* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

XTE-Central 2024 : El opio del pueblo por saturno
[Hoy a las 02:38:24]


PPCC: Pisitófilos Creditófagos. Primavera 2024 por saturno
[Hoy a las 02:04:09]


Geopolitica siglo XXI por saturno
[Ayer a las 01:18:18]


A brave new world: La sociedad por venir por senslev
[Mayo 25, 2024, 11:21:02 am]


El fin del trabajo por pollo
[Mayo 24, 2024, 10:29:23 am]


STEM por pollo
[Mayo 24, 2024, 10:15:00 am]


Coches electricos por Cadavre Exquis
[Mayo 24, 2024, 06:11:16 am]


Autor Tema: Ruina de un empresario honesto  (Leído 11730 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Currobena

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 83478
  • -Recibidas: 19661
  • Mensajes: 3176
  • Nivel: 462
  • Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.Currobena Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Somos viejos muy pronto y sabios muy tarde.
    • Ver Perfil
Ruina de un empresario honesto
« en: Noviembre 19, 2011, 12:48:34 pm »
Artículo sobre el director de una sucursal bancaria y un empresario honesto:

Citar
Ruina de un empresario honesto

Esteban era un empresario de éxito. Había heredado una pequeña empresa de mudanzas de dos camiones y ya tenía cinco camiones trabajando a pleno rendimiento. Corría el año 2006.

Una mañana recibió la llamada que iba a cambiar el resto de su vida:

    - Buenos días Esteban, soy Carlos Zamora, ya sabes, el director de tu sucursal de la CAM. ¿Cómo estás machote? Te llamo para hacerte una proposición deshonesta.

    - Hooombre, qué tal. Así que deshonesta, eh, ¿Cómo de deshonesta? ya sabes que soy un golfo así que el sí lo tienes por adelantado.

    - No hombre, no me refiero a eso, que también, pero otro día. De lo que te quiero hablar hoy es de que hemos sacado un nuevo producto diseñado solo para empresarios cinco estrellas, o sea, para ti. Que te encaja como un guante, coño. Se trata de una línea de crédito al euribor + 2% sin que tengas que dar ninguna garantía ni nada parecido hasta  900 mil y con algunas garantías extra si quieres que te demos más. ¿No me dijiste que estabas a tope de trabajo y que un par de camiones nuevos y una nave guardamuebles te vendrían de perilla?

    - Vaya, ya me has arruinado la mañana con la oferta. Tentarme me tienta mucho porque el negocio va viento en popa y es el momento de expandirse, pero ahora mismo tengo otros compromisos financieros y no quiero empeñarme más todavía, que aún estoy pagando las letras de algunos camiones y la hipoteca de la cueva que tenemos como guardamuebles.

    - No me seas cagueta, abrimos una línea de crédito con la que liquidas todo lo que tengas pendiente y con lo que te quede te compras los camiones que necesites y cambias de nave. Vas a ser el Gil Stauffer del siglo XXI.

    - Que no macho, que prefiero ir poco a poco y sabiendo el terreno que piso.

    - Nada, que eres un moñas y no hacemos carrera contigo. Pero como me caes bien y te quiero un montón, te invito a comer mañana en Araceli. Ya verás que asado nos preparan allí. ¿Te recojo a las dos?

    - Venga vale, pero recuerda lo que te he dicho, no quiero ni un euro.

Conclusión, que le abrieron una línea de crédito de novecientos mil euros a diez años con la que liquidó todos sus otros créditos y además vendió la nave churripuerca que tenía y compró una nueva en Paracuellos del Jarama (junto al aeropuerto) y la equipó a la última. Además compró tres camiones nuevos y se deshizo del camión más viejo de la flota. Ya estaba preparado para empezar a ganar la pasta gansa de verdad.

Diecisiete meses después cayó Lehman Brothers.

Enseguida llegaron los primeros problemas. A medida que el mercado inmobiliario se empezó a estrangular la gente dejó de comprar casas y, por tanto, de mudarse. A esto se unió que la administración, antes tan dada a cambiar de domicilio sus centenares de oficinas, empezó a restringir las mudanzas y a controlar mucho más el precio que pagaba por ellas. Se acabó el llevar camiones medio vacíos y a facturar como si estuvieran llenos.

Una mañana del 2009 Esteban recibió una nueva llamada.

    - ¿Qué tal Esteban? soy Carlos Zamora

    - Hoooombre, Carlitos, amigoooo, cómo estas. Precisamente estaba pensando en ti y en que hace tiempo que no nos tomamos unos cohetes juntos. ¿Cómo estás, hombre?

    - Déjate de cohetes que la cosa está muy mal. Ya nos los tomaremos en otra ocasión. Ahora lo que quiero es hablar contigo. ¿Por qué no te acercas por la oficina y charlamos?

    - ¿De qué hay que charlar si todo va bien o eso creo? ¿Va todo bien verdad, Carlos?

    - Pues la verdad es que no. Dentro de un mes hay que renovar la póliza y tengo órdenes de no hacerlo.

    - ¿Qué dices, se os ha ido la olla o qué os pasa? ¿Acaso no estoy pagando todo regularmente? No me he retrasado nunca, ni un minuto. Os he pagado religiosamente durante dos años y nunca habéis tenido queja alguna. Es verdad que el negocio no va tan bien como antes y que  de los siete camiones suelo tener al menos dos parados, pero los otros cinco están trabajando a tope y no solo no he tenido que echar a ninguno de los fijos sino que he seguido renovando a todos los trabajadores eventuales que tenía. Simplemente que ya no tengo que contratar a los moritos a los que antes pagaba en negro. Pero a todos los demás les mantengo en nómina. Además, ¿Qué es eso de no renovar una poliza que está firmada para diez años? De eso nada.

    - Pues va a ser que sí. La póliza es de diez años pero supongo que habrás leido la cláusula que menciona que es renovable anualmente. Macho, que no puedo hacer nada, que me han dicho que no te renueve la línea de crédito y que nos tienes que pagar los ochocientos cincuenta mil de los que actualmente estás disponiendo. O eso o bajarla a seiscientos mil, siempre que le añadas una garantía hipotecaria.

    - Joder, sois unos cabrones y bla-bla-blá

Un año después la conversación ya es a cara de perro

    - Sois de lo peor, primero me convences para darme un crédito que no quiero, luego me lo rebajas casi a la mitad y me obligas a malvender  el chalet de Javea para pagar la diferencia y encima tengo que hipotecar mi casa y hoy me dices que ahora ya no os vale ni la hipoteca ni nada, que no me renováis la póliza de crédito y que me jorobe. Me habéis arruinado pero a base de bien.

    - ¿Y qué te crees, que no lo se? Lo que pasa es que yo mismo estoy jodido. La caja está técnicamente quebrada y solo resiste porque el Gobernador del banco de España está mirando hacia otro lado y nuestros puestos de trabajo están en el aire. Macho, que tú al menos tienes camiones y una empresa y la casa pagada pero yo me puedo quedar en la calle de un momento a otro.

    - Serás hijoputa, ¿tú en la calle? A otro con ese cuento, que ya lo enjuagarán con jubilaciones voluntarias y abusos similares para que vuestros sindicatos no se cabreen. ?¿Qué tengo camiones y una empresa? Y de qué me van a servir si no tengo liquidez para saldar la cuenta de crédito. Me lo vais a embargar todo y además vais a ejecutar la hipoteca y voy a perder la casa y los camiones y la empresa y mis empleados van a perder el trabajo. Y nada de esto habría pasado si no me hubieses suplicado hace tres años que aceptase tu oferta con la excusa de que tenías que cumplir los objetivos y que yo me iba a beneficiar y que si Maroto y la moto y no se cuantas milongas más. Simplemente me habéis arruinado y habéis puesto a mis empleados en la calle y eso que se trat se una empresa que sigue funcionando y pagando religiosamente a los empleados a los proveedores y a vosotros.

Un año y pico después Esteban ya ha perdido su casa y como es un tipo honesto, siempre lo ha sido, en vez de quedarse en ella y echarle la culpa de sus males al gobierno y al capitalismo y al puto especulador que ha comprado su casa en la subasta y que se llama Tristán, en vez de eso, le ha dado las llaves al subastero y él y su familia se han mudado a la casa de sus padres.

Y la empresa familiar ha conseguido salvarse pero ahora está muy disminuida. Ha despedido a todos los empleados eventuales y a la mitad de los fijos, conserva dos camiones y la nave. Pero al menos ahora no tiene deudas y puede empezar de nuevo.

Eso si, lo de que el banco es tu amigo no creo que vuelva a colar con él.


Adjunto enlace:

Ruina de un empresario honesto
Estoy cansado de darme con la pared y cada vez me queda menos tiempo...

anduriña

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 490
  • -Recibidas: 674
  • Mensajes: 118
  • Nivel: 15
  • anduriña Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Ruina de un empresario honesto
« Respuesta #1 en: Noviembre 19, 2011, 13:59:15 pm »
Muy buena la historia. Le viene a cuento aquello explicado en uno de los artículos más famosos de Rankia publicado en la página de Fernan2: El banco no es tu amigo.

Citar
En el foro de bancos de Rankia, a la pregunta de "¿Dónde invertir?", contestaba Vinagreto algo que yo mismo podría haber firmado:

    Bajo ningún concepto metas el dinero en un fondo que te aconsejen en el banco.
    Suelen tener objetivos comerciales para empaquetar los fondos que les dan más comisiones.
    Si te lo recomiendan en el banco huye de ese fondo.


Estas recomendaciones no gustaron mucho a Cajero Malencarado, que se dió por aludido, contestando:

    Entonces quién le aconseja? El frutero? o el típico amigo sabelotodo?


Y así seguimos: Cajero malencarado argumentando que las generalizaciones son injustas y que él puede ofrecer un producto bueno, dentro de los que tiene, y yo argumentando que inevitablemente caerá bajo un conflicto de intereses:

    Dado que el frutero y el amigo sabelotodo no van a ganar cada euro que nos dejemos en comisiones, van a ser mucho más imparciales que los que trabajáis en esto, que como bien sabes tenéis unos objetivos que cumplir... aunque sea a costa de colocar productos no óptimos, cuando no directamente nefastos, como las participaciones preferentes.

    Las generalizaciones son muy injustas en muchas cosas; si habláramos de competentes o incompetentes, o si habláramos de honestos o ambiciosos, no podríamos dar una opinión sin cometer muchísimas injusticias...

    Pero si hablamos de que desde arriba llaman diciendo que hay que colocar un producto, y sea bueno o sea malo, se presiona a los clientes para que lo contraten, creo que cometo muy pocas injusticias al generalizar diciendo que eso es así. Obviamente, si eres bueno en tu trabajo, tratarás de colocarlas de la mejor forma posible... pero no les dirás que en el mercado hay una emisión similar que da una rentabilidad del 20%, en vez del 7%.

    Yo sí que se lo diré.

    ¿Quién le aconseja mejor?

Pero como para él es un tema personal, y supongo que para muchos otros empleados de banca también, y como quizá algunos que no sepan cómo funcionan los bancos no entienda dónde está el problema y por qué no van a poder ofrecer buenos productos, voy a explicarlo con otro ejemplo...

Bienvenidos a la cosmética de El Corte Ingles
Fase 1

Nos hemos trasladado a la perfumería de El Corte Inglés, donde nos atiende Pepita, una empleada que conoce como nadie el producto, y que está encantada con su empleo: Es fija, bien remunerada, y el encanta ayudar a los clientes a elegir lo mejor. La verdad es que su asesoramiento es inmejorable: ni aunque le pagáramos a un especialista para que nos aconseje, podríamos elegir con más acierto que con el asesoramiento de Pepita, que El Corte Inglés nos ofrece gratuitamente. ¿Y El Corte Inglés qué obtiene a cambio? Pues lo más valioso que puede obtenerse a largo plazo: clientes contentos.


Fase 2

Sin embargo, sus jefes son presionados para mejorar los resultados, y cuando Pepita se jubila, su sustituta será Juani; es casi igual de competente, pero va a cobrar bastante menos, y a cambio obtendrá un variable en función del volumen de ventas. Y así, Juani tiene ahora otro criterio: además de buscar el producto óptimo, en interés del cliente, trata también de que haga el gasto máximo, en interés propio; a veces les "coloca" productos que no necesitan, o ante la duda en dos productos similares, ella recomienda el más caro (al contrario de lo que hacía Pepita), afirmando que es más caro porque es mejor. Y no sólo lo hace por ganar más: Juani tiene contrato temporal, y sabe que si no vende lo suficiente...

Por otra parte, los clientes tampoco pueden quejarse... ahora gastan más que antes, pero siguen llevándose los mejores productos para ellos. La situación podría resumirse como que ahora El Corte Ingles cobra por ese asesoramiento que antes daba gratis.


Fase 3

Un día, Juani es convocada a una reunión: El Corte Inglés ha llegado a un acuerdo de distribución exclusiva con Yves Saint Laurent, y hay que tratar de vender sus productos... lo que no le hace mucha gracia a Juani: "Pero si L'Oreal tiene una crema mucho mejor!!" - "Pues da igual, la crema de L'Oreal se pone en el estante del rincon, y la de Yves a la entrada. Y si alguien pide consejo, le recomiendas la de Yves!!" Ahora, en el consejo de Juani ya pesan tres criterios: lo mejor para el cliente, lo mejor para ella (lo más caro) y lo mejor para El Corte Inglés (Yves). Y además, Yves tiene la estantería principal, y es lo primero que ve el que entra buscando un regalo y sin saber.

La situación va degenerando... ahora ya, además de que se paga el asesoramiento, resulta que dicho asesoramiento viene en ocasiones sesgado!!


Fase 4

Las reticencias de Juani respecto a Yves han provocado que no le renueven el contrato; en su lugar, han colocado a un aprendiz, Rafa. "Total, para decir que Yves es mejor, no hace falta saber", piensan sus jefes, "Y de paso, me ahorro la mitad del sueldo!!" Pero a Rafa se le nota su falta de "tablas"; la gente no confía demasiado en su consejo, y aunque es cierto que vende más Yves que L'Oreal, las ventas flojean y los clientes no quedan muy contentos...

Eso sí, aunque Rafa no tenga muchas tablas, como va a comisión, sabe que le interesa maximizar el gasto del cliente. Y ahora ya no quedan más que dos criterios: lo mejor para Rafa (lo más caro) y lo mejor para El Corte Inglés (Yves); no se asesora en función de lo mejor para el cliente... porque Rafa ni sabe qué es lo mejor para el cliente!!


Fase 5

Rafa lleva ya tres años en su puesto, y ha mejorado; de tanto estar entre cremas, y oyendo comentarios de clientes y proveedores, va teniendo más idea del producto que vende. Pero sobre todo, ha mejorado en su faceta comercial: De ser un chico sin tablas, ha pasado a ser un vendedor de primer nivel, capaz de colocarle una crema antienvejecimiento a una chica de 15 años que buscaba un anti-acné. Las ventas están más altas que nunca, y en su departamento se vende hasta el fango envasado, si está en promoción. Además, con la idea de alinear los intereses de Rafa con los de El Corte Inglés, Rafa sigue vendiendo a comisión... pero con un plus adicional si consigue superar un umbral de ventas de Yves, y con una penalización si las ventas de Yves no alcanzan un mínimo. Ahora, cuando Rafa habla con un cliente, no es Rafa quien habla... es el propio Corte Inglés quien le dice al cliente lo que es mejor. Lo que es mejor para El Corte Ingles, claro, no para el cliente!!

Y volviendo a la banca...

En la banca actual, ya no quedan directores de sucursal que estén en Fase 1 o en Fase 2; las entidades los han barrido, y ahora en todos los sitios se escucha la voz del banco, el equivalente a El Corte Inglés en el ejemplo. Lo mejor que uno puede encontrar ahora es el equivalente a la Fase 3: Alguien con conocimientos del negocio y cierta ética, pero con intereses propios e intereses del banco, que en función de las circunstancias (cliente, producto, etc) a veces recomendará L'Oreal y otras veces recomendará Yves (porque le exigen en su banco que coloque Yves). Pero tampoco va a ser raro encontrar oficinas con gente de Fase 4 o Fase 5, que o no saben o aunque sepan se lo callan, y que su especialidad es alinearse con los objetivos que vienen desde la Central, que no lo olvidemos, es quien les paga. Por este motivo es por el que he tenido que escribir todos los artículos sobre lo que el banco no dice... y por ese motivo tengo que repetir tantas veces lo mismo: Olvidaos de pedir consejo al banco, o de aceptar el consejo no pedido del banco. Al banco se va a contratar, no a asesorarse. El asesoramiento se busca donde no hayan conflictos de intereses!! Para eso tenemos el foro de bolsa, el foro de hipotecas, el foro de seguros, etc, donde uno u otro te dará buenos consejos... incluido Cajero Malencarado, que cuando participa en los foros no tiene que defender su bolsillo ni el de su banco!!

s2

Una historia muy buena de Rafa en El Corte Inglés:
Un día, el jefe de Rafa le pidió que fuera a echar una mano en la sección de caza y pesca; y cuando fué a buscarlo para que volviera, vio a Rafa ocupado con un cliente, y se puso a escuchar la conversación:

- Sí señor una buena caña, pero permítame, usted es un hombre de gran fortaleza física y quizá ésta no le dé suficiente rendimiento si pesca una pieza grande, pongamos una lubina o un pulpo, le sugiero estas que nos acaban de llegar de Australia pura caña de Bambú reformateada.

- No sé yo...

- No se hable más, además piense en sus compañeros de oficina, los va dejar alucinados, se lleva Vd. una Polaroid y se hace una foto con la pieza mas grande que consiga. Va a ser Vd. la envidia del Departamento.

-Hombre nunca se me dio mal...

- Claro que, una buena caña no es nada sin un buen carrete, y en carretes sólo lo mejor de lo mejor. Mire éste, japonés, lo último, 300 metros de hilo, doble resistencia, posibilidad de tres bloqueos. Y si se lleva hoy este modelo, entre Vd y yo 200 euros es una ganga, regalamos un juego de plomos.

- Sí que parece un buen carrete, sí...

- Buen carrete? mire yo con uno de estos pesqué el verano pasado un atún de 7 Kilos. Una maravilla, claro que fue mar adentro, porque las piezas buenas solo se pescan mar adentro. Me refiero a que a la playa no van a venir, me entiende Vd.?

- Sí, claro, entonces...

- Una zodiac, es la mejor opción, ahora precisamente tenemos aquí en la sección de al lado una que estaba de muestra y le saldrá tirada oiga, ti-ra-da.

- Bueno yo tampoco pensaba en..

- ¿Pero Vd que quiere, pescar o ir de tiendas? Las cosas o se hacen bien o no se hacen y Vd es una persona que sabe como se hacen las cosas, lo supe desde que le vi.

- Bueno hace dos años si fui administrativo del mes y ...

- Que le dije, es Vd. un hombre que ha nacido para ganar. Quiere pescar? pescará, vaya si pescará, claro que la Zodiac necesita un motor, y el mercado de segunda mano no merece la pena, ya sabe.. importación paralela, sin papeles, vamos que le meten unos pufos por ahí. Déjese, que tenemos un modelo de Yamaha por 1.000 euros... no se podrá creer, que sensación de libertad: El aire en la cara, las olas salpicando... no sigo, no sigo porque me esta Vd dando una envidia!!

- Lo de la barca no es mala idea, pero como la llevo?.

- Si quiere buscar excusas búsquelas, si lo que quiere es disfrutar busque soluciones, Vd. no va solo a pescar, va a pasar unos días en contacto con la naturaleza, a encontrarse a sí mismo. No le creo tan ignorante como para pasar tres noches en uno de esos Hoteles para aficionados. Vd. lo que necesita es una caravana, no es necesario que sea muy grande, con una cuatro plazas tiene de sobra, y así resuelve el problema de la zodiac podrá llevarla arriba, no sabe el dineral que se va a ahorrar en hoteles. Además de inteligente creo que es Vd un hombre de suerte.

- Bueno yo siempre me distinguí por ser una persona responsable y con iniciativa...

- Bueno ya se lo he preparado todo, será la caña, el carrete (con los plomos de regalo), la Polaroid, la zodiac, el fuera-borda, la caravana y el juego completo de aparejos de pesca de bajura. Total 6.912,29 euros, que podrá pagar en tres comodos plazos, firme, firme aquí... Muchas gracias encantado y que tenga Vd. una buena pesca...

El jefe se acerca alucinado a Rafa, con los ojos que le salían de las orbitas.

- Me has dejado boquiabierto, que seguridad, que psicología, que dominio de la materia, es impresionante, no lo he visto en mi vida, un tío que venía a comprar una caña de pescar, y le ha vendido Vd medio departamento!!

- Una caña, no. Se equivoca. Ese señor no venía a comprar una caña. Lo que ha ocurrido es que me lo he encontrado en las escaleras y me ha preguntado donde podría comprar unos Tampax, y yo le he dicho "Pero hombre, vas a pasar cinco dias sin follar y no vas a aprovechar para ir de pesca...?".

Ahora, imagináoslo vendiendo bonos convertibles, cuotas participativas, deuda subordinada, participaciones preferentes, seguros de cobertura de interes...

s2 otra vez!!


http://www.rankia.com/blog/fernan2/364326-asesoramiento-financiero-banco-no-amigo
« última modificación: Noviembre 19, 2011, 14:04:05 pm por anduriña »

 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal