
aquí hay otro nuevo tajo que se le quiere dar
a la democracia seanidirecta, no haciendo que
el  rden5ndum constitucional  sea obligatorio
en todos  los  casos  como  estaba  previsto en
el número 6 del texto de la Ponencia, ya fue-
se reforma parcial  o  total,  sino  haciéndolo
valuntarir,  para  un  grupo determinado  de
miembros de las Cámaras.
Aquí se han utilizado argumentos  que  yo,
frafncamente, teniendo en cuenta la altura in-
tdectud y  la  preparación que tienen las px-
m a s  que los han utilizado, no puedo menos
da sorprenderme, porque tampoco dudo de su
buena fe, pero no  se puede  aceptar,  ni  ha-
blando medio en serio, que se pueda  confun-
dir  el  iplebiscito con  el referéndum;  ellos  lo
saben perfectamente y no  pueden  pretender
que le11 referéndum popular o referéndum, so-
bre  un  texto determinado, tenga que ver na-
da ni con el plebiscito. Eso no' se puede decir.
En principio se da la  circunstancia de que la
única fórmula de rederéndum  que hemos de-
jado es la única que pudiera ser plebiwitaria.
Pero  en  todas estas  cuestiones es evidente
que el Gobierno, si  las plantea, y  es al que
podría  intentar  abusar  de  d a s ,  sin duda  al-
guna tiene mucha más  facilidad para  conse
guir la aprobación en el Congreso que en una
consulta popular.
¿Qué  es  un  plebiscito? Todo  el  mundo  lo
sabe. HisMricamente, fue una  primera forma
de  participación. Justamente, dar  entrada a
sectores de lo que no  era «populus romano»,
sino «plebus», los que habían llegado después
y no estaban en el  «establishment», y darles
una posibilidad de que ciertas  dwisiones  se
consultaran  con  ellos.  Es la misma  funcibn
que la  democracia semidirecta viene a pres-
tar  en un  momento en el  cual la  evolución
de  los  partidos ha hecho precisa  esta  nece-
sidad  de una  participación distinta,  como la
del pueblo.
Despuks, es  cierto que cuando Sieyes pre-
para  las  cosas para  Napoleón, para  salir  de
la anarquía a que se lleg6 en cierto momento
de  la  Rwalución  francesa, hace  la  famosa
frase «la autoridad viene de arriba y  la con-
fianza viene de abajo», y convierte cierta fór-
mula  democrática jacobina en la fómula ple-
biscitaria, pero  eso  nada  tiene  que ver con
lo que estamos mantenido aquí, que es, li-
sa  y llanamente, que \las grandes decisiones
que  afectan a  todos,  es  decir, las decisiones
constitucionales, sean abligatortiamtente, y no
sólo si 10  pide un número  de Diputados, so-
metidas a consulta popular, que es una regla
hoy  muy  frecuente  en  el  Derecho  comtitu-
cima1 comparado, y que creo que nadie pu-
de discutir que en este momento es la tenden-
cia general.
La participación popular necesita vías com-
plementarias, justamente para  evitar que los
partidos,  como  he  dicho antes, suplanten  la
voluntad  popular
. Hay  una  evolución de los
partidos  en los  últilmos  ochenta años  en  to-
das partes que ha hecho que el famoso prin
cipio que SegUhW poniendo en nuestros tex-
tos constitucionales de que se prohíbe el man-
dato imperatim, en la práctica sea una  pura
ficción de derecho, porque en la vida del par-
tido actual existe  el  mandato imperativg. Y
una serie  de  libros  recientes, que, sin duda,
nuestros ilustres colegas  conocen, como  los
de Zampetti, justamente en torno al tema ita-
liano, vienen  estudiando c6mq  si no se  dan
otras fbrmulas de participación, la deimocra-
cia se ha  convertido en partitocracia, y estoy
seguro de que mi  amigo e ilustre colega Solé
Tura no dejará  de conocer la  cita  que voy  a
hacer de c6mo un  ilustre tedrico del marxis-
mo,  Gramsci, llegó  a hablar del Partido  co-
rno «El  Príncipe)) moderno,  en  sus  famosos
camentarios.
Vamos, por tanto, a hablar  en serio y, des-
de luego, defender en este momento al refe-
réndum constitucional nada tiene que ver con
defendes fórmulas de aclamacidn o fórmulas
plebiscitarias.
En una palabra, entiendo que este nuevo ta-
jo  respecto  al  texto  anterior  de suprimir  el
referéndum obligatorio en todos los  casos de
reforma constitucional es un nuevo paso atrás
en el camino hacia la  democracia, y un  nue-
vo  paso  peligroso  en  la  dirección de  la  par-
titocracia .


Ya en 1978, uno de los padres de la constitución (Al que no se hizo ni puto caso, tenía a los otros seis en contra*) hablaba claramente de las diferencias entre la partitocracia y la democracia. Y creo que lo expone de forma clara y honrada.

Es importante tener en cuenta que la definición de democracia es amplia, pero concreta. Se basa en una serie de pilares que, sencillamente, en España no existen: separación de poderes, pesos y contrapesos.

Así pues, por mucho que la neolingua afirme que esto es democracia, sabemos de sobra que no lo es.  Partitocracia es un término excelente para definir lo que tenemos; y no es para nada de nuevo cuña. Fue protagonista en bastantes debates constitucionales, aunque evidentemente, ha habido muchos intereses en evitar que esa información llegué hasta nosotros... sobre todo cuando el ponente al que cito arriba dio en el clavó, y definió con total exactitud el problema con el que, 34 años después, nos encontramos.

PS: Modifico el título del hilo a lo que, en realidad, quería expresar. Normalmente intento ser muy puntilloso en los usos de la terminología política, y esta vez, por sensacionalista, he puesto un título de hilo digno de burbuja. Corregido, y collejas merecidas y aceptadas.

PS2: Nuestro amigo de la cita, también hace referencia a Gramsci. Lo que resulta gracioso.

_________________
*Por ejemplo, Jordi Sole Tura, del Grupo Parlamentario Comunista, afirmó literalmente en esa sesión "Precisamente el problema que tenemos en nuestro país es consolidar un sistema de partidos que es tremendamente precario". Y vaya si lo afirmaron, los cabrones.


Fraga se la tuvo que envainar, pero supo hacerlo. Mientras Carrero miraba a los Yankees con desconfianza, Fraga todo lo contrario. Después, cuando se vio en los zapatos (O lo bastante cerca) de Carrero, le toco envainarsela y entender (Y compartir) la postura de Carrero.

Y, sinceramente, creo que cuando vio lo que había salido de la transición, ya le dio todo igual.

PS: Aunque no lo ponga en el post, el de la cita, es Fraga. Esta el link a congreso.es con el PDF oficial, y pueden encontrar la cita que pongo en la página 11 de dicho PDF. Le recomiendo que lean el PDF entero, es una especie de catársis, ver quien decía que, como y cuando.
« última modificación: Abril 10, 2013, 14:07:52 pm por Starkiller »

Republik

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 18428
  • -Recibidas: 39471
  • Mensajes: 4200
  • Nivel: 777
  • Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.Republik Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #21 en: Abril 10, 2013, 14:22:49 pm »
Lo que no ha depurado la costumbre tras tres siglos largos de parlamentarismo (caso británico), en países como Alemania lo regula estrictamente la legislación sobre partidos, que se mete en temas como la democracia interna y los procedimientos  limpios para lograrla. Ese es el gran agujero que intencionadamente se dejó en nuestro sistema para evitar sorpresas poco deseables para los herederos del chiringuito, que van momificándose agarrados a la poltrona y seguramente están buscando el modo de dar continudad "dinástica" al inventillo, al modo heleno. Es muy grave que un país grande de la UE se parezca más a Grecia que a Alemania o Francia en aspectos tan sensibles, que Grecia no deja de ser un engendro paracolonial del imperialismo británico del XIX y nosotros tenemos,aunque accidentada, una temprana y dilatada trayectoria constitucional.
« última modificación: Abril 10, 2013, 14:26:57 pm por Republik »

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #22 en: Abril 11, 2013, 18:35:43 pm »
Me traigo aqui esta otra entrevista que me parece relevante al tema:
http://www.lamarea.com/2013/04/11/el-pp-y-mas-aun-el-psoe-podrian-desaparecer-en-poco-tiempo/
Citar
“El PP, y más aún el PSOE, podrían desaparecer en poco tiempo”

José Álvarez Junco (Viella, Lérida, 1942) es conocido por muchos por participar en la elaboración de la llamada Ley de Memoria Histórica, pero también ha trabajado sobre el anarquismo en España, el populismo y el nacionalismo. En este campo recibió el Premio Nacional de Ensayo en 2001 por Mater Dolorosa: la idea de España en el siglo XIX. Su último libro analiza la historia de la propia producción histórica.

Tiene fama de historiador serio y riguroso. Ello le ha granjeado respeto y notoriedad también en el otro lado del Atlántico, donde pasó diez años trabajando en las universidades de Tufts y Harvard, convirtiéndose sus trabajos en referencia básica de un emergente hispanismo. Está a punto de jubilarse como docente y jefe del Departamento de Pensamiento Político y Movimientos Sociales en la Universidad Complutense, pero asegura que seguirá investigando y escribiendo.

Contesta serio a las preguntas, sin eludir respuestas firmes pero midiendo las palabras en busca de la frase exacta. Poco atraído por la exposición pública, ha concedido pocas entrevistas en los últimos años, casi todas dedicadas a alguna cuestión concreta. No es este el caso, pues hoy hay demasiados temas de actualidad –crisis de modelo, movimientos sociales, populismo, represión…- que merecen ser tratados desde una perspectiva histórica.

El libro que acaba de publicar se titula Las Historias de España. ¿Por qué este título?


Se iba a llamar La historia de la historia de España lo que es un poco repetitivo pero quizás explique mejor de qué va: se trata de narrar la evolución de los relatos sobre el pasado de esta parte del mundo a lo largo de los siglos. Desde los mitos griegos y romanos (“se llama Hispania porque su primer rey fue Hispano, hijo de Hércules…”) hasta los relatos actuales, que conservan restos míticos.

¿La visión que tiene la gente de la crisis actual está condicionada por estos relatos históricos?

La visión del presente siempre tiene que ver con la manera dominante de interpretar el pasado. En relación con la crisis, nosotros no tenemos recuerdos de crisis similares en el pasado. Solo se le podrían comparar la de los años 30, iniciada en 1929, o los 40, con el hambre de la postguerra. Pero están muy lejos. Las crisis de 1974-83 o de 1992-93 fueron bastante menores.

Lo que sí observo es un mecanismo reflejo y auto-exculpatorio que consiste en echar la culpa a los políticos. Es también bastante infantil. Los políticos actuales son, desde luego, bastante malos, no se me ocurre ninguno al que presentar como ejemplar. Pero en un país donde todo el mundo intenta evadir impuestos, incluso a la hora de contratar a gente, no se puede decir de los políticos otra cosa más que reproducen la forma de comportarse del ciudadano medio, aunque su capacidad de defraudar es mucho mayor. Y al ser ejemplos de comportamiento, son mucho más perniciosos.

En este sentido, han proliferado partidos que se sustentan en el ataque a los políticos. Usted ha escrito un libro titulado Lerroux, el emperador del paralelo, refiriéndose al Partido Radical de los años 20 y 30. ¿Es comparable con el actual UPyD, por ejemplo?


Sí, creo que hay bastante demagogia y oportunismo por parte de estos partidos. Lerroux hizo algo similar especialmente antes de la II Repúbilca. También era un líder populista y españolista en Barcelona, y hacía bandera de estar en contra de los políticos cuando toda su vida fue un político profesional.

Los movimientos sociales que han crecido en España también comparten muchas veces un ataque a los políticos, pero hay algo más. Usted creó la asignatura Historia de los Movimientos Sociales en la Universidad Complutense. ¿Qué semejanzas o diferencias ve con otros movimientos en la historia?

A lo largo de la historia europea, los movimientos de protesta han acabado institucionalizándose y dando lugar a una generación de nuevos partidos políticos. En un determinado momento triunfaron los partidos liberales, que fueron desbordados luego por los demócratas y éstos a su vez por los socialistas y luego los comunistas. Podríamos incluso mencionar a los anarquistas, aunque éstos no llegaron a institucionalizarse y convertirse en un partido político. En la situación actual, podría ocurrir que los movimientos de protesta se institucionalizaran, y surgiera una nueva generación de partidos. La verdad es que los partidos actuales da la impresión de que están en situación pre-agónica. El PP, y más aún el PSOE, podrían desaparecer en poco tiempo. También podría ocurrir que no supieran hacerlo y sus propuestas acabaran sin concreción práctica. Lo que está claro es que la democracia actual necesita ampliarse y perfeccionarse y que los partidos actuales no son capaces de canalizar las demandas sociales, que debería ser su función principal.

En ese sentido vemos, si seguimos comparando con Italia, que allí la protesta se ha canalizado a través de un partido político, y sin embargo en España no tan claramente. Aquí además se ha dado un fuerte impulso al asamblearismo y las iniciativas de apoyo mutuo. ¿Tiene esto semejanzas con el anarquismo de finales del siglo XIX y principios del XX sobre el que usted escribió en sus primeros libros?

No tanto, porque el anarquismo se planteó como objetivo principal la destrucción del Estado y hoy día es difícil proponer seriamente un objetivo semejante. O, al menos, proponerlo y tener muchos seguidores. Dependemos del Estado para nuestra jubilación, la sanidad, la educación, los transportes públicos. Pensar en una sociedad sin Estado no me parece hoy realista. En la España de hace 100 años, en la que el Estado no hacía más que recaudar impuestos, llevarse a los jóvenes al servicio militar y enviar a los pueblos a la Guardia Civil para que mantuviera el orden, sí era plausible pensar en que se viviría mejor sin Estado. Pero la reivindicación que hoy domina, que no es exactamente anarquista, es de mayor democracia: lo cual es lógico, porque hoy los partidos están rígidamente controlados por las cúpulas y la participación popular a través del parlamento es casi imposible.

Sin embargo, en otras épocas, el movimiento de cambio se ha diluido al venir una recuperación económica. Hoy, que vemos que esa recuperación no llega, no parece que los movimientos sociales vayan a parar, sino todo lo contrario.


Los movimientos sociales han demostrado las carencias de la democracia y de los partidos actuales. Pero los propios movimientos de protesta, si no consiguen concretar un programa de reformas y de vías para que esas reformas se lleven a cabo, pueden quedarse en una manifestación ética y estética, sin consecuencias políticas. Lo que ocurra dependerá también de lo que dure la crisis.

Pero insisto en que es preciso concretar las propuestas. Queremos una “democracia real” o “políticos honestos” no es suficientemente concreto. Dígame usted cómo quiere que se garanticen estas cosas. Los seres humanos no son ángeles. Hay que legislar para individuos reales, que como tengan un gramo de poder intentarán, previsiblemente, aprovecharlo en su propio favor. No digo que todos lo hagan, pero muchos lo intentan, y hay que establecer mecanismos que lo hagan imposible; o que sancionen implacablemente al que lo haga.

Pero, ya que menciona Democracia Real Ya, ellos tenían unas propuestas concretas desde el mismo 15-M, pero chocaron y siguen chocando contra un muro en el Parlamento. ¿Qué hacer entonces?


Con una lista de tres, cuatro, diez propuestas concretas. Recabando las firmas de millones de ciudadanos, utilizando todas las vías posibles, al final gobiernos y partidos tendrán que rendirse.

Esto es lo que está ocurriendo con la PAH, por ejemplo.

Sí, es un magnífico ejemplo.

¿Cree que conseguirán hacer claudicar a los partidos, concretamente al PP?


Sí, creo que sí lo conseguirán, ahí tendrán que rendirse no sólo el Gobierno y los partidos, sino los bancos también.

Ahora que menciona a los bancos, puesto que piensa usted que desde los movimientos sociales se pone demasiado el foco en los políticos, ¿quizá debería desviarse hacia las grandes empresas?

Sí, especialmente hacia los bancos, y los altos ejecutivos responsables de este desastre. En algunos países se han tomado ya medidas para atar en corto a los responsables de la banca y las grandes empresas. Pero aquí no hay manera. Ni siquiera se toman medidas para limitar los salarios o las primas, los famosos bonus, de bancos que están, incluso, subvencionados e intervenidos.

Muchos achacan estos problemas de falta de democracia a una Transición que dejó unos “déficits” y creó el sistema político actual. ¿Hasta que punto en ese momento se hizo lo que se podía hacer o no se hizo lo suficiente para crear una democracia de verdad?


Yo defiendo la Transición, situada en su contexto. En ese momento se hizo lo que se podía hacer. Se reformó radicalmente el sistema político con un mínimo de sufrimiento, evitando la nueva guerra civil que la gente temía que podía estallar al morir Franco. En lugar de eso, se creó una cultura de pactos, lo cual no es malo, pero es cierto que a cambio se pagó un precio muy alto. Se dejó sin depurar la policía, aunque esto no ha causado los mayores problemas después de la Transición. También se dejó sin depurar la judicatura, con los desastrosos resultados que hoy sufrimos. Y se creó un sistema democrático excesivamente rígido, sin controles a quienes ejercen el poder.

Se nos había dicho tantas veces durante el franquismo que las democracias eran ineficaces porque sus gobiernos duraban seis meses, etc., que se construyó un edificio democrático demasiado rígido, con unos gobiernos a los que es imposible derribar en el parlamento, por el voto de censura constructivo, que es prácticamente un dique insuperable, con unos partidos que son monolíticos, sin democracia interna y que controlan a sus propios parlamentarios por medio de las listas cerradas.

Habla de la policía y quizá en las últimas décadas no se ha sabido mucho, pero ahora sí que vemos cada vez más denuncias de maltrato, por ejemplo, en la comisaría de Moratalaz en Madrid, o las propias imágenes de violencia de los antidisturbios contra manifestantes pacíficos. Parece que ahora sí está siendo más visible esta falta de depuración.


Sí, pero ningún cuerpo policial en el mundo se compone de angelitos. Hay que ser relativo en los juicios. La policía del franquismo y de la Transición te daba palizas, o te amenazaba con tirarte por la ventana, y a más de uno lo tiraron. Durante la Transición, la policía y cuerpos parapoliciales mataron a unas 30 o 40 personas. En el País Vasco, sobre todo, el comportamiento policial era brutal: por poner una Ikurriña, simplemente, murió más de uno, lo cual explica bastante cómo se envenenó la situación allí y fue imposible convencerles de que había habido una transformación del sistema político.

La propia Amnistía Internacional ha seguido denunciando torturas a etarras durante prácticamente todo el período democrático.


Hasta muy tarde, sí. Es una de las causas de la prolongación del conflicto.

Prácticamente hasta el final de las acciones de ETA, podemos decir.

Sí. Pero ETA tampoco dejaba de provocar en la medida de lo posible, porque les convenía que esa situación se mantuviera para justificar la “lucha armada”.

Ha mencionado la falta de depuración en el poder judicial. En este sentido, ¿puede tener algo que ver con la sentencia del Tribunal Supremo contra el Juez Garzón sobre el intento de juzgar los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo?

Garzón tiene muchos méritos. Es un juez que ha conseguido grandes avances en el potenciamiento de una justicia universal y ha perseguido a terroristas, a mafiosos, a delincuentes de cuello blanco… Y, aunque yo no soy jurista, me atengo a opiniones de juristas de quienes puedo fiarme: parece ser que cometió errores procesales en la causa por la que fue condenado. La única de las tres por las que fue juzgado. Aunque es obvio que la persecución a la que se le sometió estaba inspirada por razones políticas.

La sentencia del Tribunal Supremo sobre el intento de investigar los crímenes del franquismo interpreta la Ley de Amnistía como una ley de punto final. A la vista de que la jueza argentina Servini de Cubría va a investigar estos crímenes, ¿fue efectivamente una ley de punto final?

Repito que no soy jurista y no me atrevo a opinar con solvencia. Pero mi opinión es que esos crímenes tenían que ser sacados a la luz, denunciados en términos intelectuales y morales, pero no juzgarlos penalmente, porque sus autores habían muerto y la responsabilidad penal se extingue con la muerte.

Sin embargo, muchos de los autores de los crímenes franquistas, especialmente los de los últimos años, no han muerto.

Pero no era esos a los que estaba intentando juzgar Garzón. Empezó con los de la guerra, mencionando a los generales que habían dado el golpe de estado, para confirmar que estaban muertos. Era una ofensa innecesaria, porque los hijos y nietos del que cometió el crimen no tienen ninguna responsabilidad penal.

Entonces, ¿qué ocurre en el caso de la investigación de la jueza argentina?


Ese caso es distinto. Quienes cometieron crímenes en el último franquismo, y están hoy vivos, pueden en principio ser perseguidos, si se entiende que la Amnistía de 1977, que se aprobó a propuesta de la izquierda, no lo olvidemos, en el primer parlamento democrático, es una ley de “punto final” y debe ser considerada inválida; y si a eso se añade, por supuesto, que son crímenes contra la humanidad y deben ser considerados imprescriptibles.

¿Una comisión de verdad y reconciliación, como existió en Perú o Sudáfrica, no sería posible?


Esa sería una excelente medida política. Pero no judicial, si el ajusticiado está muerto. Pero, si no se pueden exigir responsabilidades penales, sí se puede, y se debe, aclarar lo que ocurrió, hacer públicos aquellos hechos, explicárselo a las generaciones futuras. Explicarlos como se explica hoy –y se debe seguir explicando durante todo el tiempo que sea posible- el holocausto nazi, para que los ciudadanos actuales comprendan a qué extremos de brutalidad puede llegar el ser humano y lo eviten en el futuro. Por tanto, una comisión de verdad y reconciliación me parece muy buena medida. Aunque los hechos no son tan recientes como para encontrar fácilmente gente viva que pueda recordarlos.

En ese sentido, ahora que menciona el Holocausto Nazi, cuando uno visita Alemania, hay innumerables museos, campos de concentración para visitar, etc. En España ni siquiera hay un museo de la Guerra Civil, por ejemplo.


No, no existe un museo de la Guerra Civil. Tiene razón. Y no sería fácil escribir las explicaciones, si se creara. El tema sigue siendo muy conflictivo.

¿Es posible que no se haya hecho un esfuerzo suficiente en ese campo?


Por parte de las instancias oficiales no se ha hecho un esfuerzo. Salvo en algún caso, como en Cataluña, pero más inspirado por ofrecer una versión nacionalista que por recordar de verdad el conflicto. Por ejemplo: los muchos catalanes muertos a manos anarquistas apenas son mencionados y el número, en muchos casos inferior, de represaliados por el franquismo es subrayado a bombo y platillo. Pero los historiadores sí han hecho todo el esfuerzo posible, a medida que se han ido abriendo los archivos; y ahora están prácticamente abiertos en su totalidad. Por lo que, en conjunto, los hechos básicos de la Guerra Civil y la represión de la post-guerra son bastante conocidos. Eso no quiere decir que no se deba seguir trabajando en el asunto.

Usted participó en la primera fase de elaboración de la Ley de Memoria Histórica. ¿Está de acuerdo con el resultado final?

Quedó un poquito corta, en mi opinión. Pero en conjunto se hizo una ley aceptable. Su intención inicial era cerrar la herida, terminar de una vez con aquella querella, pero el clima de crispación hizo imposible que sirviera para eso. Algunas de las declaraciones iniciales de la ley están bien, como por ejemplo la declaración de ilegitimidad de los juicios franquistas. No hubo una anulación general de las sentencias, porque eso hubiera significado que el Estado se tenía que hacer responsable de indemnizar a los familiares y las arcas públicas hubieran tenido que dedicar buena parte del gasto durante bastantes años a este fin. Se optó, por eso, por la vía intermedia de declarar aquellos juicios ilegítimos, desproveerlos de autoridad moral, pero sin consecuencias económicas. Se concedió, por otra parte, la nacionalidad española a los brigadistas internacionales; se reconoció a las asociaciones de víctimas; se reconoció a las víctimas de la Transición, olvidadas hasta entonces; se creó el archivo general de la Memoria Histórica, que está en Salamanca. Todo eso estaba bien.

Pero la ley se quedó corta en el apoyo a la exhumación de fosas, que se dejó a la iniciativa privada. El Estado debería haber impulsado la creación de un mapa de fosas y apoyado la búsqueda e identificación de los restos. En cuanto a los símbolos, también parece razonable lo de dejarlos como están solo en caso de que no sean ofensivos para la otra parte y estén compensados con símbolos que homenajeen a los del bando contrario.

El Valle de los Caídos planteaba un problema especialmente grave. Intentar reconvertirlo en otra cosa es imposible y destruirlo, sin más, creo que sería un error. Para un historiador, es bueno poder recordar visualmente lo que fue una época. Es algo que no se puede hacer en Alemania, por ejemplo, donde no queda ningún monumento nazi. Por lo que no me parece mal que se optara por dejarlo como está. Pero creo que se debería haber mantenido lo que estuvo previsto en los textos preparatorios de la ley, que era su explicación pedagógica, con fotografías de los prisioneros de guerra trabajando allí vigilados por guardias civiles y textos que explicaran cómo se construyó y cuáles fueron sus finalidades.

¿Por qué desapareció?

En el trámite parlamentario, al negociar el PSOE con IU y Convergencia –pues no tenía mayoría absoluta y, además, en esa ley se quería tener el máximo de apoyos; el PP, desde luego, rechazó desde el primer momento el más mínimo contacto sobre este tema–, acabó desapareciendo aquel párrafo del artículo sobre el Valle de los Caídos. No sé por qué, la comisión preparadora del texto no tuvo ya nada que ver con aquella fase de la negociación.
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

swing

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 1224
  • -Recibidas: 805
  • Mensajes: 163
  • Nivel: 40
  • swing A veces destacaswing A veces destacaswing A veces destacaswing A veces destaca
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #23 en: Abril 15, 2013, 12:48:47 pm »
El funeral del Caudillo se preparó cuatro meses antes de su muerte
Nostrasladamus


indica el 19 de julio de 1975 como fecha de creación del grupo de trabajo que dirigía Gabriel Cisneros, consejero en las Cortes por aquel entonces

Ante la inminencia de la muerte de Franco, el embajador norteamericano recomendó a su Gobierno que garantizase la presencia del presidente Nixon en el funeral o, en su defecto, de la primera dama. El objetivo no era otro que “mantener nuestros beneficios militares en España”, básicamente las bases de Rota y Morón. Un aspecto que Rivero justificaba porque la presencia del vicepresidente Gerald Ford en el funeral de Carrero Blanco, siete meses antes, había sido “un gesto muy apreciado por el Gobierno”.



Nixon dimitió el 8 de agosto del 74. Carrero murió en diciembre del 73. Se supone que , en todo caso,  estarán hablando de julio del 74, cuando Franco se puso enfermo y delegó el poder a Juan Carlos.



NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #24 en: Abril 15, 2013, 13:35:49 pm »
Nixon dimitió el 8 de agosto del 74. Carrero murió en diciembre del 73. Se supone que , en todo caso,  estarán hablando de julio del 74, cuando Franco se puso enfermo y delegó el poder a Juan Carlos.


Las fechas del artículo que he citado, parecen plausibles: según la Wikipedia, los signos de Parkinson son evidentes a finales del 74, según el artículo que he citado, cuatro meses antes de su muerte (noviembre del 75 -el famoso 20N-) es julio del 75 allí se debió decidir que empezasen los preparativos "porsiaca", en cuanto al traspaso de poder a Juan Carlos no se hizo en vida de Franco, aunque éste le designó sucesor ya en julio del 69:

http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Franco#.C3.9Altimos_a.C3.B1os._El_tardofranquismo

Citar
En esta última etapa el Parkinson se hizo muy evidente, a finales de 1974 mostraba claros síntomas de senilidad.244

"En el verano de 1975, la sensación de desmoronamiento del régimen era omnipresente".245 En septiembre de 1975, otro juicio, el de ocho miembros de la organización terrorista FRAP, condenados los ocho a la pena de muerte y dando su conformidad y ejecutándose cinco de las penas, aisló aún más al Régimen internacionalmente. Quince países europeos retiraron a sus embajadores, produciéndose protestas y ataques a las embajadas de España en la mayoría de los países europeos. Como reacción a aquél desmoronamiento, el 1 de octubre, Franco vuelve al balcón de la plaza de Oriente y "repite ante la muchedumbre su discurso de siempre y una vez más, con una voz que la enfermedad hace aún más trémula, denuncia en medio del fervor general de sus incondicionales el complot judeomasónico contra España y la subversión comunista-terrorista

   
Citar
"Todas las protestas habidas obedecen a una conspiración masónica-izquierdista, de la clase política, en contubernio con la subversión comunista-terrorista en lo social, que si a nosotros nos honra a ellos les envilece.""247

    Francisco Franco Bahamonde,
    1 de octubre de 1975.

La agonía de Franco fue lenta y dolorosa, siendo sometido a numerosas intervenciones innecesarias y de efectos desastrosos. El 17 de octubre, después de varias crisis de su salud, aún preside el Consejo de Ministros. El 22 de octubre sufre su tercer ataque cardíaco, el 24 sufre otro y se agravan sus otras dolencias. Desde entonces, todos los intentos de su entorno son los de prolongarle la vida, intentando que sobreviva al 26 de noviembre, momento en que debería renovar el mandato de Alejandro Rodríguez de Valcárcel como presidente del consejo del Reino y de las Cortes y, así, garantizarse una persona "fiable" con poderes para influir en la elección del futuro presidente del Consejo de Ministros. El 25 de octubre se le administra la extremaunción y, finalmente, el 20 de noviembre, se certifica su muerte
[...]
Tras su muerte, los mecanismos sucesorios funcionaron y Juan Carlos "aceptando los términos de la legislación franquista" fue investido rey,15 siendo aceptado con escepticismo tanto por los adeptos al Régimen como por la oposición democrática.
« última modificación: Abril 15, 2013, 13:46:33 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

swing

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 1224
  • -Recibidas: 805
  • Mensajes: 163
  • Nivel: 40
  • swing A veces destacaswing A veces destacaswing A veces destacaswing A veces destaca
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #25 en: Abril 16, 2013, 12:45:44 pm »
Nostrasladamus.
Se da ha entender que en las desclasificaciones de los papeles pone que en después de julio del 75 les recomiendan que acuda Nixon, por lo que yo pondría esos papeles en cuarentena. O el que lo cuenta lo ha entendido mal.
De todas formas, fechas y personajes aparte,  lo que viene a decir tiene sentido y no constituye ninguna novedad.
Desde mediados del 75 tienen prisa por hacer lo del Sáhara e, incluso, llegan a "matar" a Franco antes de tiempo.




Una cosa muy curiosa del libro de Oneto “Los 100 días que cambiaron España”.
En el 74, Franco estuvo enfermo y delegó en JC. Luego volvió a recuperar el poder.
En octubre del 75 cogió una gripe y moriría el 20 de noviembre.
Durante ese periodo, había mucha insistencia en que Franco delegara el poder. Marruecos empieza con lo que sería la Marcha verde.
La BBC de Londres informa el 21 de octubre de que a Franco se le ha practicado una traqueoctomía el 19. Sin embargo, Franco había estado en reuniones, con JC, con Arias...
La agencia France Presse informa de que el día 20 había sufrido una crisis cardiaca aguda.
Pero hay una emisora que va aun más lejos. Os sonará.

El martes 21 de octubre, “al Consejo Nacional del Movimiento, cuya sección primera está reunida para estudiar el desarrollo político, llega la noticia de que, según acaba de informar la emisora norteamericana ABC , el general Franco ha muerto. La emisora cita fuentes del Departamento de Estado Norteamericano; en Madrid, la embajada de EEUU niega tajantemente que se haya enviado ninguna comunicación interior sobre este posible fallecimiento. Un portavoz oficioso del Ministerio de Información y Turismo tiene que desmentir la noticia, que ha alertado a las redacciones de todo el mundo.” 


http://blogs.libertaddigital.com/enigmas-del-11-m/lo-suyo-es-puro-teatro-3834/#com731652 


Lo que no sé es por qué había tanta prisa por hacer lo del Sáhara.
 ¿Por qué no podían esperar unos días o unos meses?


NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #26 en: Abril 18, 2013, 08:57:04 am »
Nostrasladamus.
Se da ha entender que en las desclasificaciones de los papeles pone que en después de julio del 75 les recomiendan que acuda Nixon, por lo que yo pondría esos papeles en cuarentena. O el que lo cuenta lo ha entendido mal.

Estas en lo cierto, swing. En julio del 75 el presidente de los EEUU ya era Gerald Ford. Yo creo que el periolisto se ha colao...
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #27 en: Mayo 15, 2013, 14:00:32 pm »
http://cultura.elpais.com/cultura/2013/01/15/actualidad/1358249536_768482.html

Small | Large
!

Citar
Arte para denunciar “el tocomocho de las élites de la Transición”
Jorge Galindo y Santiago Sierra presentan una exposición para denunciar a "los responsables del desastre económico"
"Es nuestra revancha por toda una vida bajo su propaganda", afirman


La pieza central de Los encargados es un vídeo de cinco minutos de duración, rodado en blanco y negro con sonido ambiente y con la Varsoviana soviética como música de fondo.

Rodado durante la madrugada del 15 de agosto del pasado verano, las imágenes muestran una procesión de siete coches oficiales coronados con gigantescos retratos colocados boca abajo y pintados también en blanco y negro. En el primero se ve al rey Juan Carlos. Le siguen los rostros de los presidentes de los sucesivos Gobiernos desde la Transición: Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Son, en palabras de Sierra, las caras visibles del régimen, "las de los encargados de representar los intereses de la banca, del Pentágono, de Roma, de los terratenientes, del Ejército"... Galindo declara que todos ellos son responsables de "políticas asesinas". "Hay que decirlo muy claro: hay gente muriendo y otros miles robados y echados de sus casas. El mal tiene un principio y nosotros estamos hablando del tocomocho de la Transición, dirigida por las élites políticas del franquismo para perdurar hasta nuestros días. Señalamos a los encargados del gran timo".

Dividida en tres partes, la exposición ocupa las dos plantas de la galería Helga de Alvear. En la planta baja están las pinturas y el vídeo. Arriba, las fotografías. Todas las piezas están firmadas conjuntamente por los dos artistas. Por correo electrónico, ambos explican que el proyecto surgió hace un año. "La propaganda del actual régimen político", explica Sierra, "ha utilizado machaconamente las imágenes de sus caras más visibles para tejer su cuento de democracia". "La propaganda del régimen es machacona o cuántas veces no ha oído usted la palabra campechano o las palabras transición ejemplar. Bueno pues esto es contrapropaganda, nuestra revancha a toda una vida bajo su propaganda". Galindo no se queda atrás y precisa estos siete personajes son los que "han estado a la cabeza de partidos políticos que son sociedades pseudomafioso-financieras, sus jefes banqueros serían otra pieza". "En cuanto al Rey, es el primer encargado del trile de la Transición, su primer encargo todos sabemos de quién lo recibió, después ha tenido más".

La ocupación de la Gran Vía madrileña con los coches y los retratos, además del equipo del rodaje fue recogido en su momento por algunos curiosos, pero a los artistas no les consta ninguna reacción. "La delegada [del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina] Cifuentes no se debió enterar o estaba de vacaciones, fue el 15 de agosto, el rodaje estaba muy preparado y tuvimos la Gran Vía para nosotros solos", recuerda Galindo. La policía estaba en otro lado de la ciudad, en La Latina, con la procesión de la Almudena, protegiendo a la alcaldesa [Ana Botella] de la bronca que se estaba llevando con los bomberos. Esto nos permitió un rodaje muy tranquilo". Santiago Sierra añade que no hubo incidentes porque la gente "no es como la pintan en televisión, nadie te va a armar un escándalo por defender a estos tipos". "La población española es pacífica".

¿Creen que el mundo del arte está a la altura de las circunstancias o los seis millones de parados requerirían más atención? Sierra responde que él no es quien para "decirle al mundo del arte lo que tiene que hacer". "Cada uno verá lo qué hace o no hace. Además, al mundo del arte tampoco le agradan las sugerencias. Los seis millones de parados necesitan autoorganizarse para generar sus propios medios al margen del Estado y el capital o todo lo al margen que se pueda; asociarse y luchar juntos por no tener que pedirle trabajo a nadie. No es toda nuestra atención lo que necesitan".

Pérdida de derechos

Ambos se muestran preocupados por la pérdida de derechos ciudadanos y la represión contra quienes participan en movilizaciones en la calle. "Rajoy está utilizando la crisis y su mayoría absoluta para convertir al Estado en un régimen autoritario y como tal están saldando cuentas pendientes", dice Galindo. "Este no es un país libre. Opinar sobre esto es punible ahora en la legislación española", remata Sierra.

El final de esta situación no parece estar a la vuelta de la esquina. Galindo opina que "lo único que puede cambiar este sistema político-financiero tan injusto es el poder y la organización de la gente". "Cada vez que oigo a un político hablando de la crisis, se me revuelven las tripas. Es el zorro cuidando de las gallinas. Lo grave es que sus mentiras matan a la gente".

Por contradictorio que a algunos les pueda parecer, el trabajo de ambos artistas es seguido con gran interés por el mercado del arte. ¿Quienes son los coleccionistas de sus obras? ¿Mantienen relaciones con ellos o de eso se ocupa la galería que les representa? Sierra no duda en responder: "Nuestros coleccionistas son unas personas muy inteligentes y con un extremado buen gusto y con quienes mantenemos unas excelentes relaciones tanto nosotros como nuestras galerías".

Aisssh... qué fallo al final: se les "olvida" el tema del mercado de arte como lavadora de dinero negro de las élites chupiguays...
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #28 en: Junio 20, 2013, 10:04:49 am »
De saturno en el hilo del rescate a españa:

http://www.transicionestructural.net/transicion-estructural/rescate-de-espana-la-travesia-del-desierto-ha-comenzado-%28ix%29/msg85220/#msg85220

Me traigo acá un post de Machetazo que apareció en el Hilo de las generaciones.
Las entrevistas describen muy bien cómo se dio paso al sistema de partidos.



http://www.ivoox.com/rlc-17-06-13-wikileaks-constata-toda-verdad-de-audios-mp3_rf_2139982_1.html#

http://www.ivoox.com/transicion-espanola-version-original-con-antonio-g-treviijano-audios-mp3_rf_2143276_1.html?suggestion=xbynx7Ozu7HBrsOz




Después de escuchar las entrevistas
encontré un artículo de AGT=Antonio Garcia-Trevijano que resume partialmente estas 2 entrevistas.

Es muy interesante, porque con  Wikileaks, resulta que la embajada USA confirma básicamente lo que dice AGT sobre la disputa entre la platajunta democrática y las fuerzas políticas todavía ilegales.

La platajunta quería abrir un periodo constituyente que determinara el modelo de las instituciones (republica, sistema electorial, etc.)  pero fue abortada por USA y Alemania a favor de mantener el modelo franquista de partido(s) de Estado, donde el Estado se confundiera con la legitimidad monarquica.

Para AGT el sistema de partidos de Estado equivale a una variación del modelo de partido único franquista. Es decir, el funcionamiento de elecciones a partidos, en lugar de representantes directos (como UK o FR) sigue el modelo del fascismo. Si a eso se suma la maniobra del PSOE acordando con Fraga el sistema de partidos con la intención de alcanzar el poder a medio plazo (aún sin tener base electoral en España), la conclusión de AGT es que la transición no tiene base democrática ninguna y que la situación actual es simplemete  asistir al desmoronarse de una mentira que ya dura 40 años




Citar
Publicado el Viernes 31/05/2013
http://www.diariorc.com/2013/05/31/ironias-de-la-politica/

Ironías de la política
ANTONIO GARCÍA-TREVIJANO.

Dos ideas salieron de la Sociedad y del Estado para definir el futuro tras la incertidumbre creada con el asesinato de Carrero.

La sociedad política, encarnada en la oposición a la dictadura, creó la fecunda idea de la «Ruptura democrática» de la legalidad dictatorial, junto con la organización adecuada para realizarla (Junta Democrática).

 En el campo estatal germinó como respuesta la idea de la «Reforma legalista» de las leyes del Reino, para mantener en el poder a los hombres de la dictadura.

El lema común a las ideas latentes en el Régimen lo acuñó Torcuato Fernández Miranda: «Después de Franco, las Instituciones». Pero nadie podrá negar que Carlos Arias subió a la Presidencia del Gobierno y de la Monarquía franquista, con Fraga de ministro del Interior y con Areilza en Asuntos Exteriores, con la intención de liberalizar el Régimen dictatorial, reformando la ley de Asociaciones, para dar cabida a los partidos políticos que se acogieran al «espíritu de 12 de febrero». Fraga tenía la misión de hacer entrar por su ventanilla a los partidos de la democracia cristiana y al PSOE. Y Areilza la de obtener apoyo en EE UU y los gobiernos europeos.

Miguel Boyer preparó la primera entrevista de Fraga con Felipe en los primeros días de marzo de 1976. Se celebró en el chalet del Viso de los señores de Arnedo, suegros de Boyer. Ambos estaban de acuerdo en que el PSOE se presentaría a las elecciones antes de que el PC fuera legalizado.

Pero Felipe condicionó su paso por la ventanilla a un pacto sobre el sistema electoral de listas de partido. Cosa que Fraga no aceptó, pues él defendía el sistema uninominal mayoritario, que favorecía a los notables del Régimen. Los partidos demócrata-cristianos comunicaron a Fraga que ellos harían lo que el PSOE. La reacción de éste, ante la soberbia de Fraga, fulminó como un rayo al Gobierno Arias, cuando lo que sólo quería era atemorizarlo a fin de que cediera en la ley electoral.

Hacia los días 16 ó 17 de marzo (no tengo mi agenda a la vista), el señor Ruiz-Jiménez me comunicó, por ser yo coordinador de la Junta, que la Plataforma de Convergencia (donde estaban el PSOE y la democracia cristiana), deseaba negociar la fusión de ambas organizaciones en un sólo organismo unitario de la oposición. En la inmediata reunión de la Junta expresé que en el repentino giro de 180 grados del PSOE, respecto a su tradicional anticomunismo, había «gato encerrado», y que la rapidez pedida para la fusión delataba la existencia de objetivos inconfesables. Pero Simón Sánchez Montero y Raúl Morodo llegaron a decirme que si yo ponía obstáculos a la fusión, el PC y el PSP de Tierno podrían abandonar la Junta y unirse a la Plataforma. Retrasé la negociación hasta tener más información.

Cuando supe que Kissinger y Willy Brandt habían acordado para España una reforma de tipo parlamentario, sin el PC (por miedo a que pasara aquí lo mismo que en Portugal), creí tontamente que el PSOE había recibido el consejo alemán de unirse a la Junta para destruir desde dentro la estrategia de la ruptura democrática. Y en seis días de trabajo ininterrumpido en mi despacho impulsé la creación de la Platajunta, porque puse mi esperanza en el dinamismo que causaría la unidad de la oposición en las movilizaciones sociales por la libertad y en la capacidad que yo conservaba como coordinador del nuevo organismo unitario. Aparte de que la sola creación de la Platajunta haría caer sin remisión al Gobierno Arias.

No pude imaginar, porque no conocía su fracasada entrevista, que la respuesta de Fraga al pulso de Felipe, uniéndose al PC, fuera encarcelarme y paralizar así la acción de la Platajunta. Pero, ironías de la política, Fraga y Arias cayeron, y salí de Carabanchel, cuando habían triunfado sin saberlo, cuando el PSOE se disponía a comulgar con ellos, pasando por la ventanilla.

LA RAZÓN: LUNES 17 DE JULIO DE 2000


Nota_
Es posible que esta version ya haya sido comentada (no lo parece por lo que he leido en el foro). En todo caso, no la conocía y el interés que le veo, es que viene confirmada por los mismos cables de Wikileaks, es decir lo que contaba la embaja USA de esa época.

Las entrevistas no tienen desperdicio, de todos modos.
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Lola

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 674
  • -Recibidas: 366
  • Mensajes: 70
  • Nivel: 7
  • Lola Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #29 en: Junio 20, 2013, 20:04:46 pm »
Ah, la Santa Transacción, digo Transición...
No sabíamos que cuando el dinero se convierte en valor supremo (...) los servicios públicos dejan de ser importantes. Que una vida alternativa de gasto y consumo será muy díficil si desaparece la vivienda barata. Que cuando se destruyen las comunidades solo queda miseria e intolerancia. J. Winterson

wanderer

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 48334
  • -Recibidas: 36110
  • Mensajes: 5162
  • Nivel: 648
  • wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #30 en: Junio 30, 2013, 18:11:09 pm »
Sobre la sacrosanta Intraición y sus imposturas, en El Pis; increíble que ahora empiecen a dejar publicar éstas cosas:

Citar
Pero, ¿quién manda aquí?l
  • Los expertos cada vez coinciden más en la opacidad del poder
  • Lo que no saben con certeza es si se debe a un ocultamiento voluntario o a un caos disperso que dificulta su identificación

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/29/actualidad/1372527309_683794.html


(enlace corregido)
« última modificación: Junio 30, 2013, 22:09:45 pm por wanderer »
"De lo que que no se puede hablar, es mejor callar" (L. Wittgenstein; Tractatus Logico-Philosophicus).

wanderer

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 48334
  • -Recibidas: 36110
  • Mensajes: 5162
  • Nivel: 648
  • wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #31 en: Junio 30, 2013, 22:09:18 pm »
Ahora sí funciona.
"De lo que que no se puede hablar, es mejor callar" (L. Wittgenstein; Tractatus Logico-Philosophicus).

Taliván Hortográfico

  • Espectador
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 5176
  • -Recibidas: 11819
  • Mensajes: 1318
  • Nivel: 328
  • Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.Taliván Hortográfico Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #32 en: Junio 30, 2013, 23:09:43 pm »
Es curioso, no me funciona usado directamente, pero buscado en duck duck go, el mismo enlace es válido. ¿?¿?¿?

https://duckduckgo.com/?q=Pero%2C+%C2%BFqui%C3%A9n+manda+aqu%C3%AD%3F+site%3Aelpais.com

Edito para comentar que, según Punset, los españoles no hemos sido capaces de detectar y prevenir el deterioro del sistema político porque no leemos sus pastiches pseudofilosóficos, que él nos quiere vender como pensamiento crítico.
Citar
Eduardo Punset no cree en la opacidad del poder actual: “Cualquier tiempo pasado fue peor”, afirma. Lo que no significa que no utilice técnicas espurias para imponerse. “La mentira pura y dura. Nos han dicho que la crisis es planetaria como si Neptuno, Urano o Saturno pudieran ser responsables del déficit que nos agobia”. ¿Cómo podemos detectarlas los ciudadanos? “Aceptando que no estamos divididos en izquierdas o derechas irremediablemente, sino en aquellos que no han cultivado el pensamiento intuitivo y emocional y los que ya están aplicando —aunque son muy pocos— las bases del aprendizaje social y emocional”, afirma el responsable del programa Redes.

Por otra parte, que a este ex-político le hayan dejado erigirse en el equivalente español de Carl Sagan o de David Attenborough dice mucho de la opacidad del poder.
« última modificación: Junio 30, 2013, 23:17:33 pm por Taliván Hortográfico »

R.G.C.I.M.

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 23223
  • -Recibidas: 23515
  • Mensajes: 2973
  • Nivel: 513
  • R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.R.G.C.I.M. Sus opiniones inspiran a los demás.
  • excutite pulverem de pedibus vestris
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #33 en: Junio 30, 2013, 23:30:25 pm »
Es curioso, no me funciona usado directamente, pero buscado en duck duck go, el mismo enlace es válido. ¿?¿?¿?

https://duckduckgo.com/?q=Pero%2C+%C2%BFqui%C3%A9n+manda+aqu%C3%AD%3F+site%3Aelpais.com

Edito para comentar que, según Punset, los españoles no hemos sido capaces de detectar y prevenir el deterioro del sistema político porque no leemos sus pastiches pseudofilosóficos, que él nos quiere vender como pensamiento crítico.
Citar
Eduardo Punset no cree en la opacidad del poder actual: “Cualquier tiempo pasado fue peor”, afirma. Lo que no significa que no utilice técnicas espurias para imponerse. “La mentira pura y dura. Nos han dicho que la crisis es planetaria como si Neptuno, Urano o Saturno pudieran ser responsables del déficit que nos agobia”. ¿Cómo podemos detectarlas los ciudadanos? “Aceptando que no estamos divididos en izquierdas o derechas irremediablemente, sino en aquellos que no han cultivado el pensamiento intuitivo y emocional y los que ya están aplicando —aunque son muy pocos— las bases del aprendizaje social y emocional”, afirma el responsable del programa Redes.

Por otra parte, que a este ex-político le hayan dejado erigirse en el equivalente español de Carl Sagan o de David Attenborough dice mucho de la opacidad del poder.

Ademas de T, ya ha colocao a su hija como ejperta sociologa en su pograma.
Pero no te metas con el, que la MN le tiene como un gran y sensible intelestuas de la Era de Acuario.

Estamos perdidos amigo Taliban.

Sds.
excutite pulverem de pedibus vestris in testimonium supra illos

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #34 en: Diciembre 31, 2013, 14:53:33 pm »
Me traigo un par de entrevistas interesantes sobre el tema del hilo (edito, son largas y superan el máximo de caracteres por post, dejo solo los enlaces, en la de Gerardo Iglesias, copypasteo un fragmento que me parece la clave en donde se larva la situación actual, en donde se abandona la producción industrial y se concibe el modelo económico-(im)productivo del pelotazo urbanísitico-especulativo-financiero que nos ha traido hasta aquí):

http://www.jotdown.es/2013/12/gerardo-iglesias-estamos-marchando-a-pasos-agigantados-a-la-frontera-de-lo-que-fue-el-franquismo/
Citar
Gerardo Iglesias: Estamos marchando a pasos agigantados a la frontera de lo que fué el franquismo
[...]
En esos años España sufrió la reconversión industrial. Un proceso que afectó muy duramente a su tierra, Asturias. Siempre se han vendido estas medidas como que no había alternativa. ¿Cree que la había? ¿Y cree que su partido supo plantearla en ese momento?

No me atrevería a afirmar que teníamos una alternativa completa. Evidentemente, se plantó cara y hubo luchas importantes en contra de aquel modo de reconvertir la industria asturiana. Yo ya había vivido la reconversión de la minería en una primera etapa, no en esta, cuando se pasó a la acción concertada de las minas, el embrión de Hunosa. Previamente, se ingresaron cantidades de dinero a la empresa pública y yo que estaba trabajando allí vi verdaderas barbaridades. Se abandonaban explotaciones a pleno rendimiento, se gastó el dinero, se desbarató y al final tuvo el Estado que cargar con unas minas desatendidas y medio desmanteladas. En la reestructuración fuerte, la de los ochenta, ofrecimos alternativas. Decir si teníamos una, digamos, integral, no sé si la teníamos lo suficientemente hilvanada. Tampoco tuvimos fuerza para oponernos a todo esto que nos ha llevado adonde estamos.

En Asturias hemos tenido muy mala suerte. Yo estaba en Madrid y entonces se conocía el Gobierno de Murcia, el de Cantabria, no digamos el andaluz o el catalán, pero el de Asturias era como si no existiera. Porque aquí hubo una serie de Gobiernos, el primero presidido por Rafael Fernández que, bueno, trató de poner algunos cimientos. Pero luego vinieron otros presidentes, quizá con la excepción de Pedro de Silva, siempre muy dóciles y muy sometidos a los mandatos de Madrid. Las propuestas que se hacían desde Asturias pronto se quedaban en el baúl de los recuerdos en cuanto llegaban a Ferraz. Nunca hubo una tensión dialéctica.

Por citar un ejemplo, se instituyó una plataforma en defensa de la variante del Pajares, ya que uno de los grandes problemas históricos de esta comunidad es la comunicación con el resto del mundo. Y el PSOE estaba en contra porque se lo ordenaban en Madrid.

Por eso la reconversión industrial no tenía detrás una política bien pensada. Se hizo a golpe de improvisación. Una de las medidas fueron las prejubilaciones. Eso solo tenía el fin de evitar el conflicto social. Una gran inversión que no era productiva. Cuando el prejubilado se va a su casa con una buena pensión, su hijo se queda en la calle. Y el hijo del otro. Y cuando el prejubilado llega a los sesenta y cinco se queda con la pensión que le toca como a todo el mundo y ahí se acabó todo. E incluso las inyecciones que se metieron en polígonos industriales fueron muy mal administradas. A los sucesivos Gobiernos de Asturias, no voy a entrar en el último que no tiene recorrido, no les podría poner buena nota.

Empezó el vaciado del tejido productivo de España…

No sé si recuerdas aquella frase de Solchaga, de que este era el país donde más fácil era hacerse rico. Ese era el fin de la política económica española, ponerse en manos de los tiburones financieros y no articular un proyecto industrial, de carácter integral, con perspectivas de futuro.

¿Pero realmente era factible en aquel momento ponerse a trabajar a largo plazo con todas las dificultades inmediatas que atravesaba el país?

El PSOE pudo hacer muchas cosas porque tuvo mayorías para ello. Estuvo mucho tiempo en el Gobierno. Hizo cosas importantes, incluso en la etapa de Zapatero, pero ni González ni Zapatero, en el meollu de la cuestión, la política económica, la que hicieron fue tanto para un rotu como para un descosiu. Puedes llamar a ese rotu PSOE y a ese descosiu PP. Es decir, lo mismo. A lo que el PSOE nunca estuvo dispuesto y parece que sigue sin estarlo es a orientarse hacia un modelo económico distinto, plantando cara a los que nos dirigen desde «los mercados», que no sé yo qué es eso de los mercados, aunque sé sus nombres y apellidos. Empezaron a llevárselo todo a China, Vietnam, a Singapur donde la mano de obra era tirada y ahora quieren traernos el modelo laboral de allí, que trabajemos largas jornadas por cuatro pesetas o euro y medio, y dejándonos en el camino importantísimos derechos sociales. A esto hay que plantarle cara, pero no parece que…
« última modificación: Enero 02, 2014, 16:49:59 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #35 en: Enero 02, 2014, 17:02:22 pm »
Y la otra, que ya se ha mencionado recientemente en uno de los hilos "principales", dejo un buen fragmento pero recomiendo leerla enterita:

http://www.jotdown.es/2013/12/gregorio-moran-los-padres-de-la-transicion-eran-absolutamente-impresentables/

Citar
Gregorio Morán: Los padres de la transición eran absolutamente impresentables
[...]
En el último libro publicado sobre Adolfo Suárez —Puedo prometer y prometo, de Fernando Ónega (Debate, 2013)—, en su página ciento veintiocho, después de describir lo bien que se entendieron finalmente Adolfo Suárez y Josep Tarradellas (entonces presidente de la Generalitat en el exilio), su autor, refiriéndose a la situación actual en Cataluña, opina: «nunca entenderé por qué se ha roto aquel entendimiento. Tiendo a pensar que en algún momento España y Cataluña perdieron aquellos hombres de Estado». ¿Es, a su modo de entender, real esa diferencia entre los políticos de la Transición y los actuales?

Ese tema me tiene ya harto. Ahora parece que los padres de la Transición fueron unos políticos acojonantes. Mire usted: los padres de la Transición eran absolutamente impresentables. Lo que pasa es que la cosa salió bien. Le pongo un ejemplo: Miguel Roca Junyent. Este señor consiguió arruinar prácticamente a todo el mundo que se implicó en la campaña política más derrochadora de la historia de España, que fue la de la Operación Reformista. Y todo para no conseguir salir elegido ni él. Solo sacaron un diputado en todo el país.

Cuando en 1976 Adolfo Suárez, que aún no era presidente del Gobierno, defiende ante las Cortes franquistas el Proyecto de Asociación política, pronuncia un gran discurso. En tu libro destacas un trozo que tiene mucho significado: «Pensar, a la altura de 1976, que la eficacia transformadora del sistema no ha sido capaz de fundar sólidas bases para acceder a las libertades públicas es, señorías, tanto como menospreciar la gigantesca obra de ese español irrepetible al que siempre deberemos homenajes de gratitud y que se llamaba Francisco Franco». ¿Qué opinión le merece ese fragmento?


Ese es un texto de Fernando Ónega dictado palabra a palabra por Torcuato Fernández Miranda. El texto es genial, fruto de la privilegiada mente de Torcuato. Adolfo Suárez, hasta que se celebra el referéndum sobre la ley para la reforma política de diciembre de 1976, no es más que una marioneta inteligente en manos de Torcuato. La ruptura se produce en enero. Cuando gana la consulta popular Adolfo Suárez decide: «ahora me toca a mí». Ya ha aprendido. Ha, por así decir, terminado el máster. Entonces es cuando se celebra en el palacio de la Zarzuela aquella comida del Rey, Suárez y Fernández Miranda en la que este último nota que está perdiendo pie.

Usted cuenta en su biografía de Suárez que después de esa comida, a la que había asistido también la Reina y las esposas de los dos políticos, y acompañados de la hermana del Rey, doña Margarita, y su esposo, que se incorporaron a los postres, pasaron a otra sala a ver una película. Entonces, cuando se acababan de apagar las luces —según su relato—, se oyó la voz de Suárez que decía: «¿Pero cómo no voy a estar agradecido a Torcuato? Sería entonces un malnacido».

Torcuato Fernández Miranda se indignó cuando leyó ese relato aquel día que lo visité en su chalet de Somió. «¿Quién le dijo esto?», me suelta. Y yo le pregunto: «¿Es mentira?». Y él: «No, no, pero es que yo ni me acordaba de la película. ¿Quién se lo contó?».

Claro, pero ocurre que en aquella sala solo había ocho personas. Los cuatro matrimonios.

Bueno, y el cámara que proyecta la película.

[Gregorio Morán se ríe satisfecho por el hecho de mantener sus fuentes en secreto, después de más de treinta y cinco años, y saber que muchos, entre ellos el entrevistador, quisieran conocerlas].

¿Qué significó para Adolfo el general Andrés Casinello en aquellos primeros años de la Transición?

Casinello había estado en los servicios secretos del almirante Carrero Blanco y luego a las órdenes de Arias Navarro. Andrés Casinello fue una figura importante de la Transición.

Se ha escrito que Andrés Casinello, en 1974, cuando estaba en los servicios secretos de Franco, facilitó los pasaportes a los socialistas —entre ellos a un joven llamado Felipe González— para acudir al congreso de Suresnes (Francia). Y que influyó sobre ellos para que tuvieran una actitud pacífica y negociadora durante la Transición.


Eso no me lo creo. Los servicios secretos de Franco tenían dos obsesiones: el PCE y Gil Robles. Cualquier conexión democristiana era más peligrosa —para los servicios secretos— que los socialistas. Al PSOE no le hacían ni puto caso. Es alucinante cómo se cuenta, pasados unos años, la historia. Mire, le voy a poner un ejemplo. Hace unos años conocí a unos chicos que iban contando que su padre, que tenía mi edad, era el encargado durante el franquismo de pasar por el puerto de Pajares, entre Asturias y León, a Felipe González. Yo me quedé de piedra. Según estos muchachos su padre facilitaba —como si hubiera en el puerto de Pajares una frontera muy vigilada por los cuerpos de seguridad— las visitas a los mineros asturianos de González cuando venía de Madrid. Yo he pasado por Pajares miles de veces y nunca ha habido allí ni una pareja de la Guardia Civil. Además, si la hubiera habido, no habrían conocido a Felipe. Pues ahora la gente va y se inventa la clandestinidad donde no la hubo. Yo asistí como periodista al XXVII Congreso del PSOE que se celebró en Madrid en diciembre de 1976. El partido aún no era legal. Pero ellos celebraron tranquilamente su congreso en un hotel madrileño.

Allí vi a Olof Palme, a Willy Brandt a Altamirano, el chileno… Y la policía no entró a detener a nadie.

¿Es verdad que Andrés Casinello pasaba información sobre Arias Navarro a Suárez?

Se la pasaba a Torcuato que era el analista, el que sabía manejar los tiempos de la defenestración de Arias Navarro. El viaje del Rey a EE. UU. lo organiza Torcuato.

¿El Rey no participaba en toda aquella estrategia para quitarse de en medio a Arias Navarro?

El Rey no tenía talento para todo aquello. El Rey tiene un talento borbónico, es decir: muy limitado. Lo ha demostrado reiteradamente, no es una calumnia. Además de que históricamente no hubo ningún Borbón con talento. Se les dieron bien —porque eran reyes— las mujeres, la caza, etc… El dinero incluso. Pero para la política nunca tuvieron mucho talento.

[...]


Hay una famosa carta que usted reproduce íntegra y en castellano en su biografía de Suárez de 2009. Me refiero a la que presuntamente envió el Rey al Sha de Persia pidiendo diez millones de dólares para la UCD, el nuevo partido de Adolfo Suárez. Esta carta aparece citada también en Los que le llamábamos Adolfo, el libro del periodista Luis Herrero (La esfera de los libros, 2007). ¿Se financió de este modo la creación de UCD?


Según Suárez en su partido no entró ni un duro proveniente de esa fuente. Tuve que comprar el libro —The Sha and I de Asadollah Alam, un antiguo ministro de Reza Pahlevi— en el que aparece esa carta. lo compré en EE. UU. Y gracias a mi mujer, que traduce del inglés, realicé la transcripción en castellano.

Pero hay diferentes versiones sobre las fuentes de financiación de la UCD. Se habla de Irán, de Arabia Saudí, de los bancos españoles, de la CIA….


Hay un nombre importante en este asunto, el de Prado y Colón de Carvajal, el amigo del Rey. Este señor, que era un personaje absolutamente increíble, es otro que se ha llevado muchos secretos a la tumba. En mi libro cuento que se aprovecha de que Suárez no habla inglés para confundirlo con los millones y los miles.

Es muy importante, hablando de la financiación, el dinero que se pone para liquidar a Suárez. Llega un momento en que la CEOE, y a su cabeza Ferrer Salat, piensa que Adolfo Suárez es un peligroso izquierdista, que es capaz de pactar con el PSOE, o peor, con el PCE. Recuerdo haber hablado de este tema con Ferrer Salat en el 79, cuando preparaba el primer libro sobre Suárez. Entonces estaban muy amedrentados porque Adolfo Suárez había ganado las elecciones. Ahí se monta la conspiración para acabar con Suárez desde dentro del partido. Comenzaron a decir que los iba a llevar a la ruina. Curiosamente se decían entonces de Suárez cosas parecidas a las que hoy se dicen de Mariano Rajoy. Pero con la diferencia de que Rajoy tiene mayoría absoluta y es gallego —que eso es importante— y no les hace ni puto caso.

Entonces Suárez no dimite, sino que lo hacen dimitir. ¿Es así?

Absolutamente. Entre la derecha, el ejército y el Rey, se lo cargan.

La historia de que los generales le ponen a Suárez las pistolas encima de la mesa ¿es verdad o una leyenda?

Es verdad, pero no literalmente. No hay pistolas. No es exactamente así. Eso de las pistolas forma parte del guión tipo Hollywood de la Transición. Se celebra una comida en el Palacio de la Zarzuela. Adolfo Suárez no sabe que se va a celebrar. El Rey lo invita a última hora y se encuentra allí con la cúpula militar. Suárez se mosquea mucho. En un momento dado el Rey se levanta y dice: voy un momento al lavabo. Y los deja solos. A los militares y a Suárez. Entonces los militares le dicen que no están dispuestos a consentir que la cosa continúe así. En ese momento sí hay alguno que hace metáforas con la palabra pistola. Pero no llegan a sacarlas, no era necesario. Hubiera sido algo absurdo. Hay que decir —haciendo un inciso— que Suárez tiene tropecientos defectos, pero hay que reconocerle algo que demostró siempre: una valentía inigualable. Muy superior a la de esos mando militares. Si es algo referente a la inteligencia o al talento, se le puede cuestionar. Pero la cuestión testicular la tenía muy bien colocada. Cuando el Rey volvió, el almuerzo continuó. Pero Suárez tenía ya bastante claro que había llegado a un punto de no retorno.

¿Eran conscientes el Rey y Torcuato Fernández Miranda de que tenían poco tiempo para llevar a cabo la Transición? Lo digo porque si se analiza una cronología de aquel periodo todo transcurre con mucha rapidez.

La Transición empieza con la muerte de Franco, en noviembre del 75, y termina con la victoria en la elecciones generales del PSOE de octubre del 82. Es verdad que, sobre todo en su primera parte, la Transición va bastante rápido. Había que contentar a los diferentes sectores, principalmente a la izquierda. Una de las cosas más curiosas que ocurren entonces es lo que podíamos calificar de los engañadores engañados. Es decir: Adolfo Suárez y la derecha pensaban que el poder de la izquierda era acojonante. Carrillo tiene el talento de convencer a Suárez de que él puede poner en la calle a miles y miles de activistas. También le ofrece —en aquella primera reunión clandestina— que a partir de la legalización, el PCE será capaz de frenar cualquier movimiento desestabilizador. Pero, le dice, siempre que ocurra algo tendrás que avisarme a mí. Fíjese qué astucia la de Carrillo. De ese modo se convierte en un interlocutor privilegiado. Suárez terminará dándose cuenta de que a la postre dicho intermediario no le sirve para nada. Porque Carrillo controlaba poca cosa. Y sobre todo después de las elecciones generales de junio del 77, en las que el PCE pasa a ser un partido más (veinte diputados y un nueve por ciento de votos). Entonces todo cambia.

¿En qué consistió el llamado «El pacto de los editores», ese acuerdo para no publicar informaciones que podían comprometer o perjudicar al Rey y a la monarquía que tuvo vigencia durante la Transición? ¿Continúa en vigor ese pacto?

Yo no creo que, como parece indicar la expresión, los editores de los medios de comunicación más importantes de la época se reunieran y acordaran nada. Sencillamente se produciría en algunos casos una llamada de Zarzuela para decir a un editor (o dueño de medio de comunicación) lo que tenía que hacer en un momento determinado. Era obvio que el Rey era una figura intocable. Por lo tanto no se podían sacar informaciones sobre él. En una medida semejante a lo que ocurre ahora. Es decir: que si hay un reportaje en el que el Rey aparece en una situación no decorosa o comprometida, llamaran desde Zarzuela a un millonario para que simplemente compre esas fotos. Así se arreglan las cosas.

Hablemos del papel de la prensa y el resto de medios durante la Transición. ¿Hasta qué punto cumplió con su función de control al poder?


Visto desde la perspectiva de hoy, diciembre de 2013, la prensa de la Transición era lo más audaz y temerario que uno se puede imaginar. Porque ahora ya no se puede decir absolutamente nada. En la Transición hay varios periodos. El anterior a las elecciones de junio del 77 es un periodo interesante. No porque se pudiera decir de todo, sino porque todo era muy raro. Por ejemplo: a mí me detienen por aquel asunto del comisario Conesa. http://www.march.es/ceacs/biblioteca/proyectos/linz/Descargas/download.aspx?file=R-54477&busqueda=.pdf  Y la detención ocurre en la misma redacción del periódico, Diario 16. Nunca tuve del todo claro por qué me habían detenido. Luego supe que el general Milán del Bosch estaba detrás. Me llevaron a la calle del Reloj número cinco, donde había entonces un famoso sitio de torturas. Pero no ocurrió nada. Había un policía que me hizo los papeles y allí me quedé. Luego, delante del juez, pregunté que por qué había tenido que pasar allí la noche. «Mire, yo no lo sé —me dijo el militar togado— yo lo único que le puedo decir es que mi general Milán del Bosch me dijo: “quiero a ese chaval (que no debió decir chaval sino ‘ese hijo de la gran puta’) aquí mañana a las nueve”». A las nueve del día siguiente firmé y me marché.

En la página web de la Fundación March se puede consultar el Archivo Linz de la Transición española. En ese archivo se guarda la noticia que el diario El Alcázar publicó el 21 de mayo de 1977 sobre su detención. Le leo, por lo curioso que hoy resulta, el final de la noticia: «El tribunal que entiende el caso planteado abrió proceso contra Gregorio Morán el pasado 10 de mayo que se encuentra en estos momentos en libertad condicional, tras haber pagado una fianza de doscientas mil pesetas. El señor Conesa pide una indemnización de veinte millones de pesetas, pues estima que la publicación le ha perjudicado una operación que mantenía con la editorial Planeta». Parece que con su reportaje en Diario 16 fastidió el negocio de este señor para publicar algo en Planeta.

Sí, claro, seguro que tenía ya hablado con la editorial la publicación de un libro. Puede que para contar la liberación de los generales secuestrados por el GRAPO, el grupo terrorista. No lo sé. El periodismo durante la Transición no se puede afirmar de forma categórica que fuera más libre. Sí que fue más caótico. Había más posibilidades. Por ejemplo me acuerdo de lo que entonces era ser fotógrafo de prensa. Entonces había una cantera magnífica de fotógrafos. Es verdad que luego la trayectoria que han seguido algunos de esos fotógrafos fue curiosa. Por ejemplo yo me acuerdo de que el fotógrafo más audaz —no el mejor técnicamente, pero sí el más valiente— era Alfonso Rojo. Entonces Alfonso era mi fotógrafo y además era el representante de la CNT. Vete a recordárselo ahora. Y nos metimos en unos líos tremendos. Porque entonces investigaba yo las tramas ultraderechistas y ese es un tema delicado.

¿Eran los GRAPO un grupo terrorista organizado por la ultraderecha? Se argumenta esta posibilidad en El zorro Rojo (una biografía de Santiago Carrillo recientemente publicada por Paul Preston). Dice Preston (Página 298) que tres ministros (Gutiérrez Mellado, Martín Villa y De la Mata Gorostizaga) estaban convencidos de ello. Los secuestros de Antonio María de Oriol y Urquijo y de Emilio Villaescusa, que fueron reivindicados por el GRAPO, serían junto con los asesinatos de los abogados laboralistas del despacho de la calle Atocha, y siempre según esa teoría, esfuerzos de la ultraderecha para desbaratar la Transición.

Hombre, después de lo de Pio Moa… El que redactaba los comunicados del GRAPO era el hoy escritor Pio Moa. Hay historias paralelas muy interesantes. ¿Sabía usted que los archivos del Movimiento Nacional se quemaron? Pues esta es una de esas cosas interesantes que poca gente sabe. Martín Villa ordenó en 1977 que se prendiera fuego a todos aquellos papeles. Con lo que, por ejemplo, toda la información sobre confidentes e infiltrados se la llevaron las llamas. En Barcelona se conoce la fábrica en la que se quemó todo. Eran mucho kilos de papel. Yo he trabajado (investigado) en los archivos de la administración que hay en la calle Alcalá, pero lo más interesante no está allí. Uno de los rasgos más característicos de la Transición es que se amnistiaron a sí mismos. Yo fui militante clandestino durante un montón de años. A mí me hubiera gustado saber qué confidente tenía yo. Yo sabía que había alguien de mi entorno que pasaba información sobre mí. Si esos archivos no se hubieran quemado, habría sabido quién fue. Pero siempre me quedaré con la duda. El GRAPO no fue una invención policial. Lo que si hubo fue lo que podríamos llamar una instrumentalización del GRAPO. Los integrantes del GRAPO venían de Galicia y eran claramente unos pringados a los que manipularon.

¿Infiltró la extrema derecha a alguien en los GRAPO?

No se podía meter a un agente de extrema derecha en un grupo como aquel. En los movimientos subversivos se puede infiltrar un agente, pero debe ser alguien que en apariencia sea más radical que los que ya están dentro. Recuerdo el caso del Lobo, el famoso infiltrado en ETA. Recuerdo que en aquella época había muchas detenciones y a mí se me había encargado por el partido que documentara aquellos arrestos. Hoy lo de ETA parece una leyenda viva, pero las situaciones que se daban entonces eran para partirse de risa. Al comando en el que estaba infiltrado el Lobo, después de cometer varios atentados, no se le ocurre otra genialidad que convocar al infiltrado a una reunión en el Paseo Rosales de Madrid. Van y le dicen: «Oye, estamos sospechando que tú eres un confidente», el Lobo va y responde como ofendido: «¿Cómo? ¿Que sospecháis de mí? Pues a partir de ahora estoy fuera. Vosotros decidiréis qué vais a hacer conmigo. Yo con esa sospecha no estoy dispuesto a seguir. Quedo a la espera de vuestra decisión». Esa noche no quedó ninguno, los detuvieron a todos. La policía se los llevó a todos ellos a comisaría. Claro. Por gilipollas.

En el reciente libro del historiador Paul Preston sobre Santiago Carrillo, El zorro Rojo, su último capítulo lleva el llamativo título de «De enemigo público número uno a tesoro nacional 1970-2012». Carrillo, en 1974, decía cosas como que «Juan Carlos es una criatura de Franco…» y que no había más salida que la República. Entonces decía públicamente que era necesaria la ruptura democrática. «¿Qué realismo es ese que se imagina el paso de una dictadura fascista a una democracia sin que medie una verdadera revolución política?» es otra de sus frases de la época. ¿Cómo cambió tanto en tan poco tiempo para aceptar la petición de un enviado de Juan Carlos de Borbón (Nicolás Franco) de mantener la calma cuando se produjera el «hecho sucesorio» y luego para aceptar la propuesta de Suárez de renunciar a la bandera y a la República a cambio de la legalización?

Es una cuestión bastante compleja porque ahí se mezclan, como en todo, elementos personales. Cuando éramos jóvenes dábamos poca importancia a los elementos personales y pensábamos que las coyunturas, las crisis, los contextos, etc… tenían más trascendencia. Vamos a ver: la legalización del PCE es un acuerdo al que llegan Adolfo Suárez y Santiago Carrillo solos. Sin el Rey y sin Torcuato. Para entender la legalización del PCE los elementos personales son fundamentales.

¿Entonces no es cierto que el Rey habló con Ceaucescu, el Presidente de Rumanía, que tenía buena relación con Carrillo?

Eso es verdad, pero había ocurrido mucho antes. Es verdad que el Rey mandó a Prado y Colón de Carvajal a hablar con Ceaucescu. Lo que el Rey quería durante todo aquel periodo previo a la legalización era que el PCE aceptara un cambio de nombre, que se hiciera la legalización a la griega. En Grecia el partido comunista había participado en la Guerra Civil y se le dejó luego participar en política, pero con otro nombre. Algo así como Agrupación Democrática de Izquierdas. Esa fórmula al Rey le gustaba mucho porque de ese modo, quitándose de encima la palabra comunista, eliminaba la presión de los militares. Además a los EE. UU. también le hubiera gustado mucho que se hiciera así. Es decir: había muchas opiniones que coincidían en que había que legalizar el Partido Comunista pero sin que fuera el Partido Comunista. Ahora —treinta y cinco años después—, cuando analizo estos asuntos, me doy cuenta de la importancia de los aspectos personales. Carrillo, entonces, cuando vuelve a España, tenía ya una edad, casi setenta años. Aquel que pasa por delante de él es el último vagón del último tren. En mi libro Miseria y grandeza del Partido Comunista de España cuento que Carrillo, al morir Franco, sabe que ese tren se ha puesto en marcha. Entonces reúne en París a su cúpula, la del PCE en el exilio —catorce personas— y les dice: « Todos tenéis que volver a España». Les dice que él también va a volver. Le sugieren un debate, pero él dice que no hay nada que discutir, que «a volver todos». Recuerdo que yo tuve que recoger desde dentro de España a muchos de ellos, modestos funcionarios de la revolución, que venían acojonados. Treinta o cuarenta años sin pisar España y regresaban con mucho miedo. Entonces Carrillo fuerza las situaciones. Monta una rueda de prensa en la calle Atocha de Madrid (noviembre de 1976) con muchos periodistas presentes. Rueda de prensa con la que busca ser detenido. Quiere que lo detengan porque si eso no ocurre sabe que va a quedar en ridículo. Si no lo detienen significa que no es peligroso, que no tiene poder. La detención es pura parodia. Martin Villa, entonces ministro de Interior («de Gobernación» se llamaba entonces al cargo), le ofrece un pasaporte para volver a París. Carrillo se niega y, claro, lo meten en la cárcel. Pero no pasa fin de año en la cárcel. Entonces viene la negociación con Suárez.

La negociación se tuvo que realizar en el más absoluto secreto. El Rey no se podía enterar porque estaba en contra de la legalización tal y como se hizo. No solo era contrario el Rey, sino todo el gobierno y por supuesto los militares.

Y Torcuato Fernández Miranda también era contrario a la legalización, ¿no?

Lo de Torcuato es curioso. Torcuato —me lo dice a mí en las conversaciones que mantuvimos para la biografía de Suárez— era partidario de la legalización del Partido Comunista, pero a su ritmo. Y quiere ser él el que se entreviste con Carrillo en Madrid. Le sentó mal que Suárez se le adelantara. Su argumento era que un presidente del Gobierno no debe encontrarse con un dirigente de un partido ilegal, pero que él sí hubiera podido hacerlo. Entonces él era el presidente de las Cortes, con lo que opino que su argumento era bastante débil, pues él también era el representante de una institución del Estado. De ahí el cabreo de Torcuato cuando se entera de la reunión secreta de Suárez con Carrillo. Aquí entra José Mario Armero como intermediario entre Suárez y Carrillo. José Mario Armero era un informador de los Estados Unidos.

Se dijo que José Mario Armero era un agente de la CIA.

No. Un simple agente de la CIA puede ser un pringado. José Mario Armero era alguien más importante, informaba directamente al Departamento de Estado de los Estados unidos.

Vernon Walters fue entre 1972 y 1976 director adjunto de la CIA y llegó a entrevistarse con Franco. ¿Tuvo Armero relación con él?

Claro. José Mario Armero era amigo de Vernon Walters. Armero es el que monta el encuentro de Carrillo y Suárez. Y visto desde hoy podríamos decir que fue como una reunión de Anna Magnani con Sophia Loren. Dos actrices soberbias, dos vedettes. La conversación duró muchas horas. Me contó José Mario Armero que tuvo que mandar a su mujer a comprar algo para que comieran porque la cosa se alargaba. Ellos estaban a lo suyo, contándose su vida, sus batallas. Amor a primera vista.

Parece ser que Suárez, en aquella primera reunión, ejercitando su capacidad de seducción, le dice a Carrillo: «En España hay dos políticos: usted y yo».

Hay que decir que pasaron al tuteo a la primera de cambio. Allí nació una amistad. El pacto fue muy sencillo. Carrillo le dijo a Suárez que no podía cambiar el nombre del partido, pero que si le legalizaba el PCE, podía aceptar la monarquía y la bandera y comprometerse a controlarle cualquier movilización o revuelta callejera. Fíjate si Carrillo cumplió lo pactado con Suárez que recuerdo un mitin del PCE en la plaza de toros de Las Ventas, durante los primeros años de la democracia, en que a unos chicos se les ocurrió sacar una bandera republicana. Pues llegó la seguridad del propio PCE y los forró a hostias. Había órdenes estrictas.
« última modificación: Enero 02, 2014, 17:24:00 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #36 en: Enero 02, 2014, 17:34:04 pm »
Como decía Superratón: No se vayan todavía, aún hay más.... ;) sobre como se ha santificado y mitificado la "transacción":   ??? >:(

http://www.jotdown.es/2013/12/gregorio-moran-los-padres-de-la-transicion-eran-absolutamente-impresentables/

Citar
En 1984, en Toledo, en un lugar llamado San Juan de la Penitencia y promovido por la Fundación José Ortega y Gasset, la clase política y algunos historiadores se reunieron para definir —según dices en un artículo— cómo debía pasar a la historia la Transición. En 2007 se funda la Asociación para la defensa de la Transición que comienza presidiendo el teniente general Andrés Casinello. Los firmantes de la escritura fundacional son Andrés Cassinello, Rafael Ansón, Aurelio Delgado, Ignacio García López, José Luis Graullera, Ernesto Jiménez Astorga, Eduardo Navarro y Manuel Ortiz, los más cercanos a Suárez. En 2000 (veinticinco aniversario), el congreso concedió cuatrocientos millones de pesetas y se creó una comisión para estudiar históricamente la Transición. ¿Por qué hace falta defender tanto la Transición?

Hombre, porque la Transición fue un negocio fabuloso. Lo que pasa ahora es que la empresa ha quebrado, pero entonces fue un gran negocio. La Transición es una operación que se realiza entre muy pocas personas. Y todos ganan. Unos ganan más que otros, pero todos ganan. Ganan todos los que participaron, no me refiero a la población. Y ganan mucho. Por ejemplo Carrillo. En sus últimos años Carrillo parece un senador romano. La gente iba a verle como si fuera a ver a san Pablo. Todos se quedaban admirados ante él: «qué señor, qué bien se expresa, que humildad, que sencillez». Eso exclamaban al verlo. Cuando en los últimos años veía a Carrillo se me revolvían las tripas. Ver a un señor que conoces muy bien, que sabes que es capaz de lo peor y verlo convertido en un abuelo encantador. Pues imagínese lo que pasaba por mi cabeza.

¿Por qué siempre que se ha intentado debatir sobre la Transición a lo largo de estos años se ha acabado en los insultos? Por ejemplo Javier Tusell y Javier Pradera contra Viçenc Navarro en El País y en Claves de la Razón Práctica en 2010. O Fernando Savater en su artículo «¿El final de la cordura?» de 3 de noviembre de 2008, en El País, donde termina escribiendo: «Ahora veo derribar la cárcel de Carabanchel, en la que hace cuarenta años pasé una breve y no diré que feliz temporada. La despido sin tanta nostalgia como muestran por ella los que no la conocieron por dentro. Y así me gustaría ver irse también al olvido a los hunos y los otros, como diría don Miguel, a quienes no olvidan porque su memoria viene de la ideología y no de la experiencia. Son el peor cáncer de la España actual, la de la crisis, el paro y la hostilidad centrífuga».

Esto se debe a su propia mala conciencia. Yo ahora publicaré un libro, un folleto de unas ochocientas páginas o cosa así, en el cual cuento la Transición exclusivamente desde el punto de vista de los intelectuales. Es un libro que abarca desde el 62 hasta el 96. Ahí aparecerán muchas de estas manifestaciones. Todos estos eran más que radicales al comienzo y durante la Transición. Es el golpe de estado del 23 de febrero de 1981 lo que los conmociona y los convierte a todos en simpatizantes del PSOE. No se quiere revisar ese periodo histórico, lo que se llamaría el tardofranquismo, los últimos años de Franco y los primeros de la democracia, porque las cosas que se dijeron eran una bestialidad. Bestialidad en el sentido de que, por ejemplo, había algunos que eran partidarios de la lucha armada. Todo eso hasta que llega el 23-F. Después del golpe se les baja la adrenalina, todos se acojonan e ingresan en masa en el PSOE. Pero es que revisar la Transición, para muchos, es revisar su propia vida. Ahí tienes a Martín Villa. Acaba de entrar en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas un tipo que es un fascista.

De ese asunto quería yo también preguntarle. El discurso de entrada de Rodolfo Martín Villa en la citada Real Academia de Ciencias Morales y Políticas que fue pronunciado el 26 de noviembre de 2013, y que se puede leer en internet , tuvo como título «Claves de la Transición, El cambio de la sociedad, la reforma en la política y la reconciliación entre los españoles». En ese discurso utiliza Martín Villa un párrafo de libro de Raymond Carr y Juan Pablo Fusi, España, de la dictadura a la democracia, para definirse a él mismo y a los que como él trajeron la democracia: «El factor generacional fue un componente decididamente importante del aperturismo. Se trataba de jóvenes procedentes del falangismo universitario, de la ACNP, o del monarquismo, nacidos hacia 1930-1940 y que por tanto no habían luchado en la Guerra Civil… Era una generación liberal, dialogante y europeísta, convencida de que la nueva y modernizada sociedad española de los sesenta exigía un sistema político igualmente moderno y nuevo equiparable a las democracias occidentales. Esto no era obstáculo para que muchos de ellos ocupasen cargos públicos, aceptasen la legalidad del sistema y, en suma, asumiesen las responsabilidades que se derivaban de su integración política en el Régimen. Creían en la reforma desde dentro, no en la revolución desde fuera». ¿Qué opina de esto?


Esto es un olvido absoluto de un fascista medular. Me afecta a las neuronas. Si eso es así, si ellos eran demócratas ya en el franquismo, entonces los demás, los que vivíamos en la clandestinidad, éramos gilipollas integrales. Porque según eso lo que teníamos que haber hecho era hacernos de Falange y esperar. Claro. Es que esto que dice Martín Villa es una auténtica ofensa generacional. Porque es verdad que les salió bien y por eso pueden seguir escribiendo estas cosas. Pero esto sigue siendo una mentira absoluta y escandalosa.

¿Les salió bien? No todo el mundo está de acuerdo en que les saliera bien la Transición. En el año 1991 se emitió un debate especial en el programa La Clave (dirigido por el periodista José Luis Balbín) que entonces se podía ver en Antena 3. Se tituló «500 claves de la transición» y en él se contiene una muy valiosa intervención de Antonio García Trevijano, que a la afirmación de José Mario Armero en el sentido de que en España sí hay democracia, argumenta que en España lo que hay son libertades pero no una democracia auténtica y completa. Apoya su afirmación en dos realidades: primero, el elector (por haber en España un sistema electoral proporcional en lugar de mayoritario) no elige realmente al representante que él quiere. «El sistema proporcional termina inevitablemente en el gobierno de una oligarquía» dice García Trevijano. Y segundo porque «igual que con Franco, hay un solo poder, que es el ejecutivo, que es el que manda sobre el judicial y el legislativo». Concluye García Trevijano manifestando que «la Transición fue un pacto y de algo así solo puede derivar corrupción».

Les ha salido bien a los que les ha salido bien. Les ha salido bien a los bancos y a aquellos que capitanearon la Transición. Incluso a aquellos que tenían serias dudas de que la Transición fuera a funcionar y temían por sus intereses. A esos les salió que ni bordado. Fue la operación perfecta. El PSOE de la primera etapa, por ejemplo. ¿Cómo Solchaga no va a decir que la Transición fue modélica? Si cuando yo lo conocí era asesor de la UGT en Bilbao donde ganaba una mierda de dinero y ahora es multimillonario. Les ha salido como Dios. Lo que ocurre ahora con la infanta y con Urdangarin es una herencia de la Transición. En el comienzo de la Transición hubo cosas como estas, pero no se sabían. Vamos, las sabían solo los que las sabían, punto.

Se publica en 2013 La Transición contada a nuestros padres de Juan Carlos Monedero (Editorial Catarata). Según Monedero, la corrupción que sufrimos en España viene de la Transición porque seguimos teniendo una sociedad franquista. No hemos tenido el «antifascismo» que según Monedero «es una reclamación radical del republicanismo democrático caracterizado por virtudes públicas que hacen, por ejemplo, que los políticos dimitan cuando se ven inmersos en casos de corrupción». Según Monedero ese antifascismo opera en Alemania, pero no en Italia y en España ¿Está de acuerdo con esa visión de la Transición?

Si, si, por supuesto. En Alemania hay una expresión acerca del nazismo que generó mucha polémica: «El pasado que no quiere pasar». Aquí, el pasado, no es que no quiera pasar, es que ni ha pasado. Se ha borrado incluso de la historia. Se ha quemado.
« última modificación: Enero 02, 2014, 17:38:46 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Маркс

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 16736
  • -Recibidas: 36138
  • Mensajes: 5251
  • Nivel: 804
  • Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #37 en: Enero 02, 2014, 18:31:09 pm »
Qué bueno, Nostra.
Lo que está sucediendo es que nos están sometiendo a un proceso de *saqueo* CALCADO, a los procesos neoliberales que practicaron con latinoamérica con la excusa de la "crisis de la deuda" desde los 70, 80 y 90

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #38 en: Mayo 12, 2015, 21:20:45 pm »
Las élites económicas del cortijo (esa oligarquía que algunos seguís diciendo que no existe :rofl:) siguen siendo las mismas de entonces...

http://www.lamarea.com/2014/11/20/franquismo-s/

Citar
Franquismo S.A

MADRID// En el archivo del diario ABC hay una fotografía del Valle de los Caídos con una anotación en el reverso, en la que se advierte de la necesidad de borrar el cartel de la constructora Huarte que aparece en la imagen. La rúbrica es un perfecto ejemplo para ilustrar cómo las grandes empresas españolas intentan borrar, con la connivencia de los medios de comunicación y los gobiernos de esta democracia, los vestigios de la instrumentalización que hicieron del franquismo para construir su imperio económico. Algunas empresas que cotizan en el IBEX 35, como Gas Natural, OHL o Iberdrola, se lucraron con la represión y el modelo autárquico que impuso el dictador y, a día de hoy, siguen sin reparar a las víctimas.

Las empresas obtuvieron beneficios de distintos modos: algunas usaron mano de obra forzada, otras se aprovecharon de la represión de sus competidores por pertenecer al bando republicano y otras,simplemente, se lucraron gracias a la cercanía con Franco cuando el régimen efectuó su inmensa obra pública: el Valle de los Caídos. Además, el franquismo propició unas condiciones laborales muy ventajosas para las empresas, ya que no existía el sindicalismo ni se podían negociar unas condiciones salariales y de trabajo dignas.

Una muestra del funcionamiento de esta red clientelar es la carta enviada a Franco el 25 de mayo de 1970 por Pedro Barrié, dueño de Fuerzas Eléctricas del Noroeste (FENOSA) y del Banco Pastor, para que intercediera ante el Ministerio de Hacienda, que ponía dificultades a su empresa ASTANO (Astilleros y Talleres del Noroeste). Barrié se quejaba ante el caudillo de que no se le permitía al Banco Pastor apoyar económicamente a su astillero y planteaba que las únicas opciones que le quedaban era la mediación del dictador ante Hacienda o, en su defecto, la intervención estatal a través del Instituto Nacional de Industria o los astilleros públicos. La misiva, a la que ha tenido acceso La Marea, concluye de este modo: “Espero que, como todos los años, si usted me lo permite, pueda visitarlo este verano en el Pazo de Meirás. Recordaremos nuestros muchos años de amistad y podré reiterarle mi inquebrantable lealtad y afecto”.



Según Javier Pueyo, profesor de la Universitat Pompeu Fabra, la clase empresarial española encontró un hábitat idóneo para poder desarrollarse sin la competencia. El periodo más intenso de esta oligarquía monopolística ocurrió en los años 50 cuando, tal y como explica el historiador en su artículo Las relaciones entre las empresas eléctricas y el Estado franquista, “se dieron unas condiciones extremadamente favorables consistentes en la altísima protección exterior, una fuerte intervención estatal, defensa de la industrialización acelerada y una financiación inflacionista”. Este tipo de organización económica dotaba de privilegios y favores a los empresarios más afines y cercanos al régimen de Franco. De esta relación de favores surgió una oligarquía con la que se forjaron grandes imperios y empresas de las que beben muchas corporaciones que cotizan hoy en el IBEX 35. El artista Luis Quintanilla, en una conferencia en Nueva York en 1938 desde el exilio, explicaba esta simbiosis del siguiente modo: “El fascismo no es ni más ni menos que la burguesía armada contra el proletariado”.

Gas Natural Fenosa

La empresa que mantiene como consejero al expresidente del Gobierno Felipe González nació en el año 2009 de la fusión de Gas Natural y Unión Fenosa. Esta última empresa se creó en el año 1982 como resultado de la unión de otras dos, FENOSA y Unión Eléctrica Madrileña. El dueño de FENOSA, Pedro Barrié, amplió su fortuna ayudado por la cercanía con el dictador y como recompensa tras haber sido uno de los grandes financieros de la Guerra Civil para el bando nacional. Como ejemplo de este vínculo sirve la concesión del Condado de Fenosa al empresario por parte del dictador en el año 1955 en agradecimiento por los servicios prestados en general y, en particular, por la cuestación popular que Pedro Barrié hizo para regalarle el Pazo de Meirás, que todavía ocupan los Franco para su asueto canicular.

Barrié, uno de los empresarios del sector eléctrico más importantes de Galicia, forjó su imperio tras el fusilamiento de un diputado republicano. FENOSA nació de la fusión forzosa de Fábrica de Gas y Electricidad, la pequeña empresa de Barrié, y Unión Eléctrica Coruñesa, una empresa que era propiedad de la familia de José Miñones, un parlamentario que fue ejecutado en el año 1937 en el Campo de la Rata, junto a la torre de Hércules, en A Coruña. Gas Natural-Fenosa, al ser contactada por La Marea para conocer si existe o ha existido alguna acción de reparación por estos hechos, ha declarado que la compañía “compró Unión Fenosa hace cinco años y esto es una cuestión pasada de otra empresa”.

Acciona

Jose Manuel Entrecanales, actual presidente ejecutivo de Acciona, debe su cargo y posición a la fortuna que su abuelo José Entrecanales hizo durante el franquismo junto a su socio Manuel Távora. La empresa Entrecanales y Távora, integrada hoy en Acciona, fue una de las constructoras de cabecera del régimen, como reconoce en su web corporativa: “En los años de la posguerra, la compañía fue muy activa, consolidando su posición como una de las compañías más innovadoras del país”.

En 1929 se construyó una zona residencial burguesa en Sevilla con motivo de la exposición universal de ese mismo año. El lugar tenía graves problemas de vertidos y, en plena Guerra Civil, el Ayuntamiento de Sevilla encargó a la empresa Entrecanales y Távora la construcción de un canal que llevara los vertidos lejos de los barrios ricos de Heliópolis y La Palmera. Para ello se instaló el campo de concentración de El Colector, donde 250 presos republicanos se apiñaban para trabajar en la obra de la constructora Entrecanales y Távora. La Marea ha tratado de conseguir, sin éxito, algún tipo de declaración al respecto sobre las posibles medidas de reparación que la empresa haya tomado con las familias o personas afectadas por estos hechos.

OHL

La compañía de Villar Mir nació de la fusión de otras tres: Obrascón, Huarte y Laín. Una de ellas, Huarte, fue junto a San Román (filial de Agromán), Estudios y Construcciones Molán y Banús, la empresa encargada de construir el Valle de los Caídos usando mano de obra esclava. Fue precisamente una fotografía del Valle de los Caídos con el cartel de la empresa constructora Huarte, la que esgrimió Joan Tardà (ERC) en el Congreso en 2011 para pedir que fueran las constructoras del enclave de Cuelgamuros las que pagaran las exhumaciones de las decenas de miles de represaliados que todavía se encuentran enterrados allí. Tardà recordó en su intervención que hubo empresas “que se capitalizaron a partir del trabajo esclavo de los republicanos”.

Es el caso de Nicolás Sánchez Albornoz, preso en el Valle de los Caídos. “Los que estábamos condenados a trabajar allí estábamos alquilados a las empresas que hacían la obra, Huarte y Banús, por 10,50 pesetas al día. A nosotros nos daban 50 céntimos a cada uno. Los patronos tenían obreros a precio de saldo y disciplinados”, explica el propio Sánchez en declaraciones recogidas por Alejandro Torrús en un artículo en Público. La empresa de Villar Mir sigue negándose a hacer ningún tipo de declaración sobre este asunto, que empaña la imagen de una de las mayores constructoras del país: “No vamos a contestar ningún tipo de preguntas sobre este tema, Adiós”, fue la respuesta hostil y definitiva del departamento de comunicación de OHL.

ACS

La constructora de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, también se benefició de mano de obra forzosa a través de su filial, ahora integrada, Dragados. En 2003, un artículo de Leslie Crawdford en Financial Times llamado Franco’s Slaves habla de Dragados citando un informe gubernamental de 1952 del programa de Redención de Penas por el Trabajo en el que se define como “un muy importante grupo de construcción que ha hecho uso de mano de obra presa durante los últimos 12 años”.

Una de las obras en las que Dragados usó mano de obra esclava fue en la construcción del pantano de Mediano, en Huesca. Los trabajos tuvieron lugar entre 1952 y 1955. Para ellos, Dragados usó un destacamento de 35 penados que tras las obras fueron enviados a la prisión de Huesca. Los datos al respecto, que constan en la Memoria general de instituciones penitenciarias de 1955, son recogidos por los historiadores Lola Martínez Macías y Fernando Moreno Moreno. Otro de los grandes accionistas de ACS es la familia March, con un 18,2% de las participaciones de la empresa dirigida por Florentino Pérez. Juan March fue uno de los mayores impulsores económicos del golpe de Estado de 1936 y financió incluso el viaje del Dragon Rapide que llevó a Franco de Canarias a Marruecos para el levantamiento militar. La empresa tampoco ha contestado a las preguntas de La Marea.

Iberdrola

La compañía actual nació de la fusión en 1992 de Hidroeléctrica Española e Iberduero. Esta última se creó a partir de la fusión de Saltos del Duero e Hidroeléctrica ibérica. La gran empresa energética española de la actualidad se forjó gracias al compromiso con Franco de Jose María de Oriol y Urquijo, presidente de Hidroeléctrica Española (Hidrola) desde el año 1941 hasta 1985. El empresario vasco fue alcalde de Bilbao desde 1939 hasta 1941, y jefe provincial de Falange en diferentes periodos.

Jose María de Oriol y Urquijo fue jefe de Falange Española Tradicionalista de 1937 a 1941, e impulsó la formación de la Brigada de Investigación y Vigilancia, que en palabras del propio Oriol al diario Hierro, elaboró en 1938 informes de 80.000 personas en la provincia, para ser usados en la posterior represión, según se recoge en un libro sobre los alcaldes de Bilbao, escrito por Joseba Aguirreazkuenaga [et al.]. En la misma obra, haciendo referencia a artículos de prensa, se sostiene que los ministros del sector se tuvieron que resignar a que Franco despachara con el jefe de Hidrola las obras e infraestructuras españolas en contraprestación a la ayuda económica que la familia Oriol y Urquijo dio al dictador para el golpe de Estado. La empresa eléctrica pasó de ser meramente testimonial en la España de los años 30 a convertirse en la compañía número 20 en activos netos en 1948, con 580 millones de pesetas; en 1960 ya era la quinta empresa más importante del país, con un activo neto de 11.468 millones de pesetas. Desde Iberdrola han asegurado a La Marea que no pueden valorar las actuaciones personales de los dirigentes en los más de 100 años de historia de la compañía.

La empresa vasca Saltos del Duero (Iberduero), otra de las que dio lugar a Iberdrola, fue la encargada de realizar otras muchas obras en la época autárquica del franquismo. Uno de los ejemplos de la conexión económica y política de la época fue la inauguración del Embalse de Aldeadávila de la Ribera, en Salamanca. El 17 de octubre de 1964 se inauguró el pantano con la presencia de Francisco Franco, el dictador de Portugal, António de Oliveira y Salazar, y Pedro de Careaga y Baseabe, presidente de Iberduero. La fotografía del acto refleja la cercanía entre el franquismo y el mundo empresarial, que permitió la creación de grandes imperios económicos a base del sudor y la sangre de muchos represaliados. Esos beneficios de la represión a día de hoy cotizan en el IBEX 35 y sus empresas siguen sin proporcionar la reparación que cualquier democracia debería exigir.
« última modificación: Mayo 12, 2015, 21:33:15 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #39 en: Mayo 12, 2015, 21:26:06 pm »
Entrevista extremadamente interesante con Emmanuel Rodríguez. , a raíz de la publicación del libro: "Por qué fracasó la democracia en España. La Transición y el régimen del 78"

100% recomendable:



He dejado aquí la referencia al libro: http://www.transicionestructural.net/index.php?topic=1529.msg133304;topicseen#new
« última modificación: Mayo 12, 2015, 21:41:38 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

mpt

  • Inmoindultado
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 17124
  • -Recibidas: 15293
  • Mensajes: 2495
  • Nivel: 421
  • mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.mpt Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #40 en: Mayo 13, 2015, 01:21:21 am »
..... 100% recomendable ....
¿no le faltan algunos condimentos para un buen guiso?, por ejemplo, una pizca de injerencias foraneas;

¿como se describe la vida de una colonia sin hablar de los colonizadores?; ¿se integra el pais en occidente -previo compromiso de pago- y no se habla de ello?;
« última modificación: Mayo 13, 2015, 01:40:44 am por mpt »
por los dioses, la deuda y el jurgolesteban, al reclutamiento y la favela

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #41 en: Junio 02, 2015, 20:29:07 pm »
..... 100% recomendable ....

¿no le faltan algunos condimentos para un buen guiso?, por ejemplo, una pizca de injerencias foraneas;

¿como se describe la vida de una colonia sin hablar de los colonizadores?; ¿se integra el pais en occidente -previo compromiso de pago- y no se habla de ello?;


mpt: Efectivamente, eso sucedió en toda Europa occidental con las "zanahorias" del Plan Marshall (además de UK, que quedó endeudada hasta las trancas con EEUU por los préstamos para la guerra, de ahí la formación de la anglosfera y el relevo que dió USA al imperio británico) y el complemento de los "palos":  como la operación Gladio http://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Gladio ó la represión de los partisanos griegos por UK y EEUU http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_civil_griega . En españa (en donde el fascismo nunca fué vencido, a diferencia del resto de paises occidentales) a falta de un plan Marshall, aterrizó IKE y convirtió el cortijo en un aeropuerto y base militar para su ejército en el 53, http://es.wikipedia.org/wiki/Pactos_de_Madrid_de_1953 presionando para que fuesemos admitidos en la ONU, a lo que muchos países, con motivo, se oponían http://www.periodicodelestudiante.net/noticia.asp?pkid=105 , después Felipe Glez. revalidaría el acuerdo con lo de la OTAN y hasta hoy...
« última modificación: Junio 03, 2015, 01:44:50 am por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Currobena

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 68949
  • -Recibidas: 19128
  • Mensajes: 3058
  • Nivel: 456
  • Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Somos viejos muy pronto y sabios muy tarde.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #42 en: Junio 03, 2015, 01:19:25 am »
La absorción total de España como colonia USA se completó con el asesinato de Carrero Blanco y la eliminación del programa español de creación de una bomba atómica.

Citar
El 20 de diciembre de 1973 era asesinado Carrero Blanco, con su muerte, desaparecía uno de los principales promotores, para utilizar militarmente la energía nuclear. El día anterior a su muerte, sostuvo una entrevista con el secretario de estado norteamericano, Henry Kissinger. En esa entrevista se trataron asuntos como la amenaza de la URSS y una hipotética Guerra Nuclear, fueron temas recurrentes en ese encuentro. En aquel momento Kissinger sabía a través de la CIA, que España junto a Taiwán, Corea del Sur, Argentina, Sudáfrica e Israel, podían llegar a tener sus propias armas nucleares. España estaba almacenando plutonio suficiente para fabricar una bomba atómica. Gibraltar era la excusa del Gobierno español para no renunciar a su capacidad nuclear.


Kissinger, ese premio nobel de la paz que también tuvo algo que ver con Allende...

http://intrinsecoyespectorante.blogspot.com.es/2011/04/la-bomba-atomica-espanola.html
Estoy cansado de darme con la pared y cada vez me queda menos tiempo...

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:La Transición política española, ¿una estafa monumental…?
« Respuesta #43 en: Febrero 02, 2016, 20:03:11 pm »
http://iniciativadebate.org/2016/02/01/psoe-clave-boveda-la-dominacion/
Citar
El PSOE, clave de bóveda de la dominación
De la Dictadura de Primo de Rivera a las elecciones de 1982


Ángeles Maestro | rebelion.org | 01/02/2016

El próximo 12 de marzo hará 30 años de la votación en el Referéndum sobre la permanencia del Estado español en la OTAN. Un ajustado resultado a favor del SI permitió que la Península Ibérica y sus archipiélagos se hayan convertido en instrumentos privilegiados de la estrategia imperialista euro-estadounidense en una escalada bélica sin precedentes desde el final de la II Guerra Mundial.

Cuando el ruido de los bombardeos se escucha cada vez más cerca, cuando en medio de criminales políticas de “austeridad” aumentan los gastos en Defensa y Seguridad al tiempo que se avanza en la jibarización de las pocas libertades que quedaban, en definitiva cuando guerra y fascismo vuelven a conformar las políticas de un capitalismo en crisis sistémica, es imprescindible tener bien identificados los hechos y sus responsables.

El impasse político que ha sucedido a las elecciones del 20 de diciembre abre fundamentalmente dos posibilidades de gobierno en el Estado y en ambas aparece el PSOE. Una de ellas sería un “pacto de izquierdas” del PSOE con Podemos y otras fuerzas políticas. Esta opción es vista con esperanza por los sectores populares frente a la temida y más probable coalición PP-Ciudadanos-PSOE. En este artículo pretendo refrescar la memoria acerca de la abyecta trayectoria de la dirección del que fue el primer partido político de la clase obrera en temas cruciales para el escenario de guerra que se abre ante nosotros.

La deriva política de Podemos hacia la indefinición política, extirpando cualquier propuesta rupturista de su discurso y de su programa, así como la de IU, ha sido analizada en otros trabajos. Sin embargo estimo que es necesario insistir en la caracterización del PSOE como partido que – en mucha mayor medida que el PP – siempre ha sido la clave de bóveda para garantizar que para las clases dominantes todo siguiera atado y bien atado.

La confirmación de la integración en la OTAN y la entrada en la CEE, ambos hechos sucedidos en 1986, constituyen para muchos analistas el fin de la Transición. La consumación de la incorporación de España en las estructuras claves del “Bloque Occidental” culminaba la derrota infligida por las clases dominantes de la Dictadura – a las que se sumaba una nueva burguesía surgida de las privatizaciones del PSOE – a una clase obrera que pudo amenazar con convertir el final del franquismo en un proceso con tintes revolucionarios tanto o más serios que los que alumbró la “Revolución de los Claveles” en 1974.

Los elementos claves de este proceso denominado como Transición, y justamente ensalzado por todos los poderes establecidos, fueron la complicidad del PCE 1– que controlaba los resortes fundamentales del movimiento obrero y popular – y la recreación del PSOE.

En 1979 el PSOE conmemoraba el centenario de su fundación con el curioso lema “100 años de honradez”. A un observador desinformado de la época le hubiera extrañado que tras una durísima dictadura, un partido “socialista y obrero” exhiba como hecho identificatorio el que sus dirigentes no hubieran metido la mano en la bolsa pública2, cuando obviamente no habían participado en gobierno alguno desde la II República La sabiduría socarrona de una clase obrera que se había forjado en la dura lucha contra la Dictadura sobre la hegemonía comunista, iba a arrojar luz y completar tan escueto lema: “100 años de honradez…y 40 de vacaciones”

Y es que efectivamente el partido de Pablo Iglesias creado, como otras organizaciones socialistas, al calor de la Comuna de París – primer intento de “asaltar los cielos” – y de raíces genuinamente marxistas, estuvo desaparecido durante las cuatro décadas de la Dictadura. Sobre esa ausencia casi absoluta del PSOE y la UGT de las duras luchas obreras y populares, que fueron minando el Régimen y confiriendo a la oposición una fuerte identidad de clase, se fue edificando el relato mistificado de la Transición. La historia oficial escrita una vez más al servicio de las clases dominantes – y cuyo máximo exponente “de masas” fue la serie de TVE “La Transición española”3 – ha sido edificada sobre la infravaloración del movimiento obrero más potente y estructurado de Europa occidental que además incorporaba a sus luchas concretas objetivos políticos como “Libertad, Amnistía y Derecho de Autodeterminación de los Pueblos”

La contradictoria historia del PSOE tuvo otros episodios anteriores en los que sus principales dirigentes protagonizaron oscuros episodios de colaboración, no sólo de clase, sino con las dos dictaduras que ocuparon la historia de buena parte del siglo XX.

Entre 1923 y 1930, en un periodo marcado por la victoria de la revolución soviética y el auge del fascismo, dos de sus más destacados líderes – Julián Besteiro y Largo Caballero – colaboraron estrechamente con la Dictadura de Primo de Rivera apoyada por la Monarquía y por la Iglesia, contribuyendo decisivamente a legitimarla; el primero teorizó la conveniencia de participar de sus instituciones y el segundo llegó a formar parte del Consejo de Estado. Todo ello mientras se suspendía la Constitución, se disolvían los ayuntamientos y se intervenía la Mancomunidad de Cataluña, se extendían los somatenes al medio urbano y a todas las provincias, y se declaraba el estado de guerra. Al tiempo que el PSOE – mediante el control de UGT – aseguraba la “paz social” y se integraba en el “Consejo del Trabajo”, la represión más dura se cernía sobre la otra gran fuerza obrera, la CNT, y sobre el PCE, creado en 19204.

En marzo de 1939, un sector del PSOE encabezado por Julián Besteiro5, ejecutó junto al cenetista Cipriano Mera y al coronel Segismundo Casado el golpe de Estado contra el gobierno del también socialista Juan Negrín, entregando Madrid a los fascistas6. La ignominia de esta traición que abrió las puertas al exterminio de cientos de miles de hombres y mujeres, mientras se justificaba para “acabar con el sufrimiento de la guerra” y por el compromiso de Franco de “respetar la vida de los vencidos” es uno de los hechos que más celosamente oculta la historiografía oficial7.

Los 40 años de “vacaciones” no fueron óbice para que el PSOE desempeñara un papel clave en la Transición. Su escasísima presencia en los movimientos de lucha contra la Dictadura – o precisamente por ello – no le impidió protagonizar episodios como el que documenta Joan Garcés8, citando un informe del embajador de EE.UU. en Madrid al Departamento de Estado. El gobierno norteamericano planeaba minuciosamente el postfranquismo con un mensaje claro: “antes de que Franco deje de mandar deben hacerse preparativos para asegurar que España continúa bajo un gobierno fuertemente pro-occidental”. Joan Garcés relata así las relaciones de dirigentes socialistas con la embajada de Washington en Madrid, citando los informes oficiales correspondientes dirigidos al Departamento de Estado: “Algunos ofrecimientos a colaborar en éstos planes llegaron espontáneamente a los servicios de EE.UU., como el de Carlos Zayas Mariátegui de la Agrupación Socialista Universitaria -ASU- o los “socialistas del interior” (en disidencia con la fracción del PSOE asentada en Toulouse, Francia), quien aparece informando asiduamente a la Embajada sobre personas de sensibilidad socialista suceptibles de sumarse a combatir al Partido Comunista si recibieran los apoyos materiales que buscaban. Zayas señalaba, entre otros, a Joan Raventós Carner en Barcelona, a Jose Federico de Carvajal y a Mariano Rubio Jiménez en Madrid …”. El mismo autor da cuenta de que “durante el postfranquismo, Felipe González sentó a Zayas en el Parlamento, a J. Raventós le hizo embajador en Francia, a F. de Carvajal, presidente del Senado y a Mariano Rubio, gobernador del Banco de España, ..”.

En 1974 se vivía un auge del movimiento popular marcado por las luchas victoriosas de liberación nacional que iban a tener sus máximos exponentes en la derrota de EE.UU. por el pueblo vietnamita y en el fortalecimiento de la izquierda latinoamericana. En Europa se reflejaba en la revolución portuguesa del 25 de abril, en el resurgir de la izquierda griega tras la derrota en referéndum de la monarquía fascista que había apoyado la “dictadura de los coroneles” auspiciada por EE.UU. 9 y en las potentes luchas obreras y estudiantiles en Francia, Italia y Alemania. En el Estado español, mientras Franco comenzaba su agonía física, la descomposición del régimen se aceleraba en la misma medida que se fortalecía la lucha obrera y popular.

Existe abundante documentación que acredita cómo las cancillerías de Francia y la República Federal Alemana trabajaron coordinadamente con EE.UU. precisamente en la dirección que los dirigentes del PSOE habían propuesto algunos años antes al Embajador USA en Madrid: apoyar económica, mediática y organizativamente a un partido socialista capaz de neutralizar la hegemonía comunista tras la muerte de Franco.. En 1984, responsables de la fabrica de armas Flick declaraban ante una comisión del Bundestag haber financiando al PSOE; aún en 1992 se informaba al Parlamento alemán de que la fundación Ebert, ligada al SPD, continuaba haciéndolo 10 .

Cuando pregunté por todo esto a Pablo Castellano, ex dirigente del PSOE y diputado de Izquierda Unida en varias legislaturas, además de certificar el rigor y la veracidad del trabajo de Garcés, añadió esto: “Antes del Congreso de Suresnes, se hablaba de Nicolás Redondo – secretario general entonces de la UGT , de Felipe González y del propio Pablo Castellano como posibles candidatos a la secretaría general del PSOE. Un mes antes, todo el mundo supo que el Pentágono se había decidido por Felipe González”.

Otro de los documentos claves para establecer el código genético del PSOE como instrumento del imperialismo es el libro de Alfredo Grimaldos: “La CIA en España” (2006). En él se amplían los testimonios ofrecidos por Garcés al respecto y se recogen las declaraciones como las del ex agente de la CIA Philip Agee a la revista Zona Cero en marzo de 1987: ” Dentro del «Programa Democracia” elaborado por la Agencia, se cuida con especial atención a las fundaciones de los partidos políticos alemanes, principalmente a la F riedrich Ebert Stiftung del Partido Socialdemócrata y la Konrad Adenauer Stiftung de los democristianos. Estas fundaciones habían sido establecidas por los partidos alemanes en los años cincuenta y se utilizaron para canalizar el dinero de la CIA hacia esas organizaciones, como parte de las operaciones de«construcción de la democracia», tras la Segunda Guerra Mundial. Des pués, en los sesenta, las fundaciones alemanas empezaron a apoyar a los partidos hermanos y a otras organizaciones en el exterior y crearon nuevos canales para el dinero de la CIA. Hacia 1980, las fundaciones alemanas tienen programas en funcionamiento en unos sesenta países y están gastando cerca de 150 millones de dólares. Operan en un secreto casi total”. (…) “Las operaciones de la Friedrich Ebert Stiftung (Fundación del SPD), fascinan a los norteamericanos, especialmente sus programas de formación y las subvencio nes que hicieron llegar a los socialdemócratas de Grecia, España y Portugal, poco antes de que cayeran las dictaduras en esos países e inmediatamente después» 11

Tras el decisivo papel jugado por el Partido Socialista Portugués de Mario Soares – repetidamente acusado de estar en nómina de la CIA – para yugular la Revolución de los Claveles, tuvo lugar el tormentoso XXVIII Congreso del PSOE en mayo de 1979. En él, el Secretario General Felipe González quedó en minoría con su tesis que propugnaba el abandono del marxismo, resultado que no aceptó y dimitió de su cargo.

Una de las voces que se alzaron en apoyo de las tesis de González fue “el viejo profesor” Tierno Galván, de formación marxista, fundador del Partido Socialista Popular 12 y recién elegido alcalde de Madrid. Sus argumentos fueron así de sutiles: si no se hace sí “mañana mismo los alemanes cortan la financiación del partido, [y] en unos días más los tanques ocupan las calles de Madrid”.

El partido quedó a cargo de una gestora presidida – curiosamente – por el ya citado candidato a colaborar con EE.UU. a cambio de sus tareas anticomunistas Jose Federico de Carvajal. Tres meses después y tras los arreglos correspondientes las aguas volvieron a su cauce. Se celebró un nuevo Congreso que aceptó la propuesta de González y este regresó a la Secretaría General.

El camino para ser considerado por el imperialismo euro-estadounidense como “uno de los nuestros” estaba abierto.

Notas:

1 El papel del PCE y de CC.OO. ha sido analizado por mi, entre otros, en estos trabajos http://www.lahaine.org/est_espanol.php/la_fuerza_de_la_memoria_y_el_poder_const

http://www.lahaine.org/est_espanol.php/el-hundimiento-del-engranaje-de

2 Treinta y seis años más tarde, precisamente eso mismo –ser o no corrupto– bastaría para definir el debate político en una campaña electoral.

3 Rodriguez, Emmanuel. (2015) “Por qué fracasó la democracia en España. La Transición y el Régimen del ’78”. Reciente libro en el que se desmontan los mitos de la Transición y se cuestiona su éxito desde el punto de vista de la estricta democracia. Lo hace desde la imprescindible afirmación de que “el Régimen de la Transición fue, como todos los sistemas políticos, un régimen de clase”.

4 El golpe de Estado de Primo de Rivera, con el decidido apoyo de Alfonso XIII, fue respondido con la convocatoria de una huelga general por UGT y CNT, que no tuvo el suficiente respaldo. Ambos sindicatos fueron ilegalizados, así como el embrionario PCE, sus dirigentes encarcelados al tiempo que la durísima represión –incluidos los asesinatos– se abatía sobre la clase obrera.

5 Según informa Joan Garcés, en su trascendental libro “Soberanos e intervenidos” (1996), pág 156, no sólo Jualián Besteiro, sino también Indalecio Prieto y Largo Caballero apoyaron el Golpe del coronel Casado.

6 http://marquetalia.org/2013/12/10/traicion-la-republica-3-el-golpe-de-estado-de-casado/

7 Afortunadamente, historiadores de la talla de Ángel Viñas y Fernando Hernández , han reconstruido con un apoyo documental abrumador, la ignominia de los traidores y de potencias como Francia y Gran Bretaña, y la dignidad del gobierno Negrín apoyado por el PCE. Como demuestran exhaustivamente su objetivo prioritario era, no tanto esperar a la internacionalización del conflicto con el desencadenamiento de la II Guerra Mundial, sino sacar de España a decenas de miles de dirigentes sindicales y políticos que sin duda iban a caer asesinados por Franco. “El desplome de la República” (2009)

8 Garcés, J. (2009). “Soberanos e Intervenidos”. Pág 161

9 El rey Constantino, hermano de la ex reina Sofía, fue expulsado de Grecia. Aún así vendió en Londres el tesoro real, patrimonio público, en 14 millones de euros http://www.mundiario.com/articulo/politica/griegos-no-olvidan-expolio-familia-constantino-saco-pais-tesoro-real-y-vendio-londres-142-millones-euros/20140309142223015995.html

10 Ibid. Pág. XX

11 Grimaldos, A. (2006) “La CIA en España”. Pág 150

12 El PSP, junto al PCE y otros partidos, formó parte de la Junta Democrática que abogaba por la ruptura con la Dictadura. Tras el éxito electoral del PSOE en 1977, sus exiguos resultados (6 diputados) y la marginación por parte del primero de sus dirigentes, el PSP se integra en el PSOE en 1978.

Artículo escrito para la revista Espineta y Caragolins
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal