* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

PPCC: Pisitófilos Creditófagos. Otoño 2019 por wanderer
[Hoy a las 10:09:15]


Artículos de heterodoxia.info por gentid
[Hoy a las 07:49:46]


Coches electricos por Cadavre Exquis
[Diciembre 09, 2019, 06:18:33 am]


XTE_Central- 2019- Era Cero por saturno
[Diciembre 08, 2019, 15:31:15 pm]


Alquiler y represión fiscal por chameleon
[Diciembre 05, 2019, 12:19:19 pm]


Consejos de inversión ¡ Gratis ! por PastorMesetario
[Diciembre 05, 2019, 07:42:59 am]


Autor Tema: El fin del trabajo  (Leído 520544 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

pollo

  • Administrator
  • Inmoindultado
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 11431
  • -Recibidas: 16517
  • Mensajes: 2245
  • Nivel: 300
  • pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #15 en: Agosto 10, 2012, 14:08:45 pm »

El límite de los microprocesadores y de la capacidad de las baterías de litio es un columpiazo por tu parte. Por un lado, el límite de os procesadores de silicio puede que se alcance o no por aquellas fechas, pero es irrelevante pues la potencia sigue aumentando de forma exponencial durante otros 15 años como mínimo y además de eso hay tecnologías de reemplazo. De hecho hay más de una, de dos y de tres (grafeno, diamante, procesadores 3D, óptica...) todas con potenciales muy superiores a la del silicio. De hecho a niveles estratosféricos.

Sobre lo de las baterías, más de lo mismo. Si sigues el tema en el hilo correspondiente, cada vez hay más tecnologías candidatas a reemplazar a las baterías de litio, que no sé por qué razón das por hecho que seguirán aquí dentro de 15 años (las baterías cambiaron de tecnología fundamental 3 o 4 veces en los últimos 40 años, y serán sustituidas de nuevo (ya hay tecnologías candidatas), además de que ahora se saben fabricar supercondensadores. De momento es muy pronto para hablar de límite alguno. Y la ley de Moore tiene 0 que ver con las baterías.
Eso sin contar que las baterias son un instrumento. Lo importante no son las baterías, sino la capacidad de almacenamiento de energía, lo cual se puede conseguir de formas muy diversas, baterías mediante o no.


No soy experto en el tema. Hablo de prospectiva - que no es una ciencia exacta precisamente- y las variables pueden ser infinitas.
Lo que pretendo con mi exposición es fundamentar el devenir sociopolítico que no el científico, aunque para ello utilice argumentos afines.

No obstante la primera web al respecto que he tirado de Google y me sale esto: http://www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=38649

Así que si me he columpiado mis disculpas pero de cualquier forma no cambia en nada el fondo de la exposición.
Es que sí que cambia. Sin determinadas tecnologías (y para el desarrollo de las mismas no vale sólo con meter dinero y ya está, sino que tiene que haber entre otras cosas aceptación del público o el dinero no llega) tu futuro es imposible.
El problema de los que predicen el futuro, insisto, es ese. Extrapolar lo de ahora a X años, como hicieron los de los años 60: en el 2000 todos tendremos coches voladores y robots inteligentes (extrapolación del no-va-más de la época +tendencia tecnológica de la época + moda de la época + mundopiruletismo económico de la época).

Lo que hay que hacer es ver a donde nos dirigimos económicamente (vs. como estamos económicamente, que para muchos sigue siendo como hace 10 años), qué se pondrá de moda (vs. lo que está ahora de moda) y qué será necesario(vs. lo que ahora consumimos porque sí), ver qué tecnología emerge ahora pero que aún está en fase de adopción e investigación, y de ahí sacar conclusiones.
« última modificación: Agosto 10, 2012, 14:12:06 pm por pollo »

Маркс

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 16736
  • -Recibidas: 36138
  • Mensajes: 5251
  • Nivel: 804
  • Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #16 en: Agosto 10, 2012, 14:11:04 pm »

Si hay algo que nos ha enseñado la historia acerca de planes grandilocuentes sobre el uso de la tecnología con ciertos objetivos, es que después las cosas salen por otro lado completamente inesperado.
En los próximos años verás cambios sociales por la situación económica muy gordos. El mayor error al analizar la realidad es que extrapolamos la tendencia actual indefiidamente al futuro. Para que todo eso que tú dices ocurra, el mundo deberá seguir siendo como el actual y haber una cantidad ingente de recursos. De segur la tendencia actual, lo que comentas símplemente no será posible porque nadie pagará por ello, algo tan tonto como eso, y la gente habrá desarrollado formas de sobrevivir sin tanta idiotez tecnológica, porque símplemente no se lo podrá permitir durante mucho tiempo.

Repito: el mayor error de todos los futurismos es extraoplar indefinidamente la tendencia actual. Coño, que si todo sale como parece, dentro de 10 o 15 años la gente va a estar preocupada por comer, precisamente los que ahora aun están en el mundo piruleta, aunque no lo sepan. Esta progresión tecnológica de consumo estúpido propia de días de burbuja y lorealismo que vemos ahora se frenará y dará paso a otras formas más necesarias y acuciantes, como la eficiencia y la energía.

Aun no se ve, la mayoría de la gente está agilipollada. Pero se va asomando.

Hablamos de tecnología industrial, cohones.  >:(

Que a mí tampoco me gusta y que no deja de ser una alternativa más que probable dadas las cada vez mayores transferencias públicas a la privada.

Que yo tampoco creo en la producción infinita, que soy literalmente contrario a ello, que mi diserción no es un alegato político.
Que estoy hablando de aquí a medio siglo, coño, y a cuarenta años vista las energías me da que serán las mismas o muy parecidas.

Y por último te repito. No es un debate científico cuanto sí sociopolítico.
Lo que está sucediendo es que nos están sometiendo a un proceso de *saqueo* CALCADO, a los procesos neoliberales que practicaron con latinoamérica con la excusa de la "crisis de la deuda" desde los 70, 80 y 90

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #17 en: Agosto 10, 2012, 14:17:47 pm »

Si hay algo que nos ha enseñado la historia acerca de planes grandilocuentes sobre el uso de la tecnología con ciertos objetivos, es que después las cosas salen por otro lado completamente inesperado.
En los próximos años verás cambios sociales por la situación económica muy gordos. El mayor error al analizar la realidad es que extrapolamos la tendencia actual indefiidamente al futuro. Para que todo eso que tú dices ocurra, el mundo deberá seguir siendo como el actual y haber una cantidad ingente de recursos. De segur la tendencia actual, lo que comentas símplemente no será posible porque nadie pagará por ello, algo tan tonto como eso, y la gente habrá desarrollado formas de sobrevivir sin tanta idiotez tecnológica, porque símplemente no se lo podrá permitir durante mucho tiempo.

Repito: el mayor error de todos los futurismos es extraoplar indefinidamente la tendencia actual. Coño, que si todo sale como parece, dentro de 10 o 15 años la gente va a estar preocupada por comer, precisamente los que ahora aun están en el mundo piruleta, aunque no lo sepan. Esta progresión tecnológica de consumo estúpido propia de días de burbuja y lorealismo que vemos ahora se frenará y dará paso a otras formas más necesarias y acuciantes, como la eficiencia y la energía.

Aun no se ve, la mayoría de la gente está agilipollada. Pero se va asomando.

Hablamos de tecnología industrial, cohones.  >:(

Que a mí tampoco me gusta y que no deja de ser una alternativa más que probable dadas las cada vez mayores transferencias públicas a la privada.

Que yo tampoco creo en la producción infinita, que soy literalmente contrario a ello, que mi diserción no es un alegato político.
Que estoy hablando de aquí a medio siglo, coño, y a cuarenta años vista las energías me da que serán las mismas o muy parecidas.

Y por último te repito. No es un debate científico cuanto sí sociopolítico.

Haya paz, amigos. A mi me parecen interesantes las dos perspectivas. Y no mutuamente excluyentes. Al final será una mezcla de lo que a las élites dominantes les interese más y lo que los recursos naturales y el desarrollo técnico permitan, mezclado además con lo que la gran mayoría de la población permita/luche.

Luego hay que distinguir entre el peor escenario posible que se le ocurrirá a la oligarquía para maximizar sus beneficios a costa de nuestras vidas y la no-tan-utopía de a dónde deberíamos tender: reparto del trabajo, automatización de las tareas y transformación de los procesos productivos para hacerlos lo menos dañinos medioambientalmente (energías renovables, nanomateriales, construcciones bioclimanticas, regeneración del entorno natural, teletrabajo, transportes no-contaminantes, un sistema socio-económico de equilibrio con unos mínimos garantizados para toda la población -que deberá limitar su crecimiento "por las buenas"- , etc, etc...), por supuesto que hay gente que trabaja en la "prospección" para los oligarcas para tratar de llevarnos por donde a ellos les conviene y me parece muy importante desentrañar qué es lo que andan tramando para poder organizar la necesaria resistencia (aunque sea tan siquiera mental)...  ;)

Edito: Por ejemplo, la situación que ahora estamos sufriendo tuvo su gestación en la revolución neoliberal de los 70 y 80, fué concebida en aquella época y durante los siguientes 20 años se pusieron en marcha los mecanismos (sociopolíticos y económicos) e instituciones para destruir y saquear los estados del medioestar: no debería extrañarnos que ya tengan preparadas las siguientes etapas del expolio y la dominación que tratarán de aplicarnos a muchos años vista y deberíamos ser capaces de desarrollar un mayor instinto de "alerta temprana"...
« última modificación: Agosto 10, 2012, 14:59:27 pm por NosTrasladamus »
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Маркс

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 16736
  • -Recibidas: 36138
  • Mensajes: 5251
  • Nivel: 804
  • Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #18 en: Agosto 10, 2012, 14:19:58 pm »

El límite de los microprocesadores y de la capacidad de las baterías de litio es un columpiazo por tu parte. Por un lado, el límite de os procesadores de silicio puede que se alcance o no por aquellas fechas, pero es irrelevante pues la potencia sigue aumentando de forma exponencial durante otros 15 años como mínimo y además de eso hay tecnologías de reemplazo. De hecho hay más de una, de dos y de tres (grafeno, diamante, procesadores 3D, óptica...) todas con potenciales muy superiores a la del silicio. De hecho a niveles estratosféricos.

Sobre lo de las baterías, más de lo mismo. Si sigues el tema en el hilo correspondiente, cada vez hay más tecnologías candidatas a reemplazar a las baterías de litio, que no sé por qué razón das por hecho que seguirán aquí dentro de 15 años (las baterías cambiaron de tecnología fundamental 3 o 4 veces en los últimos 40 años, y serán sustituidas de nuevo (ya hay tecnologías candidatas), además de que ahora se saben fabricar supercondensadores. De momento es muy pronto para hablar de límite alguno. Y la ley de Moore tiene 0 que ver con las baterías.
Eso sin contar que las baterias son un instrumento. Lo importante no son las baterías, sino la capacidad de almacenamiento de energía, lo cual se puede conseguir de formas muy diversas, baterías mediante o no.


No soy experto en el tema. Hablo de prospectiva - que no es una ciencia exacta precisamente- y las variables pueden ser infinitas.
Lo que pretendo con mi exposición es fundamentar el devenir sociopolítico que no el científico, aunque para ello utilice argumentos afines.

No obstante la primera web al respecto que he tirado de Google y me sale esto: http://www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=38649

Así que si me he columpiado mis disculpas pero de cualquier forma no cambia en nada el fondo de la exposición.
Es que sí que cambia. Sin determinadas tecnologías (y para el desarrollo de las mismas no vale sólo con meter dinero y ya está, sino que tiene que haber entre otras cosas aceptación del público o el dinero no llega) tu futuro es imposible.
El problema de los que predicen el futuro, insisto, es ese. Extrapolar lo de ahora a X años, como hicieron los de los años 60: en el 2000 todos tendremos coches voladores y robots inteligentes (extrapolación del no-va-más de la época +tendencia tecnológica de la época + moda de la época + mundopiruletismo económico de la época).

Lo que hay que hacer es ver a donde nos dirigimos económicamente (vs. como estamos económicamente, que para muchos sigue siendo como hace 10 años), qué se pondrá de moda (vs. lo que está ahora de moda) y qué será necesario(vs. lo que ahora consumimos porque sí), ver qué tecnología emerge ahora pero que aún está en fase de adopción e investigación, y de ahí sacar conclusiones.


Esta prospectiva está basada en estudios de diagnóstico de un instituto francés el cual recibe sumas brutales para su investigación.
La aceptación del público es algo dirigido, no voluntario. Ahí te columpias tú.
« última modificación: Agosto 10, 2012, 14:21:56 pm por Маркс »
Lo que está sucediendo es que nos están sometiendo a un proceso de *saqueo* CALCADO, a los procesos neoliberales que practicaron con latinoamérica con la excusa de la "crisis de la deuda" desde los 70, 80 y 90

pollo

  • Administrator
  • Inmoindultado
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 11431
  • -Recibidas: 16517
  • Mensajes: 2245
  • Nivel: 300
  • pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #19 en: Agosto 10, 2012, 14:26:45 pm »

Si hay algo que nos ha enseñado la historia acerca de planes grandilocuentes sobre el uso de la tecnología con ciertos objetivos, es que después las cosas salen por otro lado completamente inesperado.
En los próximos años verás cambios sociales por la situación económica muy gordos. El mayor error al analizar la realidad es que extrapolamos la tendencia actual indefiidamente al futuro. Para que todo eso que tú dices ocurra, el mundo deberá seguir siendo como el actual y haber una cantidad ingente de recursos. De segur la tendencia actual, lo que comentas símplemente no será posible porque nadie pagará por ello, algo tan tonto como eso, y la gente habrá desarrollado formas de sobrevivir sin tanta idiotez tecnológica, porque símplemente no se lo podrá permitir durante mucho tiempo.

Repito: el mayor error de todos los futurismos es extraoplar indefinidamente la tendencia actual. Coño, que si todo sale como parece, dentro de 10 o 15 años la gente va a estar preocupada por comer, precisamente los que ahora aun están en el mundo piruleta, aunque no lo sepan. Esta progresión tecnológica de consumo estúpido propia de días de burbuja y lorealismo que vemos ahora se frenará y dará paso a otras formas más necesarias y acuciantes, como la eficiencia y la energía.

Aun no se ve, la mayoría de la gente está agilipollada. Pero se va asomando.

Hablamos de tecnología industrial, cohones.  >:(

Que a mí tampoco me gusta y que no deja de ser una alternativa más que probable dadas las cada vez mayores transferencias públicas a la privada.

Que yo tampoco creo en la producción infinita, que soy literalmente contrario a ello, que mi diserción no es un alegato político.
Que estoy hablando de aquí a medio siglo, coño, y a cuarenta años vista las energías me da que serán las mismas o muy parecidas.

Y por último te repito. No es un debate científico cuanto sí sociopolítico.
A ver si me explico: no se puede hacer un debate sociopolítico si te sacas elementos tecnológicos de la manga, ya que la tecnología influye en la sociedad y la puede cambiar radicalmente. Si te vas a sacar hipótesis de desarrollo tecnológico que tú mismo reconoces que no tienen por qué materializarse, no estás haciendo un debate sociopolítico de este universo, sino de otro. Vamos, que es ciencia ficción. A mí me interesa en concreto lo que sí puede pasar.

Yo digo que la tendencia al cachivachismo y al gadgetismo sólo se sostiene porque hay millones de consumidores borregos con mentalidad de mundo piruleta (burbuja-boom-empleo-crédito), y que en cuanto entre la crisis financiera de verdad las prioridades y las demandas de la gente pasarán a ser otras y el dinero se hará con otras cosas, con lo que esta tendencia se frenará y el dinero se destinará a hacer cosas imprescindibles.

Concreción. A mí todo el rollo de "tecnologías nómadas" no me vale de nada si no es materializable en algo real, usable y aceptado por la población (incluído el pago).
¿Las gafas de Google? Son un producto de su tiempo: ejecutivo millonario friki que se masturba mirando a su móvil apagado y piensa que todos los demás son iguales, aderezado con un contexto de gente imbecilizada que cree que los gadgets son un símbolo de estatus social y el non-plus-ultra del desarrollo humano y a la que les sobra la pasta porque nunca han pasado un aprieto en su vida.

Cuando la crisis apriete, el dinero para estas chorradas se cortará de golpe, y frenará el desarrollo de estas tecnologías al ritmo actual, y el protagonismo pasará a otras que sí transformarán la sociedad en vez de perpetuarla. Pero es mi punto de vista.

Xoshe

  • Estructuralista
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3326
  • -Recibidas: 17371
  • Mensajes: 1868
  • Nivel: 304
  • Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.Xoshe Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #20 en: Agosto 10, 2012, 14:27:24 pm »
Lo cierto es que en Keynes el nivel de renta depende del nivel de empleo así que nos encontramos frente a un cambio de paradigma serio. Si por el contrario volvemos al modelo de producción de la antiguedad, veremos que la idea de trabajar hubiese resultado anómala hasta los dias del calvinismo. En España hasta mucho más tarde. Recuerdo a Mané y Flaquer, visitando el Oasis Foral a finales del XIX, es decir, las Bascongadas y Navarra y diciendo al llegar a un pueblo del Oeste de Vizcaya. "Consta que en este pueblo no hay memoria de que haya trabajado ninguno de sus vecinos" como signo de máxima hidalguía. No dejarse comer el coco. Si hasta 1870 el no trabajar podía ser motivo de orgullo en Vizcaya no hay razón para no volver a ello. El problema es que carecemos de esclavos y parecidos artificios. No somos ni podemos ser rentistas (disfrutar de los frutos del trabajo de otro). Pero la pregunta es de actualidad. Si yo me preparo, estudio, hago prácticas, etc y me presento en el mercado laboral para ser rechazado por él de manera estadísticamente irrefutable es obvio que los ingresos y la posición social no pueden depender del trabajo.
¿Carecemos de esclavos y parecidos artificios?

Mira a tu alrededor. ¿De verdad no ves unos cuantos artificios?

El problema es que esclavo es, para nosotros, una noción incomprensible. Un esclavo es un ser humano con categoría legal de objeto productivo. Nada parecido a nuestro paradigma que nos hace humanos a todos aunque luego nos trate de manera distinta. Por productivo ha de entenderse algo distinto a lo nuestro (otra vez). Sodomizar a un chico era una afrenta insoportable y contraria al honor del chaval. Pero si el chaval era un esclavo tenía la obligación de dejárselo hacer. Bueno, tras esta modesta introducción, una más modesta aclaración. Quiero decir con "artificio", artificio productivo para los trabajadores,  capaz de sustituir su trabajo por ocio pero dejando el beneficio (no podría ser plusvalía pues el artificio, el robot, no sería humano) para los ofertantes de trabajo y no los capitalistas. Pero eso no es viable pues el robot  incorpora talento de manera intensiva y tiene un ciclo de obsolescencia. Así que si nadie lo paga, decae y deja de ser productivo. Una solución podría ser el impuesto. Pero a ese impuesto habrían de someterse todos los actores, lo que es imposible. Véase como la globalización ha consistido en llevarse fuera de nuestro espacio jurídico a las empresas, porque en ese otro espacio no se aplican ni leyes laborales ni medio ambientales ni nada. Veremos. No es por repetirme pero vistos los antecedentes, ruego a este ilustrado foro no elimine la guerra del modelo. No una guerra convencional con millones de muertos por ambas partes sino una guerra incapacitante para eliminar el peligro chino sin arrasar el pais, dejándolo como reserva de mano de obre barata pero sin las contrapartidas estratégicas que aporta el crecimiento y la administración tecnocrática del 25% de la población de la humanidad. Población, además, que ya en el 5000 a.C hacía bronces artísticos. Veo difícil que si China trata de convertir su fuerza interior en fuerza exterior los EEUU estén por la labor de dejarle superar su PNB y meter alta tecnología en sus armas. Democracia sí pero dentro de las fronteras. Fuera, otra cosa.

Маркс

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 16736
  • -Recibidas: 36138
  • Mensajes: 5251
  • Nivel: 804
  • Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #21 en: Agosto 10, 2012, 14:54:38 pm »

A ver si me explico: no se puede hacer un debate sociopolítico si te sacas elementos tecnológicos de la manga, ya que la tecnología influye en la sociedad y la puede cambiar radicalmente. Si te vas a sacar hipótesis de desarrollo tecnológico que tú mismo reconoces que no tienen por qué materializarse, no estás haciendo un debate sociopolítico de este universo, sino de otro. Vamos, que es ciencia ficción. A mí me interesa en concreto lo que sí puede pasar.

Yo digo que la tendencia al cachivachismo y al gadgetismo sólo se sostiene porque hay millones de consumidores borregos con mentalidad de mundo piruleta (burbuja-boom-empleo-crédito), y que en cuanto entre la crisis financiera de verdad las prioridades y las demandas de la gente pasarán a ser otras y el dinero se hará con otras cosas, con lo que esta tendencia se frenará y el dinero se destinará a hacer cosas imprescindibles.

Concreción. A mí todo el rollo de "tecnologías nómadas" no me vale de nada si no es materializable en algo real, usable y aceptado por la población (incluído el pago).
¿Las gafas de Google? Son un producto de su tiempo: ejecutivo millonario friki que se masturba mirando a su móvil apagado y piensa que todos los demás son iguales, aderezado con un contexto de gente imbecilizada que cree que los gadgets son un símbolo de estatus social y el non-plus-ultra del desarrollo humano y a la que les sobra la pasta porque nunca han pasado un aprieto en su vida.

Cuando la crisis apriete, el dinero para estas chorradas se cortará de golpe, y frenará el desarrollo de estas tecnologías al ritmo actual, y el protagonismo pasará a otras que sí transformarán la sociedad en vez de perpetuarla. Pero es mi punto de vista.

Pollo... Que es prospectiva.

Que no sé cómo decírtelo.

Que estoy muy de acuerdo con tu exposición, pero que el conocimiento científico - como el que tú tienes - no garantiza saber por dónde virará el futuro.

Y que esa prospectiva está basada en un cambio de paradigma asquerosito, que se está preparando el terreno político, cultural y social para ello y que por supuesto puede haber un cambio de dirección pero no será por una cuestión puramente energética. De aquí a treinta-cuarenta años no, radicalmente no.

Otra... !Cuanto me cansa tener que repetir siempre lo mismo! No es un ideal mío, tampoco son datos científicos míos cuanto sí de analistas al uso puesto que no tengo puñetera idea, pero que analizarlo bajo parámetros antropológicos sí que sé teorizarlo y defenderlo, así que debatamos si quieres.

Por último, para entender mi post es necesario saber identificar tanto el presente como una perspectiva histórica a largo plazo; vacío religioso, estancamiento educativo, nueva estratificación social, el nuevo impacto destructor y cancerígeno del librecambismo, el empobrecimiento de las clases medias y la total desorientación de las clases superiores, sin descontar la hoja de ruta neoliberal puesta en marcha desde el corazón europeo.

Ah, y las tecnologías nómadas son ya una realidad.

O qué te crees que es el teléfono de última generación que llevas en el bolsillo.
Sólamente es una continuación de un proceso ya en marcha.

Si no hay dinero mañana... cosa que personalmente dudo puesto que cuando hayan esquilmado todos derechos sociales abrirán la espita del dinero para trabajar como esclavos, pues a lo mejor tienes razón y todo y pisaremos los mundos de yupi.

Aunque me da que no. A medio plazlo desde luego que no. El neoliberalismo tiene pies de barro y caerá por su propio peso, pero en el proceso veremos mucha mierda y muertes.
De hecho ya lo estamos viendo.

« última modificación: Agosto 10, 2012, 15:42:24 pm por Маркс »
Lo que está sucediendo es que nos están sometiendo a un proceso de *saqueo* CALCADO, a los procesos neoliberales que practicaron con latinoamérica con la excusa de la "crisis de la deuda" desde los 70, 80 y 90

Marv

  • Espectador
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 13014
  • -Recibidas: 15765
  • Mensajes: 1356
  • Nivel: 441
  • Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.Marv Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #22 en: Agosto 10, 2012, 15:08:55 pm »


Creo que una de las primeras cosas que habría que hacer es acabar con la obsolescencia planificada y los productos "de usar y tirar" y la ausencia de estandarizacion.


Estoy de acuerdo, pero eso está muy en relación con el "keynesianismo mal llevado", donde construir, fabricar, etc. mueve la economía por sí solo, y por tanto genera riqueza. Es mentira, por supuesto, por eso la necesidad de aclarar conceptos que se han politizado.

Fabricar una cosa que no es útil nos empobrece. Construir algo que no se necesita nos empobrece, pese a que haya personas que se levantan temprano para operar en la fábrica correspondiente.
« última modificación: Agosto 10, 2012, 15:13:33 pm por obcad »

NosTrasladamus

  • Global Moderator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18287
  • -Recibidas: 25895
  • Mensajes: 3452
  • Nivel: 620
  • NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.NosTrasladamus Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #23 en: Agosto 10, 2012, 15:29:32 pm »
mueve la economía por sí solo, y por tanto genera riqueza. Es mentira, por supuesto,

Efectivamente. "Generar riqueza" y los "generadores de riqueza". Otro de los mitos/mantras de nuestro tiempo. La riqueza ni se crea ni se destruye: solo cambia de manos.
No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma

Zelig

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 1751
  • -Recibidas: 3396
  • Mensajes: 394
  • Nivel: 70
  • Zelig Destaca sobre el usuario medioZelig Destaca sobre el usuario medioZelig Destaca sobre el usuario medioZelig Destaca sobre el usuario medioZelig Destaca sobre el usuario medioZelig Destaca sobre el usuario medioZelig Destaca sobre el usuario medio
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #24 en: Agosto 10, 2012, 15:52:58 pm »
Yo digo que la tendencia al cachivachismo y al gadgetismo sólo se sostiene porque hay millones de consumidores borregos con mentalidad de mundo piruleta (burbuja-boom-empleo-crédito), y que en cuanto entre la crisis financiera de verdad las prioridades y las demandas de la gente pasarán a ser otras y el dinero se hará con otras cosas, con lo que esta tendencia se frenará y el dinero se destinará a hacer cosas imprescindibles.

Concreción. A mí todo el rollo de "tecnologías nómadas" no me vale de nada si no es materializable en algo real, usable y aceptado por la población (incluído el pago).
¿Las gafas de Google? Son un producto de su tiempo: ejecutivo millonario friki que se masturba mirando a su móvil apagado y piensa que todos los demás son iguales, aderezado con un contexto de gente imbecilizada que cree que los gadgets son un símbolo de estatus social y el non-plus-ultra del desarrollo humano y a la que les sobra la pasta porque nunca han pasado un aprieto en su vida.

Cuando la crisis apriete, el dinero para estas chorradas se cortará de golpe, y frenará el desarrollo de estas tecnologías al ritmo actual, y el protagonismo pasará a otras que sí transformarán la sociedad en vez de perpetuarla. Pero es mi punto de vista.
Muy complicado esto. El cachivachismo nos ha dado una prórroga de algo de trabajo, tuvimos un tiempo a gente currando en chorradas. Si quitamos las chorradas vemos lo que pasa, en mi opinión a los poderes tirándose a degüello a por la energía y la sanidad, les dará tiempo extra para disfrutar de sus piscinas de monedas.
Creo que por eso Europa está como está, si los del norte nos hacen pagarles a los del sur, tendrán una prorroguita antes de tenerse que poner a explotar a los suyos con la necesidades básicas.

La obsolescencia y la ausencia de estandarización son resultado ineludible del sistema capitalista, todo se hace para ganar dinero, y es lo más adecuado para ganar dinero. No es keynesianismo obcad, es capitalismo puro y duro. ¿Acaso piensas que en Apple cuando no pusieron cámara al primer ifon o video al segundo lo hicieron para mantener el trabajo de los pobres chinorris?? Claro que les genera riqueza, a manos llenas, y el mundo se va al guano y lo saben, pero mientras que les quiten lo bailao.

Para mi que esto ya está todo escrito vamos, esta crisis es cambiadora de paradigmas, el mundo en el que moriremos será muy distinto al que nacimos.
Nací en un mundo en el que el trabajo era necesario para que el sistema funcionara, ahora es marginalmente necesario. Por supuesto que habría muchas cosas que hacer, pero pocas dan dinero ya.

Es que esta crisis es ridícula, tenemos millones de casas vacias, concesionarios llenos de coches, supermercados llenos de todo tipo de productos tiendas de todo tipo de mongoladas y ni un duro por el lado de la demanda. En serio, es un sistema absurdo, tenemos de todo para todos en cantidades absurdas y estamos asfixiados agarrados a nuestros papelitos y moneditas...
Un marciano fliparía si viera España desde un ovni. ¡¡Pero si tienen de todo!!

Маркс

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 16736
  • -Recibidas: 36138
  • Mensajes: 5251
  • Nivel: 804
  • Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.Маркс Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #25 en: Agosto 10, 2012, 16:28:28 pm »

Muy complicado esto. El cachivachismo nos ha dado una prórroga de algo de trabajo, tuvimos un tiempo a gente currando en chorradas. Si quitamos las chorradas vemos lo que pasa, en mi opinión a los poderes tirándose a degüello a por la energía y la sanidad, les dará tiempo extra para disfrutar de sus piscinas de monedas.
Creo que por eso Europa está como está, si los del norte nos hacen pagarles a los del sur, tendrán una prorroguita antes de tenerse que poner a explotar a los suyos con la necesidades básicas.

La obsolescencia y la ausencia de estandarización son resultado ineludible del sistema capitalista, todo se hace para ganar dinero, y es lo más adecuado para ganar dinero. No es keynesianismo obcad, es capitalismo puro y duro. ¿Acaso piensas que en Apple cuando no pusieron cámara al primer ifon o video al segundo lo hicieron para mantener el trabajo de los pobres chinorris?? Claro que les genera riqueza, a manos llenas, y el mundo se va al guano y lo saben, pero mientras que les quiten lo bailao.

Para mi que esto ya está todo escrito vamos, esta crisis es cambiadora de paradigmas, el mundo en el que moriremos será muy distinto al que nacimos.
Nací en un mundo en el que el trabajo era necesario para que el sistema funcionara, ahora es marginalmente necesario. Por supuesto que habría muchas cosas que hacer, pero pocas dan dinero ya.

Es que esta crisis es ridícula, tenemos millones de casas vacias, concesionarios llenos de coches, supermercados llenos de todo tipo de productos tiendas de todo tipo de mongoladas y ni un duro por el lado de la demanda. En serio, es un sistema absurdo, tenemos de todo para todos en cantidades absurdas y estamos asfixiados agarrados a nuestros papelitos y moneditas...
Un marciano fliparía si viera España desde un ovni. ¡¡Pero si tienen de todo!!

Muy buena su exposición, felicitaciones.

Yo lo que pienso es que lo que está en marcha son unas fuerzas tan poderosas como impersonales, que los beneficios de la globalización (uno de los mayores fraudes históricos) sólo revierten en el 1% de la población y que es este 1% el que no pretende ya más riqueza cuanto sí poder puro y duro.
Que carecemos de resistencia de ciertos valores desigualitarios debido al repliegue narcisista de los individuos sobre sí mismos, que las relaciones civiles se atomizan dificultando creencias colectivas y por tanto sin espoleta política.

La nanotecnología es otra forma de ganar tiempo a lo irremediable: el fin del sistema, de modelo. Pero el proceso está en marcha desde los corazones tecnológicos y por tanto llegará sí o sí, de hecho ya han llegado como he apuntado en un anterior post.
El Estado de Vigilancia mediante productos nómadas aunque suene a ciencia ficción es cada día una realidad con más impronta. Lo vemos a diario en la calle, en nuestro modus vivendi, en empresas de nuevas tecnologías, etc.

¿El paro?
No habrá paro...  :biggrin:
La sociedad se dividirá en personal laboral y personas fuera del ámbito laboral... pero no parados. Sí, lo sé, el metalenguaje que por cierto elaboró Russell se pondrá en práctica más que nunca. Una auténtica aberración, pero tan cierto como lo son la cantidad de jóvenes titulados con empleos precarios y mal pagados que tenemos hoy como mano de obra barata.

Ojalá de algún espasmo democrático.

Decir que una prospectiva en sentido estricto es imposible, demasiados factores; económicos, educativos, antropológicos, etc. La única certeza es la catrástofe económica, aunque no adivinemos su proceso: progresivo o espontáneo ante una crisis mundial.

Demasiados parámetros, pero que el diseño está más que estudiado y puesto ya en práctica, eso no me lo quita ni dios.
Lo que está sucediendo es que nos están sometiendo a un proceso de *saqueo* CALCADO, a los procesos neoliberales que practicaron con latinoamérica con la excusa de la "crisis de la deuda" desde los 70, 80 y 90

cipolla

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 834
  • -Recibidas: 1890
  • Mensajes: 120
  • Nivel: 61
  • cipolla Su opinión tiene cierto peso.cipolla Su opinión tiene cierto peso.cipolla Su opinión tiene cierto peso.cipolla Su opinión tiene cierto peso.cipolla Su opinión tiene cierto peso.cipolla Su opinión tiene cierto peso.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #26 en: Agosto 10, 2012, 16:41:14 pm »
Este es el hilo del fin del trabajo?

Es que con tanta nanotecnología, tecnologías nómadas (por dios que alguien le de una colleja al de marketing) y tanta historia me he perdido. Recuerdo que Sagan siempre que hablaba de los descubrimientos científicos y las aplicaciones técnicas del futuro acababa diciendo...Pero siempre, siempre los avances técnicos más importantes y los descubrimientos científicos que cambiarán nuestras vidas son aquellos del todo inesperados e imposibles de predecir.

Los analistos son eso...Analistos. A ver cuantos hace 30 o 40 años habrían predicho la aparición de algo como Internet. Que ha revolucionado el mundo...y lo que falta.


Volviendo sobre el tema del fin del trabajo. Aquí la cuestión, para mí, es cómo y en base a qué se redistribuirá la riqueza en un escenario en que cada vez se necesitará una parte menor de la sociedad en los procesos productivos. En un escenario en que cada vez más, esto no se suele decir mucho pero ya se empieza a vislumbrar, sectores antiguamente considerados productivos, en tanto que generaban beneficios económicos y puestos de trabajo remunerados, van de cabeza a la "amateurización".   
 

Por otro lado, y por dar un toque menos agorero. Creo que todo lo que nos va a permitir estos avances tecnológicos, muchos de los cuales ya están aquí, van a servir para mejorar enormemente cosas como la educación o la salud. Estos avances, incluida la tecnología nómada je je je, van a permitir una mayor adaptabilidad de las necesidades de cada individuo y una mayor independencia del sistema. Por lo tanto mayor capacidad de ser libre, haya donde más importa: en la cabeza.

Me parece que no ver esto es no ser realista. Piensen en no hace tanto tiempo. Cuando tu circulo de amistades y conocidos, junto al lugar donde vivías condicionaba tu capacidad de descubrimiento intelectual. Desde libros a películas. Desde ciencia a filosofía. Desde cultura a idiomas.
Eso simplemente a volado por los aires. No es fantástico tener una ventana, no ya al mundo, al conocimiento, a los intereses, a la ciencia, el arte, la literatura, la música...a personas con intereses como los tuyos, a personas que te pueden hacer crecer, en fin...

Que yo no veo ningún retroceso en el proceso, al contrario. Cada vez somos más independientes, o podemos serlo, del sistema. Y no creo que eso vaya a ir a menos, al contrario, se seguirá acentuando.
Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

Dan

  • Espectador
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 5247
  • -Recibidas: 13785
  • Mensajes: 1458
  • Nivel: 207
  • Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.Dan Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #27 en: Agosto 10, 2012, 16:54:04 pm »
Los analistos son eso...Analistos. A ver cuantos hace 30 o 40 años habrían predicho la aparición de algo como Internet. Que ha revolucionado el mundo...y lo que falta.


Isaac Asimov previendo el impacto de Internet Small | Large

pollo

  • Administrator
  • Inmoindultado
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 11431
  • -Recibidas: 16517
  • Mensajes: 2245
  • Nivel: 300
  • pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #28 en: Agosto 10, 2012, 16:56:13 pm »
Este es el hilo del fin del trabajo?

Es que con tanta nanotecnología, tecnologías nómadas (por dios que alguien le de una colleja al de marketing) y tanta historia me he perdido. Recuerdo que Sagan siempre que hablaba de los descubrimientos científicos y las aplicaciones técnicas del futuro acababa diciendo...Pero siempre, siempre los avances técnicos más importantes y los descubrimientos científicos que cambiarán nuestras vidas son aquellos del todo inesperados e imposibles de predecir.

Los analistos son eso...Analistos. A ver cuantos hace 30 o 40 años habrían predicho la aparición de algo como Internet. Que ha revolucionado el mundo...y lo que falta.


Volviendo sobre el tema del fin del trabajo. Aquí la cuestión, para mí, es cómo y en base a qué se redistribuirá la riqueza en un escenario en que cada vez se necesitará una parte menor de la sociedad en los procesos productivos. En un escenario en que cada vez más, esto no se suele decir mucho pero ya se empieza a vislumbrar, sectores antiguamente considerados productivos, en tanto que generaban beneficios económicos y puestos de trabajo remunerados, van de cabeza a la "amateurización".   
 

Por otro lado, y por dar un toque menos agorero. Creo que todo lo que nos va a permitir estos avances tecnológicos, muchos de los cuales ya están aquí, van a servir para mejorar enormemente cosas como la educación o la salud. Estos avances, incluida la tecnología nómada je je je, van a permitir una mayor adaptabilidad de las necesidades de cada individuo y una mayor independencia del sistema. Por lo tanto mayor capacidad de ser libre, haya donde más importa: en la cabeza.

Me parece que no ver esto es no ser realista. Piensen en no hace tanto tiempo. Cuando tu circulo de amistades y conocidos, junto al lugar donde vivías condicionaba tu capacidad de descubrimiento intelectual. Desde libros a películas. Desde ciencia a filosofía. Desde cultura a idiomas.
Eso simplemente a volado por los aires. No es fantástico tener una ventana, no ya al mundo, al conocimiento, a los intereses, a la ciencia, el arte, la literatura, la música...a personas con intereses como los tuyos, a personas que te pueden hacer crecer, en fin...

Que yo no veo ningún retroceso en el proceso, al contrario. Cada vez somos más independientes, o podemos serlo, del sistema. Y no creo que eso vaya a ir a menos, al contrario, se seguirá acentuando.
De acuerdo en tu primera parte, en desacuerdo total en la segunda. Yo creo que el efecto no es de liberación sino el contrario, y que la aparente mejora  como sociedad es justo la contraria. Consulta el hilo "el sentido del progreso" que está en a pie de calle en el que hay algunos artículos al respecto a ver cómo lo ves tú.

pollo

  • Administrator
  • Inmoindultado
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 11431
  • -Recibidas: 16517
  • Mensajes: 2245
  • Nivel: 300
  • pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:El fin del trabajo
« Respuesta #29 en: Agosto 10, 2012, 17:00:54 pm »
Los analistos son eso...Analistos. A ver cuantos hace 30 o 40 años habrían predicho la aparición de algo como Internet. Que ha revolucionado el mundo...y lo que falta.


Isaac Asimov previendo el impacto de Internet
El problema es que en la teoría la práctica es como la teoría, pero en la práctica no lo es.

Pregunta cabrona: ¿Para qué se usa internet el 99% de las veces?
Otra pregunta cabrona: ¿sustituye internet a las relaciones personales? Mi opinión es que quienes dicen "hoy en día con internet tienes a la gente siempre cerca" es que no tiene una verdadera relación con nadie porque no sabe lo que es.

Pongo un enlace que puse en otro hilo por relevancia (y creo que se puede extender al medio online sea o no facebook):

http://sp.rian.ru/opinion_analysis/20120802/154546311.html

Citar
Facebook nos hace olvidar qué es un amigo
Marina Sélina, RIA Novosti

El pasado lunes, 30 de julio, por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas el mundo volvió a celebrar por segunda vez el Día Internacional de la Amistad.

Las posibilidades de comunicación entre las personas aumentan a ojos vista, pero, ¿representan realmente una ventaja para la amistad?


¿Cien amigos? ¡Qué disparate!

Recuerdo que en el colegio en la pared de una de las aulas colgaba un llamativo cartel que aseguraba: “Más vale tener cien amigos que cien rublos”. Ambas cosas, tantos amigos y tantos rublos, parecían una cantidad inaccesible. Y ¿qué es lo que ocurre en la actualidad? El dinero tiende a devaluarse, de eso no cabe la menor duda. ¿Y la amistad? En las redes sociales cien amigos para un usuario socialmente activo no es sino un número mínimo de contactos.

Sin embargo, ya se ha comentado en más de una ocasión que el progreso técnico va quitando valor a la amistad. El famoso investigador ruso Igor Kon señalaba que el problema de la pérdida de la capacidad de mantener relaciones de amistad se planteó en el contexto de la industrialización, la urbanización, un ritmo más elevado de la vida e incluso, la aparición de la conexión telefónica.

Y ahora que existen las redes sociales ni siquiera el teléfono hace falta.

“Internet ofrece nuevas posibilidades de comunicación, impensables hasta su aparición, debido a las distancias geográficas y a la pertenencia a diferentes grupos sociales. En este sentido la red global sirve de vínculo para mundos que social y culturalmente eran anteriormente dispares”, señala Yulia Zubok, doctora en Sociología y directora del Departamento de Sociología Juvenil de la Academia de Ciencias de Rusia.

Pero, ¿pueden los representantes de dichos mundos tan diferentes convertirse en amigos de verdad? La diferencia entre los amigos reales y los virtuales es tan evidente que ni siquiera hace falta hablar de ella.

“Los contactos de uno en las redes sociales son, más bien, sus interlocutores”, dice la psicóloga Elena Yurkova, especializada en los estudios de la amistad. “Son una especie de compañeros con los que se mantiene un vínculo bastante estable que al mismo tiempo no supone ningún compromiso para las partes. Se añade y se elimina de la lista de contactos con suma facilidad”, explica la experta.

Al parecer, los límites de este nuevo modo de comunicación están bien definidos. Sin embargo, los psicólogos avisan de que la gente acaba perdiendo la capacidad de tener amigos de verdad por la popularización de las redes sociales. La principal razón radica en que las relaciones de amistad precisan de vida real.

“La amistad acude a todo tipo de percepción sensorial, a los abrazos y a los ademanes que expresan atención y simpatía. En el espacio virtual, al contrario, los receptores sensoriales se acaban atrofiando”, indica el psicólogo Yuri Lévchenko.

“Como resultado de la constante comunicación vía Internet se pierde el hábito de la empatía, de la participación afectiva en la vida del otro, del saber captar el estado emocional de una persona, guiándose por la comunicación no verbal”, añade Elena Yurkova.


Una necesidad natural que precisa de capacidades especiales

¿Es necesaria la amistad? Muchos suponen que no, que con compañeros es suficiente. Y en general, prosiguen, no existe amistad verdadera, al igual que no existe amor verdadero. La gente defiende esta postura por motivos muy diferentes, algunos han tenido en su infancia experiencias negativas, hay quienes sufrieron traición de amigos y se convencieron de su propia autosuficiencia.

No obstante, los psicólogos insisten en que un individuo sin amigos no es una personalidad completa, no es una persona feliz. Se debe a que por naturaleza los humanos somos seres sociales.

“Toda persona, pase lo que pase, necesita amigos”, señala Elena Yurkova. “Los amigos son una especie de ancla en la vida de la gente, que les garantizan la integración emocional y la estabilidad en situaciones de riesgo”, explica Yulia Zubok.

Los expertos destacan dos tipos principales de conceptos sociales sobre la amistad: el concepto de las relaciones emocionales y el concepto de las relaciones funcionales. En este último caso necesitamos a nuestros amigos, para tomar una taza de café y charlar durante la pausa en el trabajo, ir juntos al cine o para solucionar algún problema. Semejante tipo de relaciones se establece a menudo entre los compañeros de trabajo.

Las relaciones emocionales, se refieren más bien al concepto de la verdadera amistad: solemos sentir afecto por nuestros amigos, les echamos de menos, estamos dispuestos a ayudarles y a compartir nuestros más secretos pensamientos.

“La verdadera amistad es como un don de Dios, es una capacidad especial”, asegura Yuri Lévchenko. En su opinión, hay personas con mayor capacidad que otras de mantener relaciones de amistad.

“Para evaluar la capacidad de tener amigos, a mi juicio, habría que destacar sus componentes emocional y activo. Por una parte, es un complejo fenómeno compuesto por la empatía y la comprensión y, por otra,la  participación desinteresada en asuntos concretos. Si consideramos estos parámetros, veremos que, de acuerdo con los resultados de las investigaciones, aproximadamente uno de cada tres jóvenes indica poseer estas cualidades. Ello permite juzgar sobre el potencial del fenómeno de la amistad entre los jóvenes”, cuenta Yulia Zubok.


Todas las edades se rinden ante el amor, pero no ante la amistad

El ámbito juvenil es conocido por ser el más propicio para la amistad. Es más fácil establecer relaciones de amistad en la infancia y la adolescencia. Este tipo de relaciones se suele mantener a lo largo de toda la vida, incluso si las personas pierden a sus amigos de vista, confirman los psicólogos. Y muy a menudo, al volver a encontrar al amigo del colegio o de la Universidad, uno siente desaparecer el distanciamiento causado por el tiempo pasado.

Con amigos adquiridos en la edad adulta no ocurre lo mismo, con el paso de los años es cada vez más difícil encontrar amigos por el mero placer de estar juntos y conservar el vínculo con ellos.

“Las investigaciones en nuestro país y en el extranjero revelan que con la edad la amistad cede su espacio a las relaciones familiares y profesionales, la gente simplemente no dispone de tiempo para dedicarlo a su amigos”, explica Elena Yurkova.

Según Yulia Zubok, dado que la familia ha sido y sigue siendo la prioridad para la sociedad rusa pero la amistad tampoco deja de tener peso, entre estos dos valores existe una evidente relación. Es decir, el vínculo familiar puede tener rasgos amistosos. “Las familias más felices, según los encuestados, son aquellas cuyos miembros tienen el trato de amigos”, añade Yulia Zubok.

No obstante, no todos los expertos coinciden en que en edad adulta las relaciones familiares sean capaces de reemplazar la amistad. “La amistad entre familiares es posible, pero es difícil establecer este tipo de relaciones”, indica Elena Yurkova. La amistad se ve obstaculizada por la rivalidad y los celos, factores más característicos de las relaciones familiares, asegura Yuri Lévchenko.

El experto está seguro de que a medida de que pasa la vida, vamos perdiendo a nuestros amigos potenciales, porque no deja de intensificarse la percepción crítica de la gente. “Estamos acumulando clichés negativos que nos impiden ver con buenos ojos a quienes nos rodean, enamorarse y adquirir amigos”, indica.

Los psicólogos no descartan que los actuales niños pudieran ser en la edad adulta todavía más solitarios que sus padres. Y no se trataría únicamente de la influencia de Internet.

En primer lugar, las relaciones entre los individuos están determinadas cada vez en mayor grado por el beneficio propio. El proceso de comunicación, según demuestran años de estudios, tiende a racionalizarse de manera paulatina. Y aunque para la gente joven todavía sigue teniendo valor, se observa una estable tendencia hacia el aprovechamiento de la comunicación para ciertos objetivos”, explica Yulia Zubok.

Segundo, el ambiente actual no propicia en absoluto el desarrollo de la capacidad de mantener relaciones de amistad. Según Elena Yurkova, los niños tienen ante sus ojos el ejemplo de los padres que van reduciendo su círculo de amistades.

Merece la pena señalar que los actuales adultos, incluso aquellos que se criaron en los últimos años de la existencia de la Unión Soviética, solían recibir mucha información sobre la amistad de las películas infantiles. En la actualidad hay muy pocos productos cinematográficos destinados a niños y jóvenes que se dediquen a educar los sentimientos sociales. En cambio, tenemos numerosos programas televisivos, en los cuales problemas personales se someten a discusiones públicas, cuenta Elena Yurkova. En opinión de la psicóloga, tarde o temprano la humanidad habrá de enfrentarse a una nueva evaluación del sistema de relaciones interpersonales.

“La necesidad de establecer vínculos con otras personas y sentir emociones al respecto persistirá sin lugar a dudas, pero cambiarán las maneras de satisfacerla. Hoy en día muchos son capaces de suplir esta carencia mediante juegos de ordenador. Creo que el sistema de relaciones interpersonales sufrirá cambios, tras lo cual tendrán que modificarse los existentes conceptos de la amistad, el amor y la familia”, emite su pronóstico la experta.


No merece la pena enfrentarse a los estereotipos

¿Es posible la amistad entre el hombre y la mujer? ¿Es la amistad femenina un concepto diferente de la amistad masculina?

Los psicólogos aseguran que a menudo, al intentar dar una respuesta a estas preguntas, nos dejamos llevar por los estereotipos, sobre todo en relación a la amistad entre personas de diferente sexo.

“Nuestros estereotipos sobre las relaciones entre hombres y mujeres se construyen por la sociedad en la que vivimos. Aquellas personas que creen posible la amistad entre personas de diferente sexo sucumben menos a los estereotipos de género, sus juicios son más neutros. Así, los papeles del hombre y la mujer no se polarizan, al hombre no se adjudica posición dominante ni a la mujer pasividad, de modo que las características psicológicas tienen más que ver con el carácter individual de la gente y no con su sexo”, opina Elena Yurkova.

Yuri Lévchenko también sostiene que la amistad entre hombres y mujeres es posible. Sin embargo, los expertos precisan que este tipo de amistad puede estar teñido de ciertos matices propios de las relaciones entre sexos.

En cuanto a la amistad femenina, es producto incuestionable de los estereotipos, aunque sí que existe una determinada diferencia entre la amistad entre los hombres y entre las mujeres, indican los expertos.

Sin embargo, intentar destacar en el fenómeno de la amistad cualquier tipo de categorías y tipos sería también sucumbir a los estereotipos, señala Yuri Lévchenko. “Por ejemplo, unos voluntarios se dedican a socorrer a los necesitados, no son sus amigos, pero actúan como tales. Por otra parte, una persona clasificada como amigo en teoría puede abandonar a uno en un apuro y otro, considerado un simple compañero, posiblemente arriesgará su vida para prestar ayuda”, indica el psicólogo, insistiendo en la necesidad de percibir nuestro entorno de una manera imparcial y no a través del prisma de las creencias sociales.


Un amigo no es un psicoterapeuta

Afortunadamente, en la sociedad actual uno no necesita poner en peligro la vida de uno para salvar a los amigos pero sí puede servirles de consuelo, cosa que ocurre muy a menudo. Al menos en Rusia, pues, según demuestra un reciente estudio, los estadounidenses tienen cada vez menos amigos, pero sienten confianza hacia los psicoanalistas.

Los habitantes de nuestro país suelen tener un mayor número de amigos y los aprecian más, mientras que una visita a un especialista sigue siendo algo bastante exótico. “En nuestra sociedad el papel de consejeros sobre todos los problemas personales recae precisamente sobre los amigos”, señala Yulia Zubok.

No obstante, en ambos países falta algo: en Estados Unidos, empatía y ayuda desinteresada; y en Rusia, consejo profesional. “Siempre se puede acudir a un amigo con un problema y recibir ayuda, el amigo nos distraerá y nos ofrecerá un consejo, pero partirá de su propias experiencias”, indica Yuri Lévchenko, precisando que ni un amigo ni un psicólogo son capaces de solucionar los problemas de uno.

“El psicólogo es un observador, mientras que el amigo es una persona que muestra sincero interés”, asiente Elena Yurkova.

“Si apreciamos a los amigos, seguramente no siempre es buena idea cargarles con nuestros problemas”, añade Yuri Lévchenko, “sino que podemos alegrarles con alguna buena noticia e interesarnos por sus propios problemas”, prosigue.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI


Otro artículo, un clásico, de hace algún tiempo:

http://www.cracked.com/article_15231_7-reasons-21st-century-making-you-miserable.html


Citar
7 Reasons the 21st Century is Making You Miserable
By: David Wong September 09, 2007 2,039,744 views


Scientists call it the Naked Photo Test, and it works like this: say a photo turns up of you nakedly doing something that would shame you and your family for generations. Bestiality, perhaps. Ask yourself how many people in your life you would trust with that photo. If you're like the rest of us, you probably have at most two.

Even more depressing, studies show that about one out of four people have no one they can confide in.


The Sad Bear 1, by Nedroid

The average number of close friends we say we have is dropping fast, down dramatically in just the last 20 years. Why?

#1. We don't have enough annoying strangers in our lives.

That's not sarcasm. Annoyance is something you build up a tolerance to, like alcohol or a bad smell. The more we're able to edit the annoyance out of our lives, the less we're able to handle it.

The problem is we've built an awesome, sprawling web of technology meant purely to let us avoid annoying people. Do all your Christmas shopping online and avoid the fat lady ramming her cart into you at Target. Spend $5,000 on a home theater system so you can see movies on a big screen without a toddler kicking the back of your seat. Hell, rent the DVD's from Netflix and you don't even have to spend the 30 seconds with the confused kid working the register at Blockbuster.

Get stuck in the waiting room at the doctor? No way we're striking up a conversation with the smelly old man in the next seat. We'll plug the iPod into our ears and have a text conversation with a friend or play our DS. Filter that annoyance right out of our world.


Now that would be awesome if it were actually possible to keep all of the irritating shit out of your life. But, it's not. It never will be. As long as you have needs, you'll have to deal with people you can't stand from time to time. We're losing that skill, the one that lets us deal with strangers and tolerate their shrill voices and clunky senses of humor and body odor and squeaky shoes. So, what encounters you do have with the outside world, the world you can't control, make you want to go on a screaming crotch-punching spree.


#2. We don't have enough annoying friends, either.

Lots of us were born into towns full of people we couldn't stand. As a kid, maybe you found yourself in an elementary school classroom, packed in with two dozen kids you did not choose and who shared none of your tastes or interests. Maybe you got beat up a lot.

But, you've grown up. And if you're, say, a huge DragonForce fan, you can go find their forum and meet a dozen people just like you. Or even better, start a private room with your favorite few and lock everybody else out. Say goodbye to the tedious, awkward, painful process of dealing with somebody who's truly different. That's another Old World inconvenience, like having to wash your clothes in a creek or wait for a raccoon to wander by the outhouse so you can wipe your ass with it.

The problem is that peacefully dealing with incompatible people is crucial to living in a society. In fact, if you think about it, peacefully dealing with people you can't stand is society. Just people with opposite tastes and conflicting personalities sharing space and cooperating, often through gritted teeth.

Fifty years ago, you had to sit in a crowded room to see a movie. You didn't get to choose; you either did that or you missed the movie. When you got a new car, everyone on the block came and stood in your yard to look it over. You can bet that some of those people were assholes.



Yet, on the whole, people back then were apparently happier in their jobs and more satisfied with their lives. And get this: They had more friends.

That's right. Even though they had almost no ability to filter their peers according to common interests (hell, often you were just friends with the guy who happened to live next door), they still came up with more close friends than we have now-people they could trust.

It turns out, apparently, that after you get over that first irritation, after you shed your shell of "they listen to different music because they wouldn't understand mine" superiority, there's a sort of comfort in needing other people and being needed on a level beyond common interests. It turns out humans are social animals after all. And that ability to suffer fools, to tolerate annoyance, that's literally the one single thing that allows you to function in a world populated by other people who aren't you. Otherwise, you turn emo. Science has proven it.


#3. Texting is a shitty way to communicate.

I have this friend who uses the expression "No, thank you," in a sarcastic way. It means, "I'd rather be shot in the face." He puts a little ironic lilt on the last two words that lets you know. You ask, "Want to go see that new Rob Schneider movie?" And, he'll say, "No, thank you."

So one day we had this exchange via text:

    Me: "Hey, do you want me to bring over that leftover chili I made?"

    Him: "No, thank you"

That pissed me off. I'm proud of my chili. It takes four days to make it. I grind up the dried peppers myself; the meat is expensive, hand-tortured veal. And, now my offer to give him some is dismissed with his bitchy catchphrase?

I didn't speak to him for six months. He sent me a letter, I mailed it back, unread, with a dead rat packed inside.

It was my wife who finally ran into him and realized that the "No, thank you" he replied with was not meant to be sarcastic, but was a literal, "No, but thank you for offering." He had no room in his freezer, it turns out.




So did we really need a study to tell us that more than 40 percent of what you say in an e-mail is misunderstood? Well, they did one anyway.

How many of your friends have you only spoken with online? If 40 percent of your personality has gotten lost in the text transition, do these people even really know you? The people who dislike you via text, on message boards or chatrooms or whatever, is it because you're really incompatible? Or, is it because of the misunderstood 40 percent? And, what about the ones who like you?

Many of us try to make up that difference in sheer numbers, piling up six dozen friends on MySpace. But here's the problem ...


#4. Online company only makes us lonelier.

When someone speaks to you face-to-face, what percentage of the meaning is actually in the words, as opposed to the body language and tone of voice? Take a guess.

It's 7 percent. The other 93 percent is nonverbal, according to studies. No, I don't know how they arrived at that exact number. They have a machine or something. But we didn't need it. I mean, come on. Most of our humor is sarcasm, and sarcasm is just mismatching the words with the tone. Like my friend's "No, thank you."

You don't wait for a girl to verbally tell you she likes you. It's the sparkle in her eyes, her posture, the way she grabs your head and shoves your face into her boobs.

That's the crux of the problem. That human ability to absorb the moods of others through that kind of subconscious osmosis is crucial. Kids born without it are considered mentally handicapped. People who have lots of it are called "charismatic" and become movie stars and politicians. It's not what they say; it's this energy they put off that makes us feel good about ourselves.

When we're living in Text World, all that is stripped away. There's a weird side effect to it, too: absent a sense of the other person's mood, every line we read gets filtered through our own mood instead. The reason I read my friend's chili message as sarcastic was because I was in an irritable mood. In that state of mind, I was eager to be offended.
And worse, if I do enough of my communicating this way, my mood never changes. After all, people keep saying nasty things to me! Of course I'm depressed! It's me against the world!

No, what I need is somebody to shake me by the shoulders and snap me out of it. Which leads us to No. 5 ...

#5. We don't get criticized enough.

Most of what sucks about not having close friends isn't the missed birthday parties or the sad, single-player games of ping pong with the wall. No, what sucks is the lack of real criticism.

In my time online I've been called "fag" approximately 104,165 times. I keep an Excel spreadsheet. I've also been called "asshole" and "cockweasel" and "fuckcamel" and "cuntwaffle" and "shitglutton" and "porksword" and "wangbasket" and "shitwhistle" and "thundercunt" and "fartminge" and "shitflannel" and "knobgoblin" and "boring."

And none of it mattered, because none of those people knew me well enough to really hit the target. I've been insulted lots, but I've been criticized very little. And don't ever confuse the two. An insult is just someone who hates you making a noise to indicate their hatred. A barking dog. Criticism is someone trying to help you, by telling you something about yourself that you were a little too comfortable not knowing.


Above: A flamboyant transvestite with about
five times as many friends as the average person

Tragically, there are now a whole lot of people who never have those conversations. The interventions, the brutal honesty, the, "you know, everybody's pissed off because of what you said last night, but nobody wants to say anything because they're afraid of you," sort of conversations. Those horrible, awkward, wrenchingly uncomfortable sessions that you can only have with someone who sees right to the center of you.

E-mail and texting are awesome tools for avoiding that level of honesty. With text, you can respond when you feel like it. You can measure your words. You can pick and choose which questions to answer. The person on the other end can't see your face, can't see you get nervous, can't detect when you're lying. You have almost total control and as a result that other person never sees past your armor, never sees you at your worst, never knows the embarrassing little things about yourself that you can't control. Gone are the common quirks, humiliations and vulnerabilities that real friendships are built on.

Browse around people's MySpace pages, look at the characters they create for themselves. If you've built a pool of friends via a blog, building yourself up as a misunderstood, mysterious Master of the Night, it's kind of hard to log on and talk about how you went to prom and got diarrhea out on the dance floor. You never get to really be yourself, and that's a very lonely feeling.

And, on top of all that ...


#6. We're victims of the Outrage Machine.

A whole lot of the people still reading this are saying, "Of course I'm depressed! People are starving! America has turned into Nazi Germany! My parents watch retarded television shows and talk about them for hours afterward! People are dying in meaningless wars all over the world!"

But how did we wind up with a more negative view of the world than our parents? Or grandparents? Back then, people didn't live as long and babies died more often. Diseases were more common. In those days, if your buddy moved away the only way to communicate was with pen and paper and a stamp. We have Iraq, but our parents had Vietnam (which killed 50 times more people) and their parents had World War 2 (which killed 1,000 times as many). Some of your grandparents grew up at a time when nobody had air conditioning. All of their parents grew up without it.

We are physically better off today in every possible way in which such things can be measured ... but you sure as hell wouldn't know that if you're getting your news online. Why?

Well, ask yourself: If some music site posts an article called, "Fall Out Boy is a Fine Band" and on the same day posts another one called, "Fall Out Boy is the Shittiest Fucking Band of the Last 100 Years, Say Experts," which do you think will get the most traffic? The second one wins in a blowout. Outrage manufactures word-of-mouth.

The news blogs many of you read? The people running them know the same thing. Every site is in a dogfight for traffic (even if they don't run ads, they still measure their success by the size of their audience) and so they carefully pick through the wires for the most inflammatory story possible. The other blogs start echoing the same story from the same point of view. If you want, you can surf all day and never swim out of the warm, stagnant waters of the "aren't those bastards evil" pool.


Actually, if you count the guy holding the camera, this man
statistically has more friends than most of us do.

Only in that climate could those silly 9/11 conspiracy theories come about (saying the Bush administration and the FDNY blew up the towers, and that the planes were holograms). To hear these people talk, every opposing politician is Hitler, and every election is the freaking apocalypse. All because it keeps you reading.


This wasn't as much a problem in the old days, of course. Some of us remember having only three channels on TV. That's right. Three. We're talking about the '80s here. So there was something unifying in the way we all sat down to watch the same news, all of it coming from the same point of view. Even if the point of view was retarded and wrong, even if some stories went criminally unreported, we at least all shared it.

That's over. There effectively is no "mass media" any more so, where before we disagreed because we saw the same news and interpreted it differently, now we disagree because we're seeing completely different freaking news. When we can't even agree on the basic facts, the differences become irreconcilable. That constant feeling of being at bitter odds with the rest of the world brings with it a tension that just builds and builds.

We humans used to have lots of natural ways to release that kind of angst. But these days...


#7. We feel worthless, because we actually are worth less.

There's one advantage to having mostly online friends, and it's one that nobody ever talks about:

They demand less from you.

Sure, you emotionally support them, comfort them after a breakup, maybe even talk them out of a suicide. But knowing someone in meatspace adds a whole, long list of annoying demands. Wasting your whole afternoon helping them fix their computer. Going to funerals with them. Toting them around in your car every day after theirs gets repossessed by the bank. Having them show up unannounced when you were just settling in to watch the Dirty Jobs marathon on the Discovery channel, then mentioning how hungry they are until you finally give them half your sandwich.

You have so much more control in Instant Messenger, or on a forum, or in World of Warcraft.

The problem is you are hard-wired by evolution to need to do things for people. Everybody for the last five thousand years seemed to realize this and then we suddenly forgot it in the last few decades. We get suicidal teens and scramble to teach them self-esteem. Well, unfortunately, self-esteem and the ability to like yourself only come after you've done something that makes you likable. You can't bullshit yourself. If I think Todd over here is worthless for sitting in his room all day, drinking Pabst and playing video games one-handed because he's masturbating with the other one, what will I think of myself if I do the same thing?


You want to break out of that black tar pit of self-hatred? Brush the black hair out of your eyes, step away from the computer and buy a nice gift for someone you loathe. Send a card to your worst enemy. Make dinner for your mom and dad. Or just do something simple, with an tangible result. Go clean the leaves out of the gutter. Grow a damn plant.

It ain't rocket science; you are a social animal and thus you are born with little happiness hormones that are released into your bloodstream when you see a physical benefit to your actions. Think about all those teenagers in their dark rooms, glued to their PC's, turning every life problem into ridiculous melodrama. Why do they make those cuts on their arms? It's because making the pain-and subsequent healing-tangible releases endorphins they don't get otherwise. It's pain, but at least it's real.

That form of stress relief via mild discomfort used to be part of our daily lives, via our routine of hunting gazelles and gathering berries and climbing rocks and fighting bears. No more. This is why office jobs make so many of us miserable; we don't get any physical, tangible result from our work. But do construction out in the hot sun for two months, and for the rest of your life you can drive past a certain house and say, "Holy shit, I built that." Maybe that's why mass shootings are more common in offices than construction sites.

It's the kind of physical, dirt-under-your-nails satisfaction that you can only get by turning off the computer, going outdoors and re-connecting with the real world. That feeling, that "I built that" or "I grew that" or "I fed that guy" or "I made these pants" feeling, can't be matched by anything the internet has to offer.

Except, you know, this website.

David Wong is the Senior Editor of Cracked.com and the author of the dongtacular horror novel John Dies at the End, available wherever books are sold or by clicking those words.

Read more: 7 Reasons the 21st Century is Making You Miserable | Cracked.com http://www.cracked.com/article_15231_7-reasons-21st-century-making-you-miserable.html#ixzz22frNo3es

« última modificación: Agosto 10, 2012, 17:02:57 pm por pollo »

Tags: 21 horas 
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal