* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

PPCC - Pisitófilos Creditófagos - PRiMaVeRa 2021 por Derby
[Hoy a las 16:50:10]


Consejos de inversión ¡ Gratis ! por siempretarde
[Hoy a las 15:56:05]


La revuelta de Ucrania por saturno
[Hoy a las 14:46:47]


RBU - Renta básica general vs Rentismo privativo por saturno
[Hoy a las 13:21:21]


A brave new world: La sociedad por venir por wanderer
[Hoy a las 12:05:41]


Hilo de USA - poder, mentiras y orden mundial por sudden and sharp
[Ayer a las 19:56:09]


STEM por Cadavre Exquis
[Abril 11, 2021, 10:21:36 am]


XTE_Central- 2019-2021 Era Cero por saturno
[Abril 11, 2021, 00:49:34 am]


FICHAS - Conocimiento económico por CHOSEN
[Abril 10, 2021, 16:09:45 pm]


Autor Tema: Las tristes navidades que vienen  (Leído 2058 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

electric0

  • Desorientado
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 0
  • -Recibidas: 123
  • Mensajes: 33
  • Nivel: 4
  • electric0 Sin influencia
    • Ver Perfil
Las tristes navidades que vienen
« en: Agosto 29, 2012, 10:56:34 am »
Ahora si, ahora empieza la crisis de verdad, ya nos comimos toda la grasa,  si, esa que se pega al riñón para tiempos de escasez, una vez ya delgaditos como estamos, ahora toca fibrarnos y parecer un culturista en etiopia.

Te temo que estas navidades serán económicamente tristes, muy tristes, porque 4 ricos no pueden mantener la pompa y boato navideño, y no va quedando mucha gente que salga en su ayuda, el hambre avanza.

Cuando veo estas cosas recuerdo con tristeza épocas pasadas, donde en un país que ya no existe, en la calle solo circulaban los coches buenos y los malos, siendo imposible encontrar el coche medio. (1)

Las diferencias entre los mas ricos y los mas pobres cada día son mas evidentes, y lo que es peor, las expectativas de la gente son falsas, muy falsas, en este triste país del “pelotazo” todavía a día de hoy, el personal piensa en esa quiniela/lotería que le sacara de la pobreza procurándole una vida de ensueño siempre soñada, o en el bragetazo de su niña, o en encontrar un tesoro perdido en medio del campo, y no, eso no pasara, o le pasara como siempre a unos pocos, muy pocos, ínfimos, hay que asumirlo ya, la inmensa mayoría de la población somos pobres, muy pobres, misérrimos.

Por otro lado, ¿y de que sirven tantas riquezas? Yo nací pobre, tan pobre que nací desnudo, y cuando muera ¿Qué me podré llevar? Hemos errado el camino de la felicidad, felicidad no es conducir un vehículo de 300 C.V. a 350 k/h , vestir con ropa de marca o tener la ultima chorrada tecnoinutil, feliz es mi abuelo que en paz descanse, que allí donde este sabrá que de vez en cuando le recuerdo dándome cariño mientras me enseñaba a podar la viña. Hoy ya nadie se reúne al calor del fogaril sentado en la cadiera (2) a escuchar viejas historias.

Vamos a donde vamos y toca corregir, recuperar valores morales ya perdidos, la sencillez de un juego de mesa, o un paseo por algún sitio que alegre la vista y el espíritu. 

Las navidades mas tristes que podamos recordar desde hace muchos, muchos años, y sin poder poner unos míseros langostinos en la mesa, porque ya no hay pagas dobles con los que comprarlos ¿volveremos a aquellas comidas tradicionales? Cardo y borrajas, panceta (que no bacón) y huevos, patatas a lo pobre, a lo pobre, a lo pobre…  porque nunca hemos sido ricos, era todo falso.

Prepárense entonces que 4 meses pasan rápido y algunos ya llevamos años “celebrando” las navidades sin boato ninguno, pero hay de aquellos que este ultimo año se pusieron ciegos de percebe y este año no podrán, porque ellos pasaran de lo “bueno” a lo malo de golpe, y eso muchos cuerpos lo agradecen, pero pocas mentes lo soportan con entereza.

Un saludo.

(1)   Yugoslavia, inmediatamente después de la guerra.
(2)   Palabras del alto Aragón, fogaril, hogar de leña en el suelo…. cadiera, sencillo banco próximo al fogaril, generalmente asentado en obra. 




Creo que ya va haciendo falta de nuevo la guillotina, o mejor el garrote vil, es mas español, ademas si el verdugo es un poco cab***, el espectaculo esta garantizado.

pollo

  • Administrator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 15163
  • -Recibidas: 21545
  • Mensajes: 2633
  • Nivel: 361
  • pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.pollo Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Las tristes navidades que vienen
« Respuesta #1 en: Agosto 29, 2012, 14:24:23 pm »
Esto:
Por otro lado, ¿y de que sirven tantas riquezas? Yo nací pobre, tan pobre que nací desnudo, y cuando muera ¿Qué me podré llevar? Hemos errado el camino de la felicidad, felicidad no es conducir un vehículo de 300 C.V. a 350 k/h , vestir con ropa de marca o tener la ultima chorrada tecnoinutil, feliz es mi abuelo que en paz descanse, que allí donde este sabrá que de vez en cuando le recuerdo dándome cariño mientras me enseñaba a podar la viña. Hoy ya nadie se reúne al calor del fogaril sentado en la cadiera (2) a escuchar viejas historias.

Vamos a donde vamos y toca corregir, recuperar valores morales ya perdidos, la sencillez de un juego de mesa, o un paseo por algún sitio que alegre la vista y el espíritu. 
¿No es un poco contradictorio con lo siguiente?
Las navidades mas tristes que podamos recordar desde hace muchos, muchos años, y sin poder poner unos míseros langostinos en la mesa, porque ya no hay pagas dobles con los que comprarlos ¿volveremos a aquellas comidas tradicionales? Cardo y borrajas, panceta (que no bacón) y huevos, patatas a lo pobre, a lo pobre, a lo pobre…  porque nunca hemos sido ricos, era todo falso.

Está requetecomprobado que los platos "de lujo" son una cuestión cultural y de moda, como si comer huevos, patatas y panceta tuviese algo de malo y el marisco fuese el dios de las comidas... marisco, que por cierto, siempre fue comida de pobres por el norte hasta que se puso de moda entre el pijerío popular nacional (¿nadie conoce la anécdota de Carlos V comiendo sardinas al llegar a Tazones?).
En Brasil, la "carne seca" (parecido al lacón) era una comida de pobres, hasta que algún rico la descubrió, le gustó, se puso de moda y automáticamente subió de precio y se convirtió en artículo de "lujo". Lo mismo con otras tantas delicatessen y comida de pijo-diseño. Durante la posguerra comer pollo era un lujo, y ahora (aunque notablemente peores) es despreciado, por la mongolada de la exclusividad, cosa que jamás entenderé que exista en una mente medianamente inteligente y civilizada.
Y como el ejemplo de la comida, casi todo lo demás.

Yo creo que la crisis está trayendo muchos problemas, pero a la vez va a reponer muchos valores, aunque sea por pura necesidad. De hecho en muchos aspectos, está corrigiendo excesos y auténticas barbaridades, como el desentendimiento del ciudadano medio acerca de la corrupción o la situación económica, el despilfarro, el consumismo estúpido, etc.

Si acaso serán las primeras navidades "reales" de mucha gente en mucho tiempo. Si somos ateos o seculares, con todas las consecuencias, y si somos cristianos otro tanto de lo mismo. Lo que había hasta ahora era un tenderete de mierda para centros comerciales.
« última modificación: Agosto 29, 2012, 14:34:46 pm por pollo »

Neng

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 12816
  • -Recibidas: 1331
  • Mensajes: 138
  • Nivel: 18
  • Neng Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Las tristes navidades que vienen
« Respuesta #2 en: Agosto 29, 2012, 14:55:21 pm »

Está requetecomprobado que los platos "de lujo" son una cuestión cultural y de moda, como si comer huevos, patatas y panceta tuviese algo de malo y el marisco fuese el dios de las comidas... marisco, que por cierto, siempre fue comida de pobres por el norte hasta que se puso de moda entre el pijerío popular nacional (¿nadie conoce la anécdota de Carlos V comiendo sardinas al llegar a Tazones?).



Una anécdota real, contada por el protagonista en primera persona.

Se trata de un gran amigo de mis padres. El padre de este hombre era pescador de langosta en Mallorca, y él de chiquillo salía frecuentemente a pescar con el padre. La familia, tradicional, vivía de lo que el padre pescaba.

Bien, pues como es normal entre los pescadores, las piezas deterioradas o rotas, no eran vendidas y para aprovecharlas, era la familia las que se las comían, ya que no eran tiempos de desperdiciar comida.

Este amigo de la familia, todavía hoy cuenta como no puede comer langosta, ya que es su niñez la comía practicamente a diario; en guisos, plancha y de mil formas posibles. Es tanto el asco que le tiene al producto, que desde que salió de la isla no ha vuelto a probarla, pero es que incluso, le cuesta degustar otro tipo de marisco.

Así que, cierto es, lo de la comida de lujo va por épocas y barrios.......
Cuanto ignorante se regocija en su ignorancia y cuanto conocedor sufre por su conocimiento.

Starkiller

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 3562
  • -Recibidas: 34115
  • Mensajes: 3619
  • Nivel: 658
  • Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.Starkiller Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Babylon 5
    • Ver Perfil
Re:Las tristes navidades que vienen
« Respuesta #3 en: Agosto 29, 2012, 15:14:06 pm »
Pues no creo que sean tristes. Para aquellos que realmente esten en la miseria (muchos), si. Pero para la gente normal, que simplemente quiere vivir, y aun mas o menos aguanta, creo que van a ser maravillosas.

Se acabó la cochambre de las fiestas de vomitona de nochevieja a 100€ (Ya no hay pasta) y los viajes al trópico de los chonis a cuenta de la hipoteca.

Se acabó el cutrerío de que una mierda de besugo o marisco te cueste una fortuna porque, total, la gente lo paga ocn aquello de que es navidad.

Se acabó el tener que andar haciendo regalos carísimos, a precios inflados, porque sobra el dinero.

Me parece maravilloso.

Ya las navidades pasadas fueron buenas, cercanas, con familia y amigos, mucho mejor que las de esos quince últimos añois de "vino y rosas", que no era mucho más que cochambre a precios ridículos.

Esta nochevieja tengo planeado viajar al pueblo con amigos, a corrernos un fiestón de órdago que nos va a costar dos duros, y que seguramente sea de esos que se te queda en la memoria para dar calor cuando seas viejo. Y merece mucho más la pena.

Y acerca de la comida, y las ínfulas con la misma, yo tengo una cosa muy clara: el que no ha comido un buen plato de ropa vieja, no sabe lo que se pierde.

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal