* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes


Autor Tema: Artículos de heterodoxia.info  (Leído 55360 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #45 en: Agosto 23, 2019, 11:33:55 am »
Citar
Energía Nuclear Civíl para uso Pacífico, ¿ existió eso alguna vez ?
Jueves, 31 de Marzo de 2011

Durante la segunda guerra mundial, los submarinos normalmente utilizados eran impulsados por máquinas diesel.  Se podían sumergir unos metros bajo del agua mediante un mecanismo conocido como snorkel, el cual era una manguera que subía hasta la superficie por donde salían los gases de escape y entraba el aire al motor. Para sumergirse más abajo no había más alternativa que apagar el diesel y encender un motor eléctrico alimentado por baterías, por lo que la autonomía en modo sumergido era muy limitada. En esa época un submarino era más bien un barco que de vez en cuando se puede sumergir un rato.

Esto preocupaba a los gerifaltes en la marina norteamericana, por lo que a mediados de los años cincuenta del siglo pasado, convocaron a dos empresas para desarrollar un reactor nuclear que pudiese propulsar un submarino. Una empresa era General Electric y la otra Westinghouse. General Electric desarrolló el reactor conocido por las siglas BWR, Boiling Water Reactor o reactor de agua hirviendo y Westinghouse desarrolló el reactor PWR de Pressurized Water Reactor o reactor de agua presurizada. La carrera la ganó Westinghouse y General Electric no sabía qué hacer con los millones invertidos en desarrollar su BWR conocido con el nombre de Mark-1, por lo que se les ocurrió venderlo de forma comercial. Westinghouse también vio negocio en el asunto y el gobierno de los estados unidos también estaba interesado, pero por razones diferentes a las de General Electric y Westinghouse. Había nacido la industria de los reactores nucleares para generar electricidad.

Los reactores de la tristemente célebre central nuclear de Fukushima son de General Electric, precisamente del malogrado modelo Mark-1, que al no poder acabar en un submarino nuclear cargado de cohetes con bombas atómicas, acabaron en las costas de Japón. Esto no quiere decir que esa fuese la causa del accidente, ni mucho menos. Tanto los reactores tipo BWR o PWR tienen sus ventajas e inconvenientes y cualquiera de los dos diseños hubiese sucumbido a un desastre natural de esas características.

El negocio se encuentra en otra parte.

Los reactores nucleares tipo Westinghouse o General Electric son reactores llamados “De Agua Ligera” y funcionan con agua destilada y Uranio enriquecido. El Uranio en la naturaleza se encuentra como una mezcla de Uranio-238 (U-238) que no es fisionable, es decir: no sirve de combustible nuclear, y Uranio-235 (U-235) que si lo es. Para hacer una barra de combustible para una central nuclear se toma el Uranio  y se convierte en un gas llamado Hexafluoruro de Uranio. Luego se pasa por una serie de centrífugas que separan el gas de U-238 del de U-235 ya que uno es más pesado que el otro. El problema es que la diferencia de peso es tan poca que se necesitan decenas de miles de centrífugas conectadas en serie para paso a paso ir obteniendo U-235 cada vez más puro.  Una vez que la concentración de U-235 llega a entre 2,5 y 3,5% el gas se convierte en Oxido de Uranio con el cual se fabrican unas pastillas (pellets) que se envasan dentro de las barras de combustible.

Si seguimos el proceso de concentración luego de decenas de miles de pasos llegaremos a tener U-235 con una pureza mayor al 90%.  Con cincuenta y tres  kilogramos como mínimo de este material podemos fabricar una bomba atómica bastante decente. Solo hace falta algo de explosivo convencional para completar el diabólico aparato.

Estas labores de separación y concentración de Uranio se llevan a cabo en plantas de enriquecimiento, las cuales pueden llegar a disponer de hasta veinte mil centrífugas y si se lo proponen podrían fabricar (de noche eso sí) U-235 de grado militar, es decir: apto para construir bombas atómicas.

Otra manera mas sencilla de fabricar una bomba atómica es utilizar unos siete kilogramos de Plutonio-239. Este elemento no existe en la naturaleza. Para producir P-239 hay que tomar U-238 y bombardearlo con neutrones durante unos meses, al cabo de los cuales parte del U-238 se convierte en P-239 que es recuperado mediante procesos de separación.

La bomba atómica que se lanzó sobre la ciudad de Hiroshima era de Uranio. La que se lanzó sobre Nagasaki era de Plutonio. Había que probar ambas.

La producción de electricidad con energía atómica nació como subproducto de proyectos militares. Vale, ya hemos logrado lo que queríamos ¿ahora qué hacemos con esto?, pues a venderlo a los demás. Paralelamente a los desarrollos Norteamericanos, Francia, Inglaterra y Canadá desarrollaban sus propias tecnologías de reactores nucleares.

Franceses e Ingleses desarrollaron reactores como el  MAGNOX, basados en uranio enriquecido, grafito y refrigerados por gases, los canadienses desarrollaron los reactores tipo CANDU los cuales funcionan mediante Uranio sin enriquecer  y agua pesada. Los Rusos desarrollaron los RMBK basados en grafito y agua. Todos estos reactores tienen algo en común: se pueden recargar sobre la marcha y algunos de ellos no utilizan Uranio enriquecido, por lo que no dependen de que una planta de enriquecimiento les fabrique el combustible.

Esto es importante.

Tal como indicábamos con anterioridad, una barra de combustible nuclear se compone de un 97% de U-238 y un 3% de U-235. El material que lleva a cabo la reacción nuclear es el U-235 y como resultado de esto emite neutrones. Estos neutrones irradian al U-238 produciendo Plutonio-239, el cual también contribuye a la reacción nuclear emitiendo más neutrones y convirtiéndose en Plutonio-240. Pasados tres años, el combustible nuclear se cambia, ya que el nivel de U-235 ha bajado y ya no reacciona bien, básicamente la barra ahora contiene U-238 y P-240. Esto se llama quemar el combustible nuclear hasta su totalidad.

¿ Pero qué pasa si meto unas barras en el reactor y las saco a los pocos meses ?, o dicho en jerga nuclear: ¿ qué pasa si quemo el combustible parcialmente ?.

Pues que cuando saque la barra esta contendrá U-238, U-235 sin quemar y P-239 que me sirve para hacer bombas atómicas. Este es el principio de utilización de un reactor civil para fabricación de armas nucleares.

En los diseños norteaméricanos es técnicamente difícil realizar una quema parcial de combustible, ya que para el cambio del mismo hay que parar la central, abrir la vasija del reactor y montar bastante follón. En cambio en los diseños Ingleses, Franceces, Rusos y Canadienses los reactores disponen de facilidades para recargarlos continuamente, por lo que se pueden introducir y retirar barras de combustible a voluntad y en principio es posible la producción de Plutonio apto para armas nucleares en este tipo de instalaciones.

Los reactores tipo RMBK rusos, como el tristemente célebre de Chernobyl, poseían un complejo sistema de grúas y elevadores un su parte superior de forma de poder introducir y retirar barras de combustible con el reactor en marcha. Esto provocaba que el cuerpo del reactor midiese casi setenta metros de alto, por lo que se decidió no construir el edificio de contención biológica que todo reactor nuclear debe llevar y que protege al exterior ante cualquier accidente en el núcleo. Era muy caro, y el objetivo ya estaba conseguido: producir Plutonio, lo de la electricidad era lo de menos.

Los norteamericanos se movieron rápidamente para que los diseños de Westinghouse y General Eléctric fuesen los que se impusieran en el mundo. Para esto en 1960 crearon la sociedad Euratom en Europa, con la finalidad “oficial” de que todos los países de Europa occidental colaboraran y se coordinaran en temas de investigación sobre reactores nucleares. La realidad era otra: imponer los diseños norteamericanos en Europa, cosa en la que lograron un éxito rotundo.

Esto les reportó dos ventajas estratégicas:

Esos reactores necesitan uranio enriquecido que en esos tiempos se producía exclusivamente en Norteamérica. Al ser los poseedores de la tecnología de enriquecimiento todos los países que usasen esos diseños de reactores dependerían de los Estados Unidos. Esto es tan así que existe una única empresa de enriquecimiento de Uranio en los USA: US Enrichment Corporation, y casualmente su actual presidente y el anterior provienen de una empresa llamada General Dynamics quien es uno de los grandes contratistas de defensa del ejercito norteamericano. Entre sus productos estrella se encuentra el caza de combate F-16. El resto de facilidades de enriquecimiento en el mundo o son propiedad del estado como en Inglaterra, o son antiguas empresas estatales como en Francia o están férreamente controladas por los estados como en Alemania y Holanda.

Estratégicamente es importante tener controlado el tema de la centrífugas, así se puede embargar a quien se quiera y producir material de grado militar en caso de necesidad. Este es el verdadero interés que los gobiernos tienen en esta industria: las instalaciones para producir material fisionable para armas atómicas.

Con el diseño no recargable de forma continua de los norteamericanos y su imposición mundial se previene en gran medida que cualquier país “no-amigo” disponga de Plutonio en cantidades suficientes para producir bombas atómicas. Es muy fácil de producir: lo que hace falta es un reactor donde pueda meter y sacar material nuclear a voluntad.

El único país del mundo que ha logrado desarrollar con cierto éxito su propia tecnología nuclear es Canadá, con los reactores tipo CANDU, que funcionan con Uranio natural y agua pesada. El resto en su gran mayoría son diseños norteamericanos. Estos reactores canadienses son el anatema ya que no dependen de plantas de enriquecimiento de Uranio y pueden fabricar Plutonio a voluntad. Ni que decir que este tipo de reactor se encuentra prohibido en USA.

Como se puede ver el leitmotiv de la industrial eléctrica-nuclear tiene mucho que ver con el uso militar del átomo, tanto en sus orígenes como en los tipos de tecnología que se han adoptado. Los Estados Unidos en la época en que esto comenzó eran el principal exportador de Petróleo del mundo, no existía ningún problema energético, es más: los países eran marcadamente ineficientes en el uso de la energía, el barril de Petróleo costaba 1-2 $, se descubría mucho más Petróleo que el que se consumía, la economía mundial crecía al 5-6% anual y había pleno empleo.

¿ Por qué el primer exportador mundial de energía en un mundo de energía barata se dedica a promover la energía nuclear ?. Para rentabilizar costosas inversiones militares y prevenir que otros desarrollen su propia tecnología que les pueda conducir a usos militares y a no depender del combustible fabricado en plantas norteamericanas o bajo licencia de estas. En pocas palabras: se desarrolla una industria nuclear que en realidad no hace falta, pero la controlo yo, ya que soy quien fabrica el combustible, y de paso evito la proliferación de material fisionable por todo el mundo ya que los diseños de central que he impuesto dificultan su producción en extremo.

Cuando todo esto comenzó, por allá a finales de los años cincuenta el plan que se vendía era el que la actual tecnología nuclear era solo el comienzo. En base a esta experiencia se desarrollaría una nueva generación de reactores llamados de Neutrones Rápidos, la actual tecnología se conoce como de Neutrones Térmicos (lentos en jerga nuclear). Los reactores rápidos tienen la ventaja de que pueden generar más combustible nuclear del que consumen, ya que la misma radiación que producen irradia barras de U-238 dispuestas en el núcleo de donde se extrae Plutonio-239 para ser utilizado a su vez como combustible. Estos desarrollos fueron abandonados uno a uno debido a problemas técnicos. Problemas técnicos ha habido en el desarrollo de todas las tecnologías existentes: desde la máquina de vapor pasando por la producción de Petróleo y llegando a la actual tecnología Nuclear.

Y aquí estamos con la misma tecnología nuclear de 1960 y del mundo feliz que se vendía entonces: nada.

¿ Será que al cumplirse los verdaderos objetivos ya no hizo falta hacer más nada ?.

¿ Será que todo esto poco tuvo que ver con producir electricidad pero si con un tema militar y geopolítico ?.

Yo creo que sí.

Es muy significativo que una vez acabada la guerra fría, la amenaza nuclear y el armarse hasta los dientes con ojivas nucleares no se construyeran más centrales y no se incentivase más la tecnología nuclear para usos ¿ civiles ? y ¿ pacíficos ?.

¿ Existió eso alguna vez eso ?, la energía nuclear pasa uso civil y pacífico.

alpha

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 54
  • -Recibidas: 4970
  • Mensajes: 742
  • Nivel: 114
  • alpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influenciaalpha Tiene una gran influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #46 en: Agosto 30, 2019, 13:39:22 pm »
Reciclado….nuestra última payasada. Y eso que supuestamente estamos en el primer mundo y somos los listos del planeta.

Por lo pronto yo a mis niños les digo que todo se tira en el contenedor marrón o en el que esté menos lleno, que da igual, que todo esto es un montaje y que lo que hay que hacer es no comprar tanta tontería inutil.


Yo leo eso y le difunde los artículos su p.... madre
I have a feeling, in a few years people are going to be doing what they always do when the economy tanks. They will be blaming immigrants and poor people

Mark Baum character"The Big Short"

inmoindultadoGenerico

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 257
  • -Recibidas: 2103
  • Mensajes: 266
  • Nivel: 26
  • inmoindultadoGenerico Con poca relevanciainmoindultadoGenerico Con poca relevancia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #47 en: Agosto 30, 2019, 13:48:59 pm »
Bueno, en el contexto que cita, es normal

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #48 en: Septiembre 12, 2019, 07:08:45 am »
Citar
Error 404: European Union Not Found
Martes, 28 de Junio de 2011

Recientemente Francia y Alemania (Eurocore) se debaten en volver a rescatar a Grecia. No creo que la ignorancia económica les haya hecho pensar que Grecia lo que tiene es un problema pasajero de caja y necesita créditos puente para resolver el temporal, lo hacen porque no queda otra salida.

Los países del sur de Europa tienen problemas con el Euro. Debido al tipo de sistema (o antisistema) económico y político que profesan son incapaces de tomar el dinero y realizar inversiones productivas tales que reproduzcan el capital a largo plazo. A lo más que llegan es a especular a corto plazo y generalmente lo único que hacen es robar. El conocimiento y la tecnología brillan por su ausencia en el núcleo de su cultura, nunca fueron países ilustrados y es por esto que al tener acceso a un financiamiento casi ilimitado por estar en la zona Euro despilfarran sistemáticamente todos esos recursos.

España se lo ha gastado en obras de infraestructura faraónicas que responden más a intereses de políticos y grupos constructores con amplias raíces en el postfranquismo que a verdaderas necesidades de la población. En las grandes obras de infraestructuras corre el dinero, las comisiones, la financiación del partido, el contrato para mi primo, trabajito para mi cuñado y mi tres por ciento. Ese es el objetivo de todo este dislate de AVEs, autopistas, viviendas, pisos, plazas, pabellones municipales, centros comerciales. El dislate es tan grande que ya se ve desde el espacio: existen varios sitios en internet que muestran fotos de satélite de las inmensas infraestructuras españolas abandonadas, aeropuertos donde no aterriza ni despega avión alguno, líneas de AVE por donde no circula ningún AVE, miles y miles de pisos vacios y urbanizaciones abandonadas. Pensaran que aquí estamos locos, pero la finalidad de todo eso era otra: la recalificación, la mordida en el ayuntamiento, el trespercent de fulano que luego la policía descubrió que era el cuatre, la comisión por la hipoteca y un montón de cosas que nada tienen que ver con que las inversiones realizadas con ese dinero prestado funcionasen o no.

Ahora ese mismo sistema corrupto pretende rescatar a los responsables de todo esto con más dinero de los contribuyentes recortando sanidad, educación y otros servicios por los que los contribuyentes pagan impuestos.

Los contribuyentes a su vez en su infinita ignorancia ni comprenden lo que pasó, lo que pasa y lo que pasará. En el año 2007 el INE incluyó una serie de preguntas sobre la hipoteca en sus cuestionarios rutinarios. El 75% de los encuestados lo único que sabían de su hipoteca era cuanto pagaban al més. Desconocían el interés, la forma de calcularlo, clausulas de amortización, etc, etc. El 75% de los españoles desconoce absolutamente casi todo respecto a la compra más importante que hace en su vida. Tiene tela.

Elites corruptas y pueblo ignorante son una combinación muy peligrosa, y sobre todo si se les dan créditos en monedas fuertes como el Euro. Esos países siempre han tenido monedas débiles como corresponde a países de economía débil que no generan tecnología.

Portugal, Grecia, Irlanda y España (los PIGS) nunca podrán devolver los créditos en Euros que han pedido, nunca. Por esto a Grecia la vuelven a rescatar: porque el Eurocore no lo puede reconocer sin generar la debacle económica del siglo.

Todos dicen que es culpa de los corruptos gobiernos e ignorantes poblaciones Griegas, Españolas, Portuguesas e Irlandesas. Eso es cierto, pero no es toda la verdad. Estos países nunca han debido acceder al Euro, pero los lobbys industriales del Eurocore presionaron para que si, para que sus multinacionales tuviesen setenta millones de nuevos consumidores que comprasen sus productos y los bancos alemanes y franceses hiciesen negocio prestándoles dinero. Este sector ha hecho mucho dinero en estos diez años de Euro, hasta enfrentarse a la verdad verdadera: los PIGS son incapaces de devolver los créditos con los que se han comprado Audis y BMWs.

El ABC de la teoría económica siempre nos dice que a la final los mismos habitantes que producen son los que consumen lo producido y que todo el PIB son sueldos y salarios pagados. Es imposible apartarse de esta realidad por mucho tiempo sin generar importantes bolsas de desequilibrios en forma de deudas impagables como la que ahora tenemos.

Ya podrán rescatar y volver a rescatar a estos países que el sistema político-económico-corrupto y la población ignorante se encargarán de dilapidar cualquier dinero que se les entregue. A la final acabarán debiendo más y más en una espiral que solo tiene malas soluciones.

Una es la salida del Euro y devaluación de sus nuevas neo-monedas. Igualmente no podrán pagar sus deudas en Euros, pero por lo menos ya no tendrán acceso tan fácil a seguirse endeudando en Euros.

La otra es continuar con las “reformas estructurales” que en realidad se trata de sacar dinero de donde no lo hay para pagar lo despilfarrado, mientras los despilafarradores siguen al mando y franceces y alemanes siguen prestando Euros. Esto normalmente acaba en violencia y desestabilización social. No es de extrañar que Grecia siguiendo por el camino que va no acabe en una ola generalizada de violencia y alguna asonada de los coroneles.

En España se pretende que la población alcance niveles de pobreza parecidos a los de Latinoamérica con tal de poder pagar los dislates de dos millones de pisos vacíos, quince mil quilómetros de autovías por donde no circula mercancía alguna producida en el país,  la red de AVE más grande de Europa mientras que la pobreza alcanzaba en el 2007 ( el punto de máximo esplendor) al 20% de la población.

Los países del sur de Europa con su historia de no-ilustración, corrupción, dictaduras militares y bajo nivel educativo nunca han debido ingresar en el Euro. Tanta responsabilidad en esto tienen los PIGS como los del Eurocore. Los unos porque así pudieron poner sus manos sobre las montañas de oro del Rey Midas y los otros porque pensaban que iban a hacer el negocio del siglo vendiendo Mercedez Benz de lujo a setenta millones de Españoles, Portugueses, Irlandeses y Griegos.

Por otra parte es imposible tener una moneda única si no se tiene una economía  única y esto quiere decir un presupuesto del estado único. La Unión Europea al día de hoy es el equivalente al gobierno de Madrid y a las autonomías que gastan y gastan sin recaudar hasta no poder más, momento en que dirigen a Madrid para que les rescate.

La Unión Europea está condenada a fracasar, ha sido un proceso liderado por la banca y las multinacionales del Eurocore y no por las poblaciones y los políticos de los países. Nunca se ha tomado en cuenta la compatibilidad histórica o no de cada país ni siquiera el hecho de que unos han sido dictaduras católicas fanático-fascistas hasta hace bien poco y otros democracias liberales protestantes desde hace mucho tiempo. Hable usted con cualquier alemán en estos días y le dirá lo que opina de todo esto, a él tampoco su gobierno le pidió permiso en su día para admitir a los PIGS en el Euro y ahí están los resultados.

Solo una demostración de la representatividad de la Unión Europea. Actualmente existe un presidente de la Unión Europea: ¿ Sabe su nombre ?, ¿ En qué elección fue electo ?, ¿ Quien le eligió ?, ¿ Ante quién es responsable ?. Ese presidente tiene un concejo de ministros: ¿ quiénes son ?, ¿ de dónde salieron ?.

Toda esa gente tiene capacidad de redactar leyes que afectan a todos los europeos.

Para pensárselo.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #49 en: Septiembre 18, 2019, 06:14:26 am »
Citar
De como la sociedad industrial se resiste a morir y le da TDAH.
Miércoles, 31 de Agosto de 2011

Jose Luís Cano es quizás uno de los mejores psicólogos y psicoterapeutas que existe en España, en su blog recientemente he podido leer un interesante artículo titulado “Sociedad TDAH” que versa sobre la  velocidad a la que vivimos hoy día. La sociedad industrial del siglo XXI es víctima desde hace décadas de una aceleración imparable del tiempo, cada vez vive más de prisa a un ritmo tal que es imposible fijar la atención en nada. Las personas se atomizan en un mar de ruido sin sentido que solo conduce al más absoluto y aterrador vacío. Huyen hacia adelante a más y más velocidad mientras proyectan lo que les pasa en sus hijos, a los que se les diagnostica y medica contra un supuesto TDAH (Trastorno por Deficit de Atención con Hiperactividad) que casualmente no sufren los enloquecidos adultos los que evidentemente durante todo el día se encuentren hiperactivos y sin poder fijar la atención a casi nada. . Pareciera como si los padres no soportasen el ver como también sus hijos poco a poco van enloqueciendo ante la imparable aceleración temporal y sobrecarga sensorial a la que estamos siendo sometidos. Una cosa es engañarse uno mismo – a mi no me pasa nada, todo está normal – y otra cosa es verlo en los hijos.

Este fenómeno fue descrito por primera vez hace unos cuarenta años por los sociólogos Alvin y Heidi Toffler – son pareja – en su inmortal obra “El shock del Futuro”, la que recomiendo encarecidamente. Los Toffler ya en 1970 describían como el cambio tecnológico produciría una aceleración temporal tal que nos conduciría a una “sobrecarga sensorial” con las funestas consecuencias descritas en el artículo de Jose Luís, quien va un paso más allá al describir los perversos e inconscientes mecanismos de defensa que las personas utilizan para tratar de sobrevivir al fenómeno y la forma moderna y “científica” de cómo se trata con tan desagradable asunto en estos días: TDAH. Una especie de condensación de múltiples mecanismos de defensa para negar y alejar de nosotros lo innegable: no podemos más con el fenómeno de aceleración temporal.

Proyección: “no me pasa a mi le pasa a mi hijo”

Racionalización: “…claro es que es una enfermedad…tiene TDAH”

Desplazamiento: “…no es aceleración enloquecida es pura diversión ¡ que guay como me divierto !”

Negación: “…yo no vivo enloquecidamente..no..lo que tengo es un tren de vida envidiable: trabajo, gimnasio, disco, club, parapente, postgrado, régimen, curso de macramé, golf, vacaciones en Kuala Lumpur, casa en el Pirineo, niños en colegio privado en Suiza…¡ Jo que vida !”

Y así y así solo para ocultarnos una sola cosa: estamos enloqueciendo.

¿ Por que ?

La mayoría del los autores, el público en general y los mismos Toffler apuntan a la tecnología como el causante de todo esto. Personalmente discrepo, aunque hay que aceptar que en principio la evidencia es abundante: teléfonos móviles, internet, ordenadores, playstation, tele con 500 canales, cine con estrenos-cada-semana en 3D, 2D, 4D, DVD Blurei Redrei Blackrei, vacaciones en el quinto pino con 24 horas volando. La tecnología parece haber creado un mundo hipercomunicado, hiperentretenido, hiperestimulado e hipercomplejo. Si a este estridente coctel  añadimos un intenso bombardeo publicitario para comprar y comprar más cosas seguramente desembocaremos en la turbulentas aguas de las compras compulsivas, el copeteo compulsivo, el sexo compulsivo, las amistades compulsivas y en medio de un millón de cosas que constantemente intentan acaparar y compiten entre ellas por nuestra atención. Un griterío insoportable que a la final nubla la mente y seda los sentidos. Entonces las personas reducidas a la condición de niños hiperestimulados van de flor en flor toqueteando esto y aquello sin llegar a dominar asimilar ni entender nada de lo que hacen. Stress y adicciones hace su aparición como respuesta a tan desmesurados estímulos.

Otra consecuencia, y no despreciable, de todo esto es la pérdida de las verdaderas relaciones entre las personas. La formación de lazos de amistad y afecto es un proceso lento, que toma tiempo, que se hace conversando, compartiendo y requiere de cierta tranquilidad.

Efectivamente la tecnología parece acelerar la velocidad. ¿ Pero la velocidad de que ?. Para responder esta pregunta habría que indagar un poco en el concepto de tecnología.

Desde un punto de vista estrictamente material podríamos decir que el objetivo último de la humanidad es vivir por siempre sin tener que realizar penosas labores físicas para garantizar su supervivencia. De esto se trata esto que llamamos tecnología: de vivir más y más haciendo menos y menos cosas penosas con la esperanza de dedicarnos a otras cosas más elevadas espiritualmente o simplemente no hacer nada o perder el rato, en fin: que cada quien haga lo que más le guste sin tener que preocuparse por el tema de la supervivencia material. Desde los días del paraíso terrenal el hombre vive soñando con esta utopía.

El primer gran adelanto tecnológico fue la agricultura, liberando al hombre paleolítico de la incertidumbre de vivir supeditado a lo que se recolecte o cace. Le permitió  tener dominio sobre lo más básico para su supervivencia: la alimentación. Sembrando y criando animales se vive más y mejor – con menos esfuerzo y riesgo –  que recolectando y cazando. Inclusive no todos tienen que dedicarse a sembrar y criar para alimentar al grupo. Donde antes todos cazaban y recolectaban para alimentarse ahora solo un pequeño grupo es necesario para producir todos los alimentos, los demás pueden hacer lo que quieran. Este es el principio de aumento de la productividad por medios tecnológicos.

La tecnología aumenta la velocidad de producción de forma que hacen falta menos personas para producir lo necesario – liberando tiempo del resto –  o las mismas personas pueden producir muchísimo más, aumentando la oferta de bienes disponibles.

¿ Que es lo deseable ?. Desde el punto de vista estrictamente material: depende.

En una sociedad pobre donde no existe de nada se trata de aumentar la oferta de bienes ya que hace falta de todo: platos, ollas, coches, motos, bicicletas, mopas de fregar, alimentos, leche, agua potable, medicinas, libros, etc. Por lo tanto todos los aumentos de productividad deben ir dirigidos a producir más bienes y servicios y por lo tanto maximizar el empleo: hace falta hasta la última lavadora producida por el último trabajador. En los años cincuenta y sesenta había listas de espera de hasta dos años para comprar un coche, de elegir el color: olvídalo, el que venga. En aquella época cada coche era absolutamente necesario. Cuando las farmaceúticas comenzaron a producir penicilina, cada gramo era absolutamente necesario por lo que había que maximizar la producción a como diese lugar. En este sentido los adelantos tecnológicos y el crecimiento económico han contribuido a mejorar muchísimo el nivel de vida estrictamente material de las sociedades industriales a lo largo de los últimos doscientos años al producir cosas absolutamente necesarias para el mejoramiento de las condiciones de vida.

¿ Qué pasa cuando esa sociedad alcanza un nivel de opulencia tal que la cuestión de la supervivencia material deja de ser un problema ?,  o por lo menos deja de ser algo acuciante tal como lo era para una familia en un cortijo Extremeño en 1810.  ¿ Qué pasa cuando solo el tres por ciento de la población produce de sobra alimentos para todo el mundo ?.  Hace sesenta años era necesario dedicar al cincuenta por ciento de la población a estas labores y la carestía, mala calidad y escases eran constantes. Qué pasa cuando hoy día solo hace falta el equivalente a dos personas trabajando un día para producir un coche entero, o que en una acerería de hoy día cien personas producen lo mismo que quincemil hace veinte años.

¿ Que pasa en una sociedad cuando ya todo el mundo tiene de todo lo material, la supervivencia no es un problema y la tecnología permite que sean muy pocos los que tengan que trabajar para producir lo que necesita el resto ?.

Pues que ya no hace falta trabajar tanto, y aquí está el problema: todo el mundo vive de vender su trabajo al sistema productivo y dicho sistema solo es estable financieramente si crece de forma constante, por lo tanto el imperativo de crecimiento hoy día en las sociedades industriales avanzadas ya no es debido a necesidades materiales acuciantes de la población sino por otras razones que tienen que ver con el mantenimiento del sistema de dominio social. Aquí el aparato productivo de ser un elemento salvador se convierte en un elemento de dominación o mejor dicho: los beneficios que la población obtiene al someterse al dominio del sistema productivo y de sus clases dirigentes dejan de ser evidentes. En realidad el sistema industrial ha cumplido su cometido: el asegurar la supervivencia material.

Con una humanidad más racional, una vez logrado el objetivo de plenitud material lo lógico sería que la población trabajase menos mientras las máquinas trabajan más y que la producción industrial dejase de ser algo importante y vital tal como pasa hoy con la agricultura que era central a la economía hace cien años y hoy es enteramente marginal. Una vez que la sociedad industrial logra el objetivo de plenitud material la humanidad racional tendría que buscar objetivos digamos menos materiales. Pero el mismo sistema que resuelve el problema material a su vez crea poderosos intereses  en que la maquinaria industrial siga funcionando a todo tren. Grandes fortunas, personas influyentes, capitanes de la industria, banqueros, presidentes y ejecutivos de empresas: todas estas personas disfrutan de privilegios por ser los capitanes del sistema de producción material. Una vez cumplido el objetivo naturalmente se resisten a perder poder y prebendas. Especialmente problemático es el sistema bancario, el cual se encuentra diseñado solo para ser estable si la economía crece y crece. Este tipo de sistema bancario es totalmente inviable en una economía donde la producción material no crece. Entonces todo el sistema se convierte en un justificar seguir con lo mismo en aras de mantener la estructura piramidal, exactamente de la misma manera en que los señores feudales trataron de mantenerse en el poder durante siglos cuando evidentemente llego un momento en que no hacían falta ya que habían logrado su objetivo: imponer la paz y el orden dentro del caos que sobrevino a la caída del imperio romano. Solo la nueva clase social – la burguesía – producto de la paz que ellos mismos crearon fue capaz de eliminarles del mapa para proseguir con otra cosa.

Los intereses creados alrededor de la producción industrial provocan que al alcanzar la plenitud material y la tecnología necesaria para que gran cantidad de operaciones industriales las hagan las máquinas, la sociedad siga empeñada en mantener el empleo, cuando la en realidad ya no hace falta que trabaje todo el mundo; ni tanta cantidad de personas ni tantas horas al día. La combinación de tratar de mantener a todo el mundo empleado junto con la tecnología disponible al día de hoy – que hace que cada quien sea capaz de producir muchísimo – genera lo que vemos en la calle: una monumental sobreproducción. Por ejemplo: al día de hoy – y es reconocido por la industria – sobra como mínimo el veinte por ciento de la capacidad mundial de producción de coches. Sobra capacidad por todas partes: lavadoras, peinetas, muebles, cacharros electrónicos, etc.

Entonces viene la presión para que la población compre cosas que no necesita, que se cambie el móvil cada quince días, el coche cada año, se hagan miles de innecesarios viajes, moda efímera y más efímera para que cambie y cambie el guardarropas. Obsolescencia programada a diestra y siniestra, una oferta de infoentretenimiento inabarcable y una presión constante porque el dinero fluya cada vez más y más rápido ya que la montaña de bienes producidos por la crecientemente productiva población parece no tener fin.

Imagine usted que al día de hoy la mitad de la población de Occidente siguiese dedicada a la agricultura como hace sesenta años y todas esas personas dispusiesen de los medios para trabajar el campo de hoy día. La producción de alimentos no cabría en el planeta y no existiría tierra arable suficiente para que todos pudiesen trabajar a jornada completa. Entonces mediante el marketing y la publicidad convencerían a la población de las ventajas de comer catorce veces al día y de los beneficios de pesar media tonelada. Eso es exactamente lo que hoy se hace en el mundo industrial.

En realidad son acciones desesperadas para hacer que la población consuma todo lo que se produce al estar el 90% de ella empleada. Cuando en realidad solo debería estar empleada el 50% de ella y los demás dedicarse a disfrutar del tiempo libre, como se corresponde a una sociedad donde la producción ha pasado a ser básicamente automática. Se consumiría menos, se trabajaría menos y las personas sin trabajo no tienen porque dejar de recibir un ingreso. Para imaginar el contrasentido imagine usted una sociedad donde el 100% de las labores la realicen robots. Bajo el sistema actual el 100% de la población estaría sin trabajo, en la miseria y viviendo debajo del puente de la autopista mientras en los patios de la fábricas se acumulan inmensas montañas de bienes que nadie puede comprar. Este es el absurdo al que el adelanto tecnológico condena a la humanidad debido a las reglas de tenencia de la propiedad y de repartición de beneficios existente entre las diferentes clases sociales. Las sociedades industriales no están preparadas para este cambio tecnológico que es equivalente al de la agricultura: la mano de obra dejará de hacer falta para producir. El trabajo del hombre cada vez hace menos falta.

Desde el comienzo de la era industrial al hombre se le ha considerado como parte de la maquinaria industrial y así se le ha tratado. Esto es falso pero es conveniente, ya que permite tratarles como máquinas para que produzcan mucho. Durante siglos hombres y máquinas han sido intercambiables en el piso de la fábrica por lo que es lógico que al acelerarse la producción de las máquinas la vida del hombre también. Desde el punto de vista de los de arriba son intercambiables.

Soy de la opinión de que con toda probabilidad de aquí proviene la aceleración temporal que hoy nos mata. No de la tecnología per-se que en todo caso debería liberar al hombre de tanto trabajo, pero de considerarle como una pieza más de esa tecnología, de considerarle como insertado en el complejo tecnológico lo cual hace que al acelerarse y automatizarse dicha máquinaria la vida del hombre también.

En cuanto a trabajo físico el hombre jamás podrá competir contra una máquina, tiene la batalla perdida ya que a la final ese no es su cometido. Es interesante como esas mismas máquinas producto del ingenio humano y que supuestamente le liberarían del trabajo en su lugar le esclavizan y le obligan a vivir a ritmo de máquina hasta caer psicológicamente exhausto. No son la máquinas las que le esclavizan, es el sistema piramidal de producción que le han impuesto, sistema que se podría justificar hace cien años cuando las condiciones de pobreza material eran espantosas y el objetivo de maximizar la producción dominaba. Hoy día eso no es así.

Actualmente se trata de mantener a la población en un permanente estado de excitación e insatisfacción con todo, de forma que consuma lo que se produce empleando a todo el mundo. Esto es psicológicamente desvastador debido a la velocidad que impone, pero más desvastador es aún en cuanto al consumo de recursos naturales ya que aquí si hay un claro límite físico que ya se ve en el horizonte.

Básicamente se consumen y tiran cosas que no hacía falta ni producir, ni consumir ni tirar solo para mantener el sistema social imperante. El sistema de producción industrial, una vez cumplido su cometido, intenta perpetuarse y en ese periplo degenera en la forma cancerosa en la que hoy le sufrimos. Un cáncer no tiene ningún objetivo: solo devora y devora hasta matar a su huésped. A medida que el cáncer se extiende se extiende más rápido y de aquí la impresión de aumento de velocidad.

Con el nivel tecnológico alcanzado y estrictamente en el plano material los países occidentales podrían llevar un nivel de vida parecido al de los años sesenta del siglo pasado, el cual sería muy sostenible y la población trabajaría quizás menos de la mitad de lo que lo hace hoy.  Esta situación se puede alcanzar de dos formas: conscientemente mediante políticas deliberadas que conduzcan ordenadamente a otro estado de cosas o inconscienmente cuando la naturaleza nos  eche  el cerrojazo que implica la escases de recursos y la distopía de MadMax se imponga.

Cada vez más los presupuestos de marketing y comercial pasan a ser los presupuestos dominantes en la grandes empresas. Esto quiere decir que el aparato productivo cada vez gasta más y más en tratar de vender lo que produce. Esto es una forma “ortodoxa” de decir que lo que se produce cada vez hace menos y menos falta. No es de extrañar que en cualquier producto de consumo hoy día el marketing y el gasto comercial suponga un 15-20% del valor de venta. En la industria del automóvil supone más de un 20%, en la telefonía móvil el 25%. Cada vez la sociedad gasta más y más esfuerzo en venderse a si misma cosas que no le hacen falta. En los centros del saber lo llaman “saturación de mercados”, donde yo me crié lo llaman sobreproducción. La receta de los centros del saber: más marketing, más publicidad, más comerciales y más call-center. Definitivamente de centros del saber poco tienen.

La solución es política y no proviene del campo de la ortodoxia económica que hoy se enseña en todas partes. La solución – si viene – provendrá del campo heterodoxo, al comienzo parecerá una barbaridad y generará graves conflictos tal como sucedió con la reforma protestante y la iglesia católica. Hoy por hoy los protestantes viven mejor que los católicos.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #50 en: Septiembre 23, 2019, 10:26:25 am »
Citar
Game Over… ¿ Game Over ?.. pero ¿ Over ?
Lunes, 19 de Septiembre de 2011

La realidad es extremadamente compleja y fractal, por lo que mientras más profundizamos en los detalles más detalles aparecen y así ad infinitum, tal como sucede en un conjunto de Mandelbrot. Debido a  esto la información del día a día tiende a degenerar en un griterío y un ruido de fondo donde los acontecimientos saltan caóticamente de un sitio a otro: que si crisis griega, que si el banco tal quebró, que si la bolsa sube y baja, que si el desempleo se dispara…no un momento: ahora como que baja. Por esto de vez en cuando es conveniente tomar distancia con la situación que se vive, hacer un recuento de forma que las formidables fuerzas que están desencadenando los hechos se hagan observables.

La crisis mundial a la que hoy asistimos, no es debida ni a los bancos, ni a Grecia, ni a España. El daño adicional que se le hace a la población griega y española sí que compete exclusivamente a sus élites locales, pero la fusión global del sistema financiero no es la causa del la crisis: es un efecto.  Y es un efecto de varias cosas: la sobreproducción a gran escala,  monopolio y concentración de riquezas/poder así como escases de energía. Esta es una crisis donde en medio de la abundancia física más absoluta, las personas de los países occidentales comienzan a pasar necesidad.

El idioma alemán posee un verbo y un sustantivo para absoluta y exactamente cada cosa o acción. Es un lenguaje hiperpreciso que deja poco margen a la ambigüedad. A los alemanes la incertidumbre los pone muy mal, mientras que españoles, italianos y griegos nadan – o naufragan – en ella sin mayor problema. Por esto las grandes escuelas de filosofía son alemanas, su lenguaje les permite desambiguar el pensamiento que es de lo que trata esta disciplina. Si a esto aunamos la tradición de erudición de los judíos, tenemos que los grandes pensadores que han cambiado la faz de la tierra pensaban en alemán y eran  judíos. Karl Marx y Sigmund Freud han sido con toda probabilidad los pensadores más importantes  de la era industrial.  Ambos descubrieron lo mismo, solo que uno aplicado al individuo (Freud) y el otro aplicado a la sociedad: poderosas fuerzas fuera del control humano son las que modelan la realidad.

Marx, en un brillante análisis demostró lo siguiente:

El sistema capitalista tenderá al monopolio. Es decir: las empresas exitosas compraran a las menos exitosas en una espiral sin fin que solo conduce al monopolio y a la extinción del mercado. A lo más que llegaremos será a la existencia de inmensos oligopolios. El mercado, ese pilar sobre el que se apoya la teoría del capital morirá por la misma dinámica del sistema que lo crea. Digamos que esto destruye al mercado por el lado de la oferta.

A medida que ese proceso de desarrolle,  también aumentará la concentración de riqueza. Cada vez existirá más riqueza en menos manos, lo que a su vez tenderá a empobrecer al resto, destruyendo al mercado por el lado de la demanda. Las personas empobrecidas no podrán comprar la producción.

El análisis era tan irrefutable, evidente e impecable que a la comunidad económica ortodoxa de aquel entonces no le quedó más remedio que difamarlo. Para esto se basaron exclusivamente en  como Marx predijo que se desarrollarían los acontecimientos: la pobreza generalizada llevaría a una revolución popular  donde los medios de producción le serían expropiados a esos degenerados capitalistas para acto seguido establecer una dictadura del proletariado donde todos serían hermanos y vivirían felices para siempre.  Por aquí, por la parte más débil de su discurso le pillaron para  tildarlo de conspirador y alborotador. Evidentemente se equivocó en sus predicciones, pero su análisis de las causas de las crisis del capitalismo puso al descubierto algo que es totalmente cierto: el capitalismo es un sistema inestable y lleva encerrado en sí mismo la semilla de su propia destrucción. Esto es un fallo muy, pero que muy serio, y los ortodoxos de la época lo entendieron muy bien.

El tema no cayó en saco roto. Solo cincuenta y cinco años después de haberse publicado “El Capital” su libro insignia, nacía la Unión Soviética. Esta federación no se basa en su análisis económico, solo se basaba en sus predicciones y en como él pensaba que evolucionarían las cosas.

En realidad lo que de verdad hizo que le tomasen en serio en occidente fue la gran depresión del 1930. Sucedió exactamente lo que Marx predijo. El hombre tenía razón y para demostrarlo ahí estaba el desastre a gran escala producido por una excesiva acumulación de riquezas en muy pocas manos y la aparición de grandes corporaciones monopolísticas. Entre los dos destruyen el mercado. Lo de la bolsa y los bancos no es más que otro síntoma tal como el paro, la emigración y las colas en los comedores sociales.

La excesiva concentración de capital destruye el mercado por el lado de la demanda ya que expulsa a la mayoría de la población del gasto total y ese gasto se concentra en muy pocas manos. En esa condición tiende a ser inestable:  no es lo mismo la estabilidad económica de millones de personas tomando decisiones sobre si compro esto o aquello que la de cuatro ricos que se compran un yate, un jet privado o un Lamborgini.

El establecimiento de grandes oligopolios destruye al mercado del lado de la demanda ya que impone precios abusivos (telefonía móvil en todo el mundo por ejemplo), restringe la iniciativa al comprar/ahogar  a todo posible competidor y lo que es más importante: pasado cierto tamaño comienzan a controlar al estado haciéndole torcer la reglas del juego (las leyes) a su favor.

La crisis de 1930 no se resolvió hasta la segunda guerra mundial. Fueron diez años de depresión económica hasta que la guerra creo todos los empleos que hacían falta para acabar con la crisis. Es decir: la crisis era falsa, ya que ¿ cómo es posible que haya que matar a sesenta millones de personas para salir de la crisis ?. Debido a que solo con una catástrofe de esta naturaleza se vuelve a redistribuir la riqueza acaparada por menos del uno por ciento de la población. Así es la naturaleza humana.

Marx no predijo otra cosa: que los mercados a la larga se saturarían. Es decir: llegará un momento en que a la población no le haga mayor falta más cacharros materiales. A mediados del siglo XIX, cuando Marx vivía el problema era la escases, la abundancia ni se les pasaba por la cabeza.

Los Estados Unidos salieron de esa guerra como los líderes absolutos del mundo. En 1950 eran los primeros productores de Petróleo  (hoy son el tercerto con 7,8 miillones de barriles/día) , los demás países haciendo cola para comprar lo que sus fábricas producen, empleos bien remunerados de por vida, un solo salarió permitía llevar una vida en una casa de trescientos metros cuadrados, tres hijos, universidad para todos, inmenso coche en el garaje y jubilación dorada a todo tren en Florida. Mientras los norteamericanos  iban a comer hamburguesas servidas por una chica en patines a bordo de sus inmensos Cadillacs  descapotables mientras escuchaban música de Elvis Presley,  Europa y Japón vivía en cuchitriles de 40 m2 con cartilla de racionamiento.

La situación sigue más o menos así: produciendo y vendiendo más de lo mismo hasta que Europa y Japón comienzan a recuperarse al mismo tiempo que los mercados norteaméricanos comienzan a presentar síntomas de cierta saturación a finales de la década de los sesenta. Veinticinco  años de un boom como nunca visto en la historia del mundo. Durante una  época de mi vida trabajé con una multinacional norteamericana, los veteranos contaban como en aquellas épocas ya para Mayo/Junio habían cumplido con el presupuesto de ventas. “Es que nos llamaban por teléfono y nos pedían mercancía por toneladas…aquello era la hostia…bonus y más bonus pa todo dios”, comentaba uno de ellos. Por cierto una persona que siempre recordaré con muchísimo cariño y que al día de hoy ya no está con nosotros. Comparemos eso con la gran dificultad de vender algo hoy día.

Hasta ese entonces la abundante producción, el que se vendiera todo y más, listas de espera para comprar cualquier cosa importante: coches, maquinaria, etc produjeron un gran efecto: patronal y obreros convivían felizmente. Hay dinero para todos y para los mirones también. Salarios reales, beneficios, ahorros, ingresos del estado, inversión en nuevas fábricas, todo sube y sube en un ambiente de baja inflación, el PIB subiendo un 5-6% al año, muchos bebés, venga bautizos, fiestas, foto con el coche nuevo y energía barata. Hasta el infinito y más allá.

Como me hubiese gustado estar ahí.

Luego sucedió otra cosa que tampoco previo Marx: los recursos son finitos y todo depende de la energía barata.

Tal como predijo King Hubbert, los Estados Unidos alcanzaron su máximo histórico de producción Petrolera en 1970 con 9,5 millones de barriles al día (mmbpd)  (Arabia saudita produce 10,5 al día de hoy). A partir de ese entonces la producción comienza a descender. Al día de hoy producen 5 mmbpd. Es decir: en 1970 el Petróleo se comenzó a acabar en los Estados Unidos, quien hasta ese entonces fue el principal productor del mundo y solo importaba algo así como 1 mmbpd. En cinco años la producción bajo algo más de 1 mmbpd mientras las importaciones ascendían vertiginosamente hasta llegar 6,5 mmbpd. Esto fue aprovechado por el resto de países exportadores agrupados en la OPEP para subir el Petróleo de 2 $/barril a 10 $/barril. Este fenómeno:  el que a los USA se les comenzara a acabar el Petróleo y no las guerras del medio oriente como se nos ha informado, fue el detonante de la crisis energética de los años 70. Lo de las guerras fue un efecto, tal como lo fueron las colas en las gasolineras, los racionamientos (tratando de controlar las importaciones) y la altísima inflación.

Toda la economía industrial moderna depende del Petroleo, y si este sube de 2 a 10 las consecuencias son desvastadoras. Habíamos mencionado que ya a finales de los años 60 los mercados venían saturándose: cada vez es más difícil vender. Ahora agréguele usted una buena inflación producto del encarecimiento del Petróleo que ahora tenemos que traer del otro extremo del mundo y no de aquí al lado.

Entonces vino el período conocido por Estanflación, es decir: Estancamiento + Inflación. No se crece económicamente y hay inflación. La antigua alianza clase trabajadora clase industrial comienza a agrietarse: ya no hay dinerito para todos, la producción cuesta de vender y todo es cada vez más caro. Esta época duró los últimos cinco años de la década de los setenta.

El asunto se mantiene tenso hasta que llega el inevitable desenlace en los años 80. Pierden las clases trabajadoras que serán  inmoladas en el altar de la economía. Ya que no hay suficiente dinero para repartir en beneficios y para los altos salarios de la clase media trabajadora, la solución es evidente:  que se jodan las clases medias. Esto se ve amplificado debido a un importante cambio tecnológico: la irrupción de los ordenadores y los robots en el piso de la fábrica que disminuyen las necesidades de mano de obra.

Siempre hace falta un símbolo que marque los nuevos tiempos, para esto Ronald Reagan aplastó con el ejército una huelga de controladores aéreos en USA y Margareth Tacher hizo lo propio con los mineros del carbón en su país.  Ese fue el pistoletazo de salida y a partir de ese entonces comienza la destrucción de la clase media y la concentración de riquezas en muy pocas manos. De pronto grandes corporaciones, de esas que ofrecían empleo para toda la vida, comienzan a despedir personal a miles. Paralelamente comienza el proceso de deslocalización a China, el cual se venía cocinando desde 1970 con las visitas de Henry Kissinger.

¿Que sucede con los beneficios empresariales si cada vez tengo menos empleados y las productividad sigue subiendo debido a la utilización masiva de ordenadores y sistemas automáticos ?

Pues que cada vez gano más dinero.

¿ Qué pasa si he acorralado a la fuerza de trabajo llevándome los trabajos que no hace el Robot a China ?

Que no tiene poder de negociar nada.

¿ Y ahora quienes se reparten los beneficios ?

Los directivos de las empresas y sus propietarios.

¿ Y los demás ?

Que les den morcilla.

¿ Y nosotros ?

Pues con esta montaña de dinero nos dedicamos a especular.

Y así fue. A comienzos de 1980 el Dow Jones promediaba sobre los 750 puntos. Hoy se encuentra alrededor de los 12.000. La vivienda en el mundo ha multiplicado por seis o siete su valor desde esa época, mientras los ingresos de las clases medias se han estancado o disminuido. Un muy perjudicial efecto de esa misma acumulación de dinero hace que las mismas clases medias tengan que pagar hoy muchísimo más por un lugar donde vivir que hace 30 años.

Las clases pudientes con el exceso de dinero del que ahora disfrutan tampoco invierten en más capacidad productiva para generar empleo, ya que ¿ para que ?, si cada vez es más difícil vender nada. Paralelamente los gobiernos guiados por estas clases establecen que las actividades de especulación financiera pagarán la mitad de impuestos que los salarios o las actividades productivas.

Y de esta manera lo que era una economía industrial se convierte en el casino financiero que es hoy. Esto prosigue así hasta comienzos de 1990, donde otra crisis se hace presente. Y esta vez si es una crisis predicha por Marx: fallo de demanda. La excesiva acumulación de riqueza en muy pocas manos ha privado a la mayoría de acceder al consumo. Bajan las ventas, aumentan stocks y tenemos una recesión. En este momento la monumental burbuja inmobiliaria japonesa estalla, y más nunca esa economía se volverá a recuperar, tal como la española. En el punto álgido de la burbuja el suelo de Tokio valía algo así como todo el suelo de los USA.

Otra señal inequívoca de agotamiento de sistema.  Se agota la demanda y se agota donde especular: bolsa y vivienda.

Entonces desde el gobierno USA se inventan una salida: Internet. El futuro brillante que nos espera. Eso dura otros diez años donde se emite deuda y más deuda para invertir en empresas que salían a bolsa y no tenían clientes ni ganaban un duro. Mientras tanto surge cierto empleo en el sector tecnológico pero no se invierte un duro en la industria.

Al cabo de diez años lo de internet se hunde por lo que sale a flote la tabla de salvación de último recurso: darle créditos a mansalva a todo el mundo para que compren de todo. Y así fue durante otros diez años donde se infló la burbuja inmobiliaria de USA y las más grande de toda la historia del mundo en términos relativos a la economía del país: España.

Y aquí estamos al día de hoy rescatando a los bancos con más prestamos sobre préstamos que nadie pagará.

Y esta mis queridos lectores es la historia de cómo una economía industrial , generadora de riqueza se convierte en un casino global y se hunde en el mar de las deudas.

¿ Por que  ?

Porque en el mundo occidental  desarrollado los mercados se vienen saturando desde hace más de cuarenta años y se ha querido seguir en lo mismo.

Porque ya se recibió un primer aviso a navegantes con la crisis energética de 1973. En los Estados Unidos se vio que el Petróleo si se acaba. Y se ha querido seguir en lo mismo.

Como resultado del conflicto planteado por las escases/carestía del Petróleo, las clases medias han sido sacrificadas. El crecimiento mundial se ve reducido a la mitad luego de esa crisis, por lo que al existir la mitad de los beneficios de antes esos beneficios no se seguirán repartiendo digamos: mitad y mitad.

Pienso que esta es la causa  más importante de la actual situación: la armonía de clases se ve rota ante el primer atisbo de encarecimiento/escases del recurso del que todo depende. Y eso que el petróleo no se acabó en aquellos años ni por asomo, simplemente estornudó. No quiero ni pensar lo que nos sucederá a las clases medias ante un panorama de escases mundial serio de energía. Estoy convencido de que este evento hace cuarenta años es el verdadero detonante de los sucesos que hoy vivimos en el mundo económico. Simplemente se le vieron los dientes al  tigre en cuestiones energéticas y se vio claro y raspado como llegado cierto momento los recursos no alcanzan para todos.

La concentración de riquezas  ha provocado que la economía adquiera un cariz especulativo donde se piensa que la bolsa “es” la economía. Esto se corresponde a la etapa final de cualquier sistema social: comienza a consumir recursos y más recursos sin resolver el problema de nadie.

Finalmente toda esa inversión especulativa como en realidad no produce nada ya que la riqueza material se produce tomando materias primas y transformándolas en cosas útiles, es imposible que a largo plazo sea rentable. A largo plazo es imposible producir dinero solo con dinero, a menos que se lo quite a otro.

Saturación de mercados, carestía de recursos (bastante modesta por cierto y mirad el efecto que genera) , concentración de riquezas y oligopolio industrial es lo que nos trae a estos días que por todos los poros huelen a fin de época.

Hubieron muchas personas importantes que nos advirtieron de las consecuencias de seguir por este camino.  Entre ellos nada más que el presidente de los USA durante la crisis energética:

“ Esta crisis es permanente, debemos cambiar nuestro modo de vida a las nuevas realidades: se nos acaba el Petróleo. Solo la energía que derrochamos es equivalente a nuestras importaciones. Tenemos que cambiar”

Carter no fue reelecto, en su lugar las clases medias eligieron a un actor de Hollywood que hacía películas de vaqueros y que al otro día de ser electo comenzó a destruirles. Eso nos da una idea de lo enganchada que se encuentra la población al modelo de crecimiento industrial sin límites. Carter propuso un cambio y los demás le mostraron la puerta.

Soy de la opinión de que la actual situación económica que vivimos no es mas que el producto de una guerra de clases desencadenada por la amenaza energética que se hizo muy patente hace cuarenta años. ¡ Esto no alcanza para todos, que se mueran los feos !. Aderezada con la dependencia psicológica de la población hacia el actual sistema económico producto de los descubrimientos de Freud.

La historia no se cansa de repetirnos como acaban estas cosas.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #51 en: Septiembre 25, 2019, 07:38:07 am »
Citar
La Guerra Atlántica
Lunes, 3 de Octubre de 2011

Los acontecimientos de estos días, que si Grecia, las graves declaraciones de personajes pertenecientes al FMI, BM, FED, BCE, UE — toda una retaíla de siglas solo superada por el lenguaje de los ingenieros — enfundados en trajes de Armani de dos mil Euros, no son más que la cara visible de una guerra económica que ocurre justo ante nuestras narices.

Yo me pregunto si hace falta tanta gente trabajando para tantas organizaciones donde cada una de esas siglas esconde detrás lujosos edificios en zonas caras, viajes en primera clase, sueldazos y un largo etcétera que vale una fortuna para haber acabado en este monumental desastre económico al que hoy asistimos.

Lo que siempre tienen en común todas las crisis es que los recursos no alcanzan para todos, entonces comienza la pelea por los despojos y el sálvese quien pueda. En el hundimiento del Titanic las personas no hacían colas ordenadamente para abordar los escasos botes salvavidas, mujeres y niños primero y todas esas monsergas; a punta de pistola embarcaron unos cuantos y a mas de un niño y su madre habrán arrojado por la borda.

Hoy asistimos a una guerra económica entre el bloque Anglosajón compuesto por los Estados Unidos e Inglaterra contra Europa encabezada por Alemania y Francia. Es una guerra exclusivamente del mundo desarrollado, se trata de especuladores — los anglosajones — contra productores: los teutones. Los anglosajones llevan tiempo dedicados a vivir sin trabajar, es decir: a tratar de producir dinero con dinero, o sea mover papeles financieros de aquí para allá. Los teutones llevan toda la vida creando una industria potente. Los anglosajones juegan con ventaja: tienen el dolar, moneda de reserva internacional. Los teutones se inventaron el Euro.

Esto de la moneda de reserva es denominado de esta forma tan confusa para que nadie entienda el inmenso e imperial privilegio que posee quien detenta dicha moneda. El dolar es utilizado actualmente como moneda de intercambio para el comercio internacional. Es decir: si usted quiere importar digamos Petroleo desde Arabia Saudi, primero debe conseguir los dólares ya que es lo único que aceptan estos señores. Para conseguir esos dolares usted debe exportar algo y cobrarlo en dólares. En realidad todas las importaciones y exportaciones de los países son un trueque: cambio plátanos por teles de pantalla plana, o Mercedez Benz por películas o cocos por manzanas, solo que antes de consumar el trueque los participantes tienen que tener dólares, por lo tanto la mayoría de los países deben exportar algo si quieren importar: es la única forma de conseguir dólares.

Claro a menos que usted sea quien los imprime, y este es el caso de los Estados Unidos. Esta nación tiene el inmenso privilegio en el mundo de no necesitar exportar para importar baratijas chinas, plátanos de Costa Rica, cochazos alemanes, irse de vacaciones a donde quieran, en fin: comprar lo que le de la gana en el mundo. Si las exportaciones no alcanzan entonces llaman a la Reserva Federal y esta les envía mas dólares. En realidad la diferencia entre importaciones y exportaciones le salen gratis: nadie ha trabajo para pagarlas.

Y ese es un inmenso privilegio: el país que detente la moneda de reserva mundial no necesita que su economía sea competitiva, que los salarios estén ajustados, que la inflación sea baja — su inflación la exporta a los demás –, que los políticos sean responsables de forma de poder exportar para importar. Simplemente el país entrega unos papelillos que imprime y los demás les envían de todo a sus puertos.

Esto es un chollo inconmesurable y es el tributo que todo el mundo paga a la gran potencia mundial surgida en la segunda guerra mundial.

Pero los amigos de Norteamérica se han estado comportando de forma irresponsable desde hace treinta años, dedicados a la especulación y al handerklander financiero cuando no a la estafa y al robo utilizando eso tan precioso que los demás acordaron en darles: la moneda de reserva. Para ser justos no solo los amigos de Norteamérica, pero también sus socios ingleses que también viven del dolar, ya que son los encargados de guardarle los dólares a los jeques árabes, por lo que disponen de una corriente de dólares por los que ellos no han tenido que trabajar y que les sirve para hacer sus cositas por el mundo.

Contra esto se encuentra Europa continental que desde la segunda guerra mundial ha vivido bajo estas reglas: debes exportar para poder importar. Es decir: tu si tienes que trabajar para comprar tus importaciones. Sobre todo la más importante: el Petroleo. Hasta que se les ocurrió lo del Euro, liderado por Alemania que también deja que los franceses saquen pecho y metan baza.

Y de esto va la guerra: quien será ahora el que tendrá el privilegio de no tener que trabajar para comprar sus importaciones. ¿ Europa-Euro o Anglosajones-Dolar ?. Esto es el privilegio de los privilegios y su actual detentor — los USA — no dejará que eso deje de ser así por las buenas, a pesar que la previsible caída del dolar es responsabilidad suya, solo suya y de su banco central que ha inundado al mundo en dolares bien sea vía inversiones financieras que rayan en la locura o bien sea simplemente imprimiéndolos para pagar cosas.

El asunto es tan escándaloso que desde desde hace cuatro o cinco años la Reserva Federal dejó de publicar un dato conocido como el M3, que es el principal indicador del crecimiento de la masa monetaria. Es decir: no quiere que nadie se entere de cuantos dólares hay en circulación. Los principales datos económicos que debe producir un banco central son dos: el interés y la masa monetaria, es decir: cuanto dinero hay disponible y cuanto cuesta. En los Estados Unidos desde hace tiempo que el interés es de 0% a efectos prácticos y la masa monetaria: no se sabe.

Una moneda manejada así no puede ser reserva de nadie y lo saben perfectamente. De aquí la guerra, ya que el Euro aunque no mucho mejor manejado se perfila como moneda de reserva.

La guerra mediática de estos días: que si Europa es un peligro, que si el colapso europeo, que si los PIGS, que si Grecia, que si la catástrofe europea que destruirá la economía mundial no es mas que la división mediática de la finanzas anglosajonas haciendo el trabajo que sus generales les han encargado. Hay que sembrar miedo para que la gente se refugie en el dolar.

Esta guerra se lucha en dos planos. El estratégico — de largo plazo — que tiene que ver con la moneda de reserva internacional y el táctico — en el corto plazo –que tiene que ver con los acontecimientos que comienzan a asomar por el horizonte.

La banca anglosajona sabe perfectamente cual es el problema: el gobierno de los Estados Unidos con un deficit fuera de control y que acabará o en impagados o en una catarata de dólares impresos exclusivamente para pagar sus cosas. Ambas soluciones son malas y eliminarán de un plumazo gran parte de la riqueza de todo el que la tenga en dólares.

La banca Europea y la Anglosajona se deben mutuamente aproximadamente lo mismo. Es lógico ya que representan áreas económicas con PIBS parecidos y un intenso intercambio. En caso de un problema financiero grave, pero grave de verdad estas bancas podrían netear el valor de sus deudas cruzadas sin mayor problema y entonces veríamos como el valor de los activos que dicen tener se reduce a la mitad, pero no tendrían mayor problema de liquidez. Lo que si podría hacer una gran boquete a la banca anglosajona es la deuda con su principal cliente: el gobierno de los Estados Unidos y por esto quieren cobrar la parte que les debe Europa. Quieren atrincherar sus tesorerías con dólares provenientes de ventas de Euros antes de que estalle el problema de la deuda del gobierno USA. Esta es la escamaruza en la que se lucha en estos días.

Por ejemplo no se habla que lo que pasa con el gobierno de USA.  El déficit fiscal del 2009 y 2010 fue del 10% del PIB, el de este año va camino al 11%, esas son la cifras oficiales. Si nos atenemos al aumento de la deuda federal año a año para cubrir ese déficit tenemos que el gobierno de los USA se endeudó por dos billones (millones de millones)  de dólares en el 2009 lo que corresponde a un déficit del 15% del PIB, los cálculos para el 2010 arrojan una cifra algo menor. La deuda total del gobierno federal asciende al 100% del PIB o sea a catorce millones de millones de dólares.  Para poner esto en perspectiva tomemos en cuenta que un palet de 1×1x1 metro de billetes de cien dólares equivale a cien millones. La deuda norteamericana equivale a un rascacielos con una planta de veinte por veinte metros y una altura de 120 pisos construido enteramente de palets llenos de billetes de cien dólares. Ese edificio crece a razón de diecisiete plantas al año.

Pero el problema es Grecia con un deficit del 8% del PIB, una deuda del 100% del PIB y una economía setenta veces más pequeña que la norteamericana. La deuda Griega es de 200.000 millones de Euros, el problema de la deuda norteamericana es de catorce millones de millones de dólares, casi el 25% del PIB mundial.  Peo el problema es Grecia. Si nos atenemos a las cifras de déficit fiscal el estado Griego con un 8% se encuentra mejor administrado que el norteamericano con un 10-15%. Al parecer los corruptos —que lo son— e ignorantes políticos Griegos son mejores administradores que los incorruptibles y relucientes políticos norteamericanos. Pero el problema es Grecia: la guerra mediática en todo su esplendor.

Mientras tanto el Eurocore maneja las noticias de forma tal que el Euro no se aprecie mucho y no asesine sus exportaciones. Ahora dejo filtrar que no vamos a rescatar a Grecia…y el Euro baja…ahora que si los bancos españoles….y el Euro vuelve a bajar….despues que si Italia y bajamos otras décimas, mientras la potente industria teutona exporta casi cien mil millones de Euros al mes.

Por otra parte  el Eurocore actúa con una lentitud y una parsimonia digna de San Francisco de Asís. ¿ Por que ?. Porque le conviene: sabe que el tiempo juega a su favor y solo es cuestión de dejarle pasar hasta que la gran crisis de los mil demonios se desate en torno a la deuda y al déficit fiscal norteamericano. En ese momento los USA tendrán varias opciones, intratables todas por igual.

La primera: subir impuestos, implantar el IVA y eliminar el escaso estado de protección social como en Grecia. Como están las cosas con el desempleo en records históricos, los bancos rescatados y repartiendo bonus y megasueldos con dineros públicos, veinticuatro millones de habitantes sin cobertura médica de ningún tipo. ¿ Ahora nos van a subir los impuestos ?. Los disturbios callejeros serían de órdago y esto es lo que mas temen los políticos: que se pierda la supuesta legitimidad que los mantiene en su sitio. Por otra parte la subida de impuestos sería inútil, solo hay que ver que la riqueza acumulada por los grandes megamillonarios norteamericanos asciende a 1.3 billones de dólares; aun si el gobierno federal les confiscara todo no tendrían ni para comenzar.

La segunda: recortar drásticamente el gasto militar. Los Estado Unidos gastan mas en defensa que los quince paises que le siguen en gasto todos juntos. Este aparato cuesta 700 mil millones de dólares al año (el 20% del presupuesto)  y consume dos millones de barriles de petroleo al día. Esta opción tampoco será posible ya que existen poderosos intereses — contratistas, industrias, dinero al fin y al cabo — en torno a que esto siga así y por otra parte esto le obligaría a desmantelar buena parte de sus 737 bases militares repartidas en 150 países a lo largo y ancho del mundo, aparte de tener que replegar los casi 400.000 efectivos que operan estas instalaciones hasta dentro de sus fronteras. Se acabó el imperio.

La tercera: monetizar el deficit. Es decir: decirle a la reserva federal que imprima billetes y se los de al gobierno para que pague sus cositas. Esta es la alternativa más probable — huida hacia adelante — solo que bajo este escenario con toda probabilidad habrá una salida masiva del dolar y perderá su carácter de reserva internacional y por lo tanto los norteamericanos tendrá que exportar para poder importar. Es decir: sus importaciones — sobre todo el Petroleo — les costará trabajo.

Cualquier salida es mala para USA y esto tanto los estrategas del Eurocore como los de USA  lo tienen claro y de aquí la prisa de los últimos  porque Europa “haga algo” y la lentitud y parsimonia de los primeros en hacer algo cuando algo hacen. Y en estas estamos. El problema no es Grecia, España o Italia, esos son grandes problemas pero para los Griegos, Españoles, Italianos y los criminales que les gobiernan. El juego es otro. En realidad son juegos concéntricos donde las apuestas son más grandes a medida que unos círculos encierran a los otros.

Europa juega a la prudencia, a ver el cadáver del complejo anglosajón pasar por el río y que el follón le salpique lo menos posible. Sabe que no tiene grandes ejércitos para meterse en aventuras imperiales en el mundo y ya tuvo bastante de eso en los siglos pasados con resultados desastrosos. Por otra parte los anglosajones no se resignaran a perder ese privilegio — el que el dólar les concede — sin cometer alguna locura, por lo que hay que ser cauto: hay auténticos psicópatas al timón y están fuertemente armados. Si el Euro llega a ser divisa de reserva internacional no será porque Europa lo imponga a punta de pistola, será porque ante la caída del dólar los demás países lo adopten o acuerden algún otro medio de pago internacional.

Pienso que la Unión Europea tendrá que llegar a algún tipo de acuerdo estratégico con la Unión Soviética, tiene lo que le falta a Europa: armas, energía y recursos naturales, aparte de 100 millones de habitantes que consolidaría al bloque Europeo como la economía más grande del planeta. Permitiría a los países europeos comprar energía en Euros y a los alemanes exportar en Euros, pero esto sería un misil directo a la OTAN y levantarían marejadas que cruzarían el Atlántico directamente hasta Washington y Wall Street.

En el fondo la guerra va de atlantistas contra europeistas. Con toda probabilidad a España le desenchufaron el crédito desde el Eurocore por su histórica fascinación con el atlantismo. Las rancias élites españolas siempre han sido muy USA por aquello del anticomunismo. El Eurocore nunca le va a perdonar a Aznar (Anser para los amigos) su ridículo periplo megalómano cuando la invasión de Irak. !! Deja de estar haciendo la pelota a Washington que somos nosotros desde aquí, desde Berlín y Paris los que te prestamos el dinero !!. También recordemos el poderoso acercamiento de Zapatero a Obama en los primeros días, si aquellas visitas con la fotos de las góticas…¡ país !. De un tiempo acá la relación se ha enfriado…sobre todo desde que el Eurocore ha comenzado a mandar en España por todo el cañón.

El precio de la previsible caída de USA será menos democracia para las personas comunes. El que una Europa llevada desde Bruselas, con un presidente y unos ministros europeos elegidos por nadie, un socio Soviético donde la democracia brilla por su ausencia y el bloque asiático liderado por la antidemocrática China, con toda seguridad provocará que si ahora hay poca democracia en el futuro habrá aun menos.

Entre las muchas cosas que China exporta, también exporta la idea de que una economía capitalista necesariamente no requiere de una democracia. Los USA exportaban todo lo contrario: capitalismo y democracia van juntos, cuando exportaban cosas….claro.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #52 en: Septiembre 27, 2019, 06:55:43 am »
Citar
¿ Delante de que edificio hay que protestar ?
Martes, 18 de Octubre de 2011

En estos días los diferentes medios de desinformación se empeñan en traer expertos económicos a sus programas para tratar de dilucidar las causas, efectos y el previsible desenlace de la actual crisis económica que azota al planeta sobre todo a su parte desarrollada. Siempre se comienza con un recuento que arranca con la crisis de los CDOs, las hipotecas en USA, Lemman Brothers y la historia que ya todos conocemos. El clímax se alcanza cuando se llega a la pregunta de siempre:

¿Pero quién es el responsable de todo esto?

La mayoría de los expertos responden cosas como:

Nadie, esta crisis era inevitable.

Son los ciclos de euforia/depresión del capitalismo.

Es la codicia de las personas, todos somos culpables.

O la culpa es de los ricachones que se encuentran el el balcón de la foto, que tranquilamente sorben de su copa de champán  – los norteamericanos no diferencian el champán bueno del malo, pero bueno —  a la vez que se ríen y llaman hippies perroflautas a los del movimiento de ocupar Wall Street que montan follón en la calle.

Existe una pequeña minoría que señala exactamente el origen de la crisis, pero al parecer son la minoría olvidada. Los economistas críticos con la sobreproducción y los intereses creados alrrededor de la misma son olvidados sistemáticamente. Como ejemplo tenemos, a mi modo de ver, al más grande de todos ellos: John Keneth Glabraith, un economista que abordó la economía como lo que es, una ciencia política y no una ciencia exacta —- como la física o la química — que es lo que los economistas del  establishment quieren que creamos para ganar credibilidad y de paso vendernos que lo que pasa es inevitable: se trata de inmutables leyes naturales.

Esta crisis tiene su origen profundo en el  agotamiento del sistema producción-consumo en los países desarrollados y un origen reciente debido a importantes cambios en la leyes que regulan al sector financiero de estos países.

El origen profundo es el señalado es pasados posts:

Saturación de mercados debido a la insistencia en el crecimiento material una vez resuelto  con creces el problema de la supervivencia física.

Falta de nuevas ideas en cuanto a necesidades de la población a satisfacer: se pretende seguir creciendo hasta el infinito haciendo lo mismo de siempre.

Llegada de generaciones poco pobladas a la madurez en los países desarrollados lo que ralentiza el crecimiento de la demanda.

Cambio tecnológico profundo donde la automatización y la robótica provoca que cada vez la mano de obra sea menos necesaria, de ahí que baje su renta y la demanda se vea disminuida.

Esto reduce la rentabilidad de las inversiones que financian a la economía productiva por lo que el capital desesperadamente intenta buscar otra vía de conseguirla.  Y aquí nos encontramos con el problema de diseño que la sociedad industrial arrastra desde que nació. El imperativo de crecimiento no es debido a unas supuestas y urgentes necesidades materiales de la población – eso era cierto hace sesenta años –, es debido a las necesidades de devolver los intereses del capital que en forma de préstamos financian las actividades productivas. Es decir: el verdadero impulsor del crecimiento es el mantenimiento de la estructura financiera.

El otro imperativo es el mantenimiento del empleo, ya que la mayoría de la población vive de vender su trabajo al aparato productivo y nunca se ha abordado desde la política – porque el problema no es económico, es político – el asunto de a que se va a dedicar la mayoría de la población cuando sus servicios no sean necesarios dentro del aparato productivo industrial. Es decir: de que van a vivir cuando para producir de todo solo haga falta emplear al cinco por ciento tal como ahora sucede con el sector productor de alimentos que emplea al tres por ciento de la población económicamente activa y producen alimentos para todos sin ningún problema.

Todo este inmenso cambio  — sobre todo tecnológico — debería permitir a las personas el trabajar menos y vivir mejor. Pero en su lugar se transforma en un infierno debido a la insistencia de los intereses creados alrededor del aparato productivo de seguir con lo mismo que venimos haciendo desde que comenzó la era industrial hace doscientos años.

Una economía saturada de productos de consumo, con una productividad altísima debido al cambio tecnológico, con una población que no crece si no es por la inmigración, que poco a poco se ha ido quedando sin nuevas ideas y pretende seguir con lo mismo no puede soportar un escenario de pleno empleo y un sistema financiero de reserva fraccionaria que cobre intereses y por lo tanto obligue a la economía a crecer y crecer para devolver esos intereses. Es imposible.

A lo largo de los años se observa la disminución progresiva en los rendimientos de las inversiones productivas, sobre todo si se toma en cuenta la cantidad de capital utilizado en vender, es decir en estimular la demanda en base al marketing y la publicidad. En algunos sectores, como el de la telefonía móvil esto supone casi un 25% de la facturación. El capital en su desespero ha intentado buscar rentabilidad en otro sitio y para esto están los políticos.

Los mercados no son una entelequia suspendida en el vacío y que no se sabe muy bien de donde vienen. Los mercados son el producto de leyes y regulaciones, no son más que un conjunto de relaciones de intercambio enmarcadas dentro de unos límites establecidos por la ley. Por ejemplo, usted no puede cobrar sus deudas a punta de pistola así tenga toda la razón del mundo: tiene que acudir a los tribunales por muy bien o mal que funcionen. Es una ley en la mayoría de los países y define algunos límites dentro del mercado.

Los mercados los crean los estados y por lo tanto los políticos.
En realidad son una entidad legal.

Durante la pavorosa depresión mundial de 1930 los políticos de entonces aprendieron unas cuantas cosas sobre la regulación de los mercados financieros, por lo que establecieron lo siguiente:

La banca comercial que es la que crea el dinero fiduciario – dinero de la nada – solo puede prestarlo  para montar industrias o negocios. Es decir: solo puede financiar a la economía productiva. Prestar dinero para actividades de especulación financiera se encuentra prohibido.

Esto tiene una lógica impecable, ya que el dinero prestado es dinero traído del futuro y que devenga intereses, por lo tanto la única forma de devolverlo de forma medianamente sostenible y en un ambiente de recursos naturales ilimitados – cosa que está dejando de ser cierta, las cosas malas nunca vienen solas — es mediante actividades productivas.  En un mercado de especuladores financieros con dinero prestado  es inevitable el colapso; nadie será capaz de reproducir su dinero si otro no lo pierde ya que ninguno de los actores produce nada.

En la banca comercial los depósitos se encuentran garantizados hasta cierto punto por el estado y el mismo es quien vela por que estas entidades solo se dediquen a lo que les es permitido.

Para el que se quiera dedicar a la especulación financiera y a las emociones fuertes existe otro circuito: la banca de inversiones.  Esta banca no puede crear dinero fiduciario, no puede conceder préstamos ni pedirlos a otras instituciones ni al banco central. Simplemente recibe depósitos de sus clientes para invertir. Los fondos no se encuentran garantizados por lo que cada quien debe saber lo que hace.

Con el tiempo se creó una tercera banca, la hipotecaria con el objetivo de facilitar la construcción de viviendas, por lo que solo se le permite eso: conceder hipotecas. Para esto tanto el interés de los depósitos como el de los préstamos se encuentran regulados por el estado. Como concede créditos a largo plazo solo se le permite financiarse a largo plazo con la emisión de cédulas hipotecarias generalmente a cinco y diez años. Las cédulas son garantizadas por el estado. Esta banca no puede acudir al interbancario ni a ningún otro mecanismo de financiación que no sean depósitos a plazo y cédulas.

Este arreglo de las cosas permitió que el mundo occidental se desarrollase y creciese como nunca, muchísimas personas salieron de la pobreza y tuvieron acceso un trabajo decente y a una vivienda asequible bien sea en propiedad o en alquiler.

Con  el paso del tiempo los mercados comienzan a saturarse, cada vez es más difícil vender, cada vez las inversiones industriales rentan menos y para colmo la energía se volvió cara a partir de 1973. Entonces  comienza el asalto del sector financiero al poder  político buscando la  rentabilidad que ya no consigue en la industria. Esto comenzó en los USA y como USA manda – o mandaba – se extendió a todo el mundo. Comienza el derribo de la regulación establecida en los años treinta.

La primera en caer fue la de los bancos hipotecarios, que para hacerlos más competitivos – yo no sé con quién competían si operaban en un mercado regulado – se les permitió hacer de banca comercial.  En USA aprobaron  leyes en 1980 y 1982 para “liberalizar” el sector.  En 1985 se colapsa la primera entidad en el estado a Ohio dando comienzo a una crisis donde ya en 1989 habían quebrado la mitad de estas entidades. El fondo de garantía de depósitos se quedó sin dinero y el estado tuvo que intervenir. La gracia costó al contribuyente estadounidense   124.000  millones de dólares de 1980 mientras las noticias sobre la corrupción generalizada y las generosas contribuciones de estos banqueros a los políticos no cesaban de salir en los medios. Primer aviso para navegantes.

Aquí nacieron las nefastas hipotecas a interés variable que tanto han contribuido a organizar esta crisis, antes de los años ochenta estaban prohibidas. Aquí nació el que las entidades que conceden hipotecas se endeuden en el interbancario – de aquí lo del EURIBOR – cosa que ha sido el suicidio de las cajas de ahorro españolas. ¿ Pero a quien %##%&& se le ocurre irse a endeudar en el interbancario , que es un mercado de deuda a muy corto plazo para conceder hipotecas a treinta años  ?. Pues eso antes estaba prohibido y ahora se encuentra “liberalizado”.

Solo esto hubiese bastado para volver a la regulación antigua, pero no: la cosa sigue….y de que manera.

Luego eliminaron la regulación estatal que delimitaba el como los bancos remuneraban los depósitos. Ese interés no lo determinaban los bancos, lo determinaba un organismo regulador. Entonces comienza eso que recordamos como la guerra del pasivo, el libretón, la megacuentta de ahorros, el regalar ollas y sartenes para captar depósitos y un larguísimo y ridículo galimatías que lo único que hizo fue encarecer el dinero que captaba la banca. Esta al verse forzada a buscar rentabilidad a este dinero caro comenzó ha meterse cada vez en asuntos más espinosos y de alto riesgo. Con esa “liberalización” la misma banca lo único que hizo fue encarecer notablemente su materia prima: los depósitos. Vamos unos genios financieros.

La fiesta financiera continúa durante los ochenta y noventa, llegándose a permitir a la banca el conceder créditos para especular con papeles financieros. ESTE ES EXACTAMENTE EL ORIGEN DE LA GRAN DEPRESION: el apalancamiento en operaciones financieras especulativas.  ¿ Cómo se permite a alguien traer dinero del futuro si no lo va a utilizar en actividades productivas,  es decir en aumentar la riqueza general de forma que ese dinero se pueda devolver ?.

Entonces  los banqueros pasaron de ser aquellos seres cetrinos y antipáticos que te hacían una colonoscopia y te pedían a tus hijos como garantía antes de concederte un crédito a ser unos “comercialetes”. Todo el día en el teléfono llamando a todo el mundo para venderles siempre lo mismo: papeles financieros para especular más el crédito para comprarlos. Ejércitos de cientos de miles “banqueros” de veintiantos años todos machitos-gallitos al teléfono de sol a sol,  a ver a quien enganchan para así cumplir con sus objetivos de “producción” de forma de cobrar inmensos incentivos y así poder pagar el Porsche y la niña plástica con la que sale.

Comienza a inflarse la burbuja.

Esta emisión descontrolada de capital trajo consecuencias desastrosas a la economía real, ya que el traer capital del futuro inmediatamente comienza a demandar intereses y por lo tanto hay que utilizarlo en financiar una actividad más rentable que el interés que se cobra por él. Un montón de especuladores financieros nunca podrán ganar todos ya que la especulación es un juego de suma cero: lo que yo gano otro lo pierde. Un conjunto de productores industriales si pueden ganar dinero todos al mismo tiempo ya que al aumentar la riqueza hay más para todos.

Entonces los especuladores financieros se lanzan todos al mismo tiempo a buscar rentabilidad con el dinero que esos banqueros-con-espinillas han creado. ¿ Donde buscarla ?, en el único lugar donde existe: en la economía real.

Bienvenidos al mundo de las fusiones y adquisiciones de los años noventa. La cosa funcionaba de la siguiente manera.

Adquisiciónes:

El fondo XYZ de banqueros todos expertos en hacer cálculos en hojas de Excel le ponen el ojo a la empresa de turbinas ABC, que tiene un capital de 2000 millones, 5000 empleados y produce unas turbinas de puta madre por lo que sus clientes hacen cola para comprarle. Esta empresa es el líder tecnológico con un I+D potentísimo que no para de innovar. Entonces viene el fondo y la compra por 6000 millones ya que dispone de una montaña de dinero generado mediante los créditos que le han vendido a sus inversores. Los antiguos dueños se marchan forrados y la nueva directiva compuesta por banqueros comienza su gestión.

Lo primero que notan es que antes la empresa ganaba 200 millones al año lo que da un rendimiento de capital del 10%, no está mal. Ahora misteriosamente tiene un capital de 6000 millones pero los beneficios siguen siendo de 200 ya que físicamente sigue siendo la misma empresa: los mismos talleres, las mismas máquinas, los mismos vendedores, etc. Ahora la rentabilidad es del 3%, una mierda. ¿ Que cosas no ?. Esos 4000 millones de capital adicional no han comprado absolutamente ninguna nueva instalación de producción, simplemente los banqueros-con-mocos se los han regalado a los antiguos dueños.

Y ahora pretenden que la empresa con 2000 de capital rinda como una con 6000.

Entonces comienza el tío vivo de despidos, recortes de gastos, jubilaciones anticipadas, eliminación de I+D, dietas, coches, etc,etc, tratando de sacar 600 de donde solo hay 200. Llega un momento en que comienzan a eliminar lo no eliminable: atención al cliente, ingeniería, I+D, gente que son los que saben, etc,etc. Entonces las turbinas ya no son tan buenas y se comienzan a perder clientes, los márgenes comerciales y los volúmenes de venta bajan, la culpa es del director comercial o del de compras que no aprieta a los proveedores. En lugar de comprar esas indestructibles piezas alemanas de Titanio que son las que siempre hemos utilizado compramos estas de plástico made in Tailandia, las turbinas comienzan a fallar por aquí y por allá y así poco a poco la empresa va muriendo.

Fusiones:

Las fusiones son de la siguiente manera. Existen dos empresas la ABC y la XYZ, ambas fabrican lo mismo y son competencia. Entonces un grupo de estos banqueros-con-mocos  visita a ABC y les convencen de que tienen que comprar a XYZ pero YA. Les cuentan que los de XYZ están por comprarles a su vez y claro echaran a toda la directiva a la calle y adiós a la buena vida. Al mismo tiempo otro grupo de banqueros se encuentra en XYZ con el mismo cuento.

Viene ABC y lanza una OPA hostil sobre XYZ y lo que valía 2000 ABC lo compra por 6000. Ahora ABC se encuentra en la misma situación que en la adquisición descrita con anterioridad y vuelta a comenzar con el tío vivo de reducción de costes y muerte lenta.

Mientras tanto los banqueros y sus amigos de las consultoras han cobrado millones por los servicios prestados, han concedido préstamos y más préstamos, han hecho de corredores, aseguradores, corre-ve-y-dile y cobrando por aquí y por allá.

Más de la mitad de las fusiones y adquisiciones realizadas en los años ochenta y noventa acabaron en desastre. Es decir: el valor de las empresas disminuyó sensiblemente,  se perdieron millones de puestos de trabajo, miles de millones en conocimiento técnico desaparecieron para nunca volver, se cerraron innumerables departamentos de I+D, muchas empresas cerraron al no poder soportar el peso de las deudas.

Todo esto tiene una solo lectura: los créditos concedidos para estas operaciones son irrecuperables.

Y de esta forma el capital pasa de ayudar a desarrollar al aparato productivo a destruirle. En eso ha estado ocupado los últimos treinta años, no nos extrañe el descenso generalizado del nivel de vida de la clase media en el occidente industrializado.

Todo ese exceso de capital especulativo creado por los banqueros-con-mocos y producto de la desregulación ha estado destruyendo al aparato productivo, eliminando puestos de trabajos, sapiencia, capacidades técnicas y todo lo que haga falta con tal de obtener una rentabilidad que es imposible de obtener ya que ese capital no ha sido invertido en ampliar ninguna planta, ni en crear ni mejorar esos productos.

Paralelamente y de forma coordinada ¿ qué casualidad no?, todos los gobiernos del mundo bajan la tasa de impuestos que grava las ganancias obtenidas en la especulación financiera a la mitad de la que tienen las actividades productivas. En casi todo el mundo las ganancias por la especulación tributan a un tipo del 18-20% mientras que las industriales y salarios al 30-40%. Más leña a la burbuja.

En 1997 quiebra el Long Term Management Fund un hedge fund comandado por unos premios nobel de economía y que operaba con préstamos de la banca. El rescate fue de casi 4000 millones de dólares: un solo fondo. Otro aviso más.

Pero nada.

Entonces el paroxismo llega en 1999 durante el gobierno de Clinton cuando el congreso Norteamericano elimina de un plumazo la ley que separaba a la banca de inversiones de la banca comercial. Se dice que esta ley fue derogada solo para que se pudiese formar el CitiGroup producto de la fusión de un banco comercial con otro de inversiones.

Y ahora la cosa si que comenzó a ir en serio.

En esta situación sí que no hay límites a la generación de dinero fiduciario – es decir: prestamos – para ser “invertido” en actividades especulativas. Por lo que la inflada de burbujas comienza en serio y es lo que ya conocemos: Internet y la vivienda.

Una vez estalladas esas burbujas la banca busca al gobierno para que les proteja convirtiendo una buena parte de su deuda privada en pública y ahora como los estados se encuentran ahogados en deudas se dedican a desmantelar absolutamente todo los servicios sociales  que corresponden a los ciudadanos y que por cierto: pagan por ellos. Aquí ya llegamos al deudor de último recurso,  ya no se puede más.

Pero existe un efecto muchísimo peor. En esta loca carrera por conseguir una rentabilidad inalcanzable  muchas corporaciones se propusieron como objetivo aumentar su beneficios un 10% anual por siempre jamás, incluso fardaban de ello antes los inversores-con-mocos  que exigían más y más beneficios  ante la abultada cotización que habían alcanzado las acciones de estas corporaciones debido a la compra masiva mediante créditos. Incrementar los beneficio un 10% anual implica duplicarlos cada siete años. Es decir: este año ganamos 100, dentro de siete ganaremos 200, dentro de 14 ganaremos 400 y así 800, 1600 y para dentro de cuatro décadas estar ganado 3200 en una progresión geométrica que supuestamente llega al infinito. Encima eso se pretende hacer solamente reduciendo costes, sin invertir en aumentar la capacidad productiva para vender más: claro ya todo el dinero se lo fundieron comprando acciones sobrevaloradas.

Como eso es imposible entonces decidieron fabricar en China.

La cosa es bien fácil: si fabrico en Europa o USA me cuesta 20 la unidad y si lo hago en China 2, como lo vendo a 40 nos forramos. Y así fue: buena parte de la capacidad industrial de occidentes y sobre todo de USA fue desmantelada y enviada a China. Con esto no solo occidente perdió cientos de millones de puestos de trabajo: perdió la posibilidad de seguir innovando en estos campos, ahora los que saben son los Chinos. Recientemente Amazon intentó fabricar su nueva versión del Kindle – un lector de ebooks – en USA por aquello de patriotismo. Tuvo que abandonar el proyecto y fabricar en China ya que en los USA, si en los USA hoy día no existen fabricantes que puedan suministrar las piezas que requiere el aparato. Y otra cosa: el que sabe fabricar Kindles también puede fabricar sistemas de guía de proyectiles balísticos y otras lindezas.

Con esto hemos regalado a China buena parte del conocimiento técnico acumulado por occidente durante décadas y ya veremos dentro de veinte años como estará la balanza tecnológica entre ambos. Todo cortesía de estos  disque banqueros y su bolsa de valores hiperinflada  a punta de créditos que ahora nadie puede devolver.

En estos días el sector financiero se dedica a especular con los alimentos – con dinero del estado – de forma que la población se vea obligada a pagar una renta a esa formidable cantidad de falso capital  bajo la forma de un mayor precio de la alimentación. Y ya sabemos:  hay que comer, si o si.

En treinta años el sector financiero dejado a su libre albedrio ha destruido buena parte del sistema productivo, de la clase media, de sus pensiones y del mercado de la vivienda. Ahora amenaza  con destruir los estados. En el ínterin ha amasado unos 600 millones de millones de dólares de deuda producto de todos los handerklanders financieros que ha montado en los últimos 30 años. Los mismos son impagables y no existe estado, ni plan de rescate, ni fondo de contingencia, ni FROB ni nada en el mundo que les pueda rescatar. A este paso las personas se quedarán sin trabajo, sin pensiones, sin un techo donde vivir, sin policía, sin hospitales, sin escuelas comiendo comida carísima que casi no podrán pagar pero eso si: el valor de su cartera de acciones será gigantesco — !! somos millonarios !!  — siempre y cuando no intente vender esas acciones ya que le darán cuatro duros por ellas. Pero mientras tanto en el extracto del banco se ven los millones por todas partes, que de ilusiones también se vive.

Ahora so saben qué hacer, y enciman tiene la desfachatez de decir que los jóvenes que protestan hoy día por todo el mundo no proponen alternativas porque no tienen ningún plan: ellos tampoco.

Para poner  600 millones de millones de dólares en perspectiva tomemos en cuenta que el PIB mundial es de unos 60 millones de millones. El PIB productivo es mucho menor ya que dentro del PIB total se cuenta el sector servicios y el mismo sector financiero.

Así toda la población mundial deje de cobrar un duro durante diez años no se podrá devolver esa deuda.  Eso es: trabajar gratis durante diez años. Ya podrán recortar en escuelas, hospitales, pensiones y en el boleto del metro: una gota de agua en el mar.  Seiscientos billones equivalen a 86.000 dólares a cada hombre mujer y niño del planeta. Es decir una familia promedio de cuatro personas — desde las alemanas hasta las etíopes — debería  344.000 dólares, vamos como si se hubiese cogido una buena hipoteca. Este dinero equivale al dinero que gastarían todas las familias del planeta si cada una comprase un “chaletito” de 250.000 Euros….todos y cada una de las familias….del planeta.

No sé que más argumentos hacen falta para regularles de nuevo.

Culpable de haberlos haylos:

Toda la clase política actual de todos los países, yo diría que desde el primer gobierno de Aznar debe salir del poder, pero ya.  Y el sector financiero debe ser vuelto a regular.

Solo un ejemplo: el primer lobista – eufemismo para sobornador de congresistas – de la derogación de la ley Glass Steagal (la que separaba la banca comercial de la de negocios) fue el entonces secretario del tesoro (ministro de hacienda) Larry Summers. Hoy Summer es asesor económico del gobierno de Obama y su acólito Tim Geithner es el actual ministro de hacienda.

Lo mismo sucede en España donde Rodrigo Rato, el ministro que comenzó con la burbuja bajando los impuestos a los beneficios obtenidos mediante especulación financiera al 18% mientras que empresas cotizan al 35% y salarios al 45%, luego se va tranquilamente al FMI.

Hoy políticos y financieros forman una mafia que lo está destruyendo todo. El final de todo esto con toda probabilidad será una depresión mayúscula, ya que tarde o temprano la mayoría de las instituciones financieras en el mundo quebraran. Nadie pero nadie nunca podrá devolver 600 billones de dólares en créditos.

En lo que si se equivocan los que protestan es el protestar delante de los bancos, en Wall Street o en el banco central. Donde hay que protestar es frente a los congresos y frente a los partidos políticos.

Este desastre ha sido causado por una desregulación temeraria del sector financiero y la solución es política. Por aquí ya habíamos pasado en 1929, la verdad que no se qué es lo que le pasa a estos supuestos expertos económicos. El tema está estudiado  y vuelto a estudiar, se han escrito ríos de tinta sobre la depresión de 1929 y sus causas y se explica hasta la saciedad  en cualquier universidad de esas de élite que vale una pasta.

La solución es política y pasa por volver a tener leyes que regulen a la banca.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #53 en: Octubre 04, 2019, 14:25:58 pm »
Citar
¿ Tiene Arreglo la megacrisis española ?
Lunes, 28 de Noviembre de 2011

Pues claro que tiene arreglo, el problema es quien paga el precio.

Siempre he sido un gran admirador del profesor Enrique Fuentes Quintana, quizás él y Marcelino Domingo  hayan sido los mejores ministros que nunca haya tenido este país en toda su historia. De haber seguido por los caminos que ellos marcaron, el primero en economía y el segundo en  educación con toda seguridad la situación del español medio al día de hoy sería muchísimo mejor, tanto por su situación económica como por sus perspectivas.

El profesor Quintana hoy no sería el prototipo de político de la tele con sus gruesas gafas de pasta negra, aspecto de contable y siempre diciendo que él no era un político, que a él lo que le gustaba era trabajar. Eso contrasta bastante conlos recientes responsables económicos de este país, desde un hijo ilustre de la oligarquía más rancia y conservadora de Asturias, pasando por un irresponsable que hacía sudokus en su oficina mientras la economía del país tomaba derroteros aterradores, hasta una pija de provincias cuyo padre fue condecorado con la Orden Imperial del Yugo y las Flechas en unos tiempos que al parecer no existieron en este país.

El profesor Quintana siempre decía que los problemas económicos no son económicos, son políticos. La economía es solo un reflejo de la política y ahí es donde hay que buscar las causas y las soluciones. Cuánta razón tenía, en solo nueve meses logró convocar a los políticos de este país a los pactos de la Moncloa de donde salió su plan económico que durante la década de los años ochenta de verdad incrementó notablemente el nivel de vida de los españoles.

Una vez firmados los pactos marchó a sus cosas e inmediatamente comenzaron esos mismos políticos a cocinar la burbuja inmobiliaria que ha destrozado la economía española. Esta burbuja se ha cocinado a lo largo de casi treinta años, primero en la “Bodeguilla” de la Moncloa con Boyer & Cia, luego con Solchaga para seguir con Rato y todos los que conocemos. Tanto el PP como el PSOE tienen importantes responsabilidades en esto.

Si nos remontamos más atrás vemos como esta burbuja arranca con la emigración masiva del campo a la ciudad. A medida que el campesinado cuasi analfabeta huye de las monstruosas condiciones de vida en el campo español de los años cincuenta, los señoritos feudales también abandonan sus cortijos para meterse en actividades constructoras en las grandes capitales. Hoy día les tenemos al mando del desproporcionado aparato constructor que hoy domina la economía del país….y que no tiene futuro alguno.

Poco ha evolucionado el pensamiento económico en todo este tiempo, antiguamente la economía española se encontraba basada en la posesión de las tierras cultivables de forma de poder extraer una renta a los campesinos por dejarles cultivarla. Hoy la economía española se encuentra basada en otra forma de tenencia de la tierra, específicamente en la posesión de tierras “recalificables” de forma de poder extraer una renta a todo el que necesite un lugar para cobijarse junto a su familia, de la lluvia. Hoy al igual que hace cien años la economía patria sigue basada en la tenencia de la tierra, debido a que son los mismos terratenientes no ilustrados los que siguen al mando.

Todo este cúmulo nos trae hoy día a esta encrucijada donde se han malbaratado cientos de miles de millones de Euros en inversiones de carácter cortijil buscando extraer rentas a la población en lugar de aumentar la base material de riqueza.

En realidad la crisis de hoy no es una sola crisis, son varias cosas superpuestas, unas más antiguas otras más nuevas pero todas encaminadas en la misma dirección: visión cortoplacista casi infantil y hacer malos negocios creyendo que son buenos.

El problema central de España al día de hoy es que el estado ha perdido casi la mitad de sus ingresos debido a la asombrosa desaparición en dos años de 60.000 millones de Euros al año que recaudaba del inflado negocio inmobiliario vía impuesto de sociedades e IVA. Para solventar esto no se les ocurrió nada mejor que acaparar todo el crédito bancario vía emisión descontrolada de deuda pública, lo que junto a los problemas de solvencia de la banca ha traído como resultado la desaparición del crédito al resto de la economía con el consiguiente desplome. Este desplome a su vez ha mermado la recaudación del IVA en casi la mitad y aumentado en 30.000 millones al año el gasto en desempleo. Este es el resultado del gran plan económico puesto en marcha por los dos últimos ministros de economía, lo que los ha llevado a la bochornante situación actual de tener que estar constantemente “calmando” a los mercados con la esperanza que les presten algo más de dinero que les permita mantener la estructura clientelar del estado un mes más.

Los mercados son en realidad la banca francesa y alemana y el problema de fondo no es que el estado tenga un descuadre del diez o veinte por ciento de sus ingresos y requiera un retoque aquí y allá, no.

Si excluimos las cotizaciones sociales, al día de hoy el estado español gasta el doble de lo que ingresa.

Curiosamente el único capítulo de ingresos estatales que no ha sufrido un desplome es el correspondiente a las cotizaciones sociales que se mantienen en el mismo porcentaje del PIB que antes de la crisis, claro son obligatorias. Y curiosamente es en esta área donde el estado español pretende recortar más para tratar de cuadrar sus cuentas.

Al dia de hoy el estado español pretende utilizar el dinero de las cotizaciones sociales para solventar su problema de una estructura hiperinflada y no adecuada a las posibilidades económicas del país.

Por otra parte el sistema de cajas de ahorro se encuentra quebrado. Un sistema de ciento sesenta años de antigüedad para supuestamente promover las economías locales de este país ha sido quebrado entre los políticos y sus amigos los promotores caciquiles provinciales. El problema técnico, aparte de una deuda que representa el 40% del PIB de este país es el haberla contratado en el mercado interbancario. Las cajas españolas para conceder hipotecas a treinta años han pedido a su vez dinero prestado en un mercado que es a muy corto plazo, como máximo tres meses. Según esto en los treinta años que dura la hipoteca la caja que la ha concedido tendrá que acudir más de cien veces al interbancario para renovar el principal. Ni el peor enemigo de un banco escogería semejante método de financiación, ¿ a quién se le ocurre financiarse a tres meses para prestar a treinta años ?. ¿ Y el BdE ?…bien gracias.

En resumen lo urgentes es:

-      El estado español necesita reducir su tamaño en un tercio.

-      Las cajas de ahorro necesitan devolver 400.000 millones de Euros que nunca nadie podrá devolver.

¿ Qué hacer ?

Entiendo que esto despierta pasiones en este país, pero la realidad es bien clara y urgente: la economía española al día de hoy no se puede permitir el gasto de los diecisiete gobiernos autonómicos. Para cuadrar las actuales cuentas del estado y mantener los servicios de educación y sanidad lo mas enteros posibles hay que eliminar el estado de las autonomías, como Roberto Centeno no se cansa de decir. La decisión es: autonomías o servicios al ciudadano.

Si en este país existiese una verdadera democracia este sería un tema para sacarlo a referéndum y que la población escoja lo que quiere sabiendo que no existe dinero para todo.

Las transferencias de los presupuestos generales del estado más el endeudamiento más la cuentas que dejan de pagar las autonomías suman unos 100.000 millones Euros al año. Entonces la población debería decidir qué hacer con esos 100.000 millones: gastarlos en servicios como sanidad y educación o lo que sea o seguir con el sistema autonómico.

La contrapartida desagradable de la desaparición del estado autonómico sería la aparición de otro millón más de desempleados, para un total de seis y medio lo que traería a la palestra el antiguo y verdadero problema de la economía española: nunca ha sido capaz de generar empleo para toda la población.

Los políticos de este país han sido unos inmensos ignorantes al basar los ingresos del estado en actividades especulativas, pero una vez llegados a este llegadero y con una merma de gastos del estado de esta magnitud se requieren medidas de calado y esto no se puede (o debería) hacer sin consultar a la población. Y no como hoy día con mentiras, medias verdades, recortando en lo que no es, atemorizando a la población y de paso aprovechando el caos para privatizar la sanidad tal como pretende el gobierno catalán en vista que las grandes fortunas barcelonesas se encuentran en la ruina junto a sus promotoras inmobiliarias y requieren que el estado les entregue otro negocio del que vivir.

No puede ser que existan 17 INEM, 17 DGTs, 17 de todo, cuando en realidad es el estado central quien sigue tramitando las cosas importantes. Vaya usted a renovar el carnet de conducir o a realizar cualquier trámite con la DGT: todos los ordenadores se encuentran conectados a las oficinas centrales en Madrid. ¿ Entonces para que 17 DGTs ?.

Argumentos aparte, es la población la que debería decidir este cambio mediante un referéndum.

El otro problema es el de las cajas de Ahorro: 400.000 millones que nadie va a devolver. Cualquier gestor en quiebras le diría la solución inmediata: negociar con los acreedores y convertir esa deuda en capital. Es decir realizar una dación en pago a los bancos acreedores que principalmente se encuentran ubicados en Paris y Frankfurt. Con esto el sistema español de cajas de ahorro pasaría a ser propiedad de los actuales bancos acreedores. Pero no, seguimos con fusiones sin éxito, bancos malos, bancos malísimos, emisión del timo de la acciones preferentes, salidas a bolsa a las que nadie acude porque nadie se cree nada, rescate de entidades con dinero que no tenemos. Y mientras tanto el sistema bancario español no concede ni un crédito a las pocas actividades productivas que van quedando, lo que a su vez merma aún más los ingresos del estado y vuelta a comenzar con la rueda infernal.

¿ Porque un servidor que es un pardillo en economía propone esto, que es tan evidente, y los expertos económicos del BdE o del establishment político español no ?.

Porque al día siguiente que estas cajas pasen a ser propiedad de los bancos de Paris y Frankfurt todos los directivos, políticos, caciques provinciales e hijos de buenas familias que se encuentran hoy al mando de tan ilustres instituciones irán a la calle. Se acabará el estar financiando aeropuertos fantasma, parques temáticos y equipos de futbol de donde toda esta fauna recoge su trespercent. Digamos que los que ahora utilizan esas cajas como si fuesen suyas tendrán que hacer como el resto de los ciudadanos: presentar planes de negocio creíbles y garantías por los créditos que se les concedan.

El otro efecto y el más temido por la casta que nos gobierna es el poco conocido hecho de que estas cajas poseen importante paquetes accionariales de las empresas del IBEX-35. Cuando las privatizaciones del INI estas cajas compraron importantes paquetes accionariales, de esta forma el régimen no perdía control sobre las empresas, que oficialmente se encuentran privatizadas pero a través de la propiedad de las cajas se mantenía el control.

La dación en pago de las cajas traería como consecuencia la aparición de consejeros franceses y alemanes en los consejos de administración de gran cantidad de empresas importantes en España. Entonces comenzarían a preguntar porque esto y aquello, a no estar de acuerdo con ciertas gestiones y a incordiar. Y esto sí que es verdad que la casta no lo permitirá: ¡ hasta aquí podríamos llegar !..esas empresas y esos apetecibles cargos de cuatro y cinco millones de Euros al año son nuestros sabes…!! nuestros !!.

Cuánta razón tenía Enrique Fuentes: los problemas económicos en realidad son políticos.

Y aquí estamos con la economía patria en caída libre y con la población pasando hasta hambre de forma que el sistema clientelar estatal no se vea afectado y las cajas sigan siendo gestionadas por quienes ahora las gestionan y que tan magníficamente lo han hecho.

El eliminar el estado de las autonomías permitiría liberar enormes recursos hacia los servicios al ciudadano, debería ser sometido a referéndum y si es aprobado daría un golpe mortal al sistema clientelar del estado español y los partidos políticos.

El entregar las cajas de ahorro permitiría sanear en gran parte al sistema financiero español y establecerá las bases para que el crédito vuelva a fluir hacia la economía productiva y paulatinamente ir mejorando las cuentas del estado al disminuir el paro. El precio a pagar por la casta sería alto, ya que les expulsarían totalmente del sistema de cajas, no podrían seguirlas utilizando como su banco personal y también serían parcialmente  expulsados de los concejos de administración de las grandes empresas españolas.

Lo que no se puede es seguir con el crédito secuestrado por el estado que lo absorbe en gran parte  y la oligarquía de las cajas que no prestan un duro porque están en quiebra pero no quieren que nadie se entere y mientras tanto la economía española sufriendo el equivalente a una fusión del núcleo en una central atómica.

En realidad a lo que hoy asistimos en España es a una buena parte de la casta política y dirigente del país tratando de salvarse de su desastrosa gestión, así el paro llegue a los diez millones y los españoles se dediquen al canibalismo. Porque desde el punto de vista técnico la crisis es manejable sin mayores problemas, lo que pasa es que el precio político – pérdida de poder – a pagar por las élites que nos gobiernan es altísimo.

Todo esto implica pérdida de soberanía que a alguno podrá molestar, pero es que actualmente en manos de ”los mercados” no tenemos ninguna. Simplemente el estado pretende agradar a los mercados haciendo daño a su población, para que estos le sigan prestando pero la causa profunda del déficit no se ataca. Simplemente es ganar un poco más de tiempo, estar un poco más en el sillón con dinero prestado mientras la población se pelea por los yogures caducados en la parte trasera del Mercadona.

Por otra parte así como las élites españolas se han dedicado a importar mano de obra barata y no cualificada para seguir con sus negocios cortijeros de baja tecnología no estaría mal que los ciudadanos de este país nos importásemos unas élites industriales e ilustradas que les desplazasen y que por lo menos generen empleos dignos y pongan un poco de coto a tantos desmanes.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #54 en: Octubre 07, 2019, 07:07:59 am »
Citar
Colapso
Domingo, 13 de Mayo de 2012

Todo comenzó con la burbuja de la construcción inflada mediante créditos. Desde el año 2000 hasta el estallido de la burbuja el crédito en la economía española se multiplicó por cuatro, desde el billón de Euros hasta los cuatro en un período de siete años. Esto arroja un promedio de crecimiento anual del 22% cosa nunca vista en ninguna economía planetaria desde que se llevan estadísticas al respecto. La burbuja crediticia española relativa al tamaño de su economía es la más grande de toda la historia de todos los países que se tenga noticia.



Durante ese mismo período solo se logró incrementar el PIB en un 60%, lo que arroja un crecimiento medio del 7% en términos nominales. Un 22% de incremente del crédito para conseguir una tercera parte de esa cifra en crecimiento. Durante ese mismo período los presupuestos generales del estado crecen desde los 200.000 millones de Euros anuales hasta casi los 400.000, es decir: mientras la economía creció un 60% el gasto del estado prácticamente se duplicó cuando la población solo creció en un 10%. Con todo esto se obtuvieron 400.000 millones más al año de producción adicional contra 3.000.000 de millones invertidos. Si España fuese una empresa la rotación del nuevo capital sería algo así como de 7,5 años,muy lejos del año se considera anormal; aparte de haber aumentado al doble los costes de administración; en este caso del estado.

Todo va bien y España ingresa en la champions, hasta que llegado el 2007 comienzan los problemas y el acceso al crédito se cierra antes los inmensos riesgos de impagados que ha asumido la banca española, específicamente el sistema de cajas. Les cortan el grifo de la financiación desde Frankfurt y París y comienza el derrumbe del sector constructor lo que ocasiona el que en poco más de un año los ingresos del estado caigan en 60.000 millones de Euros lo que equivale al 20% de sus ingresos.

En lugar de afrontar la crisis el estado intenta negarla con aquello de “Es opinable si hay crisis” y en un acto delirante y muy íbero comienza a endeudarse apostando a que la crisis es pasajera cuando en realidad están ante una crisis de solvencia de dimensiones cósmicas. En lugar de intervenir al sistema financiero ipso-facto y recortar un 10% el tamaño del estado comienzan con una loca carrera de endeudamiento pretendiendo que no pasa nada.  Al parecer un estado que en diez años ha crecido al doble no puede ser recortado un 10%, esto es un importante indicativo de la fuerza que tienen las relaciones clientelares dentro del mismo que son quien en realidad le confieren estabilidad.



El estado comienza a emitir deuda y más deuda aumentando su endeudamiento en 100.000 millones de Euros al año a una aterradora velocidad del 10% del PIB. Nada del mundo debe afectar al sistema clientelar sobre el que se fundamenta.  En esos momentos la banca debido a su pésima gestión, se encuentra con serios problemas de solvencia ante una escalada de la morosidad nunca vista por lo que comienza a restringir el crédito a la economía mientras que el escaso crédito que queda es absorbido por el estado. Es la maltrecha banca quien comienza a prestarle dinero al estado español ante la huida de los inversores internacionales, banca y estado se enrocan tratando de sobrevivir el uno a costillas del otro en un imposible. Por esto no importa cuanto le inyecte el BCE a la economía española, la mayoría de ese dinero va a parar al estado español y a las propias reservas de los bancos que tiene serios problemas de morosidad y solvencia. Resultado: el resto de la economía se queda sin crédito y colapsa.



Esto provoca un aumento desmesurado del paro que le cuesta al estado otros 30.000 millones Euros/año más por lo que su situación financiera se agrava lo que le obliga a endeudarse más y mas al mismo tiempo que detrae de más crédito de la economía la que se va colapsando aun más rapidamente  y vuelta a comenzar en un círculo vicioso que lo liquidará todo. En estas estaban cuando el famoso 7 de Mayo del 2010 el jefe de gobierno de este país recibió varias llamadas de los que compraban su deuda con un mensaje bien simple: se acabó haz algo o se acabó.

Entonces comienzan los recortes tratando de sacar dinero de donde sea, no para resolver la situación pero solo para que les sigan prestando tratando de prolongar la agonía del sistema clientelar que sustenta al estado español. La única área donde los ingresos del estado no caen como porcentaje del PIB es la de las cotizaciones sociales, las mismas son obligatorias independientemente del estado de beneficios de las actividades económicas que las sustentan y es precisamente en esa área donde se centran los recortes. El estado pretende utilizar una fuente de financiación asegurada por ley desviándola hacia el mantener su sistema clientelar y expulsando a los ciudadanos de los servicios por los que obligatoriamente tienen que contribuir al estado. El estado se enroca sobre si mismo tratando de salvar lo único que mantiene en el poder a los partidos políticos: el repartir prebendas.

Paralelamente todos los tradicionales “socios” del estado comienzan a tener problemas de viabilidad. Grandes constructoras, operadores de autopistas, cajas de ahorro, todos son sectores que han alcanzado tamaños hipertrofiados en base a sus relaciones políticas y en base a ellas acuden al estado para que les salve. Pero ya no hay dinero y el mar de pérdidas se pierde de vista.

La mitad del sistema bancario (que se corresponde a casi todas las cajas de ahorros) se encuentra en quiebra. La situación es muy mala ya que para colmo han estado comprando deuda del estado ante la huida de los compradores internacionales, llegando a ser la banca española el principal comprador al día de hoy. La banca ha estado acudiendo al BCE obteniendo dinero al 1%  para prestarlo al estado español al 6%. Unos intentan enjugar el déficit imposible del otro y el otro les permite ocultar su verdadera situación financiera. Ambos son inviables en las actuales condiciones.  Al día de hoy los principales activos bancarios en este país son pisos que nadie quiere y deuda del estado que muy pronto nadie querrá tampoco.  Este es el resultado de cuando un régimen inviable intenta sobrevivir al precio que sea.

La solución hace cuatro años era bien simple:

- Negociar la entrega de las cajas de ahorros a los acreedores externos en dación de pago.

- Recortar el gasto público superfluo.

Esto hubiese minimizado el daño a la población, pero la clase política escogió el camino de tratar de sobrevivir como sea, con el sistema clientelar intacto y no perder poder. Ahora no va a sobrevivir nadie, ni ellos ni la población. Devolver una deuda que suma cuatro veces el PIB de un país es imposible, requeriría del trabajo acumulado de toda la población activa durante cuatro años o del 25% de los ingresos de todos durante dieciséis años,  esta deuda equivale a diez presupuestos generales del estado por lo que sería como pagar el doble de impuestos durante diez años.

No hay “rescate” o “inyección” que valga, el problema es de solvencia no de liquidez, esto quiere decir que el problema no es de descuadre momentaneo entre pagos e ingresos, no el problema es que con ese dinero se han realizado inversiones ruinosas de forma generalizada y son el resultado de la planificación económica de este país llevada a cabo en los diferentes palcos presidenciales de los estadios de fútbol.

Esto no acabará bien.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #55 en: Octubre 09, 2019, 11:34:55 am »
Citar
La Europa que nunca fue
Domingo, 3 de Junio de 2012

Juan y María buscaban pareja y se inscribieron en un sitio de estos de internet. Cada quien llenó el formulario indicando el tipo de comida, libros, cine, deportes, actividades de tiempo libre que le gustaba, si fumaba o bebía, la religión que profesaba, si era del Madrid o del Barça y así un rato. La  máquina les presentó y se fueron a cenar y efectivamente a los dos les gustaba la misma comida, libros y cine, hacían los mismos deportes, no fumaban, bebían de vez en cuando y eran del Madrid o del Barça, da lo mismo. Ya que eran tan compatibles continuaron saliendo y divirtiéndose por lo que decidieron irse a vivir juntos. En ese momento comenzó el desastre ya que ninguno de los dos era capaz de intimar con nadie ni de expresar sentimientos, se dieron cuenta que no tenían amigos, que tenían serios problemas emocionales que probablemente se remontasen a sus infancias, que dependían neuróticamente el uno del otro ya que su terror más grande era la soledad; cada uno esperaba ser cuidado pero no cuidar a nadie. En fin dos niños-adultos que nunca maduraron emocionalmente y seguían buscando a su papá o mamá que les cuidase, sin percatarse que ellos a su vez tenían que hacer de papá o mamá de su pareja de vez en cuando. Entonces comenzaron a pensar que el problema era que no salían a divertirse lo suficiente, siempre metidos en el piso, que si la rutina, que si más sexo, que si cenas románticas. Nada de eso sirvió de nada y cada uno tuvo que regresar a lo que más le aterraba en este mundo: la soledad, preguntándose el cómo era posible que esto hubiese fracasado si tenían planificado hasta el último detalle.

Un poco de esto sucede con la construcción Europea donde se ha planificado hasta el último detalles no importantes. En Europa al día de hoy existe legislación comunitaria sobre el contenido máximo de Fenol residual que la madera para fabricar sillitas  da de comer a los bebés debe tener, existe una complejísima y cambiante legislación sobre el tamaño que deben tener los huevos, su peso, cuantas gallinas por jaula, que deben comer, como se deben sentir y a cuantas gallinas por gallo toca. Seguramente en alguna aburrida y mojada calle de Bruselas también exista la oficina de los lobistas que representan a los gallos para tratar de lograr el que a cada quien le toquen muchas gallinas. Pero a su vez no existe absolutamente nada legislado al respecto de los asuntos que de verdad son importantes para los ciudadanos tales como pensiones, educación, leyes laborales, impuestos y asistencia social.

Por ejemplo si usted trabaja diez años en España, cinco en Italia, otros diez en Alemania, cinco en Austria y cinco en Grecia tendrá que realizar trámites ante los cinco países y en cada uno de ellos será penalizado ya que no ha trabajado los años reglamentarios en cada país que le cualifiquen para recibir una pensión cuando en realidad usted ha trabajado más que nadie y donde ha hecho falta moviéndose constantemente hacia donde la actividad económica lo ha requerido. Su vida laboral se ve fragmentada entre todos los países donde ha trabajado y su posibilidad de recibir alguna pensión va disminuyendo a medida que va trabajando en más y más países.

Supongamos ahora que usted trabaja en Italia y se marcha a Inglaterra bien sea de vacaciones o por trabajo y tienen que atenderle en un hospital. Prepárese para el papeleo del siglo,  el adelantar dinero suyo a los ingleses para luego intentárselo cobrar a la seguridad social italiana y prepárese para la sorpresa del siglo cuando su carnet de la seguridad social italiana valga como el papel mojado en la inglesa. Y que podemos esperar si el carnet de la seguridad social de Murcia en realidad no vale en Cáceres, le atienden porque los políticos han dado la orden de que le atiendan de forma de evitar el n-esimo  escándalo. Acto seguido vaya a renovar el carnet de conducir español en Alemania: no se puede, debe ir usted a España a renovarlo.

Ahora usted acaba en Italia, marcha a Alemania y tiene que cambiar a sus hijos de colegio. Prepárese una vez más como no los envíe a un carísimo colegio internacional que si mantiene un pensum y sistemas de notas uniforme. En Francia las notas van de cero a veinte siendo cero el peor y veinte el mejor, en España de cero a diez, en Finlandia es aprobado o no aprobado, en Alemania la cosa va del uno al seis, pero “uno” es máxima nota y “seis” reprobado, en Bulgaria va del uno al cinco, en Irlanda va de la “A” (excelente) hasta la “F” (reprobado), en Italia las notas son del uno al diez pero se aprueba con un seis y también existe el “método antiguo” con la escala “Ottimo”, “Distinto”,  “Buono”, “Sufficiente”, ”Insufficiente”. En Holanda la escala es del cero al diez pero el problema está en los decimales ya que una nota de 5.4 es un no aprobado mientras que otra de 5.5 si lo es si la nota se redondea sin decimales, unos utilizan un décimal y otros no utilizan decimales. En Noruega la escala es del uno al seis pero se aprueba con dos. En Polonia se utiliza una escala de seis niveles “niedostateczny”, “dopuszczający”, “dostateczny”, “dobry”, “ardzo dobry”, “celujący”, pero en la universidad es diferente y la escala utilizada es: “niedostateczny”,”dostateczny”,”dostateczny plus”,”dobry”,”dobry plus”,”bardzo dobry”,”celujący”,”zaliczony”,”niezaliczony”. En Portugal la escala es 1-5, pero a partir del bachillerato es 0-20. Y así en cada país hasta enloquecer traduciendo notas mediante caros y lentos traductores oficiales para tratar de convencer al director de la escuela que el grado II en Rumanía se corresponde con el II de Alemania y que “Satisfăcător” quiere decir que ha aprobado y se corresponde con un “Vier” alemán.

Ni siquiera existe una lengua común en Europa que permita a todo aquel que lo desee el trabajar en otro país y realizar sus trámites ante los diferentes estados. Para estas cosas normalmente existe el inglés, pero claro es una afrenta al orgullo nacional de unos o a la incapacidad de aprender idiomas de otros. ¿ Cómo es posible que el inglés a estas alturas no sea idioma cooficial en todas las administraciones y empresas europeas ?.

Todo esto se traduce en una sola cosa: no existe un mercado homogéneo de trabajo y este es un requisito imprescindible para que una región con moneda única funcione. El libre flujo de trabajadores no solo se consigue eliminando fronteras físicas, también hay que eliminar las otras barreras y sin libre movilidad de trabajadores no hay moneda única que valga ya que siempre aparecerán tensiones entre lugares prósperos y no prósperos que no podrán ser resueltas exclusivamente mediante políticas fiscales y monetarias.

¿ Por qué la unión europea tiene legislación armonizada sobre el contenido máximo de Formol que deben tener…(bueno ya sabéis de que va que es muy largo) y no sobre pensiones, idiomas oficiales, escuelas, hospitales, policía y bomberos  ?. Porque el objetivo nunca fue el que la población se moviese de un sitio a otro, el objetivo era el que las empresas lo hiciesen.

La unión europea es y fue la creación de los lobbies industriales y financieros de Europa con estrictos objetivos comerciales y con muy pocos objetivos políticos aunque se escenificasen ampulosos sainetes como el del pacto de Lisboa, el cual como literatura fantástica está muy bien pero como pacto político no. Ya lo comenta Niguel Farage (y de qué manera) constantemente en el parlamento europeo sobre la falta de democracia europea, sobre las constantes maniobras para que tales o cuales iniciativas no se vean sometidas a referéndum, sobre el existe un presidente Europeo que nadie conoce, nadie ha elegido y no se sabe de dónde viene; sobre el que existen ministros europeos que nadie sabe quiénes son ni quien los eligió pero en realidad todos si sabemos quienes los han elegido: los poderosos lobbies industriales de Bruselas y por esto nadie le contesta.

La Europa de los negocios pero no de los ciudadanos, ni siquiera tienen el derecho a buscarse la vida de forma relativamente fácil en otro país. Lo que si se ha liberalizado es la capacidad de cada oligarquía nacional de tratar de quedarse con el negocio del vecino mientras la población sigue prácticamente presa en cada país ya que no existe un mercado de trabajo homogéneo. En realidad de eso se trata la construcción Europea: de que los diferentes grupos de presión de cada país puedan entrar a quedarse con los mercados del vecino. Bueno y que cada quien pueda ir de vacaciones por Europa sin estar mostrando el pasaporte y cambiando dinero cada cuarto de hora. Pero a lo largo de estas décadas no se ha facilitado de verdad la movilidad laboral de la población lo cual es un síntoma importante de que ese no era un objetivo importante.

¿ Qué pasa cuando dos regiones económicas muy diferentes “A” y “B” realizan intercambios comerciales intensos ?.

Que uno ”A” será el que vende y el otro “B” el que compra. “A” produce y “B” consume por lo que van acumulando deudas que llegado un momento no se pueden pagar.

¿ Cómo se reduce esa tensión ?

Los trabajadores de “B” marchan  “A” y entonces “A” tiende a consumir lo que produce….y “B” también ya que no le queda otro remedio.

Nótese que se produce y consume lo mismo pero por el medio ya no está la exportación de “A” a “B” que es lo que genera la tensión y todo se hace dentro de un área económico-política homogénea, es decir: bajo el mismo estado.

¿ Qué pasa si esa tensión no disminuye ?

Pasa lo mismo que con China y los USA  donde China produce y los USA se dedican al handerklander o con los países del Sur y Norte de Europa donde más de los mismo. El caso USA-China es muchísimo peor que el Europa ya que ahí la inmovilidad entre ambos mercados de trabajo es total y de esta diferencia se benefician los que negocian con esto generando tensión en forma de deuda entre países.

En la unión europea no existe un proyecto político, lo único que existen son intereses comerciales de los diferente países a los que se les da un barniz de proyecto político. En realidad cada quien se encuentra dispuesto a echar su cubo de basura en el patio del vecino las veces que haga falta. En aras del comercio han sido capaces de aceptar países que en su vida han conocido la libertad o la democracia como Portugal, Grecia, España e Irlanda,  hacer la vista gorda y tratarles como si fuesen antiguas democracias consolidadas. Para ser justos también hay que decir que el proceso europeizante tuvo mucho que ver con que estos países abandonasen las dictaduras que en realidad no las abandonaron, se disfrazaron de demócratas, pero por lo menos dejaron de matar y torturar y eso sin lugar a dudas es una mejora importante. En realidad lo que abandonaron fueron las formas externas dictatoriales.

El que cada quien hecha su basura en el patio del vecino es evidente. En el año 2001 los USA viendo que su última huida hacia adelante (la burbuja de Internet) dejaba de funcionar decidieron en poco menos de un año bajar los intereses desde poco más del 6 % hasta el 1.75 %  en la irresponsabilidad más grande nunca vista en banco central alguno. Se trataba de inflar una nueva burbuja como sea y vaya que la inflaron. Ante esta brutal bajada de intereses el recién estrenado Euro comenzaría a apreciarse, esto provocará la caída de las exportaciones europeas y sobre todo alemanas (un 30% de su PIB) por lo que en poco más de dos años bajan los intereses de 4,75% al 2%. Por otra parte en el año 2001 Francia y Alemania sufrían en sus carnes el reventón de Internet, convenía bajar intereses.

Esto provoca una avalancha de créditos desde los bancos que amenaza con crear inflación, encarecer la mano de obra, perjudicar las exportaciones de estos países y crear burbujas no deseadas. ¿ Qué hacer ?, pues que los bancos alemanes y franceses les presten ese dinero a los del sur de Europa. Todo ese exceso de crédito lo volcaron ahí de forma que no afectase a sus economías en vista a lo que se veían forzados a hacer de cara a la locura económica de los norteamericanos. De esta manera los alemanes defendieron su industria mientras paralelamente reformaban su mercado de trabajo que básicamente consistió en echar a los trabajadores del sector servicios de bajo valor agregado al caldero. Ya se veía que en los tiempos venideros los recursos no alcanzarían para todos.

Los ignorantes del sur de Europa picaron el anzuelo y se tragaron todo el crédito alucinado generado en el norte debido a la presión de los USA y su desquiciada política monetaria, claro Europa no tiene el dólar que le permita hacer lo que le dé la gana y en algún sitio había que neutralizar estos desechos tóxicos y nadie mejor que los mas ignorantes del club cuyas élites ni siquiera comprenden el verdadero significado del dinero y sobre todo del dinero fiduciario ya que en su mayoría son abogados educados en colegios religiosos de ambiente gótico y solo son capaces de ver el próximo pelotazo.

El sur de Europa se tragó todo aquello pensando que hacían el negocio del siglo ¡ dinero casi gratis !, cuando en realidad les estaban enganchando por la boca. Este fue el precio de mantener un Euro bajo: el sur de Europa. Luego la cosa se medio arregló y subieron los intereses hasta más del 4% en 2007 destrozando a todos los países del sur cuando fueron a renovar sus créditos.

Ha sido una jugada maestra, ya que los amigos del norte:

Defendieron sus economías industriales

Ahora se encuentran en una situación favorable ya que comparados con los vecinos son atractivos lo que les permite financiarse a muy bajo interés. Al día de hoy el gobierno alemán paga intereses reales negativos por su deuda, es decir: los inversores le pagan al gobierno alemán por tomar prestado su dinero.

Lo mismo sucede con sus empresas que ahora se financian a muy bajo coste.

Su maquinaria industrial ahora enfila las baterías hacia China y los BRICS que al parecer son los que van a crecer en un futuro.

Esto no quiere decir que los gobiernos del sur de Europa sean unos santos, pero este no es un juego de malos malosos contra seres de luz. En realidad cada quién sigue velando por su economía nacional y ninguna oligarquía ni la de aquí ni la de allá quiere perder poder.

La población: que haga lo que pueda.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #56 en: Octubre 11, 2019, 15:35:12 pm »
Citar
El rescate préstamo en condiciones ventajosas que nunca fue.
Viernes, 15 de Junio de 2012

El FROB, eufemismo para “Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria” (eufemismo que no proviene de su finalidad sino de la forma “ordenada” de como se está reestructurando la banca) ha recibido una línea de crédito de 100.000 millones de Euros proveniente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y/o del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). El SYS-BANK de ESP es rescatado mediante el FROB al que a su vez FEEF y MEDE le prestan el dinero….de los contribuyentes europeos. Eso es lo que se esconde detrás de tanta sigla: un crédito al 3% que garantiza el estado español para que este a su vez lo reparta entre la banca. Un truco contable para que esto no cuente como deuda pública, pero todos sabemos que lo es.

¿ Solucionará esto algo ?.

De ninguna manera. Los que manejan estas cosas confunden un problema de liquidez con uno de solvencia. Un problema de liquidez es el que su cliente se retrasa con los pagos pero usted debe pagar a sus suministradores. Como no tiene el dinero para pagar porque no le han pagado entonces consigue un crédito, paga a su proveedor y devuelve el crédito cuando su cliente le pague. Nadie ha perdido dinero: solo ha sido un problema de descuadre de pagos y cobros. Ahora si su cliente no le paga porque dice que lo que usted le ha suministrado no vale, o no le paga porque él a su vez ha quebrado o no le paga porque no le da la gana y usted debe llevarle a los tribunales entonces usted tiene un problema de solvencia: se ha metido en malos negocios que con toda seguridad arrojarán pérdidas.

El problema de España y por ende de su sistema financiero no es de liquidez, el problema es de solvencia. Aquí se han hecho muchos malos negocios al abrigo de la pasada fiesta de especulación-corrupción inmobiliaria y ahora toca afrontar las pérdidas. Una buena parte de los bancos españoles no necesitan créditos puente para capear el temporal, no: una buena parte de los bancos españoles necesitan ser liquidados, cerrados para nunca más volver. Accionistas, bonistas y preferentistas deben sufrir las consecuencias de sus malas inversiones y ver como el valor de sus carteras se reduce a cero de forma que se quede bien grabado en el inconsciente colectivo de cara a futuras generaciones.

Un crédito no resuelve un problema de solvencia en ninguna parte, ni en la PYME más pequeña ni en el  banco más grande. Solo hay que ver la magnitud de las posibles pérdidas que sistemáticamente oculta el sistema financiero patrio para poner en perspectiva los 100.000 millones en caso de que para algo sirviesen.

El sistema bancario español posee al día de hoy aproximadamente 4,8 billones de Euros en activos repartidos de la siguiente forma (todo en billones de Euros):

Préstamos concedidos: 2,0

Depósitos a la vista en otros bancos:     1,3

Deuda pública y otros valores: 1,0 (aprox 0,7 en deuda pública)

Acciones: 0,4

Otros : 0,1

De todos los préstamos concedidos a  personas y empresas aproximadamente la mitad son hipotecas.  Por otra parte la banca española es propietaria de 1,5 millones de viviendas con un valor aproximado en libros de 100.000 millones de Euros producto de todas las daciones en pago que ha recibido de promotores con tal de ocultar la verdadera morosidad. Cien mil millones de Euros divididos entre un millón y medio de viviendas arroja un valor medio de 66.000 Euros por vivienda. Solo eso es un indicativo de hasta donde llegó la locura especulativa cuando hasta hace poco una vivienda se vendía a un precio medio de 150.000 Euros y es un buen indicador del recorrido a la baja que aun tiene la vivienda en esta país.

¿ Bajo este panorama a cuánto podría ascender la pérdida de activos en estas instituciones ?. La pregunta del millón (perdón: del billón) que nadie quiere responder y es ocultada sistemáticamente por el poder político con la colaboración de los gestores del sistema financiero y sus supervisores en el BdE.

Según la asociación hipotecaria española el nivel de morosidad en hipotecas es del 2,74% a finales del 2011. Por otra parte el valor de la vivienda apenas ha bajado según las cifras oficiales y los balances de estas entidades. Si todo esto es así de bonito nos podríamos preguntar a qué viene tanta crisis y tanto rescate.

La verdad verdadera sale a la palestra cuando sobreviene el desastre y ya nada se puede ocultar. Caja Castilla la Mancha tenía un 9% de morosidad cuando fue intervenida, Bankia manejaba 300.000 millones de Euros en activos y tuvo que ser intervenida con 23.000 de Euros lo que representa un 8% de sus activos. Es de notar que Bankia tenía 12.000 millones de Euros de capital lo que se corresponde con un apalancamiento de 25 (pasivo/capital) o con unos requerimientos de capital del  4% cosa común en la banca en estos días. Esto implica que ante una reducción de solo el 4% del valor de sus activos pierde todo su capital. Ya que no hay ni habrá ninguna otra información fiable extrapolemos lo que si sabemos de verdad ya que no se pudo ocultar.

Supongamos que la mitad del sistema financiero español constituido por las cajas de ahorros también haya  perdido un 8 % de sus activos. Cosa plausible ya que la dirección de las mismas es muy similar (políticos) y se dedican a lo mismo: construcción.  Esto implicaría que se ha perdido el 8% de 2,4 (la mitad de 4,8) billones de Euros o unos  200.000 millones de Euros o lo que es lo mismo: el 20% del PIB del país. Eso suponiendo que la situación económica no empeore y que la otra mitad del sistema financiero no se encuentre tan afectada.

Por otra parte y ante la vertical caída de ingresos del estado debido al estallido de la burbuja este se ha estado endeudando a razón de 100.000 millones de Euros al año y los principales compradores de esta deuda han sido los bancos nacionales que acumulan unos 700.000 millones de deuda pública. Solo en los  años que lleva esta crisis han acumulado aproximadamente 300.000 millones. Esta es la verdadera causa de la crisis española: el estado ha estado absorbiendo todo el crédito del sistema financiero dejando al resto de las actividades productivas sin financiación por lo que la economía nacional ha ido muriendo lentamente lo que agrava aun mas las finanzas estatales debido a la caída en la recaudación. Un caso de crowding out de libro. Esto deja a la banca con unos activos (deuda estatal)  de dudoso valor ante las continuas rebajas de rating lo que suma aun más a las posibles pérdidas. Con solo que el estado español haga una crisis de deuda con una quita del 30% sumaría otros 200.000 millones de pérdidas en el sistema bancario.

El avezado lector se preguntará entonces que tienen que ver 100.000 millones de préstamos a estas alturas. La respuesta se encuentra en la inversiones que los bancos extranjeros han realizado en España. Aproximadamente han invertido unos 2,3 billones de Euros repartidos de la siguiente forma (en miles de millones):

Depósitos en efectivo:  712.000

Compra de bonos:  642.000

Préstamos:  389.000

Acciones:  500.000

Un colapso de la economía nacional, del estado y del sistema financiero provocarían graves pérdidas a sus sistemas financieros y enviaría ondas de choque a través del planeta. Los principales acreedores son:

USA y UK : 450.000 millones cada uno

Alemania: 150.000

Francia: 112.0000

Banco Central Europeo: 300.000

Es el mundo anglosajón y no el mundo europeo quien principalmente ha invertido en España, el famoso no-rescate de 100.000 millones es simplemente comprar más tiempo tratando de evitar en desenlace final: la quiebra generalizada producto de la burbuja inmobiliaria más grande de toda la historia de cualquier país que se tenga noticia si se la compara con el tamaño de su economía. Este no será el último intento de tapar el agujero que inevitablemente desembocará en la quiebra del estado español y muy probablemente en una crisis parecida a la de Lehman Brothers, quien al momento de presentar quiebra acumulaba un pasivo de 500.00 millones de Euros. España acumula un pasivo de 2,3 billones.

La población no verá ni un solo duro de estos rescates convertidos en puestos de trabajo o actividad económica, simplemente el estado se los prestará a los bancos quienes lo depositaran en el en banco central de forma de apuntalar sus balances. Para el pago de intereses y la devolución del principal ya veremos porque no existirá actividad económica alguna que lo permita.

Están comprando tiempo para ver qué hacer, con toda probabilidad dejar caer a España. Ya se escucha el run run de las piedras en el río.

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 88120
  • -Recibidas: 30841
  • Mensajes: 8425
  • Nivel: 848
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #57 en: Octubre 15, 2019, 08:40:47 am »
Bueno, la mafia v.2 vendrá por la interné. Y no será ni siquiera del pais.
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #58 en: Octubre 31, 2019, 09:46:55 am »
Citar
El Homo Complexus
Lunes, 16 de julio de 2012

Han sido muchos posts en este blog exponiendo las auténticas barbaridades que los seres humanos se hacen los unos a los otros cuando conviven en la sociedad industrial,  sin ir más lejos en nuestro país y su medieval sistema político donde los damnificados abundan. La constante del maltrato y de la falta de humanidad se encuentra presentes en todas las civilizaciones desde que hace once mil años se desarrolló la agricultura en el Creciente Fértil. Se maltrata en todas partes, en los países pobres sin complejo alguno, en los países ricos mediante una sofisticada red de instituciones como los negocios, la psicopatía corporativa, los partidos políticos, la banca, la educación, el consumismo y la soledad.

Siendo simplistas podríamos decir que el ser humano es “malo” un depredador en toda regla, pero también es “bueno” en el sentido de que es capaz de expresar afecto, de sacrificarse por los suyos, de cuidar a sus hijos y de tener alguna que otra amistad. ¿ Pero qué es ser malo o ser bueno?. Hace cincuenta años fumar era “chic” y ahora es “malo”, hace quinientos años las religiones eran “buenas” y ahora más y más personas huyen de esos conceptos que consideran como poco deseables o “malos”, hace unos años los “bueno” era convivir estando casados ahora lo que se lleva es vivir juntos sin más atadura que el deseo de permanecer unidos. Los conceptos de “malo” y “bueno” son en realidad conceptos morales que se encuentran anclados en las movedizas arenas de la cultura la cual va cambiando con el tiempo. No son conceptos absolutos, dependen de la época histórica por lo que cualquier discusión que les involucre como calificativos irremediablemente se encuentra condenada a ahogarse en un mar de confusión donde cada quien defiende o ataca lo que considera “bueno” o “malo”. Estos conceptos son netamente culturales, los niños los adoptan sin rechistar durante su crianza para internalizarlos y convertirlos en algo que forma parte de sí mismos, en algo en lo que creen fervientemente. Pero no son más que otra expresión cultural de los tiempos como la moda, la música, la economía y la religión.

¿ Es el hombre malo o bueno ?, gigantesca pregunta que para desambiguar tendríamos que abordarla desde un punto de vista estrictamente amoral. El problema es que al calificativo “amoral” también se le atribuyen significados provenientes del campo de lo moral por lo que la confusión alcanza dimensiones cósmicas. En este caso por amoralidad nos referimos a estar desprovistos de juicios de valor tanto a favor como en contra y un buen lugar desde donde tratar este tema “amoralmente” es el comprender las bases biológicas que rigen al ser humano como especie.

El ser humano se diferencia de las demás especies por el tamaño y complejidad de su cerebro. Esto que suena a perogrullada tiene importantes consecuencias ya que este órgano constituye una importante ventaja así como desventaja evolutiva. El hombre no posee fuerza física para defenderse de sus depredadores, o velocidad para escapar de ellos, no puede volar y dejarles atrás, no posee potentes venenos para matarles o garras y poderosos dientes para atacarles. Lo que si posee es el cerebro, que le permite comprender las situaciones y reaccionar en consecuencia de una forma infinitamente adaptable.

El cerebro es una gigantesca máquina asociativa que permite al ser humano almacenar situaciones que le han sucedido junto con las emociones que esa situación desencadenó. Cuando esos recuerdos almacenados en la memoria son llamados a la palestra aparte de los hechos concretos son también traídas al presente las emociones asociadas a esos hechos. Inclusive los hechos pueden estar deformados, no ser exactos o estar alterados pero las emociones extraídas de la memoria son vívidas como el primer día. Es como un DVD donde trozos de vida pueden ser llamados a voluntad para ser revividos a todo color como si estuviesen sucediendo y experimentar todas las emociones asociadas al hecho como en aquel entonces. Esto es lo que conocemos como aprendizaje y confiere al ser humano una capacidad desconocida en la naturaleza, le confiere la capacidad de cambiar sus instintos de forma dinámica y en un relativo corto plazo a medida que nuevas situaciones van apareciendo. Los instintos de los otros animales se encuentran “cableados” de forma fija y van cambiando lentamente mediante un brutal proceso de selección natural a lo largo de generaciones, proceso al que el ser humano tampoco escapa. Digamos que el resto de la creación funciona con un programa fijo y el ser humano es reprogramable sobre la marcha. Esto es lo último de lo último en técnicas de evolución.

Así como el cerebro humano es una máquina asociativa hacia el pasado también lo es hacia el futuro. Es capaz de “imaginarse” situaciones que no están sucediendo y experimentar las mismas emociones y en la misma intensidad como si estuviesen sucediendo ahora mismo. Este órgano es también una increíble máquina de simulación que nunca para y constantemente se encuentra corriendo el programa “…y si pasara esto….y si pasara aquello” produciendo las emociones correspondientes que son almacenadas junto a las experiencias reales. El hombre con solo ver lo que el tigre le hace a la gacela es capaz de imaginarse y sentir vívidamente el terror asociado para acto seguido guardarlo en su memoria como si en realidad hubiese sucedido. De esta forma aprende a reaccionar ante el tigre así nunca haya sido atacado por tigre alguno.

Un increíble  órgano que es capaz de aprender del pasado, del futuro…y de lo que le dice el vecino, porque también lo que le entra mediante el lenguaje desencadena las emociones asociadas a lo que le cuentan como si de verdad estuviese sucediendo, para luego seguir con el mismo ciclo de almacenamiento en memoria y posterior recall cuando haga falta. Es decir: también aprende de lo que le cuentan. En este sentido evolutivo el cerebro es imbatible como herramienta de supervivencia, pero existe un precio a pagar por tan sofisticado accesorio.

En su estado desarrollado sería imposible que este órgano pasara por la pelvis de una mujer en el momento de dar a luz. Por lo que viene a este mundo en un estado totalmente no desarrollado, solo con las funciones básicas que permitan la supervivencia inmediata y las funciones vitales. El cerebro llega a este mundo sin programa, solo trae cargado un pequeño sistema operativo para las cosas más mundanas. Luego tarda años en alcanzar su madurez, tiempo durante el cual el vástago depende de sus padres. El disponer de un cerebro tan sofisticado impone unos requerimientos de crianza extremadamente exigentes comparado con el del resto de las especies. En esto reside su desventaja evolutiva: la cría de ser humano debe ser protegida y criada durante larguísimos períodos de tiempo y a dedicación completa si se pretende desarrollar plenamente sus capacidades de adaptación y por lo tanto de supervivencia.  Ninguna otra especie animal soporta estos descabellados requerimientos de crianza.

El cerebro humano nace desprovisto del programa que le permite ser adaptativo, este programa se encuentra enteramente basado en las emociones y es la madre la que se encarga de desarrollar estas capacidades es sus crías. Lo que Freud describió como el YO, no es más que el núcleo de ese sistema operativo, la identidad interna del individuo que le dice que sus emociones son válidas, que son algo serio a lo que hay que hacer caso y en base a las cuales aprenderá a aprender y a tomar decisiones en la vida. Es la madre mediante el contacto físico, la aprobación, la admiración, el celebrarle sus decisiones, el imponer límites, el soportar las rabietas, el calmar cuando toca, el consolar y el jugar quien poco a poco va permitiendo que el niño ejercite su musculatura emocional y poco a poco  vaya formando su YO. Los animales marsupiales vienen a este mundo en un estado físico no desarrollado, cosa que completan dentro de la bolsa que su madre tiene a tal efecto. Los seres humanos vienen a este mundo en un estado emocional no desarrollado cosa que completan dentro del saco emocional de su madre, en el sentido emocional son animales marsupiales. La madre completa el proceso de maduración del cerebro de sus crías prestándoles  su propio YO para que el niño “juegue” con él y ejercite el suyo propio y de esta forma desarrolle su aparataje emocional con el único fin de ser adaptable ante las situaciones externas y aumentar sus probabilidades de supervivencia, o en palabras mas conocidas: ser feliz.

El problema de todo esto es que el proceso toma años, requiere de la dedicación casi en exclusiva de la madre durante todo el período en el que debe de estar al lado de su vástago en todo momento por lo que atender el tema de la supervivencia material y la protección contra los depredadores se convierte en algo espinoso. No existe pareja más expuesta a las amenazas del medio que les rodea que la madre y su prole de tierna edad. Llegados a este punto es importante recalcar que la crianza materna no es algo social, cultural, deseable o no, o que tenga que ver con temas de igualdad de sexos, no: la crianza materna es algo enteramente biológico. En realidad así como solo la mujer es capaz de dar a luz, así solo ella es capaz de desarrollar el aparato emocional que confiere la adaptabilidad ante la vida a sus crías. En un increíble acto tan increíble como el alumbramiento la madre trae a la vida el YO interno de esos cuerpos que alumbra. Si esto no es evidencia de que dios existe, que baje él mismo y lo vea.

Entonces aquí  es donde interviene el hombre. Normalmente en el resto de las especies el macho aporta su carga genética durante las épocas de celo de la hembra y se desentiende del asunto. Luego la hembra se basta a sí misma para criar a la prole durante el corto período de crianza que no va más allá del próximo ciclo de celo y vuelta a comenzar. En el caso de los humanos ambos progenitores deben dedicarse en cuerpo y alma a la crianza de sus vástagos, la madre se encarga de desarrollar su complejo aparato adaptativo y es el hombre quien se debe de encargar del resto, sobre todo del espinoso asunto de la supervivencia material.

Surge el problema de cómo fijar al hombre al núcleo de crianza durante el exagerado tiempo que este dura y así evitar el posible abandono que en estas delicadas condiciones equivale a una sentencia de muerte y por lo tanto de desaparición de la especie. El ser humano es la única  especie  cuya hembra no experimenta los ciclos de celo comunes al resto de las especies animales. La hembra del Homo Sapiens siempre se encuentra  disponible sexualmente y de esta forma establece un vínculo con el hombre que aumenta las probabilidades de no abandono. El ser humano se convierte en el animal sexual por excelencia, permanentemente en celo desde su maduración sexual con el único fin de asegurar el vínculo que  su vez asegure la supervivencia de su prole. Aquí el sexo pasa a formar parte importantísima de la biología y por ende de la psique del ser humano y le define tal como Freud le describió por primera vez para escándalo y oprobio de la sociedad victoriana de finales del siglo XIX.

Este fue uno de los mecanismos que la naturaleza creo para asegurar la supervivencia de la especie, pero también construyó  otro mucho más sofisticado. Al ser la madre la desarrolladora del sistema emocional mediante eso que conocemos como “amor de madre”, produce un efecto diferente en niños y niñas. Para el niño la fuente de amor proviene del sexo opuesto, lo que le transmite un mensaje: son las mujeres las que dan amor…y eso me gusta. En el caso de las niñas es la madre también la fuente del amor materno, pero también está el padre por lo que el mensaje es algo diferente: lo de la madre está muy bien pero también existen los hombres. El resultado de todo esto es que el hombre se encuentra totalmente escorado hacia la mujer en el plano emocional, mientras que la mujer es más equilibrada, más a medio camino entre papá y mamá, más autocontenida emocionalmente.  La mujer se encuentra más completa en si misma  desde el punto de vista emocional y al hombre siempre le hace falta algo que percibe como que reside en la mujer. El hombre depende más emocionalmente de la mujer que la mujer del hombre y de esta forma se crea un poderoso lazo contra la posibilidad de abandono por parte de este último. Fue Freud el primero en describir este fenómeno, para mayor escándalo aun de sus contemporáneos que le juzgaban desde la óptica de la moralidad cultural imperante en aquellos tiempos y no desde lo que verdaderamente es el Complejo de Edipo: un formidable mecanismo evolutivo con el objetivo de aumentar las posibilidades de supervivencia de la especie ante los desproporcionados requerimientos que la crianza de niños con cerebro impone.

Desde el punto de vista estrictamente biológico, y sin ánimos de ofender sensibilidades, es la mujer quien lo organiza todo a su alrededor desde que el hombre es hombre. Es ella el centro, tal como lo preconizaban las antiguas religiones neolíticas adoradoras de la fertilidad y de la madre tierra como sublimación de la doble fertilidad física y emocional de la mujer. Es ella quien transmite los mecanismos adaptativos que permiten la supervivencia de la especie y el proceso de crianza se encuentra en el mismo centro de todo esto. Todo se encuentra condicionado a la crianza con la mujer como protagonista  indiscutible.

Es el proceso de crianza centrado en la madre quien introduce uno de los principios rectores de la psicología humana: el principio del placer, mediante el cual los seres humanos utilizando su increíble aparataje adaptativo guiado por las emociones buscarán en todo momento lo que les satisface íntimamente y así como la ameba huye de la luz y busca sitios con comida, así el ser humano se moverá inconscientemente por la faz del mundo en la búsqueda de lo que internamente le satisface en lo que hoy día llamamos la búsqueda de la felicidad. Esto incluye decisiones sobre la pareja, los compañeros de cacería (la profesión de hoy), con quien se llevará bien y con quien no, quienes serán sus amistades y cuál es su equipo de futbol. Automáticamente se acercará a lo que le hace sentir bien y se alejará de lo que le hace sentir mal. Luego vendrá el padre a introducir el principio del displacer que la supervivencia material impone, es decir: el principio del deber que no es más que aprender a tolerar la frustración del displacer mientras resolvemos el tema de la supervivencia.  Y con esto ya tenemos otro ser humano con unas capacidades de adaptación desconocidas en otras especies y cuyas posibilidades de supervivencia son órdenes de magnitud superiores.

La aparición del cerebro humano ha conferido una ventaja evolutiva importante al Homo Sapiens en cuanto a capacidades de adaptabilidad proporcionándole lo último de lo último en cuanto a armas evolutivas. Pero a la vez le ha conferido la desventaja evolutiva de un ciclo de crianza extremadamente largo, complejo y delicado; que requiere de toda la atención y energía de los progenitores durante media vida, que les pone en situación de debilidad ante el medio y los depredadores durante largo tiempo y que en definitiva lo ha condicionado todo. La crianza de los niños es en realidad el centro vital donde se crea la adaptabilidad humana y por lo tanto de aquí depende la supervivencia de la especie, es un proceso delicado, con múltiples riesgos  y que requiere tiempo.

Cualquier perturbación al mismo bien sea por causas naturales, culturales o sociales tendrá importantes consecuencias en las probabilidades de supervivencia de la raza ya que esto ataca las bases biológicas de la adaptabilidad que son estrictamente emocionales y que a su vez constituyen  la única ventaja competitiva del ser humano como especie sobre este planeta.

No somos la cumbre de la evolución, solo somos más complejos que las otras especies con todas sus ventajas e inconvenientes. La lavadora que tenía mi madre solo disponía de dos botones: uno para encender/apagar y el otro para vaciarla. Era una máquina muy robusta y lavó ropa durante décadas sin rechistar. Una moderna lavadora es muchísimo más inteligente que aquella antigualla ya que dispone del equivalente a un ordenador instalado en sus entrañas.  Pero también es verdad que debido a su complejidad tiene más probabilidades de averías, es más frágil ante perturbaciones eléctricas, variaciones en la presión y calidad del agua y no cualquiera la puede reparar. Nosotros no somos diferentes.

…continuará.

Jossot

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 179
  • -Recibidas: 218
  • Mensajes: 60
  • Nivel: 3
  • Jossot Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Artículos de heterodoxia.info
« Respuesta #59 en: Noviembre 07, 2019, 07:22:12 am »
Citar
Los robots no tienen YO
Lunes, 10 de septiembre de 2012

El objetivo de las civilizaciones, tal como acertadamente apuntaba Sigmund Freud, es el de lograr grupos humanos homogéneos de forma que respondan de forma uniforme ante los mismos estímulos. Al eliminar la diversidad psicológica por los métodos que sean, las sociedades se convierten en controlables desde la cúspide.

El paradigma del control social han sido las sociedades industriales que así como ha creado un vasto y extenso sistema de máquinas para producir, así mismo ha manufacturado a las personas que las operan  y en la medida en que nuevos conocimientos  sobre la psique humana han ido apareciendo la forma de control ha ido evolucionando con el tiempo, pero siempre con un mismo objetivo: obtener individuos psicológicamente desvalidos que necesitan del sistema y de sus protocolos establecidos para relacionarse entre ellos y funcionar en la vida. Estos protocolos son impuestos a tempranas edades mediante el proceso educativo que no es más que matar la espontaneidad del individuo.

La primera fase surge junto con las ideas capitalistas en la Inglaterra de hace trescientos años. Aquí se trató de no dejar escapatoria posible a participar en el sistema capitalista mediante la expropiación generalizada  y privatización de las tierras de cultivo comunales tal como aquí se describe, no dejando alternativa al individuo que no fuese trabajar en alguna fábrica y depender del sistema para su subsistencia.

La segunda fase fue mediante la destrucción indiscriminada de la infancia en la Prusia de los siglos XVIII y XIX mediante la aplicación de la pedagogía negra simultáneamente a la aparición del sistema industrial germánico. Aquí se inventó la escolarización obligatoria que fue rápidamente adoptada por el resto de los países así como los métodos prusianos de sometimiento de la infancia. Se trató de imponer el control dentro del individuo matando toda resistencia a la autoridad desde tempranas edades. El resultado fue la catástrofe de las guerras mundiales. Los inhumanos métodos prusianos son la base hoy día de los sistemas educativos oficiales.

La tercera fase fue en los Estados Unidos mediante la aplicación de los descubrimientos de Sigmund Freud magistralmente orquestados por su sobrino Edward. Tengo un amigo en los USA que describe perfectamente el resultado del experimento en cuanto a que la sociedad norteamericana es como un gas ideal dentro de un recipiente de acero. Las moléculas se sienten libres ya que pueden chocar a placer las unas contra las otras pero es el señor en bata blanca quien desde afuera controla absolutamente todo lo que sucede dentro del recipiente. Con Freud se vio que no hace falta la coaxión externa de la Inglaterra del siglo XVII ni la brutalidad aplastante de la Prusia del XVII y el XIX. Ahora se puede controlar al individuo y a la vez hacerle creer que es libre. Así como los métodos prusianos se extendieron a todo el mundo occidental así los métodos norteamericanos siguieron el camino.

La destrucción del  YO (en términos Freudianos)  de las personas es lo que se encuentra en la base de todo esto. Se trata de debilitar el YO lo suficiente para que el individuo acepte convertirse en pieza de maquinaria pero no tanto como para que se deprima y no salga de su casa. Se trata de doblegar el espíritu humano hasta hacerle producir, consumir y dormir. Llegados a este punto no deberíamos perder de vista que todo esto ha traído una inmensa prosperidad material, pero a costa de convertir al hombre en una pieza más del sistema. La destrucción del YO conlleva importantísimas secuelas psicológicas, la primera de ellas la incapacidad de relacionarse espontáneamente y de una forma sana con las otras personas. Todas las relaciones entre  personas con su YO notablemente debilitado son substituidas por protocolos de conducta establecidos “científicamente” para aumentar al máximo la eficiencia económica. Todas las relaciones (incluyendo a las personales) dentro del sistema capitalista se ven como una transacción: cuanto gano y cuanto pierdo. El precio a pagar es el de siempre: la soledad del alma tal como la describe Fromm , lo que va más aún a favor del control sistémico ya que el sistema  ofrece a las personas toda una plétora de placebos tales como el consumo, el dinero, el poder, el sexo, el ser envidiado y toda una batería de medias tintas dirigidas a formar un falso YO que no hace mas que atraparles en la rueda sin fin.

Esta ha sido la culminación de casi trescientos años de ingeniería social consciente o inconsciente (nunca lo sabremos pero da igual en cuanto al resultado) donde junto con la maquinaria se ha reformado al hombre para a su vez convertirlo en otra. El trabajo ha sido tan bien hecho que la mayoría no son capaces de imaginar vivir en otro sistema en el mismo sentido en que una persona del siglo XII no podía concebir otra cosa que no fuese la salvación del fuego eterno.  Hombre y máquina se mezclan perfectamente en el piso de la fábrica o la oficina dando como resultado una eficiencia y productividad material  que salta a la vista.

Al ser el hombre parte de esa máquina y no estar la máquina a su servicio el tema de la plenitud material pierde su sentido estricto de satisfacción de necesidades materiales y pasa a ser un interés creado en el sentido que la máquina cada vez debe ser más y más grande para que el sistema (con el hombre incluido) sea estable.  Para esto se han creados instituciones como la banca que fuercen el eterno crecimiento y para esto al hombre se le ha programado desde una tierna edad con un fuerte sentido del deber, de progresar, de ser “alguien” en esta vida basado en la posesión de símbolos y objetos externos,  de ser un hombre de provecho, de identificarse con su posición laboral, es decir: de ser incapaz de saber o  imaginarse quien es en realidad.  Todo el aspecto lúdico-espontaneo, empático y emocional que es donde reside eso que llamamos humanidad ha sido relegado a un cuarto o quinto plano. La sociedad industrial es la negación del principio de vida materno y la exacerbación del principio paterno, por esto es una sociedad marcadamente masculina donde lo que predominan son esos valores. Solo hay que ver cómo se trata  el tema de la maternidad y el cuidado a edades tempranas. Hasta las mujeres quieren ser hombres.

Todo esto funciona muy bien mientras exista leña para alimentar las inmensas calderas que mantienen a las chimeneas emitiendo humo al todo gas.  Debido a su configuración el sistema solo es estable si siempre crece, sin importar en lo más mínimo si la supervivencia material está asegurada o si el nivel de riqueza y confort material es el apropiado o no. Los seres-máquina con su YO debilitado por diseño  insisten en tener más y más cosas tanto materiales como psicológicas fabricadas por el sistema en un intento inútil por llenar ese agujero que sienten que tienen. Pero ese agujero no se llenará nunca con esas cosas, hacen falta otras, de aquí el vector de crecimiento infinito.

El sistema industrial debilita el YO de las personas para forzarles a actuar como máquinas, para hacer que obedezcan, para apartarles de su naturaleza y de la naturaleza  y a su vez ese mismo proceso provoca que lo que el sistema produce sea demandado sin límites y eso que produce a medida que el tiempo pasa se convierte más y más en algo psicológico llegándose a la situación actual donde se desperdician recursos materiales de forma generalizada con el único fin de que la mayoría de las personas se construyan una falsa identidad basada en símbolos y objetos externos. Por esto a la gran mayoría les resulta muy difícil desembarazarse de todo esto y aceptan silenciosamente su destino de hombres-máquina.

Hay que admitir que el sistema operativo implantado a nivel inconsciente es sólido como una roca. “Sólido como una roca” siempre y cuando los recursos materiales sean inagotables cosa que evidentemente no es cierta. El impacto material que una previsible escasez de recursos tendrá sobre la sociedad industrial  palidecerá al lado del impacto psicológico que producirá. Millones de personas “educadas” desde la más tierna edad en esa cultura y que buscan construirse un YO de la forma descrita se enfrentarán a una situación de vacío existencial de proporciones cósmicas, de pronto se encontraran a años luz de su verdadera naturaleza mientras el sistema que psicológicamente les mantiene poco a poco dejará de existir.

Las consecuencias serán inconmensurables.

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal