* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

PPCC-Pisitófilos Creditófagos- Invierno 2021 por JENOFONTE10
[Hoy a las 11:06:14]


A brave new world: La sociedad por venir por Hynkel
[Ayer a las 20:41:43]


COVID-19 por CHOSEN
[Ayer a las 17:57:46]


XTE_Central- 2019-Era Cero por saturno
[Enero 16, 2022, 14:43:38 pm]


La dinámica intergeneracional por saturno
[Enero 05, 2022, 13:47:03 pm]


Autor Tema: COVID-19  (Leído 339460 veces)

0 Usuarios y 3 Visitantes están viendo este tema.

Cadavre Exquis

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 6831
  • -Recibidas: 5315
  • Mensajes: 603
  • Nivel: 70
  • Cadavre Exquis Destaca sobre el usuario medioCadavre Exquis Destaca sobre el usuario medioCadavre Exquis Destaca sobre el usuario medioCadavre Exquis Destaca sobre el usuario medioCadavre Exquis Destaca sobre el usuario medioCadavre Exquis Destaca sobre el usuario medioCadavre Exquis Destaca sobre el usuario medio
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2730 en: Diciembre 08, 2021, 17:59:06 pm »
Ante todo, que quede claro que estoy a favor de la vacunación porque está más que demostrado que se reduce enormemente el riesgo de que la gente que pertenece a grupos de riesgo cursen la enfermedad de forma grave o muera.

Una vez dicho esto, observen atención lo que trae hoy en portada, en su editorial y en páginas interiores.

Citar
El 60% de las vacunas infantiles contra el Covid no llegará hasta 2022
El 13 de diciembre se recibirá una primera partida de 1,3 millones de dosis. Se estima que en España hay 3,3 millones de niños de edades comprendidas entre los 5 y los 11 años
Actualizado Miércoles, 8 diciembre 2021 - 02:35
Citar
Clamorosa exigencia de una ley de pandemias
El Gobierno se desentiende de la vacuna infantil y del pasaporte Covid
Actualizado Miércoles, 8 diciembre 2021 - 01:18












Entresaco dos párrafos de noticias que han sido publicadas en el mismo periódico y en el mismo día:

Citar
La gran diferencia entre aquel difícil 2020 y este 2021 se llama vacunación. Para el Gobierno es la clave que marca la diferencia en su actuación y, por ello, se agarra al dato de que hay más de un 90% de españoles con la doble dosis para concluir que, por ahora, no hace falta recuperar restricciones de la movilidad.
Citar
«Como siempre hemos dicho, con la variante delta, para lograr la inmunidad de grupo, debemos superar el 90% de la población vacunada y esto supone precisamente la vacunación de los menores», coincidió Joan Caylà, miembro de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) y presidente de la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona.
Dado que una persona vacunada se puede contagiar y puede contagiar, y teniendo en cuenta que la R0 de la variante Delta es 7, ya no es posible alcanzar la inmunidad de rebaño. ¿Cual será el siguiente paso una vez se alcance una tasa de vacunación de, pongamos, el 95% o superior de la población?

Y ahora observen esta infografía elaborada por la gente de Xataka y publicada en este post en su web a partir de los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad entre el 20 de septiembre y el 14 de noviembre de 2021:


¿Donde están ahí los datos de niños entre 5 y 11 años? Es evidente que si no existen datos para esa franja de edad es porque en esa franja de edad no hay practicamente ningún caso Que los niños se contagian igual que los adultos es algo que no es discutible, pero el quid de la cuestión es: ¿tiene sentido vacunar a una franja de la población en la que el riesgo de que ingreso en UCI o muerte es a efectos prácticos nula?

El único motivo por el que tendría sentido vacunar a los niños entre 5 y 11 años sería como explicaba Estanislao Nistal Villán en el vídeo que he enlazado esta mañana o como dicen en el artículo titulado "Luz verde a la vacuna en niños", "síndrome de Covid persistente", algo que se da en poquísimos casos en la población infantil.

¿De verdad que no tienen la sensación de que vamos como pollo sin cabeza?

Saludos.

gregorsamesa

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 111
  • -Recibidas: 1444
  • Mensajes: 154
  • Nivel: 31
  • gregorsamesa Se hace notargregorsamesa Se hace notargregorsamesa Se hace notar
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2731 en: Diciembre 08, 2021, 20:11:36 pm »
Las tasas de UCI y fallecidos calculadas abajo las sacan teniendo en cuenta el total de población vacunada y no vacunada. (Es una tasa de mortalidad)

Si cambiamos el denominador a contagiados vacunados y contagiados no vacunados, son sobre 92000+-, unos 66000 vacunados, con pauta completa, y 23000 no vacunados ( según el informe del Ministerio de Sanidad en crudo), (Sería la tasa de letalidad) la cosa cambia bastante. El que tenga interés que lo mire.
https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/documentos/Actualizacion_509_COVID-19.pdf
(Sí, los vacunados está fácticamente demostrado que contagian y se contagian y tanto los informes del Ministerio como el informe de Lancet por otra parte lo corroboran) .
En todo caso habria que añadir otras consideraciones como son:
  • En la primera ola ( la de mayor letalidad), las muertes tuvieron lugar entre los más debiles, muchos de ellos abandonados y con tratamientos incorrectos, eso está más que hablado. ( aunque no haya tenido consecuencias como debería)
  • Durante el resto de olas, los más debiles ya no están y hay muchas personas que han adquirido inmunidad natural, eso juega en contra de la efectividad de la vacuna, (con independencia de que se hayan vacunado) aunque es difícilmente cuantificable con la información disponible.
  • Aun aceptando las tasas tal y como están calculadas (sobre población, y no sobre contagiados), se ve que hasta los 59 años las diferencias son poco relevantes y de hecho habría que afinar más en rangos de edad, ya que sospecho que la mayor parte de esa horquilla 31-59 se la llevan los de entre 50 y 59 con comorbilidades.
    Ni que decir tiene que por debajo de 30 ( incluidos los niños) es muy difícil que el análisis beneficio-riesgo salga a favor de vacunar.
  • Los efectos secundarios graves sobre todo en personas jóvenes están reconocidos por Pfizer y Moderna en sus prospectos, y son suficientemente graves y por lo que sabemos ahora frecuentes (aunque los palilleros del ABC consideren que una miocarditis o una pericarditis es algo leve y pasajero) como para tener serias dudas de su aplicación en estos grupos de edad.

Si son pollos sin cabeza o tienen la cabeza demasiado bien en su sitio es algo que sospecho solo el tiempo lo dirá. Pero el crédito social al estilo Chino está más cerca de lo que muchos piensan.
« última modificación: Diciembre 08, 2021, 20:23:51 pm por gregorsamesa »

El_loco_de_las_coles

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 1182
  • -Recibidas: 1357
  • Mensajes: 183
  • Nivel: 16
  • El_loco_de_las_coles Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2732 en: Diciembre 09, 2021, 08:42:13 am »
Algunos llevamos diciendo ya año y pico que esto no tenía que ver con un virus.

Tampoco me estoy tirando flores, el mérito era verlo en Marzo o Abril 2020, yo tuve que esperar a verano para darme cuenta. De un año para aquí era muy fácil ver a donde ibamos. Ahora toca disfrutar del autoritarismo.

Lurker

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 1652
  • -Recibidas: 2296
  • Mensajes: 477
  • Nivel: 28
  • Lurker Con poca relevanciaLurker Con poca relevancia
  • Joe, you know he won
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2733 en: Diciembre 09, 2021, 13:44:36 pm »

torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2734 en: Diciembre 12, 2021, 00:36:27 am »
Es de interés visionar este programa de la plataforma de Cesar Vidal por los datos documentados que aporta
https://www.cesarvidal.tv/ultimo-programa/videos/las-terapias-genicas-llegan-a-los-ninos-cobayas-humanas-para-celebrar-navidad

Efectos adversos documentados por Pfizer-BionTech sobre su "vacuna"
https://phmpt.org/wp-content/uploads/2021/11/5.3.6-postmarketing-experience.pdf
De 42086 sujetos que participaron, fallecieron 1223

Saquen sus propias conclusiones.
« última modificación: Diciembre 12, 2021, 00:39:03 am por torre01 »

torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2735 en: Diciembre 12, 2021, 01:03:03 am »


No sé si se han hecho eco del fenómeno documentado por el Dr De Benito, pero la mayoría de los vacunados emiten señal bluetooth; la imagen de arriba corresponde a la captura de pantalla de mi teléfono. Decir que con móviles de Iphone y Samsung no se detecta nada de nada y les puedo garantizar que mi móvil no se ha vuelto loco.

https://odysee.com/@drBenito:7/directo26-10a:f?t=2199


panoli

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 6954
  • -Recibidas: 6585
  • Mensajes: 682
  • Nivel: 84
  • panoli Su opinión importapanoli Su opinión importapanoli Su opinión importapanoli Su opinión importapanoli Su opinión importapanoli Su opinión importapanoli Su opinión importapanoli Su opinión importa
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2736 en: Diciembre 12, 2021, 09:17:41 am »
A mi lo del COVID me parece un tema importante, pero creo que nos están desviando la atención de lo principal.
Hablemos de esto: https://birdsarentreal.com/

Seguramente ya este pasando también en España, eso explicaria porque hay menos pajaros.

Citar
The Birds Aren't Real movement exists to spread awareness that the U.S. Government genocided over 12 Billion birds from 1959-2001, and replaced these birds with surveillance drone replicas, which still watch us every day. Once a preventative cause, our initial goal was to stop the forced extinction of real birds. Unfortunately this was unsuccessful, and the government has since replaced every living bird with robotic replicas. Now our movement's prerogative is to make everyone aware of this fact.


torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2737 en: Diciembre 12, 2021, 09:21:26 am »
Por ahora, la única explicación "magufa" al fenómeno de la señal bluetooth en la mayoría de vacunados viene por un blog de un tal Mik Andersen (ing. de telecomunicaciones español) en base al análisis del Dr Campra Madrid donde se fotografío lo que en principio se creen que son cristales.

Mik Andersen concluye que lo que aparentemente son cristales realmente es nanotecnología y lo compara con literatura científica al efecto, en concreto, nanorouters https://corona2inspect.blogspot.com/2021/12/backup-nanorouters.html y antenas plasmónicas https://corona2inspect.blogspot.com/  que configuran redes de nanocomunicación intracorporal. La dirección MAC es dinámica.



torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2738 en: Diciembre 12, 2021, 09:37:39 am »
A mi lo del COVID me parece un tema importante, pero creo que nos están desviando la atención de lo principal.
Hablemos de esto: https://birdsarentreal.com/

Seguramente ya este pasando también en España, eso explicaria porque hay menos pajaros.

Citar
The Birds Aren't Real movement exists to spread awareness that the U.S. Government genocided over 12 Billion birds from 1959-2001, and replaced these birds with surveillance drone replicas, which still watch us every day. Once a preventative cause, our initial goal was to stop the forced extinction of real birds. Unfortunately this was unsuccessful, and the government has since replaced every living bird with robotic replicas. Now our movement's prerogative is to make everyone aware of this fact.



Más que una epidemia de pájaros drone que alguno tiene en la cabeza lo que hay es una real pandemia de ictus, trombos e infartos entre otros que mira tú por donde coincide con los síntomas de la nueva variante sudafricana OMICRON

wanderer

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 58721
  • -Recibidas: 43057
  • Mensajes: 6033
  • Nivel: 727
  • wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2739 en: Diciembre 12, 2021, 12:47:58 pm »
Dejémonos de magufadas, y centrémonos en lo humano, por favor:

Citar
Hacia la pandemia interminable
La estrategia para afrontar esta pandemia ha desatado las más bajas pasiones del ser humano: el recelo, el odio, la envidia, el desprecio



Aunque han transcurrido casi dos años desde el inicio de la pandemia, el ambiente social, mediático y político no permite vislumbrar su final. Mientras los fallecimientos descendieron hasta niveles comparables a enfermedades similares, la tremenda obsesión por los casos positivos imposibilita el regreso a la normalidad. Y dificulta la comprensión de algo evidente: si las restricciones fueran tan eficaces como afirman los gobiernos, no sería necesario aplicarlas una y otra vez.

Finalizada la emergencia sanitaria, la dinámica creada ha desembocado en una pandemia social de difícil salida. Desatado el pánico inicial, la perversa interacción entre una opinión pública presionando por restricciones más estrictas y unos gobiernos realimentando el miedo tensó el muelle hasta tal punto que la alarma se dispara ahora cuando contagios superan un listón… que se va acercando cada vez más al suelo.

Pocos fueron conscientes de que traspasar la puerta de los confinamientos implicaba internarse en un pasadizo cada vez más inclinado y resbaladizo que se despeña en un estelar agujero negro. Regresar desde esa cuarta dimensión constituye un juego sumamente frustrante: en cada ocasión que se acaricia el final con la punta de los dedos, la histeria de la última variante devuelve siempre a la casilla de inicio. Y este círculo vicioso infernal acaba convirtiendo un fenómeno natural, que siempre fue pasajero, en una auténtica pandemia interminable. Como la Reina Roja de “Alicia a través de Espejo”, debemos correr cada vez más aprisa… tan solo para mantenernos en el mismo lugar.

El presente conflicto de los pases de vacunación es el último de los muchos generados por esta estrategia. La vacuna es el único instrumento que ha mostrado utilidad en esta pandemia. Constituye un buen método de protección individual pues previene eficazmente la enfermedad grave y la muerte. Pero, al reducir los contagios en una medida muy inferior a la esperada, su capacidad de protección colectiva se ha revelado bastante más limitada. Por ello, los esquemas coercitivos para imponer la vacuna, imposición legal o pasaporte, son de dudosa utilidad práctica pues contribuyen poco a corregir ese efecto externo sobre la sociedad. Al contrario, estas políticas coactivas generan enormes efectos negativos sobre la convivencia, los derechos, la libertad o el sistema político.

Si se trata de convencer, especialmente a ese reducido número de vulnerables no vacunados, debe hacerse desde el respeto y los argumentos razonables. Porque las amenazas e imposiciones pueden convertir un buen instrumento preventivo en una especie de rito iniciático, un requisito para ingresar en el grupo de elegidos. La libertad individual debe prevalecer pues, de lo contrario, las políticas abusivas desembocan en un incontrolable pánico moral, capaz de arrasar los valores democráticos.

Un desmesurado Pánico Moral
En “Folk Devils and Moral Panics” (1972), el sociólogo Stanley Cohen explicó que los pueblos se ven sometidos esporádicamente a pánicos morales, unos episodios impulsados desde el poder y alentados por ciertos agentes interesados, en los que se señala a un grupo de personas como grave amenaza para la sociedad. Los medios de comunicación presentan a ese colectivo como estereotipo de maldad, mientras los expertos proponen soluciones para “erradicar” el problema.

Se trata de un súbito y exagerado sentimiento de alarma y miedo, que conduce a extravagantes intentos de eliminar el peligro. El proceso posee un fuerte componente moral pues la culpa de todas las calamidades se atribuye abrumadoramente al grupo de “malvados” (folk devils). Las cazas de brujas son ejemplos clásicos de pánicos morales. Estos episodios son temporales, volátiles e inestables. Desaparecen, pero en ocasiones dejan marcada huella al propiciar cambios significativos en las leyes, las costumbres e, incluso, los valores sociales.

Los “malvados” no son más que una excusa, la pantalla donde la sociedad proyecta sus frustraciones, sus sentimientos de culpa, angustia y desconcierto

La disparatada gestión de esta pandemia ha desembocado en un desmesurado pánico moral, con la identificación de los no vacunados como “folk devils”, una seria amenaza para la seguridad, un insalvable obstáculo para alcanzar el final de la pandemia. Sin embargo, como señala Cohen, los “malvados” no son más que una excusa, la pantalla donde la sociedad proyecta sus frustraciones, sus sentimientos de culpa, angustia y desconcierto. Y, en muchos casos, la persecución induce en el grupo de “malvados” una cohesión, identidad diferenciada, resistencia y blindaje que, de otro modo, no se generarían.

En enero de 2021, la resolución 2361 del Consejo Europeo urgía a los gobiernos a “garantizar que los ciudadanos sean informados de que la vacunación no es obligatoria y que nadie sufra presión política, social o de otro tipo para ser vacunado si no lo desea”. También a “asegurar que nadie sea discriminado por no haberse vacunado”. Son palabras que hoy resuenan completamente huecas porque el pánico moral generó una corriente tan formidable, que arrastró a la opinión pública hasta cruzar peligrosas líneas éticas y aceptar de forma natural la vulneración de derechos fundamentales, hasta ese momento incuestionables.

La estrategia para afrontar esta pandemia ha desatado las más bajas pasiones del ser humano: el recelo, el odio, la envidia, el desprecio. Y convertido la democracia en un régimen de excepcionalidad prolongada, donde la acción de gobierno se ejerce a golpe de decreto improvisado, sin los adecuados controles que marcan los límites al ejercicio del poder. Se ha justificado la censura, la ausencia de debate y la supresión de libertades. Incluso, en países como Australia, el establecimiento de campos de concentración para sospechosos de contagio.

Regresar a la cordura del pasado
Quiénes critican estas estrategias coactivas, como los firmantes de la declaración Great Barrington, no proponen nada fuera de lo común. Ni siquiera novedoso. Tan solo recuperar la filosofía con la que la humanidad afrontó las pandemias del siglo XX, con un enfoque centrado en la enfermedad, no en los contagios, basado en una combinación de vacuna e inmunidad natural y en medidas voluntarias de puro sentido común, sin lugar para pánicos o histerias.

Algunos sostienen que, debido a los adelantos técnicos de los últimos tiempos, no deben afrontarse las pandemias de hoy con estrategias del siglo pasado. Pero estos prodigios de la técnica moderna son: un cubrebocas, el encierro de todos los sanos y diversas coacciones y prohibiciones. Armados con estos recursos tan toscos, los aprendices de brujo contemporáneos se creyeron con poder suficiente para detener todo un fenómeno natural. Es urgente desechar la arrogancia, esa sensación de omnipotencia que dificulta la percepción de la frontera entre lo posible y lo imposible.

La obsesión por frenar los contagios a cualquier coste impide contemplar el otro lado de la ecuación: el contacto con el virus acaba proporcionando inmunidad, o reforzando la existente por vacuna, contribuyendo así a una sólida defensa individual y colectiva contra la enfermedad. Las restricciones generales para evitar la circulación del virus, caso de funcionar, solo estarían retrasando la consolidación de este proceso de inmunidad colectiva. Pero existe tal pavor al contagio que la inmunidad natural, conocida desde hace siglos, se ha convertido hoy en un verdadero tabú.

La pandemia no acaba cuando se erradica el virus ni cuando desaparecen los fallecimientos sino cuando estos se reducen hasta un nivel comparable al de enfermedades equivalentes. Estas muertes son ya inevitables porque el riesgo cero, la ausencia de mortalidad, solo existen en la fantasía.

No podemos elegir si moriremos o no… pero sí el tipo de vida que deseamos llevar hasta ese crucial momento. Una opción es vivir con libertad, alegría, racionalidad, confianza en los demás. La otra, sometidos a un régimen de servidumbre, de reglas erráticas, con recelo del prójimo, presos de constantes pánicos morales. Aceptar pasivamente la estrategia actual no evitará ninguna muerte… pero puede amargarnos el resto de la vida.
https://www.vozpopuli.com/opinion/pandemia-interminable.html
"De lo que que no se puede hablar, es mejor callar" (L. Wittgenstein; Tractatus Logico-Philosophicus).

torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2740 en: Diciembre 12, 2021, 14:34:46 pm »
Dejémonos de magufadas, y centrémonos en lo humano, por favor:

Citar
Hacia la pandemia interminable
La estrategia para afrontar esta pandemia ha desatado las más bajas pasiones del ser humano: el recelo, el odio, la envidia, el desprecio



Aunque han transcurrido casi dos años desde el inicio de la pandemia, el ambiente social, mediático y político no permite vislumbrar su final. Mientras los fallecimientos descendieron hasta niveles comparables a enfermedades similares, la tremenda obsesión por los casos positivos imposibilita el regreso a la normalidad. Y dificulta la comprensión de algo evidente: si las restricciones fueran tan eficaces como afirman los gobiernos, no sería necesario aplicarlas una y otra vez.

Finalizada la emergencia sanitaria, la dinámica creada ha desembocado en una pandemia social de difícil salida. Desatado el pánico inicial, la perversa interacción entre una opinión pública presionando por restricciones más estrictas y unos gobiernos realimentando el miedo tensó el muelle hasta tal punto que la alarma se dispara ahora cuando contagios superan un listón… que se va acercando cada vez más al suelo.

Pocos fueron conscientes de que traspasar la puerta de los confinamientos implicaba internarse en un pasadizo cada vez más inclinado y resbaladizo que se despeña en un estelar agujero negro. Regresar desde esa cuarta dimensión constituye un juego sumamente frustrante: en cada ocasión que se acaricia el final con la punta de los dedos, la histeria de la última variante devuelve siempre a la casilla de inicio. Y este círculo vicioso infernal acaba convirtiendo un fenómeno natural, que siempre fue pasajero, en una auténtica pandemia interminable. Como la Reina Roja de “Alicia a través de Espejo”, debemos correr cada vez más aprisa… tan solo para mantenernos en el mismo lugar.

El presente conflicto de los pases de vacunación es el último de los muchos generados por esta estrategia. La vacuna es el único instrumento que ha mostrado utilidad en esta pandemia. Constituye un buen método de protección individual pues previene eficazmente la enfermedad grave y la muerte. Pero, al reducir los contagios en una medida muy inferior a la esperada, su capacidad de protección colectiva se ha revelado bastante más limitada. Por ello, los esquemas coercitivos para imponer la vacuna, imposición legal o pasaporte, son de dudosa utilidad práctica pues contribuyen poco a corregir ese efecto externo sobre la sociedad. Al contrario, estas políticas coactivas generan enormes efectos negativos sobre la convivencia, los derechos, la libertad o el sistema político.

Si se trata de convencer, especialmente a ese reducido número de vulnerables no vacunados, debe hacerse desde el respeto y los argumentos razonables. Porque las amenazas e imposiciones pueden convertir un buen instrumento preventivo en una especie de rito iniciático, un requisito para ingresar en el grupo de elegidos. La libertad individual debe prevalecer pues, de lo contrario, las políticas abusivas desembocan en un incontrolable pánico moral, capaz de arrasar los valores democráticos.

Un desmesurado Pánico Moral
En “Folk Devils and Moral Panics” (1972), el sociólogo Stanley Cohen explicó que los pueblos se ven sometidos esporádicamente a pánicos morales, unos episodios impulsados desde el poder y alentados por ciertos agentes interesados, en los que se señala a un grupo de personas como grave amenaza para la sociedad. Los medios de comunicación presentan a ese colectivo como estereotipo de maldad, mientras los expertos proponen soluciones para “erradicar” el problema.

Se trata de un súbito y exagerado sentimiento de alarma y miedo, que conduce a extravagantes intentos de eliminar el peligro. El proceso posee un fuerte componente moral pues la culpa de todas las calamidades se atribuye abrumadoramente al grupo de “malvados” (folk devils). Las cazas de brujas son ejemplos clásicos de pánicos morales. Estos episodios son temporales, volátiles e inestables. Desaparecen, pero en ocasiones dejan marcada huella al propiciar cambios significativos en las leyes, las costumbres e, incluso, los valores sociales.

Los “malvados” no son más que una excusa, la pantalla donde la sociedad proyecta sus frustraciones, sus sentimientos de culpa, angustia y desconcierto

La disparatada gestión de esta pandemia ha desembocado en un desmesurado pánico moral, con la identificación de los no vacunados como “folk devils”, una seria amenaza para la seguridad, un insalvable obstáculo para alcanzar el final de la pandemia. Sin embargo, como señala Cohen, los “malvados” no son más que una excusa, la pantalla donde la sociedad proyecta sus frustraciones, sus sentimientos de culpa, angustia y desconcierto. Y, en muchos casos, la persecución induce en el grupo de “malvados” una cohesión, identidad diferenciada, resistencia y blindaje que, de otro modo, no se generarían.

En enero de 2021, la resolución 2361 del Consejo Europeo urgía a los gobiernos a “garantizar que los ciudadanos sean informados de que la vacunación no es obligatoria y que nadie sufra presión política, social o de otro tipo para ser vacunado si no lo desea”. También a “asegurar que nadie sea discriminado por no haberse vacunado”. Son palabras que hoy resuenan completamente huecas porque el pánico moral generó una corriente tan formidable, que arrastró a la opinión pública hasta cruzar peligrosas líneas éticas y aceptar de forma natural la vulneración de derechos fundamentales, hasta ese momento incuestionables.

La estrategia para afrontar esta pandemia ha desatado las más bajas pasiones del ser humano: el recelo, el odio, la envidia, el desprecio. Y convertido la democracia en un régimen de excepcionalidad prolongada, donde la acción de gobierno se ejerce a golpe de decreto improvisado, sin los adecuados controles que marcan los límites al ejercicio del poder. Se ha justificado la censura, la ausencia de debate y la supresión de libertades. Incluso, en países como Australia, el establecimiento de campos de concentración para sospechosos de contagio.

Regresar a la cordura del pasado
Quiénes critican estas estrategias coactivas, como los firmantes de la declaración Great Barrington, no proponen nada fuera de lo común. Ni siquiera novedoso. Tan solo recuperar la filosofía con la que la humanidad afrontó las pandemias del siglo XX, con un enfoque centrado en la enfermedad, no en los contagios, basado en una combinación de vacuna e inmunidad natural y en medidas voluntarias de puro sentido común, sin lugar para pánicos o histerias.

Algunos sostienen que, debido a los adelantos técnicos de los últimos tiempos, no deben afrontarse las pandemias de hoy con estrategias del siglo pasado. Pero estos prodigios de la técnica moderna son: un cubrebocas, el encierro de todos los sanos y diversas coacciones y prohibiciones. Armados con estos recursos tan toscos, los aprendices de brujo contemporáneos se creyeron con poder suficiente para detener todo un fenómeno natural. Es urgente desechar la arrogancia, esa sensación de omnipotencia que dificulta la percepción de la frontera entre lo posible y lo imposible.

La obsesión por frenar los contagios a cualquier coste impide contemplar el otro lado de la ecuación: el contacto con el virus acaba proporcionando inmunidad, o reforzando la existente por vacuna, contribuyendo así a una sólida defensa individual y colectiva contra la enfermedad. Las restricciones generales para evitar la circulación del virus, caso de funcionar, solo estarían retrasando la consolidación de este proceso de inmunidad colectiva. Pero existe tal pavor al contagio que la inmunidad natural, conocida desde hace siglos, se ha convertido hoy en un verdadero tabú.

La pandemia no acaba cuando se erradica el virus ni cuando desaparecen los fallecimientos sino cuando estos se reducen hasta un nivel comparable al de enfermedades equivalentes. Estas muertes son ya inevitables porque el riesgo cero, la ausencia de mortalidad, solo existen en la fantasía.

No podemos elegir si moriremos o no… pero sí el tipo de vida que deseamos llevar hasta ese crucial momento. Una opción es vivir con libertad, alegría, racionalidad, confianza en los demás. La otra, sometidos a un régimen de servidumbre, de reglas erráticas, con recelo del prójimo, presos de constantes pánicos morales. Aceptar pasivamente la estrategia actual no evitará ninguna muerte… pero puede amargarnos el resto de la vida.
https://www.vozpopuli.com/opinion/pandemia-interminable.html

Les dices a los padres del niño de 12 años muerto en Alemania por la segunda dosis de Pfizer que es magufada y que el crío no se ha muerto en realidad por la "vacuna" si no que se ha independizado de los padres.

https://twitter.com/i/web/status/1468954864231202817

torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2741 en: Diciembre 13, 2021, 00:01:50 am »
Bluetooth Experience X Project: Objectivation of the existence of detectable MAC addresses in the Bluetooth frequency range following an inoculation of COVID antigen therapy and COVID detection PCR test
https://gloria.tv/post/vHCyNRQ246TC3jehvWkAVt2GG
Página 45 conclusiones.

Alguno no duerme pensando de que le han convertido en una especie de R2D2 pero tranquilo que sólo es una magufada.

el malo

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 6970
  • -Recibidas: 5981
  • Mensajes: 556
  • Nivel: 73
  • el malo Destaca sobre el usuario medioel malo Destaca sobre el usuario medioel malo Destaca sobre el usuario medioel malo Destaca sobre el usuario medioel malo Destaca sobre el usuario medioel malo Destaca sobre el usuario medioel malo Destaca sobre el usuario medio
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2742 en: Diciembre 13, 2021, 18:20:47 pm »


No sé si se han hecho eco del fenómeno documentado por el Dr De Benito, pero la mayoría de los vacunados emiten señal bluetooth; la imagen de arriba corresponde a la captura de pantalla de mi teléfono. Decir que con móviles de Iphone y Samsung no se detecta nada de nada y les puedo garantizar que mi móvil no se ha vuelto loco.

https://odysee.com/@drBenito:7/directo26-10a:f?t=2199

Un módulo BT reducido tiene el tamaño de un grano de arroz. Lo que esta gente nos vende es que alguien ha sido capaz de desarrollar un módulo en piezas que son invisibles al ojo humano y que ellas mismas se encuentran en el torrente sanguíeno una vez que han sido inyectadas y se unen ellas solitas para formar un módulo BT.

Y eso sin contar que de un vial de vacunas salen 6 dosis. Hay que tener las piezas del módulo multiplicadas por decenas para asegurarse de que cada inyección tenga todas las piezas necesarias para recombinarse en un módulo.

Tampoco sabemos que pasa si a la persona le tocan piezas como para 4 ó 5 módulos. Imagino que por eso le salen tantas MAC a Benito  :biggrin:

Yo no tengo ninguna duda que hay algo muy oscuro detrás de toda esta pandemia y de las vacunas. Los efectos secundarios y las reacciones públicas cada vez son más difíciles de tapar. Los medios nos venden que esto es una balsa de aceite y que los no vacunados son cuatro gatos, normalmente vinculados a la extrema derecha (sí, esto lo he leído)  :roto2: Pero las costuras van a acabar saltando cuando menos nos lo esperemos (o eso o pones a la policía a reprimir brutalmente a tu población).

No hacen falta añadir ninguna magufadas de BT, chips de Bill Gates y zombies controlados por 5G. La realidad ya es bastante oscura.




Saturio

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 818
  • -Recibidas: 21057
  • Mensajes: 2659
  • Nivel: 581
  • Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.Saturio Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2743 en: Diciembre 14, 2021, 01:22:14 am »


No sé si se han hecho eco del fenómeno documentado por el Dr De Benito, pero la mayoría de los vacunados emiten señal bluetooth; la imagen de arriba corresponde a la captura de pantalla de mi teléfono. Decir que con móviles de Iphone y Samsung no se detecta nada de nada y les puedo garantizar que mi móvil no se ha vuelto loco.

https://odysee.com/@drBenito:7/directo26-10a:f?t=2199

Un módulo BT reducido tiene el tamaño de un grano de arroz. Lo que esta gente nos vende es que alguien ha sido capaz de desarrollar un módulo en piezas que son invisibles al ojo humano y que ellas mismas se encuentran en el torrente sanguíeno una vez que han sido inyectadas y se unen ellas solitas para formar un módulo BT.

Y eso sin contar que de un vial de vacunas salen 6 dosis. Hay que tener las piezas del módulo multiplicadas por decenas para asegurarse de que cada inyección tenga todas las piezas necesarias para recombinarse en un módulo.

Tampoco sabemos que pasa si a la persona le tocan piezas como para 4 ó 5 módulos. Imagino que por eso le salen tantas MAC a Benito  :biggrin:

Yo no tengo ninguna duda que hay algo muy oscuro detrás de toda esta pandemia y de las vacunas. Los efectos secundarios y las reacciones públicas cada vez son más difíciles de tapar. Los medios nos venden que esto es una balsa de aceite y que los no vacunados son cuatro gatos, normalmente vinculados a la extrema derecha (sí, esto lo he leído)  :roto2: Pero las costuras van a acabar saltando cuando menos nos lo esperemos (o eso o pones a la policía a reprimir brutalmente a tu población).

No hacen falta añadir ninguna magufadas de BT, chips de Bill Gates y zombies controlados por 5G. La realidad ya es bastante oscura.

Creo que el estudio citado no dice ninguna mentira. Es completamente verídico.
Lógicamente es una pieza necesaria para empezar a montar a partir de ahí la teoría de la conspiración.

Imaginemos que yo hago un estudio.

-Introducción/planteamiento: Desde hace mucho la gente ve extrañas luces en el cielo. Existen reportes históricos de extraños fenómenos luminosos en diversas culturas. Aunque alguno de estos fenómenos puede tener explicaciones convencionales otros no las han encontrado. Hemos leído en algún sitio que estas luces pueden ser producidas por objetos de origen extraterrestre de alguna forma tripulados o controlados por inteligencias alienígenas. Aunque hay quién niega esa posibilidad.
-Objetivo: Este estudio pretende comprobar si efectivamente hay luces en el cielo.
-Método: Vamos a salir esta noche en diferentes lugares a observar y registrar si hay luces en el cielo.
-Conclusión. Efectivamente hay luces en el cielo, algunas de las cuales no hemos podido explicar. Estas luces en el cielo pueden ser de origen extraterrestre o no.

El estudio no miente y nadie me va a poder acusar de mentir. Luego hay una legión de fans, empleados o socios de negocio haciendo comentarios por los foros y por twiter.

torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2879
  • -Recibidas: 1471
  • Mensajes: 346
  • Nivel: 19
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:COVID-19
« Respuesta #2744 en: Diciembre 16, 2021, 10:24:24 am »
Más que una epidemia de pájaros drone que alguno tiene en la cabeza lo que hay es una real pandemia de ictus, trombos e infartos entre otros que mira tú por donde coincide con los síntomas de la nueva variante sudafricana OMICRON
[/quote]

Exceso de mortalidad https://www.larazon.es/salud/20211212/nkv2kteiuffqdhcq7og3mjkj4y.html?

Es evidente que algún motivo “tiene que estar provocando ese exceso de mortalidad anómalo”. La ministra Darias debería explicar qué está pasando

JOSÉ ANTONIO VERA
CREADA 12-12-2021 | 06:00 H
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN12-12-2021 | 06:00 H

Relevante artículo de Belén Tobalina en La Razón, según el cual el pasado mes se produjeron en España 2.994 muertes más de las esperadas, sólo 640 de ellas por Covid. O sea, “80 muertes diarias más sin que se sepa la causa”, dice Rafael Cascón, investigador de la Universidad Politécnica de Madrid. Las estadísticas oficiales del MoMo reflejan que ese mes hubo 20 días consecutivos con muertes por exceso, algo que sólo se había producido durante las denominadas olas, sin que nadie de la administración sanitaria explique la causa. En un solo día se llegaron a contabilizar 243 defunciones de más. Es evidente que ,algún motivo “tiene que estar provocando ese exceso de mortalidad anómalo” sin que se produzca presión hospitalaria en las urgencias, añade el doctor Juan González del Castillo. Cabe subrayar que en este tiempo han subido los casos de fallecimientos por ictus, embolias, arritmias, aneurismas, miocarditis, trombos y episodios de muerte súbita. La ministra Darias debería explicar qué está pasando.

No sé, no sé. ¿Parece que va a llover?

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal