* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

PPCC: Pisitófilos Creditófagos. Verano 2019 por juancoco
[Hoy a las 21:39:00]


Artículos de heterodoxia.info por gentid
[Hoy a las 07:49:38]


XTE_Central- 2019- Era Cero por saturno
[Julio 21, 2019, 21:10:27 pm]


Autor Tema: 1.000.000 de hogares españoles sufren el corte de luz por impago.  (Leído 1087 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Pensamientos Ibéricos

  • Desorientado
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 2
  • -Recibidas: 61
  • Mensajes: 12
  • Nivel: 2
  • Pensamientos Ibéricos Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
    • Pensamientos Ibéricos
La crisis económica está causando estragos en los hogares españoles, muchos de los cuales sufren dificultades y se las desean para hacer frente cada mes al pago de las facturas de servicios básicos como el de la luz. Los cortes de suministro por parte de las eléctricas por impago de clientes residenciales han crecido exponencialmente en los últimos años. En toda España, podría sumar ya un millón de casos al año, de los más de 25 millones de contratos que existen.

Así se desprende de los datos de grandes grupos como Endesa e Iberdrola. Estas compañías son las dos mayores eléctricas en España. Suman más del 80% de la red de distribución. En sus informes de sostenibilidad o responsabilidad social, que suelen acompañar a otra documentación legal de las juntas generales, Iberdrola y Endesa detallan cuántos cortes de suministro en el sector residencial realizan cada año por problemas de impago, y durante cuánto tiempo se extiende este corte de suministro. En 2011, Iberdrola realizó en España 412.757 cortes de suministro, cifra que casi duplica los 212.588 que realizó la compañía en 2010. Iberdrola no tiene datos de años anteriores.

En el caso de Endesa, que sí tiene datos, se comprueba que el problema ya estalló hace más tiempo. En 2009, el grupo realizó 542.411 cortes de luz por este problema. En 2010, la cifra se disparó para esta compañía, que pasó a 721.172 suspensiones de suministro. En 2011, en el caso de Endesa, el problema remitió en términos absolutos, con 485.116 casos. Pero, si se analizan los datos, se podría decir que la situación ha empeorado por la forma en la que se están produciendo las suspensiones del servicio eléctrico, igual que en Iberdrola.

48 HORAS AL LÍMITE
De los cortes de suministro de Iberdrola y de Endesa en 2011 (casi 898.000 entre las dos), más del 50% se resolvió en menos de 48 horas. Es decir, una vez que se produce el corte, el servicio se restablece antes de transcurridos dos días porque el cliente paga los recibos pendientes.

Estos casos invitan a pensar que suelen ser clientes que apuran hasta el último segundo para retrasar el pago de las facturas, por falta de liquidez o por otras razones. Reaccionan inmediatamente ante el corte de suministro porque realmente necesitan la electricidad, por ser primeras residencias o locales de uso diario.

Hay otros muchos casos de cortes de suministro que se quedan semanas, meses e incluso un año completo sin ser resueltos y que terminan en baja del contrato.

España sale muy mal parada en comparación con otros países de su entorno en cuanto a cortes de luz por impago. Según los datos de Iberdrola, que con Scottish Power tiene presencia en Reino Unido, en este país apenas tuvo que realizar 143 suspensiones de suministro por falta de pago en 2011. La operativa para el corte de suministro a un cliente en caso de impago está más o menos reglada normativamente, aunque hay lagunas jurídicas. La empresa distribuidora puede suspender el suministro a los consumidores cuando hayan transcurrido al menos dos meses desde que les hubiera sido requerido fehacientemente el pago, sin que éste se hubiera hecho efectivo.

CONVINCENTE
El corte efectivo del suministro ha demostrado ser la vía más convincente para obligar a los morosos a pagar las facturas. No obstante, las compañías tratan de evitar en la medida de lo posible llegar a la situación extrema de tener que cortar el suministro, entre otras cosas por los costes que representa. Además, aunque la legislación establece unas reglas básicas para el procedimiento de suspensión del suministro, hay infinidad de situaciones distintas que han desembocado en un auténtico galimatías. Los cortes de suministro han provocado disputas entre compañías. La razón es sencilla. En la actualidad, la comercialización eléctrica está liberalizada.

Esto significa que, aunque la red eléctrica que llega a la casa del usuario sea de una compañía, la que comercializa la electricidad puede ser otra distinta, de otro grupo totalmente diferente. Por ejemplo, Iberdrola puede estar comercializando luz a clientes enganchados a su propia red, pero también enganchados a la red de Endesa, y viceversa.

Si el cliente no paga, la compañía que sufre la morosidad es la comercializadora, pero la que tiene que cortar la línea es la propietaria de la red (distribuidor). La CNE ya ha tenido que resolver disputas porque entre el comercializador y el distribuidor no se ponen de acuerdo en el procedimiento de suspensión de suministro. Reglamentariamente, quedan flecos por aclarar.

Fuente: Expansión edición papel.

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal