* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

PPCC: Pisitófilos Creditófagos. Verano 2019 por juancoco
[Hoy a las 14:58:37]


Coches electricos por JENOFONTE10
[Ayer a las 11:56:54]


Artículos de heterodoxia.info por Jossot
[Ayer a las 11:33:55]


XTE_Central- 2019- Era Cero por saturno
[Agosto 21, 2019, 12:50:20 pm]


Consejos de inversión ¡ Gratis ! por Cogito
[Agosto 21, 2019, 11:24:15 am]


Autor Tema: El mangoneo de ServiRed y el atraco de la banca con las tarjetas de crédito  (Leído 1071 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

anduriña

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 490
  • -Recibidas: 674
  • Mensajes: 118
  • Nivel: 15
  • anduriña Sin influencia
    • Ver Perfil
Citar
El mangoneo de ServiRed y el atraco de la banca con las tarjetas de crédito
Agustín Marco   12/11/2011 06:00h
Por estos lares hemos contado en las últimas dos semanas la pelea de gallos que está habiendo en ServiRed, la primera empresa española de tarjetas de pago. Para los que se lo hayan perdido los dos capítulos que hemos ofrecido la historia se resume en que BBVA y Bankia, por una parte, y La Caixa, por otra, los mayores accionistas de la compañía de servicios financieros, se han enzarzado en una batalla que a día de hoy ha dejado a ServiRed sin presidente.

 

Situación estrambótica, típica del momento actual, porque resulta que ServiRed gestiona 38 millones de tarjetas de debito y de crédito, a través de las cuales se hacen compras por más de 65.000 millones de euros. O lo que es lo mismo, que la empresa que tiene asociados casi 750.000 comercios y 32.792 cajeros repartidos por la geografía española está descabezada, sin un presidente ejecutivo, tras la destitución de José Manuel Gabeiras. Una situación magnífica para que los de Anonymous, ese simpático grupo de hackers, nos den un susto a todos con un ataque a los sistemas de una ServiRed sin capacidad ejecutiva de respuesta.

 

O sí. Porque los datos de sus tarjetas y las mías que gestiona ServiRed ya no están en sus manos, sino en los de una filial compartida con 4B, su gran competidor, controlado por Banco Santander. Los cuatro grandes grupos financieros de este país –BBVA, Santander, La Caixa y Bankia- decidieron el pasado año fusionar las dos empresas –Sermepa y Redy, respectivamente- que procesan todas las transacciones de nuestras tarjetas de pago.

 

La operación era tan sospechosa de ser utilizada para acordar tarifas entre las cuatro instituciones que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) tardó 11 meses en autorizar la concentración. Finalmente, y pese a las numerosas oposiciones de los grandes comerciantes y otras asociaciones de consumidores, se dio la bendición a la creación de Redsys, una empresa que controla el 80,5% del mercado (60 millones de tarjetas) y el 73,2% de los cajeros instalados (45.000) por bancos y cajas.

 

Para evitar cualquier abuso de posición dominante, la CNC pidió que el presidente de Redsys fuera una persona ajena a las más de 90 accionistas de ServiRed y de 4B, lo cual echó por tierra las maniobras de Javier Celaya, un ex Caja Madrid, representante en el consejo de la primera empresa de tarjetas, que se había quedado eclipsado en la estructura directiva de Bankia por un Bancaja. El puesto fue ocupado por Jesús Verde, un ex Unión Fenosa, que se quedó en Gas Natural tras la compra de la gallega por la catalana para dirigir la ejecución de sus ex compañeros. No quedó ni uno.

 

Tras fracasar en el primer intento, Celaya movió Roma con Santiago para acceder a la presidencia de ServiRed y perpetuarse en el consejo de Visa Europa. Cambios normativos, apoyo de BBVA, oposición de La Caixa, un quítate tu –Gabeiras- para ponerme yo –Celaya- y ser el presidente de una compañía cuyos ingresos están garantizados por los siglos de los siglos y cuyos accionistas son estables de por vida. Es decir, un balneario de gestión, con buen sueldo, secretaria, coche oficial y prebendas similares. Casí lo consiguió en el pasado consejo de octubre, pero finalmente La Caixa se opuso y frenó la toma de control.

 

Disputas personales aparte, lo que nos interesa a los ciudadanos es que toda la banca se unió para fusionar las dos empresas que procesan nuestras tarjetas con el único fin de ahorrar en costes. La CNC le insistió a Redsys que concretase las eficiencias de la fusión, pero la nueva sociedad le dio largas hasta el último día. Solo se comprometió a que al menos el 30% de los ahorros se trasladaría a sus clientes, los bancos y las cajas, “mediante reducciones continuadas de precios”, entidades que a su vez estarían en disposición de bajar las comisiones a los usuarios finales, a usted y a mí.

 

Ingenua ilusión. Más bien lo contrario. Nos han subido un 15% las comisiones por usar el dinero de plástico para compensar lo que pierden por los créditos hipotecarios que dieron a Euribor + 50 puntos  y que ahora tienen que refinanciar a Euribor + 300. Que la banca anda jodida, por usar un término académico, no es novedad. Que, al igual que los alcaldes, intentan sacar las tripas al ciudadano con más comisiones –los ayuntamientos con impuestos- para trapichear con sus insanas cuentas, ya lo saben ustedes porque lo sufren cada vez que van a pedir cualquier servicio a una entidad financiera.

 

Lo cual no quiere decir que no duela, porque, como los políticos con su genética hipocresía genética, nos venden que ninguna te cobra por mantener tus cuentas, tus tarjetas y tu alma. Al menos, que nos digan la verdad, aunque sea por cumplir con ese camelo del buen gobierno corporativo, la transparencia y la sostenibilidad.


http://www.cotizalia.com/opinion/corazon%2Dabierto/2011/11/12/el%2Dmangoneo%2Dde%2Dservired%2Dy%2Del%2Datraco%2Dde%2Dla%2Dbanca%2Dcon%2Dlas%2Dtarjetas%2Dde%2Dcredito%2D6287/
 


Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal