* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

Tema: PPCC-Pisitófilos Creditófagos-Otoño 2022 por JENOFONTE10
[Hoy a las 08:58:05]


El fin del trabajo por Cadavre Exquis
[Ayer a las 23:09:05]


Coches electricos por breades
[Noviembre 30, 2022, 23:58:45 pm]


A brave new world: La sociedad por venir por wanderer
[Noviembre 28, 2022, 20:39:56 pm]


Autor Tema: XTE-Central 2022-Catakrac  (Leído 4702 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #30 en: Octubre 27, 2022, 14:40:22 pm »
Citar
$BREAK

$DATE

LDI.—

La 'magia de la capitalización' es la zanahoria con la que los chicos de la industria del DOP (Dinero de Otras Personas) te engatusan para que te tragues dos mentiras:
— que el sistema de pensiones totalmente privado (cotización voluntaria y gestión por ellos) es el único que es libre, eficiente y seguro, porque el público (cotización obligatoria y gestión por el Estado) no es más que un negocio piramidal en el que los pagos se financian con el dinero que va entrando, y cada vez entra menos por razones demográficas, aparte de que los tributos son odiosos; y
— que, si tú tienes la mala suerte de estar gravado con una cotización obligatoria para pensiones, por lo menos, que te den libertad para poder decidir que te la gestionen ellos, no el Estado, porque en este no hay ni 'competitititividad' ni 'productititividad'.

Reino Unido ha estrenado Gobierno conservador, pero conservador del modelo popularcapitalista, no del sistema capitalista, es decir, un Gobierno de la derecha moderna, neoliberal y populista, antiliberalismo clásico y antiestado del bienestar; además, presidido por una persona poco escrupulosa cuyo padre es uno de esos rojos-de-mierda que los individualistas anarcocapitalistas, si estuviéramos en el s. XIX, le pondrían una bomba sin contemplaciones. Igual esta persona es lo que es contra su papi.

Bueno, pues este Gobierno británico, nada más tomar el poder, informó de que sus planes se resumían en una gran bajada de impuestos, pero solo para los que menos propensión al consumo tienen, que son los únicos que invierten en activos financieros, Bolsa e inmuebles sobrevalorados. Nada más normal para este tipo de políticos, solo que bajar impuestos es Política Fiscal expansiva y local, justo lo contrario que la actual Política 'Única' Monetaria, que es mundial y restrictiva, restrictiva, dicen al unísono, «para combatir la inflación (rara) más alta en décadas», aunque realmente solo se trata de una pasteurización antipopularcapitalista controlada, como hemos concluido colectivamente en este sitio pseudoanónimo de internet.

Aquí es donde ocurre la primera sorpresa (que no es tal): inmediatamente, tras el anuncio de la selecta fiesta fiscal, tuvo lugar una desinversión masiva en activos financieros públicos británicos, moneda incluida —la moneda es el activo financiero público plenamente líquido sin vencimiento ni rendimiento—, con los tres efectos consecuentes que hay en estos casos:
— caída de los precios de la deuda pública en el mercado secundario y, por tanto, miedo en los tenedores a que nazca la correspondiente obligación de provisionar la pérdida;
— amenaza de alza de las rentabilidades que se vería obligado a ofrecer Estado-Tesoro en el mercado primario (nuevas emisiones), con el consiguiente aumento del rentismo financiero en el sistema de vasos comunicantes que es la distribución de la Renta; e
— adquisición de deuda pública por el Estado-Banco Central, para compensar los dos efectos anteriores.

Decimos que la sorpresa no era tal porque el dinero no tiene banderita y estamos todos muy susceptibles, asustadísimos por la crónica de una recesión tan anunciada y tan especial, aunque lo estemos desde el camarote de recreo de nuestro yate fondeado en la bahía de Guanabara, ya superada la playa de Copacabana, con su 'calçadão' de vaivenes —en la Explanada de Alicante, no son longitudinales, sino transversales, y encima hay 10 separados en tres secciones por dos hileras de palmeras, 10 x 4 = 40 años, justo la relación que hay entre el módulo temporal del ciclo coyuntural y el estructural—:



Antes de seguir: ¡que la diferencia con «O'Eight» (08) es que la banca no está secuestrada por los usureros y usureritos inmobiliarios!, aparte de que la Política Monetaria restrictiva mundial de ahora es favorable para la banca, aunque la aguachirlen algunas Políticas Fiscales heterodoxas, contrarias al ortograma, y el dólar esté indeseablemente caro (qué gusto de vídeo, este, al que enlazamos, de Bloomberg, corto y categórico, después de la mortecina sesión de ayer de la comparecencia de H. de Cos en Las Cortes, diciendo lo mismo pero con anacolutos y elipsis, omitiendo ideas y palabras, lo que permitió a Manso exhibir obscenamente su individualismo anarquizante, tan de 'zurderío' falsoderechista, y a Elvira Rodríguez, volver cínicamente sobre la mentira de que el Gobierno anterior evitó la intervención de la economía española... ¡intervención que él mismo había pedido por escrito!):
https://www.youtube.com/watch?v=s9aCWZkLOH0

Fantástica. Nada de Mierdrid, ¡cantabrona! A nosotros es que nos gustan las de provincias, como Lady Miss Kier, que es de Youngstown, Ohio:
https://www.youtube.com/watch?v=ncAbMVh3NfU
El novio era el teclista, ucraniano. La primera vez que lo vimos llevaba los mismos pantalones amarillos que en este vídeo... y una camisa azul —esos años fueron los de la independencia de Ucrania—. Hoy estará contento.

Siguiendo con el hilo, entonces, ocurrió la segunda sorpresa: los fondos de pensiones británicos, que son muy importantes desde la reforma de hace una década (vid. 'Automatic enrolment'), entraron en crisis, una crisis difícil de entender y con acrónimos oscuros, al estilo de la «O'Eight».

Sí, difícil de entender. Se supone que los fondos de pensiones tienen que tener el riesgo bajísimo y de ello se ocupa la legislación estableciendo requisitos, cautelas y garantías, ¿o no? ¿Entonces, cómo es que una subida de tipos en el marco de una inflación rara, ya de capa caída, aunque espoleada por un mero proyecto legislativo fiscal patrañero dirigido al cerebro primitivo de un puñado de residentes adinerados, todos ya gozando de 'shelters' fiscales, es capaz de poner en crisis a unos enormes fondos de pensiones gestionados cabalmente?

Y acrónimos, que no falten. En este caso, LDI: 'Liability Driven Investment'. LDI es una estrategia de inversión cuando se tienen que honrar flujos de caja futuros muy precisos. Aquí no hay 'benchmarking', sino que se trata de estar invertido de tal modo que no haya problemas a la hora de ejecutar los pagos comprometidos, presentes y futuros, pero muy futuros en muchos casos. No entendemos por qué han entrado en crisis los fondos de pensiones británicos o, más precisamente, por qué no han funcionado los sistemas de garantía y de provisión de liquidez. Parece ser que estos fondos, con los títulos de deuda pública que tienen que tener porque les obliga la ley, colateralizan operaciones de crédito con terceros para tener con qué pagar las pensiones... y, añadimos nosotros, los supermegahipersalarios de sus trabajadores-directivos que necesitan los 'pobreticos' para vivir en Londres; operaciones de crédito que estarían aseguradas con derivados financieros cuya mecánica será complicada pero, en el fondo, simple. Los prestamistas o los acreedores que sea o las propias instituciones de intermediación sin la que, p. ej., puede haber 'swaps' estandarizados, ante la caída de valoraciones de la deuda pública, se aprestaron a exigirles el correspondiente aumento de las garantías ('margin call'), y los fondos de pensiones, y esto es lo raro, estarían tan inermes ante ello que el Estado-banco central se ha visto obligado a apagar este incendio dando liquidez inmediata. Habrían dejado pendiente, no obstante, la gran recomposición de las carteras de renta fija que se supone que han de hacer por causa de la supuesta nueva realidad inflacionaria. ¿Acaso no dicen muy serios que la inflación rara es permanente y que el nuevo nivel de tipos de interés ha venido para quedarse? (en Reino Unido, quizá sí sea verdad, en cuyo caso, sanseacabó la libra). Si esto es como decimos, que nos perdonen, pero vaya 'mierrrda' de LDI que tienen montada, que, a la primera de cambio, entra en dificultades. ¿No son tan listos manejando los derivados financieros estos 'miccionadores' de colonia 'bienpagaos'? Encima, al Gobierno entrante le habrían hecho pagar el pato. Solo estaría siendo utilizado como chivo expiatorio, en la típica maniobra de victimismo exculpatorio falsoliberal-neoliberal. El problema, desde luego, no se resolvería con recompras de deuda por el Estado tipo «hasta el viernes» —luego prorrogadas—, sino superponiendo una megahiper-LDI estatal. ¿Pero, entonces, para qué leches queremos fondos de pensiones privados? El experimento nos habría salido por un ojo de la cara. Encima, luego, los miccionadores se gastarían sus fortunas 'himbirtiendo' en ladrillo londinense para ponernos a todos difícil la Vivienda. Aquí hay gato encerrado, señores, y les animo a profundizar en el asunto porque podríamos estar no solo ante el punto de inflexión definitivo del proceso de Catacrack, sino también en un cambio de naturaleza de los fondos de pensiones pospopularcapitalistas, al haber quedado evidenciado que su estrategia LDI tiene un coste de oportunidad insalvable, lo que los abocaría a inversiones más riesgosas, con la consiguiente vulnerabilidad de la angloesfera en su conjunto, porque no estamos hablando de banca en la sombra, sino de instituciones centrales de la economía del bienestar. El mayor festín bursátil de la historia a cuenta de las pensiones (MFBH-p) habría recibido su pistoletazo de salida. Que no cuenten con nosotros para esas pensiones, pero sí para la Bolsa.


P. S.: Por qué tenemos que repetirnos por nosotros mismos, no para darle la brasa a nadie, por nuestra salud mental, dado lo enferma —y peligrosa— que está la sociedad tras décadas de todos cada vez más pobres, pero jugando a capitalistitas:
https://www.youtube.com/watch?v=8VtPDd4Xfk4
En El Pisito, todo son afirmaciones negativas. Que si tu dinero es poco. Que si eres un bicho. Que por qué no te vas a vivir decenas de kilómetros más lejos. Que si luego tú engañarás también. Que, cuanto más escaso es el producto de primera necesidad, mejor. ¡A los negativos, que les den!

Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #31 en: Octubre 29, 2022, 15:29:37 pm »
--  Uf,

--- « última modificación: 30/10/2022 a las 11:01:41 por asustadísimos »





Citar
$BREAK
$DATE
ENÉSIMA PRUEBA DEL PRODIGIOSO ICEBERG DEFLACIONARIO EN EL QUE VIVIMOS Y VAMOS A SEGUIR VIVIENDO DURANTE DÉCADAS.—

[Antes de nada, les propongo una cuestión. En su opinión, cuál de las cuatro sobrevaloraciones que combate actualmente el bancocentralismo es más antisistema capitalista (ordénenlas, por favor):
inmuebles
Deuda (hasta ahora, hemos dicho Renta Fija, pero hemos comprobado que, en la calle, se entiende mejor Deuda)
dólar
Bolsa

¿Si la Bolsa no sirviera para financiar empresas ni su volatilidad amortiguara los ciclos, seguiría ahí? ¿La hegemonía es anterior o posterior a la moneda hegemónica? ¿Que la moneda hegemónica esté sobrevalorada, es anticapitalista o antihegémonico? ¿Cuánto de capitalista es una empresa que, en su mayor parte, se financia endeudándose? —hay Gobiernos que autodenominándose 'de derecha' pasarán a la Historia por hotelizar el inquilinato y, además, permitir empresas de capital sin capital, dos grandes burlas al Trabajo & Empresa—. ¿Cuánto de servicio público tiene la actividad bancaria? ¿Es coherente con la esencia del Capital e indiferente para su acumulación que la vivienda de los trabajadores esté sobrevalorada?]

Los telediarios están empezando así:
—«Antes de contarles las noticias del día, déjennos comunicarles... ¡que la leche ha subido la leche!... y el banco central, entonces, sube los tipos de interés para contrarrestar».

¿Por qué se dice hoy que, si dios-bancos centrales suben los tipos de interés, baja la demanda? Primero, ¿a qué llaman demanda? Pero lo importante es que tenemos archisabido, gracias al Pensamiento Único Económico —Síntesis Neoclásica-Keynesiana—, que, por debajo de determinado nivel de tipos de interés, la política monetaria pierde toda tracción sobre la economía real —Producción, Renta y Gasto— (vid. Trampa de Liquidez, en el modelo IS-LM).

Empecemos diciendo que el ofertademandismo no existe en el comercio bancario al por menor. Pides un préstamo o una línea de crédito y las condiciones 'son las que son' —unilateralmente puestas por el prestamista—, como el que entra en unos grandes almacenes; y te lo otorgan o no, a 'lo que están', en función de cosas que no tienen nada que ver con precios, cantidades y mano invisible, sino con si 'calificas' o no, como dicen los hispanos en EEUU.

Una vez dicho esto, entremos en materia. Los bancos centrales son banqueros del Estado (Tesoro) y de los bancos de su jurisdicción. En ese mundo no hay ofertademandismo ninguno. Todo son lentejas. Por otra parte, no hay diferenciación entre la soberanía monetaria y la soberanía fiscal, ya tributaria, ya presupuestaria. Se trata del Estado y un puñado de bancos privados intervenidísimos conformando el poder financiero monetario. Las dos soberanías, la del banco central y la de los fiscos, conforman una sola soberanía, la soberanía financiera. Decimos esto porque no se puede pensar ni el banco central ni los fiscos como si fueran empresas.

En la eurozona, la soberanía financiera monetaria ha sido cedida a un banco central común, del que los antiguos de los Estados miembros, como el Banco España, son meras delegaciones. Y nos quejamos de que las 'soberaniitas' fiscales están desunidas, aunque hay mucha armonización fiscal, no solo en la imposición indirecta, que es donde más hay, y hay avances muy significativos, de hecho y de derecho, en la 'euromutualización' de la deuda de cada una de las aproximadamente 200.000 personas jurídico-públicas emisoras de deuda que constituyen la eurozona (Estados, Regiones y Municipios). Tampoco los poderes presupuestarios de la eurozona van por libre.

Decir que un banco central es una empresa es estúpido, pues, pero decir que es independiente tiene mucho de brindis al sol, cuando no de guasa. Son las trampas en el solitario que ha traído el falsoliberalismo neoliberal de la mano del modelito popularcapitalista. Pero los falsoliberales neoliberales se lo creen y se refieren al BCE como si fuera un banco más, eso sí, un tanto especial porque:
• estaría dirigido por políticos, no por miccionadores de colonia; y
• sería el único que tendría la 'maquinita de imprimir dinero fiat de mierda', maquinita que se supone que es un arma de destrucción masiva porque, «cuanto más dinero 'fiat' se imprime, más suben los precios ya que, a cada unidad de bienes o servicios producidos, le tocan más billetes y monedas»; ideíta esta, palabrita 'fiat' incluida, que es anterior a la síntesis neoclásico-keynesiana, pero que te restriegan por la cara cada vez que pueden para que te dé asco el dinero y te desprendas de él; el argumentito parece un chiste de Gila, pero lo dicen tan, tan serios que se convierte en uno de Eugenio (—«¿Saben aquel que 'diu'... los políticos... el euro... 'la mia maquina e troppo piccola'?»):
https://www.youtube.com/watch?v=OEXDy0sB-14
(La Fundación Tony Manero no tiene nada malo.)

Otros argumentitos falsoliberal-neoliberales:
—«El banco central que siempre llega tarde»
https://www.youtube.com/watch?v=dRk7zVVKTbo
—«La estabilidad nos cuesta la vida individual a las hormigas-mano invisible, pero una sola cigarra-líder político o funcionario al mando del banco central tarda un segundo en perderla»
https://www.youtube.com/watch?v=ZAa0NDCQtoQ
—«El dinero donde mejor está es en tu bolsillo: ¡todos capitalistitas!, que nos vamos a forrar gracias a la escasez de productos de primera necesidad (la vivienda) y a la magia de la capitalización compuesta, con algunas palabrillas en inglés, para darle un toque de clase»
https://www.youtube.com/watch?v=N9vW99ZF-yw

¡Cuidado señores! Las fantasías de capitalización compuesta están volviendo con el falso hecho de la inflación. Como diría un neopositivista, la inflación existe porque la estaríamos verificando día a día, cada vez que preguntamos cuánto cuesta algo, y mes a mes, por el IPC que nos da el soberano financiero, que también es el soberano estadístico. Sin embargo, todo análisis dice que la inflación es rara. No se compadece con la Producción, la Renta y el Gasto. No es coherente con la Bolsa ni con la Deuda. Solo está alineada con los precios inmobiliarios. Ya ni siquiera con la energía. La inflación sería un hecho verificado muy, pero que muy raro, ¿no? Como exponemos a continuación, los tipos de interés y sus expectativas no siguen el ritmo infernal de los usureros que ponen precios contra ti, por ejemplo, los caseros.

Hay tres tipos de interés de intervención del BCE, atención, sobre los bancos que pastorea, nada de solo entre bancos, es decir, nada de intervención en el mercado interbancario, como estamos leyendo por ahí, aunque el BCE lo condicione; por orden de más caro a más barato:
• Tipo de la Facilidad Marginal de Crédito a un día, previa entrega de activos financieros como garantía colateral (el BCE cobra, es prestamista)
• Tipo de Operaciones Principales de Refinanciación, a una semana, previa entrega de activos financieros como garantía colateral (el BCE cobra, es prestamista), llamado vulgarmente Tipo de Referencia porque ahí está el grueso de la intervención
• Tipo de la Facilidad de Depósito, a un día (el BCE paga, es depositario)

Tipos de interés de intervención del BCE 1999-2022

El Euríbor ('Euro Interbank Offered Rate') no es ningún un tipo de interés de intervención, aunque lo estén diciendo algunos. Es, precisamente, el tipo de interés interbancario promedio al que los bancos europeos se prestan euros entre sí. Además no es uno, sino varios, desde 1 semana hasta 12 meses (cuando les hablen del euríbor, pregúnteles de cuál están hablando e invoquen la pequeñez del '1 semana'). Son la base para pactar los tipos de todo tipo de productos financieros, desde cuentas bancarias e hipotecas hasta futuros y swaps. Fíjense qué 'horroso' (ja) lo ha puesto la inflación rara o 'hype' (en la eurozona estamos muy por debajo del nivel al que están en EEUU y, desde luego, muy por debajo del nivel histórico, pero que muy, muy por debajo, tanto que a los más viejos del lugar nos sorprenden los gritos en el cielo que estamos escuchando —puro 'hype'—):

Euríbor 1999-2022

Por cierto, hay que ser tonto o malo para publicar ahora una información con el título 'Desplome del euríbor', trasladando la idea de que el BCE es impotente para 'combatir' la inflación —con el nivel de tipos de interés más bajo de la Historia, y una inflación rara, agitada por el propio bancocentralismo para pasteurizar las cuatro sobrevaloraciones y, especialmente, una, la inmobiliaria—.

¿Qué son los tipos hipotecarios, con cuyo concepto también se engaña? Los 'Tipos de interés oficiales de referencia del mercado hipotecario' son españoles. Están definidos en la Orden Ministerial sobre transparencia y protección del cliente de servicios bancarios, y en una Circular del Banco España. Aquí los tienen en un gráfico. Fíjense, también en lo 'horrosos' (ja) que se han puesto por la inflación rara o 'hype' (miren la escala, por favor... ¡es liliputiense!):

Tipos de interés oficiales de referencia del mercado hipotecario español 2019-2022

Hasta ahora, de lo expuesto se infiere que nos la están dando con tanta, engolen la voz, 'inflaciooón'. Bueno, pues la noticia es que estamos a las puertas de una nueva añagaza de los inflacioncitas, que trae causa última de que, desde este glorioso 2022, en la guerra del sistema capitalista contra El Pisito, el bancocentralismo imperial no quiere ver ni en pintura MBS ('Mortgage Backed Securities') ni directa ni indirectamente como garantía colateral.

A lo que vamos: pronto va a haber un cuarto tipo de intervención, que será el más barato de todos:
• Tipo de Repo Inverso a un día

Los repos ('Repurchase Agreement') son operaciones de venta de activos financieros (y obtención inmediata de liquidez plena), pero con el pacto de recomprarlos a un precio superior (el plus es el coste de la liquidez plena).

Los repos inversos ('Reverse Repo') son lo mismo pero al revés: son operaciones de compra de activos financieros (y cesión inmediata de liquidez plena), pero con el pacto de revenderlos a un precio inferior (la diferencia es el coste por obtener activos financieros; si no hubiera transmisión, sería alquilar activos financieros).

Los repos a que nos referimos solo se hacen con activos financieros de alta o muy alta calidad, como lo es la mejor deuda pública.

Los repos representan el coste de un salto temporal dentro de la cebolla del Dinero ('por unos días, gozar de tener dinero en efectivo aunque lo que tengo son buenos bonos o viceversa'); salto entre el pequeño núcleo, plenamente líquido sin vencimiento ni rendimiento, a subcapas casi líquidas, también pequeñas, de la inmensa cebolla de activos financieros que llamamos Dinero en mayúscula —que, recordémoslo, tiene tres grandes capas: dineros fiduciario y bancario, y, la madre del cordero, el dinero financiero: habría que hablar del Dinero justo al revés de como lo hace el falsoliberalismo neoliberal, empezando por los particulares endeudándose entre ellos y acabando con la emisión de moneda—.

Los activos financieros son títulos-valores transmisibles que representan derechos de crédito (deudas, con fecha de vencimiento y rendimiento). Por contra, las acciones y participaciones son títulos-valores transmisibles que representan cuotas en la propiedad de netos patrimoniales o Capital (universalidades de bienes, derechos, deudas y obligaciones, ya empresas, ya socidedades de inversión, ya fondos). Las acciones y participaciones, y los inmuebles, no son Dinero. Son antagonistas del Dinero. O estás invertido en Dinero o, si no, en Bolsa o inmuebles. Una cosa o las otras dos. Invertir en Bolsa o inmuebles es quedarte sin dinero. El cerebro de quien lo hace es lógico que se autojustifique diciéndose que 'el dinero es una mierda' o que llamen dinero a todo, como hacen los mistificadores profesionales. Así, un 'himbersor' puede tener más deudas y obligaciones (Pasivo) que bienes y derechos (Activo), es decir, puede estar en quiebra, en cuyo caso inflará el valor de estos (porque el valor de aquellas no es nada fácil de manipular), pero los popularcapitalistas, reos de la retórica anti-Dinero, al verle entrar y salir del pisito, finca o yate, exclamarán «¡cuánto dinero tiene!» (esta es la razón por la que se compran fincas improductivas y yates oxidados: no son caros, es fácil obtener el préstamo con que adquirirlos, su posesión por sí sola da caché, como no importan no hay gastos de mantenimiento: «son máquinas indirectas de hacer dinero», reconocen los 'himbersores').

Con el Tipo de Repo Inverso, el BCE establecería indirectamente un mínimo a este tipo de operaciones interbancarias, igual que pasa con los otros tres tipos de intervención. Aseguraándose así que el iceberg deflacionario no le aguachirla su política de 'pasteurizar inflando la inflación rara vía aumento de costes financieros a capitalistas subcapitalizados'.

¿Por qué el BCE necesita este nuevo tipo de intervención para que no bajen tanto algunos tipos de interés 'de mercado'?

He aquí la gran cuestión. Y ya la tenemos medio contestada.

Es obligatorio decir, entre paréntesis, que el mundo está comprando mucho bono estadounidense, pero a corto plazo, con su consiguiente revalorización. No se ve el mismo frenesí a medio y largo plazo, de ahí lo plana o invertida que está la 'yield curve' estadounidense. También, que el dinero fluya a la deuda pública estadounidense, es deflacionista para el resto, no se nos olvide, aunque los precios de la deuda no lo reflejen aún, pero sí los tipos de cambio. ¡Qué tontería tan grande es decir que 'EEUU está exportando inflación'! EEUU lo que está exportando es la imposibilidad de que tú te inflaciones nunca. Se está quedando con la poca fuerza inflacionista que hay y la va a fijar para sí conforme vaya depreciándose del dólar. Cuando sea oficial que se enfría la economía —estamos hoy en un terreno peligrosísimo en el que ya está enfriándose, pero no 'neopositivistamente' hablando—, no solo se despresurizará la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a corto plazo, normalizándose su 'yield curve', sino la de todo el escenario de Deuda Pública y Privada mundial —deflacionismo total, puro y duro—; recuerden el 'conundrum', la imposibilidad de provocar alzas de los tipos a largo plazo; y, además, entonces, cuando se entone el 'venga, sí, relajémonos, estamos en recesión', interesará a EEUU que el dólar se deprecie en ese ambiente, con todos a la baja. Este proceso no tiene por qué ser tan lento como se piensa (por eso en el BIS preocupa tanto el 'snapback risk' —ya no se dice 'sudden and sharp' para referirse a la vuelta súbita a la realidad—). Entonces, en países como el nuestro, tan dados a inflacionar mierdas, sabremos lo que es bueno: cuánto arrepentimiento va a haber por haber despreciado al euro.

Dicho esto, el problema de los repos inversos es que los miccionadores de colonia, que gustan de quebrar fondos de inversión y de pensiones 'hedgefundizados', con sus salarios extravagantes, su victimismo exculpatorio y sus decisiones aparentemente complejas —en realidad, simples y complicadas—, andan acusando al BCE de la escasez de activos financieros de calidad aportables como garantía colateral en sus enjuagues; es decir, están acusando al Estado de ¡darle poco a la máquina de imprimir!, entendiendo está es el sentido correcto, más amplio que el mero núcleo de la cebolla del Dinero, o sea, incluyendo el dinero financiero. Esta acusación, cínica a más no poder —de boquilla, le acusan exactamente de lo contrario, cuando lo que querrían es más y más droga—, equivale a humillarle con que la trasmisión de su política monetaria, transmisión desesperantemente lenta —como todo lo 'manoinvisibilista'—, estaría fallando más que una escopeta de feria solo por cómo estaría de mal diseñada la intervención en su conjunto (aunque al BCE le importe un bledo la acusación, sabedor de lo mucho que tienen los acusadores de victimarios y, además, no le incomode la cuestión de fondo, por la índole psicoeconómica que tiene la inflación rara y su supuestamente aterradora 'nueva' política monetaria). La 'gran' (ja) prueba sería que el BCE ha abandonado la ZIRP (Zero Interest Rate Policy), pero se han seguido dando intereses nominales ínfimos o negativos en este tipo de operaciones interbancarias. ¿Pero dónde está escrito que no van a seguir dándose incluso con la vigencia de un mínimo oficial en repos inversos? Da igual, porque todo esto vale para ganar tiempo en el proceso de cocción de la rana viva en el pote de agua partiendo de fría.

Ya pasó algo parecido en EEUU y se resolvió interviniendo con mano dura. La crisis de los fondos de pensiones privados británicos, según sus gestores, tendría la misma causa; aunque ahí puede haber 'truco o trato' por parte de su banco central —que aún conserva el poder de emisión de su mierda de monedita—, que se habría visto forzado a ocupar poder político, dada la descomposición —bréxit, huidas, guinda muerta y, sobre todo, resentimiento general por el 'reset' inmobiliario de una población utramegahiperpisitófilo-creditófaga—; estaríamos ante un 'desneoliberalismizar' anglo, equivalente al 'desnazificar' eslavo; putrefacción a la que están intentando sacar provecho, decorando sus palacios y castillos con jarrones indios, contra los Tang, Ming y Ching de toda la vida; cuando saben, desde Gandhi, que a la inmensísima mayoría de indios no les importa la tez dravídica por ser dravídica,...

Tez dravídica

... sino la micción de colonia angloesférica de algún que otro miembro de la casta de los kshatriyas, ni siquiera de los vaishyas (castas de trabajadores-directivos y capitalistitas). Afortunadamente, nosotros ni monetaria ni fiscalmente tenemos ya mucho que ver con la anglosfera, salvo el daño que nos hacen, aunque no lo parezca en ambientes de derecha y en las izquierdas capitalistoides —v. el mapa político del antiborbonismo en España—.

A nosotros lo que nos importa es que, a pesar de presuntas inflaciones bidigitales, el alza del nivel general de tipos de interés es irrelevante o, incluso, inexistente, con la única excepción del mercado hipotecario al por menor, ¡qué curioso!

Además, tengan en cuenta que, cuando los chicos de la banca y las grandes gestoras de fondos, tan 'bienpagaos' ellos, hablan con el BCE de la escasez de bonos de calidad para garantizar sus operaciones apalancadas, se topan con un miembro de la Prelatura de la Santa Cruz y el Opus Dei, degradada este año a ser controlada por el Dicasterio del Clero (vid. Motu Proprio 'Ad charisma tuendum'), miembro que fue también superdirectivo en Europa... ¡de Lehman Brothers!, el apestado banco chivo expiatorio oficial de la 'crisis subprime'.

¿Qué más queremos, no solo para tachar la inflación de rarísima o 'hype', sino para confirmar que vivimos 'revolcaos' en un merengue en lo alto de un gigantesco iceberg deflacionario, con los inmobiliarios asustadísimos todo el día ventoseando su humo fétido?


P. S.: PARA LEER A CAVA.— Nunca hay que olvidar que, para Cava, lo único importante es el rabiosísimo día a día. Él vende su (insuperable) vídeo diario sobre el S&P 500. Aunque mantiene intelectualmente que sí hay cambio de modelo —¿quién no?—, no dice que el 'reset' es inmobiliario, sino del 'crony capitalism'. Proclama que la Bolsa estadounidense está instalada en un 'mercado bajista', pero, día sí día no, critica sin piedad la 'letanía bajista', que se correspondería con una 'letanía inflacioniaria' que no se vería en los mercados de Deuda. Estamos bastante de acuerdo en la segunda parte de su visión.
Nunca olvidéis que, a pesar de la inflación 'hype' , oficialmente:
el tipo de interés n-a-t-u-r-a-l sigue en la horquilla -1% | 0%; y
el objetivo de la política económica ha pasado de ser un 2% de inflación, a un 2% s-i-m-é-t-r-i-c-o, esto es, que la inflación se mantenga en la horquilla -2% | 2%.
Cava solo habla a ultracortísimo plazo (un día). Y lo hace mejor que nadie, dada su formación, inteligencia, independencia auténtica, franqueza, hombría de bien y simpatía. Su canal de YouTube es una joya que apreciaremos cuando lo perdamos. Pero en ti, querido lector, está conectar el discurso de Cava con el medio y largo plazo, teniendo en cuenta ese sesgo que llamamos Inconsistencia Temporal (la decisión buena a corto plazo, malísima a largo plazo, o el enfermo terminal que muere muy mejorado). Lo que estamos viendo es que los derivados financieros aumentan tanto la histéresis que hay quien llega a creerse que el imán es inmarcesible, aunque el propio sistema proclame la muerte de lo que lo ha generado (las expectativas de sobrevaloración que nos hacen a todos sentirnos capitalistitas de la señorita Pepis).
No va a haber estanflación. En eso estamos de acuerdo con Cava. Pero nosotros decimos que la recesión se va a cronificar de no darse pronto el 'reset' inmobiliario proclamado por Powell como objetivo de la política económica los días 15-jun y 21-sep. Las empresas aumentan beneficios, justificando alzas bursátiles, sí, pero son beneficios nominales, por causa de la inflación, en sus menores volúmenes de negocio real y con el coste de los aprovisionamientos controlado, pero acumulando Existencias. ¿Además, dónde está escrito que van a tener Tesorería para pagarte a ti dividendos a poco que, tras el levantamiento de la prohibición, recompren desesperadamente acciones a sus propietarios y trabajadores-directivos antes del hundimiento? Los rebotes que haya hasta que tengamos la señal de un inequívoco cambio de retórica bancocentralista (para lo que queda mucho y depende de cómo vaya el 'reset' inmobiliario) solo serán trampas para toros urdidas por las manos fuertes. Ni se os ocurra comprar a medio o largo plazo absolutamente nada, ni Bolsa ni inmuebles ni Renta Fija ni, por supuesto, nada denominado en dólares o que huela a dólares. Repetimos, Cava solo habla para especuladores ultrarrápidos.
Finalmente, una menor actividad económica y con dinero fortísimo, una de dos, o se deprecia el dólar bastante o vienen al mundo problemas tan serios que el S&P 500 (y la sobrevaloración inmobiliaria) será lo que menos nos importe, como se ha concluido inteligentemente aquí.
Lo que tenemos es lo siguiente, en un horizonte mucho más próximo de lo que los jugadores se imaginan:
desaparición de la propaganda que oculta el proceso histórico de desinflación y deflación (en cuanto empiece a actuar el Efecto Base en los índices anualizados, es decir, conforme vaya corriéndose la media móvil del IPC de 12 meses);
sensación de aplastamiento por la evidencia de continuidad de la trampa de liquidez (vid. modelo IS-LM), es decir, por la constatación de la inmodificabilidad del nivel ínfimo de tipos de interés y de la impotencia de la política monetaria para actuar sobre la Renta, perpetuándose la acusación cínica a los bancos centrales de que siempre llegan tarde y sus decisiones no se transmiten a la economía real (pero prestamistas y prestatarios sabiendo que el dinero es valiosísimo y bendiciendo que se discrimine contra el endeudamiento para inmuebles sobrevalorados); y
traspaso de la lucha contra la cronificación de la recesión desde la 'macro' a la 'micro', es decir, teatro de la guerra trasladado a los escandallos de costes de las empresas productivas.
Hemos vencido, señores. Tuvimos razón desde el principio. Pero se nos ha pasado la vida en ello. Al menos hemos sido libres. La Burbuja pinchó en 2006-2010 y el nuevo modelo, estructura o patrón económico volará en solitario en 2025. La Vivienda ya no es el (falso) ahorro del pobre, sino la causa de su pobreza, y está volviendo a verse como el producto de primera necesidad que es, ni acaparable ni racionable. El mérito en el acierto de la previsión es colectivo. La salvación de la economía española le debe mucho a Luis Ángel Rojo y a José Luis Malo de Molina, y absolutamente nada a ningún trabajador-directivo o funcionario de cuerpo de élite ni al falsojacobino Josep Borrell (socialista-de-izquierdas) ni al falsoliberal Cristóbal Montoro (socialista-de-derecha). Sí, hemos ganado la guerra, pero no bajen la guardia. Todavía nos pueden hacer daño, aunque desde Clausewitz sepamos que las victorias tácticas (en este caso, pírricas de un enemigo en retirada) no forman parte de los resultados estratégicos.
Finalmente, por favor, no se crean ni una sola de las operaciones inmobiliarias que se ven. Las hacen acorralados. Cuando haya que creérselas, se sabrá. Y falta una eternidad.


P. S. 2: Trabalenguas, no sé si verificacionista —neopositivista— o falsacionista, que la derecha tradicional —respetuosa con el izquierdismo ortodoxo— dirige a la derecha moderna o/y populista —genuflexa ante el izquierdismo heterodoxo e identificada con el individualismo anarquizante—:
— ¿Quién es más bobo fardando, quien farda bobo o quien farda de no fardar bobo?
Me viene a la cabeza el 'call the calling off off' (cancelar la cancelación), que sale aquí (además de las versiones archiconocidas de Fred & Ginger y Louis & Ella, atiendan a esta, por favor):
https://www.youtube.com/watch?v=7PKt7sLmgO4

(La letra de esta canción varía según los músicos y las circunstancias, porque es picante o porque los músicos no la entienden bien. No es fácil de cantar. Tampoco lo es de tocar bien, lo que no quita para que sea un estándar en todo el mundo. Suele interpretarse a dúo, siempre mixto, pero hay veces que solo hay un intérprete; incluso, hay veces en que ambos intérpretes se alternan dentro de cada frase. Nótese que la canción no va de hablar fino —británico— y cateto —americano—, sino que, sobre todo, juega con equívocos, dobles significados y contradicciones —no se sabe quién el fino y quién el cateto—, todo para proclamar LA CANCELACIÓN DE LA CANCELACIÓN y el triunfo del amor, como en El Rapto en el serrallo, de Mozart. Geniales, los hermanos Gershwin.)
 
LET'S CALL THE WHOLE THING OFF
Ira & George Gershwin, 1937

Things have come to a pretty pass.
Our romance is growing flat.
For you like this and the other,
while I go for this and that.

Goodness knows what the end will be.
Oh! I don't know where I'm at.
It looks as if we two will never be one.
Something must be done!

[Sección de él]

You say 'eether' and I say 'eyether'. (1)
You say 'neether' and I say 'nyther'. (2)
'Eether', 'eyether', 'neether', 'nyther',
let's call the whole thing off.

You like POTATO and I like 'potahto'.
Yoy like TOMATO and I like 'tomahto'.
Potato, 'potahto', tomato, 'tomahto',
let's call the whole thing off.

But oooh!, if we call the whole thing off
then we must part.

And oooh!, if we ever part,
then that
might break my heart.

So, if you like PAJAMAS and I like pajamas,
I'll wear pajamas and give up pajamas. (3)

For we
know we
need each other, so we
better CALL THE CALLING OFF OFF.
Let's call the whole thing off.

[Sección de ella]

You say LAUGHTER and I say LARFTER. (4)
You say AFTER and I say OFTER. (5)
Laughter, larfter, after, ofter,
let's call the whole thing off.

You say VANILLA and I say 'vanella'.
You SAS´PARILLA, and I 'sas´parella'. (6)
Vanilla, vanella, chocolate, strawberry,
let's call the whole thing off.

But oooh!, if we call the whole thing off
then we must part.

And oooh!, if we ever part,
then that
might break my heart.

So if You go for OYSTERS and I go for 'ersters'. (7)
I'll order oysters and cancel the 'ersters'.

For we
know we
need each other, so we
better CALL THE CALLING OFF OFF.
Let's call the whole thing off.

[Sección adicional escuchada a Ella Fitzgerald]

I say FATHER, and you say PATER.
I say MOTHER and you say MATER.
Pater, mater, uncle, auntie.
let's call the whole thing off.

I like BANANAS and you like 'banahnas'.
I say HAVANA and I get Havana. (8 )
Bananas, 'banahnas', Havana, Havana...
... go your way. I'll go mine.

So if I go for scallops and you go for lobsters,
so all right no contest, we'll order lobsters.

For we
know we
need each other, so we
better CALL THE CALLING OFF OFF.
Let's call the whole thing off.

____
(1) 'Eether', 'eyether': dos formas de pronunciar EITHER, respectivamente, americana y británica
(2) 'Neether', 'nyther': dos formas de pronunciar NEITHER, respectivamente, americana y británica
(3) Give up pajamas: (me/te) quito el pijama
(4) Larfter: más tarde
(5) Ofter: más a menudo, frecuentemente, regularmente (con r final; no confundir con 'often', con n final)
(6) Zarzaparrilla || 'Sass', 'Sassy', 'Sasspirella': ser sarcástico/a y descarado/a en el habla, pero con gracia; -pirella: rey/reina 'sassy'
(7) Erster (plural ersters): New York City and Louisiana, Pronunciation spelling of oyster
(8 ) Havana es la capital de Cuba; con 'I get Havana... go your way', si fue escrito por Ira Gershwin, podría referirse al ron Havana Club, creado en Cuba en 1934 (la Ley Seca estuvo vigente entre 1920 y 1933); pero si es un añadido posterior, hay que considerar que 1959 fue el año en el que la Revolución cubana estuvo en boca de todos (el derrocamiento había sido el 31-diciembre-1958) y ese es el año de publicación del disco 'Ella Fitzgerald Sings the George and Ira Gershwin Song Book'.



P. S. 3: Pregunta hipervolteriana, que el liberalismo clásico dirige al hetorodoxo positivista aurífero, muy vienés:
— ¿No es de androides soñar con ser gobernados por patrones metálicos?


P. S. 4: No es cierto que todo este relacionado con todo pero es falso que nada esté relacionado con nada (Symploké).

Cuento del Todo y Nada:

Érase una vez un país en el que solo había cuatro habitantes:
• Todo
• Nada
• Tú
• Yo
Todo disponía. Nada se oponía. Y Tú y Yo, solos.
Todo falló. Nada pudo impedirlo. Yo he quedado con nada y tú eres todo para mí.



P. S. 5: ¿Por qué solo hay frikis en la derecha (el gilygil americano, Johnson, Sunik, el minimadelman ucraniano, la abortista francesa —que, cual meghanmarkle, expulsó a su padre de su propio sarao—, la dos melones, la pin-up atea —no me acuerdo del nombre de su jefe, ja, el de cara de bruja de libro—, etcétera)? Incluso el frikismo de la derecha se da en el mundo de las ideas, v. gr., el neopositivismo que, como el presente solo es verificable a posteriori, deja indefenso al cerebro ante el 'presente' especulativo que él mismo crea para sobrevivir, ese 'presente' coherente con el futuro descontado en decisiones pasadas. En Economía se ve muy bien. La respuesta a por qué la derecha actual es tan friki es porque hoy el resentimiento antisistema donde habita es entre quienes confunden capitalismo con popularcapitalismo. La derecha política anda, así, loquita porque sabe que la derecha sociológica no distingue entre sistema y modelo, pero sí es consciente de la desvalorización de los juguetes rotos popularcapitalistitas. Encima, el popularcapitalismo es un artefacto socialdemócrata. Un servidor está harto de que se cabreen y luego lloren, y suele terminar las conversaciones con ellos con un 'shit happens' o un 'c'est la vie'.


« última modificación: Octubre 31, 2022, 14:14:19 pm por saturno »
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #32 en: Octubre 31, 2022, 13:58:01 pm »
Citar
$BREAK
$DATE
[Aviso de reedición del comentario anterior
ENÉSIMA PRUEBA DEL PRODIGIOSO ICEBERG DEFLACIONARIO EN EL QUE VIVIMOS Y VAMOS A SEGUIR VIVIENDO DURANTE DÉCADAS.—
https://www.transicionestructural.net/index.php?topic=2578.msg206188#msg206188 Hemos añadido, por ejemplo, la política no-MBS, el intento de aguachirle de la política de 'pasteurizar inflando la inflación rara vía aumento de costes financieros a capitalistas subcapitalizados', el 'Snapbak risk' del BIS y la cocción de la rana viva.]


[En nuestra opinión, de las 4 sobrevaloraciones, la más anticapitalista es la 'inmuebles' y la menos 'Bolsa'. Capital es Activo menos Pasivo orientado a la Producción, no lo olviden. Sobrevalorar inmuebles solo consigue dañar las Cuentas de Resultados de la Empresa, vía costes salariales, aparte de descolocar a los trabajadores. En Bolsa se compran y venden cuotas de propiedad en 'Activos menos Pasivos' empresariales que, si se sobrevaloran, es porque se considera que habrá beneficios futuros —no decimos que la cotización «es» el descuento de beneficios futuros, sino que es el neto patrimonial más 'otra cosa', que incluye el descuento beneficios futuros, sí, pero también la imagen de marca, la cuota de mercado, etcétera. Es esencial al sistema capitalista que estas cuotas en universalidades productivas se compren y se venda, con los consiguientes riesgos. La Bolsa es la fiesta del capitalismo. La Deuda es poco capitalista: forma parte del Pasivo, restando del Activo, para calcular el Capital. No se puede hablar de Capital sin restar la Deuda. Ese es el error popularcapitalista número uno. En un contexto de subida de precios de los pisos —que no son Empresa, sino Consumo duradero de producto de primera necesidad—, todos los propietarios son capitalistitas. Cuando empiezan a bajar los precios, hay quienes comienzan a dejar de serlo. Este es el peligro del popularcapitalismo: si ajustas los precios inmobiliarios para salvaguardar el Capital —Empresa—, destruyes los (falsos) capitalitos de todos los capitalistitas, pero en proporción inversa a la deuda que tengan. Por tanto, cuanta más Deuda hipotecaria, peor para el sistema capitalista, porque no lo olvidemos no hay Renta sin Trabajo & Empresa y toda Deuda se honra con Renta. La sobrevaloración inmobiliaria es un tumor maligno elefantiásico y extendidísimo. Supongamos que nos hemos curado por fin —lo que ocurrirá a lo largo de los 30 años siguientes a la 'Deadline-2025'—. Entonces, tampoco la Deuda será prosistema. La Deuda siempre resta en la ecuación de Capital. Las rentas que genera la Deuda —intereses— son rentas extractivas aproductivas, coste de Producción. Las rentas que genera el Capital —dividendos— son las rentas empresariales primarias, la remuneración al dueño del Capital. Finalmente, la sobrevaloración del dólar es cosa de la organización jerárquica del sistema capitalista. Es la moneda hegemónica y no hay más que decir. La sobrevaloración de la moneda hegemónica tiene que ser una constante si es que hay sistema capitalista. Otra cosa es cuánto. ¿Hay espacio para una segunda moneda miniimperial sobrevalorada? Pues, sí; pero, sobrevaloración de segundo orden subordinada a la administración de la sempiterna sobrevaloración de la hegemónica. Eso es lo que es el euro. En cuanto la sanación de la economía productiva estadounidense vaya consolidándose, el EUR/USD pondrá rumbo a 1,6000. Cuanto más tarde en hacerlo, peor... para EEUU. Si esto no llegara a suceder, querría decir que el sistema capitalista estaría cambiando de base o incluso sucumbiendo a una nueva hegemonía. En suma, nuestro orden de las 4 sobrevaloraciones, de mayor a menor peligro para el sistema capitalista es:
• inmuebles
• Deuda
• dólar
• Bolsa
P. S.: Cuando el bancocentralismo se refiere a riesgos como, por ejemplo, 'High debt levels (eg housing)' o 'Loosening of underwriting standards (eg leveraged lending)' o 'Market volatility', está hablando de las 4 sobrevaloraciones. Es más, muchas veces, las etiqueta como riesgo por 'Asset valuations' para que todos entendamos que las extravagancias valorativas varias conforman un solo paquete. El sistema capitalista no puede permitirse tanta extracción de rentas aproductivas, cosa que saben sus enemigos —recuerden al cínico Jefe de Personal de la Banca Frank, personaje de Bertolt Brecht, que coaccionaba uno por uno a cada empleado para que se endeudaran personalmente y así dominarlos—. Este es el objetivo actual de la política monetaria, sacrificando aposta actividad y empleo —además, se considera que las actividades y empleos que sobran son insanos—. No les duelen prendas en reconocerlo expresamente. Las 'Asset valuations' es lo que quita el sueño en la Fed, el BCE, el FMI-BM, el BIS, no les quepa la menor duda. Olvídense de toda la alfalfa ofertademandista que nos echan encima a diario los medios de comunicación, de la mano del falsoliberalismo-neoliberal, ideología de acompañamiento del popularcapitalismo. El Poder va al grano y se deja de tonterías. Lo que viene es doloroso, sí, pero como te duele siempre que te obliguen a reparar el daño causado. Todos sabemos que los pisitos no lo valen ni lo han valido jamás, y que, tarde o temprano, vendría.]

Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #33 en: Noviembre 03, 2022, 06:28:21 am »
# última modificación: 3/11/2022  a las 21:34:38 por asustadísimos »
(Aviso)

Citar
$BREAK

$DATE
LAS AUTORIDADES NO LUCHAN ESPECÍFICAMENTE, CONTRA ESTA INFLACIÓN RARA; LUCHAN CONTRA LA 'INFLACIÓN DE ACTIVOS'.—

Inflacion de activos no es un concepto científico, pero las políticas de comunicación son así: tienen que hablar el lenguaje de los destinatarios. Además, luchando contra la inflación de activos, se lucha indirectamente contra la inflación. La calle, desde luego, está convencida de que sus casas no son bienes de consumo duradero —productos de primera necesidad— sino activos (llamados 'el ahorro del pobre'). Lo más importante, pues, es que, si luchas contra la sobrevaloración de activos y tu retórica es antiinflacionista a secas, en el fondo, estás haciendo ver que la causa de la causa de la inflación es la inflación de activos, particularmente, de los inmobiliarios (las rentas inmobiliarias, ya plusvalías, ya alquileres, e hipotecarias están anidadas en los salarios y estos los pagan los empresarios).

Respaldo color oro de taxis de Mierdrid

Las Autoridades se ven obligadas a la retórica antiinflacionista por culpa de la deprestigiada ideología cuantitativista 'respaldera', que confunde su dinerito 'fiat', en minúscula, con el Dinero en mayúscula —dineros financiero, bancario y fiduciario—.

A los puritanos les diríamos, parafraseando a uno de sus ideólogos, que «el Dinero 'es, siempre y en todas partes, un fenómeno' mercantil».

Aunque no hubiera más impresión de billetes y monedas por bancos emisores que la estrictamente respaldada por oro, ¿las familias y empresas, incluidas las financieras, acaso no seguirían aceptando que sus acreedores incorporaran sus deudas a títulos-valores transmisibles —vales, pagarés, letras, obligaciones, bonos, etc.—?

¿Ven la cebolla del Dinero explicada desde las capas externas a la interna, pelándola como el que abre una 'matrioshka'?

Las Autoridades no luchan específicamente contra la inflación. Luchan contra ella, sí, pero en la medida que luchan contra la estridencia de la 'Asset Valuation' del popularcapitalismo (por orden de peor a menos mala para la economía):
• inmuebles
• Deuda
• dólar
• Bolsa.

Powell (Fed), en relación con que la corrección valorativa inmobiliaria es buena y que son conscientes de la relación causal entre precios inmobiliarios e inflación y de la mucha tarea que queda —lo lejos que queda el famoso pivote—:
15-jun . . . 'reset'
21-sep . . . 'it's a good thing'
2-nov . . . 'get back' & 'well out'

Lo de hoy lo tienen aquí:
https://www.youtube.com/watch?v=E-2d7cqYagQ
'The housing market needs to get back into balance'.
https://www.youtube.com/watch?v=9HWvVkqn0Ck
'A decline in rent prices is 'well out' from where we are now'.

El primer vídeo lo tienen aportado por 'Derby'.

Por cierto, cuando un académico dice que 'Wages are not the principal reason for inflation', aparte de polemizar con quienes dicen lo contrario —con nosotros, no—, lo que tiene en la cabeza no es la oferta y la demanda, y demás conceptos no contables ni estadísticos; tiene en la cabeza la distribución primaria de la Renta entre 'Remunenarción de los asalariados' y 'Excedente de explotación' —rentas empresariales, es decir, el Capital—; ¡está culpando de la inflación al empresariado!; en esta línea, Derby ha traído aquí un artículo premonitorio de esta declaración expresa; en nuestra modesta opinión es de lectura obligatoria —quien no tenga tiempo, que se lea solo el magnífico subrayado de Derby—:
https://www.transicionestructural.net/index.php?topic=2578.msg206386#msg206386
https://www.ft.com/content/837c3863-fc15-476c-841d-340c623565ae )

Las Autoridades están administrando sedación —por ahora, más con la palabra que con los hechos— para provocar una Recesión Inducida, que no les importa que se cronifique un poco porque, primero, la controlan ellos; y, segundo, el daño va a limitarse a la economía 'aproductiva' —para la que la subcapitalización es la norma general—, que es impotente a la hora de trasladar el 'hype' inflacionario a sus Cuentas de Resultados—, y a cierta banca en la sombra —exactamente, a los partícipes de determinados fondos de inversión que se empeñen en 'holdear'—.

Los economistas orgánicos más periféricos ya no sienten vergüenza al preguntarse en público:
— «Aquí pasa algo raro, hay algo que no encaja».

¡Pues claro que no encaja para ti! ¿Cómo vas a entender nada si estás todo día insultando injustamente a las Autoridades con que «suben los tipos de interés tarde» y «están causando una recesión»? Es exactamente lo contrario: no hay extemporaneidad en esta política —encaja perfectamente con el 'iter' estructural—, hay oportunidad, y la recesión no es indeseable según en qué se dé (en el popularcapitalismo hemos comprendido amargamente que no siempre se va a más, sino que hay épocas en las que uno ve a los hijos ir a menos, aun matándose a trabajar o emprender). El único problema que tienen las Autoridades es que la recesión inducida se dé en un ambiente de deflación, de modo que la economía enferma despierte del barbitúrico con el dólar aún carísimo.

¿El dólar caro está provocando reacciones sindicales de los Estados de la órbita imperial estadounidense que estarían amenazando con coaligarse para ser gobernados por un patrón metálico? Permítannos reír a mandíbula batiente. Solo son burdos ejercicios de comunicación para darle verosimilitud a la devaluación del dólar que se ansía, que aprovechan los cuatro 'himbersores' en oro que hay, tan resabiados siempre. No va a haber protagonismo alguno del oro en materia financiera ni al otro lado del charco ni en este lado del istmo Gdansk-Odesa ni al otro.

De respaldos dorados, solo saben los taxistas de Mierdrid.

Resumiendo, las Autoridades tienen:

consciencia absoluta de la letalidad de la 'Asset & Debt-Propelled Economy' popularcapitalista de los 1980, que no sabe funcionar sin un permanente 'Falso Efecto Riqueza' (falso porque la Deuda es superior al valor de los Activos porque están sobrevalorados —no hay nada más antisistema que el Capital negativo—); y

• los deberes hechos en materia de estabilidad y solvencia del sistema financiero (éxito de los Acuerdos de Basilea y la Operación Desagüe de la basura que anegaba los Balances de los bancos hace tres lustros), por lo que, ahora, los popularcapitalistas no tienen secuestrada la política económica, razón material por la que, aunque siguen tan extravagantes y resentidos contra el sistema, ya están apeados del poder político, con alguna excepción ultraperiférica (vid. bréxit, trumpismo vs. Madrid, Italia, Ucrania).

En estos históricos 2021Q3 y 2022, las Autoridades han terminado de constatar que la 'inflación de activos' popularcapitalistas (técnicamente, las 'asset valuations' que soportan los Balances de los bancos) no es incompatible con una inflación canónica (alza generalizada de precios) sin deterioro cambiario.

Sin temblarles el pulso, con la complicidad de la economía productiva (ellas lo son), pero la insubordinación obscena de la 'aproductiva', por fin, tras décadas de preocupación:
— se han puesto manos a la obra a combatir la 'inflación de activos'...
—... pero sin expresarlo demasiado abiertamente (aunque lo suficiente para que gente como nosotros podamos leerlo y escucharlo),...
—... fundamentando su política de comunicación (lo que el destinatario medio entiende) en tres 'statements' que no hay que tomarse al pie de letra, sino que hay que saber interpretar, cosa que no todas las almas pueden permitirse por tener que sobrevivir esclavizadas por un espíritu nada santo; las tres proclamaciones son:

que combaten la inflación a secas (lo que, en efecto, es cierto porque, combatiendo la 'inflación de activos', dada la monstruosidad en que se ha convertido el popularcapitalismo, se combate indirectamente la inflación);

que, aunque lo parezca, la culpa de la inflación no la tienen los salarios (debiéndose entender la referencia solo al tramo salarial —Trabajo— de los salarios, valga la redundancia, ya que los ponedores de precios de bienes y servicios lo que hacen es cubrirse del alza del tramo no salarial —Vivienda, sobre todo— de los costes salariales presentes o futuros, que oficialmente es consustancial a la contumaz 'inflación de activos inmobiliarios', cuya actual desaceleración o recorte, según el popularcapitalismo, solo sería temporal —en relación con la temporalidad, la sociedad estaría dividida, pues, en dos bandos: los que la predican de la inflación y los que la predican de la 'desinflación de activos'—); y

• que es tal su determinación contra la 'inflación de activos' que no les importa que caiga la actividad y el empleo —Recesión Inducida— (hay que entender que sería una caída selectiva, circunscrita a la economía aproductiva, como cuando, al implantar la Ley Seca, en 1920, no importaba que cerraran los bares y tabernas).



=== Derby's quote
(click to show/hide)


=== ppcc's update
(click to show/hide)
« última modificación: Noviembre 04, 2022, 14:44:40 pm por saturno »
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #34 en: Noviembre 06, 2022, 21:09:16 pm »
#Comprobar v/O por fecha
# ULtima modificación: 06/11/2022  las 20:52:14 por asustadísimos »
Citar
$BREAK
$DATE
EN LA EUROZONA, TODO DESAJUSTE DE PRECIOS RELATIVOS QUE QUEDE DESPUÉS DE DAR LA RECESIÓN TENDRÁ QUE CORREGIRSE A PELO.—

Aunque parezca que las Autoridades dicen lo contrario, la recesión va a acabar con la inflación a secas. Con lo que no va a acabar es con la inflación de activos, incluida la sobrevaloración del dólar. Las autoridades no van a subir tipos de intervención tras dar la recesión, por lo que cesará la causa del tramo raro de la inflación, que hoy ya es el único.

Los precios relativos son la cantidad de cada bien o servicio expresada en cada uno de los demás. Tantos zapatos, tantas camisas. Es un gigantesco cuadro de doble entrada en el que la diagonal es cero, como el de distancias en kilómetros entre cada capital de provincia:



El cuadro está moviéndose permanentemente. Su equilibrio es dinámico. Unos precios influyen en otros y hay precios que son funciones; y también están las rentas. Está el Dinero, en todas sus capas. Y las divisas. También, los precios sombra, los precios estimados de los bienes y servicios públicos, los precios públicos propiamente dichos y todo precio que a ustedes se les ocurra, porque los precios relativos no están formalizados estadísticamente ni nunca lo estarán —como sí pasa, p. ej., con la nomenclatura aduanera—. Solo se encontrarán con estudios muy parciales, si es que se encuentran alguna vez con algo parecido (curiosamente, en materia de precios relativos inmobiliarios, puede ser que sí). Los precios relativos solo funcionan conceptualmente. Lo importante es que, en épocas de inflación o deflación altas (alzas o bajadas generalizadas de precios), se acelera el reequilibrio de precios relativos porque se vela, minimizando el dolor; basta con dejar quieto un precio o que suba muy poco para que se ajuste. Dicho de otro modo, épocas de inflación o deflación altas son la gran oportunidad de normalización que tiene un precio en relación con los demás.

¿Los tontos de los pisitos españoles están aprovechando la inflación rara que padecemos para disimular su anormalidad o están exacerbándola, los muy 'cipolla'?

Dicho esto, entremos en materia.

La inflación es el alza generalizada de precios. Sin embargo, nadie puede saber si hay o no inflación. A lo sumo, se tienen sensaciones o verificación solo respecto de uno, dos, tres o equis precios en ciertos lugares. Primera conclusión, por tanto: sin difusión mediática no hay inflación. Normalmente es una propaganda que hace el enemigo del sistema, por lo que este reacciona brutalmente. Para establecer que el alza o bajada, en efecto, es generalizada, solo hay estimaciones que hace el Estado, que elabora índices de periodicidad mensual, que luego corrige cuando quiere, índices cuyos métodos de cálculo, encima, cambian de vez en cuando. Y, para más inri, en los trabajos de estimación de la inflación, prima el estudio del Consumo, entendido estrechamente como cesta de la compra, lo que no quiere decir que no se observe la Producción.

Hoy, las Autoridades, en todo el mundo, están dando que «hay inflación aún». Esté aún es superimportante. Lo dicen como si lo observaran desde fuera, siendo ellas quienes ostentan el poder estadístico y sabiendo que solo se trata de estimaciones. Aparte de estar siempre mirando con el rabillo del ojo las inflaciones de los demás, podrían dar más o menos o decir que está vencida, máxime ahora que empezamos a gozar del efecto base en el dato interanual —lo que va a permitir cerrar 2022 con una tasa razonable, cara a la indexación de rentas—.

Esto lo decimos porque, cuando nos dan el nuevo dato de inflación, que siempre es una estimación del dato definitivo, que también será estimado, lo que hay que preguntarse es por qué nos dan el dato que nos dan en ese momento y no lo postergan o no nos dan otro arbitrario, exactamente lo mismo que cuando nos dan el dato del PIB.

Concretando, primero hay que preguntarse por qué las Autoridades locales dan más o menos inflación que la que dan los países de su entorno. Esto es fácil de responder: depende de lo pobretón/ricachón que relativamente es el país y lo que a las Autoridades les viene bien que se vea en cada momento, porque hay mucho plan plurianual pactado o implícito. Si trabajas profesionalmente en estos temas te puede costar el puesto no saber tocar afinado en la orquesta de poetas de la Economía.

La pregunta importante es por qué las Autoridades, especialmente las de la eurozona, no solo están dando inflación, sino que avisan de que van a seguir dándola porque «la recesión por si sola no acabará con la inflación».

La respuesta es que las Autoridades están dando tiempo para que los precios relativos lleguen por sí solos a donde puedan en el proceso de nuevo equilibrio, para quitarles trabajo, porque cuando terminen de dar inflación el movimiento de reequilibrio espontáneo parará o se ralentizará mucho; y, entonces, si algún precio rechinante sigue crujiendo —es decir, se ha resistido a aceptar su ajuste relativo en el periodo voluntario, diríamos—, entonces, se actuará directa y brutalmente sobre él.

Te están dando tiempo para que muevas tus precios por las buenas.

Si te quedas corto, no importa. Siempre podrás subirlos. Pero, si te pasas inflacionándote, puedes morir el día de la apocatástasis o puesta de contadores a cero, algo que le va a pasar a mucho usurero 'exprimeinquilinos'. En EEUU el futuro está despejado, porque tienen un as en la manga: margen para que se devalúe su moneda y, así, restaurar en su conjunto la competitividad y productividad de su economía. En la eurozona, precio que no haya querido ajustarse a su punto de equilibrio natural, precio que será bajado a ostias.

Actualmente, el EUR/USD explora su valor mínimo. Se diría que lo ha hallado. En cuanto empiece a hacer daño la recesión en EEUU, qué buen activo financiero va a ser el dinero de la eurozona, gracias a su 'indevaluabilidad' relativa respecto del dólar. Pero cuánto vamos a tener que trabajar y emprender de verdad, dejándonos de montajes fáciles de dinero-sin-trabajar.

Ahora mismo, que viene la oficialización de la recesión, y que con ella queda castrada toda fuerza inflacionaria canónica o no (canónicas: demanda, costes, monetaria y autoconstruida; no canónica: arbitrariedad de quien pone precios), toca decir, paradójicamente, que «la recesión por si sola no acaba con la inflación...», sin añadir «inflación... de activos»; pero ese no añadir es solo 'prima facie', porque si lo pregunta algún periodista, entonces, sí se puede hablar mal 'ad libitum' de lo inmobiliario o bursátil (cuando un servidor trabajó en sus años mozos de macroeconomista literato aprendió que había que hacer tres versiones de cada documento: la fetén, la 'para periodistas' y la que había que dar a los periodistas que pedían el documento base). Toca, pues, aprovechar que la gente confunde precios e inflación, para que se pregunte por qué suben los precios en contra de su dinero (que, en realidad no suben ni siquiera ahora, porque lo que sube es el porcentaje de variación intermensual o interanual de un índice que estima la subida, principalmente, a efectos del Consumo —tampoco vale el llamado deflactor del PIB, que pertenece a una ristra de estimaciones aún más gruesas, entre las que hay documentos que pasan por contables registrales, como la Balanza de Pagos—); y, entonces, habiéndose preguntado por qué su dinero pierde poder adquisitivo, que por fin la gente se conteste que «la culpa la tiene la 'inflación de activos'» (algo que sabe todo el mundo en su fuero interno, incluso el menos formado, como las abuelitas); y se sienta mal y, contrita, acepte la mutilación de sus hijos; y llore. Ciertamente, qué tortuosos son los caminos del Señor (desde la 'fedspeak' de Greenspan, que tanto destacó por su lenguaje cuidadoso y codificado —esta vez hay quien ha querido meter la palabra clave pivote, como si se tratara de un juego sadomasoquista, para parar de hacer pupa, pero la Fed por ahora ha pasado olímpicamente—). Este es el contenido semántico de la frase «el dinero siempre se venga»: el llanto y crujir de dientes que se les viene encima, por fin, a los jugadores popularcapitalistas. El cántaro, en el suelo. La leche derramada. Tu mirada en la calabaza que fue tu carroza de fiesta. Y los lacayos, ratones.

¡Qué poco nos gusta hablar de 'inflación de activos'! No nos gusta nada porque:

a) inflación no es un concepto serio:

— inflación es una metáfora coja (inflar un globo soplando); metáfora-ariete de 'chorros' y maquiavelos 'amarga-estafaos', que diría Santos Discépolo; metáfora de gran éxito periodístico, más éxito aún que la metaforita de la máquina de imprimir dinero —como si el dinero fiduciario fuera papel pelota entre particulares simuladores—; pero metáfora disfuncional, que no sirve ni para referirse al 'alza generalizada de precios y rentas' ni a su bajada, porque:
• cada precio o renta se comporta a su manera, incluso, los hay muy importantes que bajan cuando suben muchos o los pocos precios que componen el índice que estima la inflación (de esto se trata, precisamente, de que haya divergencias y tenga lugar el ajuste de precios relativos);
• no funciona para cuando se produce el fenómeno contrario al que se refiere, lo que ha dado lugar a dos neologismos aún más difíciles de entender: desinflación (de desinflar), que no se usa para cuando se desinfla el globo, sino para cuando se infla menos deprisa; y deflación (caída generalizada de precios y rentas), que solo se usa cuando se llega al punto de desinflado en el que la gente empieza a darse cuenta que la vida es maravillosa y, entonces, los chicos de la industria del D.O.P. (Dinero de Otras Personas) se ven obligados al manido «es que retrasa las decisiones de consumo», cosa jamás probada, sino exactamente todo lo contrario (vid. Japón o la España de estos años atrás);

— da pie a que la gente piense la tontería suicida de que el dinero no vale nada (pérdida de poder adquisitivo), y así tengan éxito los monetaristas en su cínico odio al dinero, que llaman 'fiat' o proveniente del 'thin air', no 'respaldado', ja, y entonces la gente se deshaga de sus ahorros a cambio de chucherías, cual algonquinos con Mahattan;

— para los keynesianos de convicción es «el» (falso) indicador para evaluar la bondad de su divina gestión en materia de (sumandos de la ecuación de la 'Demanda'):
• tipos de interés (Consumo privado y Ahorro=Inversión)
• tipos de gravamen (Gasto Público)
• tipos de cambio (Comercio Exterior),
razón por la que «el» objetivo de los bancos centrales (y, por extensión de toda la política económica) se establece estatutariamente en términos de inflación, cosa que, por cierto, ningún bancocentralista se toma muy en serio, salvo para elaborar la política de comunicación (una cosa es la política monetaria y otra muy distinta la política de comunicacion de la política monetaria, algo que no pasa con la política fiscal, al ser esta el núcleo duro de la Política con mayúsculas);

— finalmente, está el cinismo de que «el problema de la inflación es de niveles», frase cuya malicia se ve muy bien cuando se aplica a la sobrevaloración de la vivienda, cuando se dice que «el problema no es de precios, sino de asequibilidad»; puede haber deflación y precios extravagantemente inflados, como hemos visto estos años atrás en los que los tipos de interés de intervención han sido nominalmente negativos; y

b) activos es un concepto contable sagrado:

— el género es el Activo y las especies, cuatro grandes masas patrimoniales de activos: inmovilizado, existencias, tesorería y derechos de crédito; sin embargo, el concepto de inflación de activos, solo se refiere a cuatro subespecies: inmuebles-edificaciones, Deuda formalizada en títulos-valores, dólar y Bolsa; se circunscribe el concepto de activo a lo que interesa, en una burda trampa mistificadora, injertando la idea de que el Capital serían esos cuatro subtipos de activos agraciados, y no el Activo menos el Pasivo, y que capitalismo es solo la propiedad privada de los mismos, conectando subliminalmente con la idea de propiedad personal, cuando al capitalismo la única propiedad privada que le interesa es la social, es decir la propiedad del neto patrimonial logrado por la sociedad —el marxismo no está contra la propiedad personal, sino contra la social—; y

— hay ciertos pasivos indisolublemente unidos a determinados activos, por lo que estos deben siempre 'netearse'; el caso más sobresaliente son los inmuebles-edificaciones; y el principio de prudencia valorativa obliga, asimétricamente, a no computar las plusvalías tácitas hasta que no se materializan, pero las minusvalías, a computarlas en cuanto se sabe que van a darse; es falso, pues, que «no tengo pérdida hasta que no venda»; lo que no vas a tener es una contabilidad que refleje prudentemente tu verdadera situación patrimonial, por lo que vas a ser un apestado; por eso, sabiendo que toca destruir valor inmobiliario —la orden viene del centro del sistema—, puede haber un gran desorden mercantil a poca rebeldía contable que haya.

El capitalismo está diciendo basta porque los trabajadores han ido demasiado lejos con los montajes popularcapitalistas de dinero fácil. Para amortiguar el dolor de situaciones por las que pasamos todos —infancia, insolvencia, enfermedad, desempleo, vejez—, la derecha (Bismarck, tercer tercio del s. XIX) ideó el Estado del Bienestar (EdB) —institución ya presente en las cuevas del Paleolítico, cuando se cazaban bisontes, y cuyos pilares fundamentales fueron puestos por el cristianismo paulino, obteniendo su máxima expresión con el Concilio Vaticano II—. La izquierda socialista (2ª Internacional), ideó su propio juguete amortiguador: el popularcapitalismo (CPI) o capitalismo popular inmobiliario, artefacto mediante el que los trabajadores sellan un horrendo pacto fáustico para sobrevalorar su vivienda básica y, así, creer que se subliman en capitalistitas contra sus propios hijos, que han de trabajar o emprender el doble o el triple para poder honrar de por vida las rentas inmobiliarias que complementan o incluso sustituyen a las rentas 'bienestaristas', tachadas idiotamente de paternalistas. Nótese que derecha e izquierdas juegan la una con el juguete de la otra. El problema es que el ortograma del sistema capitalista, que inequívocamente ordena mantener el EdB porque, si no, está muerto, a mediados de los 2000 dictó que el Trabajo & Empresa no daban tanta Renta como para servir también al juguete socialdemócrata del 'todos capitalistitas', y se activaron los mecanismos automáticos de estrangulamiento y sofocación financiera del CPI. Lo ha hecho con toda la racionalidad moral del mundo. Lo más importante que ha pasado en este 2022 histórico es que las Autoridades han proclamado 'urbi et orbe' expresamente, sin dolerles prendas (p. ej., que haya recesión y desempleo), que la corrección valorativa de la vivienda 'it's a good thing'.

Todos debieran saber esto que decimos, que, en el popularcapitalismo, derecha e izquierdas juegan cada una con el juguete-amortiguador de la otra. Las izquierdas, con el EdB. La derecha, con CPI. Y que es entre los trabajadores-directivos donde más se practica El Pisito —sin olvidar El Chaletito de ilustres individualistas caraduras de la izquierda heterodoxa—. Por eso decimos que el popularcapitalismo es un edificio capitalista de dos alas en el que se entra por detrás, de modo que los ascensores que ves a la derecha no son los que suben por los pisos de la derecha, sino a los de izquierdas, y viceversa. El popularcapitalismo es 'porculero' hasta en eso, señores, perdonen la expresión. Lo más nos jode es que, en reuniones y saraos, te manifiestas antipopularcapitalista y Pro-EdB, y el sector más resentido, normalmente de trajadores-directivos y jubilados de élite, te tacha inmediatamente de comunista, palabra que se usa como insulto desde hace nada menos que 200 años. No importa. Torres más altas han caído.

Esta razón, la confusión, el barullo, el galimatías, es por la que hay tanto extraño consenso acerca de que «la causa del 'crunch' de precios inmobiliarios es la intervención de los bancos centrales contra la inflación...». ¡Bendito sea! Pero falta añadir «inflación... de activos», porque de lo que se habla es de la inflación de activos, no de la inflación a secas. Añadámoselo nosotros, que las Autoridades están deseando ponerlo en el frontispicio de su política de comunicación y nos han autorizado expresamente para ello (conferencias de prensa de Powell, Presidente de la Fed, en 2022, calificando la corrección valorativa de la vivienda):
— 15-jun . . . 'reset'
— 21-sep . . . 'it's a good thing'
— 2-nov . . . 'get back'


El trance final de la Transición Estructural, con la que el sistema capitalista está superando el modelo popularcapitalista, no tiene por qué durar mucho. Antes al contrario, estos procesos siempre son 'sudden and sharp'. Se coge el serrucho, se corta el miembro gangrenado y ¡a volar! Es consustancial al capitalismo. Ya que ha salido el marxismo, en el Manifiesto Comunista (1848), Marx escribió cosas que hoy están muy de actualidad, entre ellas: «¿Cómo vence las crisis el capitalismo? De una parte, por la destrucción obligada; de otra, por nuevas conquistas y la explotación más intensa. ¿De qué modo lo hace? Preparando crisis (cada vez) más extensas y más violentas».

A su manera, el capitalismo es revolucionario cuando le pone la proa a cosas más reaccionarias que él. Leemos lo siguiente de Engels, en un prefacio al Manifiesto Comunista escrito medio siglo después: «El Manifiesto rinde plena justicia a los servicios revolucionarios prestados por el capitalismo en el pasado. La primera nación capitalista fue Italia. Marca el fin del medioevo feudal y la aurora de la era capitalista contemporánea la figura gigantesca de un italiano, el Dante, que es a la vez el último poeta de la Edad Media y el primero de los tiempos modernos».

No les quepa duda del porqué del desconcierto actual de los analistas orgánicos de la industria del D.O.P. (Dinero de Otras Personas) y los especuladores individualistas, que no dejan de preguntarse cansinamente que «algo no encaja» porque no entienden a las Autoridades, a las que acusan de los siete males —lo que les acabará condenando al ostracismo—. Por decirlo en términos marxianos, no saben cómo se las gasta e el capitalismo.

Estamos en una época en la que el capitalismo no es reaccionario porque está luchando contra el ultrarreaccionario modelo popularcapitalista. Para que se entienda, es como cuando el capitalismo luchó contra el bloque fascista en la Segunda Guerra Mundial. El 'revolucionarismo' capitalista se lee en el Manifiesto Comunista: «Dondequiera que ha conquistado el poder, ha destruido las relaciones idílicas... las ha desgarrado sin piedad para no dejar subsistir otro vínculo entre los hombres que el frío interés, el cruel 'pago al contado'... las aguas heladas del cálculo egoísta. Ha hecho de la dignidad personal un simple valor de cambio. Ha sustituido las numerosas libertades adquiridas por la única y desalmada libertad de comercio. Ha establecido una explotación abierta, descarada, directa y brutal. Ha despojado de su aureola a todas las profesiones que hasta entonces se tenían por venerables y dignas de piadoso respeto. Al médico, al jurisconsulto, al sacerdote, al poeta, al hombre de ciencia, los ha convertido en sus servidores asalariados. Ha desgarrado el velo de emocionante sentimentalismo que encubría las relaciones familiares, y las ha reducido a simples relaciones de dinero».

¿Acaso actualmente, la cultura del trabajo depredadora y agresiva, exacerbada por el 'todos capitalistitas' del popularcapitalismo, no ha invadido también a la familia? Las feministas de cuarta ola dicen que es por culpa del hombre, aunque lo mistifican desfigurando el concepto de patriarcado. Llegan muy tarde, las relaciones patriarcales ya fueron derribadas por capitalismo emergente. Así, leemos en el Manifiesto Comunista que «ha destruido las relaciones patriarcales», que «ha transformado el pequeño taller del maestro patriarcal en la gran fábrica del capitalista industrial» y que «hay un socialismo pequeñoburgués, a la vez reaccionario y utópico, que tiene el anhelo de restablecer las antiguas relaciones de propiedad y toda la sociedad antigua, para la manufactura, el sistema gremial, y para la agricultura, el régimen patriarcal». No, la culpa del ambiente general de depredación y agresividad, extorsión y violencia, no la tiene que los hombres ansíen para sí ser de alto valor, especialmente los jóvenes, por lo que habría que castrar su masculinidad. Ni siquiera la tendría, en su improbable caso, que ansiaran organizar pequeñas explotaciones económicas patriarcales precapitalistas. La culpa la tiene la degeneración del modelo popularcapitalista y la crisis estructural brutal que el capitalismo está gobernando para deshacerse de él, lo que incluye la destrucción del tramo de humo que tiene la valoración económica de ese útero hiperbólico que es la vivienda de las familias trabajadoras metidas a capitalistitas de la señorita Pepis. Pero el antipatriarcalismo feminista es reaccionario, sobre todo, por la extemporaneidad de su cruzada, ya ganada por un capitalismo que ahora pide unir fuerzas contra el popularcapitalismo, base material del feminismo de cuarta ola. El feminismo de cuarta ola no solo no cuestiona el popularcapitalismo sino que es hijo de él. El popularcapitalismo ha otorgado un poder grandioso a la mujer, poder que las feministas de cuarta ola han malversado en misandria, cuando no en androfobia, algo que jamás podrán remontar. O el feminismo escinde su cuarta ola y regresa a la interseccionalidad o, en la nueva Era Cero, será minimizado todo él a residuo reaccionario propopularcapitalista, algo así como un Ku Klux Klan —metáfora muy acertada por la similitud en materia de aquelarres y de capirotes y sombreros negros de ala ancha y copa cónica—.

Ya que sale, cada vez que escribimos estos comentarios, tenemos la tentación de empezar con «un fantasma recorre...».

Qué ingenuo es quien piensa que el sistema capitalista va a condescender con los pobreticos 'himbersores' o, peor aún, que «a nadie interesa que caiga el precio de la vivienda», cuando su sobrevaloración es objetiva y frontalmente contraria a la acumulación de Capital. Es más, como la sobrevaloración de la vivienda básica no es consustancial al capitalismo, una vez vencida, jamás volverá a haberla, como jamás volverán las pelucas a Versalles. Yerra, y mucho, quien crea que el sistema capitalista ha sido sustituido por otro en el que «los trabajadores ya somos capitalistitas». Recordemos que, por ejemplo, el sistema feudal duró mil años o más, y el esclavista, otro tanto.

Toda vez que el capitalismo se va a revestir de planificación central, le auguramos un futuro muy prometedor una vez arrinconada la heterodoxia populacapitalista, cuyos brotes serán siempre reprimidos con dureza.

El compañero veterano 'sudden and sharp' (frase de mediados de los 2000, del bancocentralismo, sobre cómo podía ser —y fue— el Pinchazo de la Burbuja, verdadera ejecución de la sentencia de muerte del popularcapitalismo), podría ahora llamarse 'snap-back' (salto o latigazo hacia atrás), que es lo que el 'Bank for International Settelments', anda diciéndole a los bancos que va a suceder en cuanto demos la recesión tras la que volará en solitario el nuevo modelo económico y se den por hechas las correcciones valorativas que se pretenden, por lo que tienen la obligación de tenerlo provisionado —y lo están haciendo muy bien—. Este compañero ha posteado una viñeta magnífica, cuyo original es en alemán:



La escena se refiere a la pandemia de coronavirus, pero funciona maravillosamente bien como gran metáfora o mejor aún alegoría de lo que está pasando actualmente con el lobo de la corrección valorativa inmobiliaria, ahora ya legitimada moralmente por las Autoridades, en este histórico 2022:

LOBO.—'Euch ist klar, dass ich der Wolf bin? Wollt ihr... nicht weglaufen?'
OVEJA 1.—'Wir setzen da auf die Herdenimmunität'.
OVEJA 2.1.—'Ein gesunder Schafskörper verkraftet einen Wolfsbiss!'
OVEJA 2.2.—'Es trifft ja meist eh nur die alten und kranken...'
OVEJA 3.—'Es gibt gar keine Wölfe!'

Traducción:
LOBO.—¿Te das cuenta de que soy el lobo? ¿No quieres... huir? —alucinando con la mansedumbre.
OVEJA EXPUESTA.—Confiamos en la inmunidad de manada. —Es la oveja con quien el lobo habla de tú a tú, por tanto, la que estaría más en peligro de primer bocado.
OVEJA OPTIMISTA.—¡El cuerpo de una oveja sana puede resistir la mordedura de un lobo! —miedo en los ojos.
OVEJA ESTÚPIDA.—Solo ataca a viejos y enfermos... —cerrando los ojos y arqueando las cejas.
Una OVEJA CALLADA, asustada. Hablaría, pero no quiere o no puede hacerlo.
Hay dos OVEJAS FELICES porque están distraídas. Una come hierba. La otra mira a una mariposa.
Y, finalmente, la bomba.
OVEJA INCRÉDULA.—No hay lobos en absoluto.

¿En relación con las sobrevaloraciones popularcapitalistas, De los 6 tipos de ovejas, tú de cuál eres? ¿Y tu 'cuñao'? ¿Y tus bancos?

¿Engañan quienes salen a la palestra a negar la evidencia de la corrección valorativa inmobiliaria mundial y permanente?

El Presidente del Foro de Economistas Inmobiliarios (El Correo, 01/11/2022):
—«Las viviendas nuevas seguirán vendiéndose porque la oferta es muy baja... Todo lo que salga al mercado se venderá, con independencia del precio».

(En efecto, las viviendas nuevas se venden todas, aunque sean operaciones simuladas, pero para obtener las devoluciones de las cuotas de IVA soportado en la promoción y construcción. Y claro está, si son ventas simuladas, se 'venden' a precios tales que permitan enjugar todo el IVA soportado o más, para que la liquidación te salga a devolver, lo que explica la divergencia de precios respecto de las usadas.)

Está claro que este Presidente de 'think tank' es una oveja atrapada un paso más allá del optimismo. No hay que confundir el engaño con el mal uso de los conceptos por falta de conocimiento. Sabiendo que el mundo entra en una recesión inducida por las Autoridades, ¿hasta qué punto se puede decir que engaña quien se expresa así? Se diría que sí, que engaña. Pero, en principio, esta deposición, con independencia de que esté o no en desacuerdo con su mente (es decir, que sea mentira), carecería de intención de engañar, aunque no de 'animus lucri faciendi' (intención de conseguir una ventaja propia, intención que es lícita salvo que medien conductas antijurídicas). En las circunstancias actuales, sabiendo oficialmente que está en marcha un proceso de destrucción de valor inmobiliario y, además, que este proceso se considera moralmente bueno, sin embargo, también habría que probar que concurre un 'animus nocendi' (intención de causar daño), porque, señores, la mayoría natural aún no ha destronado El Pisito y sigue creyendo que «alquilar es tirar dinero», aunque los números digan objetivamente otra cosa. Por esta razón las Autoridades se ven obligadas a seguir dándole leña al mono, recrudeciendo el hype' a su inflación rara y encadenando extrañas alzas de tipos de interés de intervención, asegurándose de que se trasladan a los nuevos préstamos hipotecarios. Pero no olviden que la inflación que dan no es canónica, ni de demanda ni de costes ni monetaria. Tampoco es autoconstruida... aún —en cuanto lo sea, dejarán de darla—. Es la que necesitan dar para no levantar susceptibilidades, dado el resentimiento que ha anegado el espíritu de los perdedores. Hay que hacerles creer que la inflación, que aligera sus deudas, sin embargo, amenaza sus ingresos. Por eso es bueno, paradójicamente, apoyar los movimientos pro-alza salarial, no por el alza en sí, que nunca viene mal, sino por la presión añadida que introduce en las ecuaciones del sistema para que, por fin, se dé el gran 'write-off' y caiga quien tenga que caer —todos los que han hecho de la usura inmobiliaria su 'modus vivendi'—.

¿Pero estamos nosotros mismos, los estructuraltransicionistas, cayendo en el síndrome de la Oveja Incrédula, no respecto de la corrección valorativa, sino de la inflación? ¿Es la inflación un coronavirus o un protocolo de sabios de Sion agitado por profesores Franz de Copenhague?
https://www.youtube.com/watch?v=2jzIIwhp5Q4

(La guardia personal de Franco, con su contubernio judeo masónico, era mora, compuesta por violentos guerreros con turbante dando gritos a 'Allah'. Los protocolos de los sabios de Sion circulan en ambientes yihadistas. El PNV tonteó con los nazis. La ETA era una yihad con boina. Cataluña no habría sido nada sin los almogávares. Y Blas Infante habría abrazado el Islam en los años 1920: la yihad con traje de gitana.)

Da igual que nos desgañitemos proclamando que, oficialmente, la vivienda ya no es el ahorro del pobre, sino la causa de su pobreza, y que la Historia tiene leyes objetivas. Los cuartelillos popularcapitalistas, en contra de los generales capitalistas, no van a parar de sacudir el espantajo de El Pisito contra el Dinero, en su mierda de Halloween (*) permanente. Sin ir más lejos, esta semana, el líder del partido del populismo español y de la derecha moderna (atea, abortista, antimatrimonialista) ha blandido el micrófono para reivindicar cínicamente la deducción-IRPF por adquisición de vivienda, para ver si su adversario electoral tropezaba. No ha sido así. El adversario resulta estar centrado en el ortograma. Es más, ha sacado al cuadrilátero a su más conspicua luchadora propopularcapitalista para guasonearse:
—Pues que se sepa que quien quitó la deducción —bonificación, ha dicho— fue el partido populista-moderno.
https://www.youtube.com/watch?v=AklOP-pYF24
https://www.youtube.com/watch?v=hnQ3UHDlJR4
Encima, le ha dado la vuelta a la propuesta hipócrita de un fondo público-privado para subvencionar intereses hipotecarios, convirtiéndola en un apoyo implícito al impuesto extraordinario sobre la banca.

Ja, ja, ja. ¡La guasa es la vacuna contra el nuevo 'putsch' salvapatria (**)!

La deducción la quitó el partido popularcapitalista auténtico, el socialdemócrata/socioliberal, en un destello de racionalidad —incitado por las Autoridades—, conocedor de la verdadera causa de la causa de la crisis (él mismo había puesto en marcha la Burbuja en los 1980); crisis (Pinchazo de la Burbuja) que entonces los inmobiliarios estaban velando como si solo fuera financiera —como si no fueran financieras todas las crisis económicas—. El partido populista le afeó que osara quitar la deducción y puso su resucitación como principal ariete del programa electoral del 'putsch' que emprendió para imputar la crisis a la persona del líder popularcapitalista —que solo era un tierra-viento, no un metemano-caja—. Ganó, con malas artes, pero ganó. Y después de la victoria electoral, en el primer Consejo de Ministros, resucitó la deducción. Pero las Autoridades reaccionaron con firmeza: inmediatamente le obligaron a derogarla y, además, le impusieron la intervención de la economía, obligándole a solicitar por escrito el rescate y compromoterse en un 'memorandum' de ententendimiento (que ordenó la castración de las fascistoides Cajas de Ahorros, entre las que se encontraba una gigantesca, de gran poder nacionalista étnico-cultural separatista, y otra dirigida, no por cualquier cofrade, sino por el mismísimo epónimo del supuesto milagro económico del 'todos capitalistitas', personaje patético que acabó encarcelado junto con su Tesorero). Tenemos memoria.

En Economía, el engaño tiene consecuencias económicas directas y graves. En otras ciencias o artes, también, pero más indirectas y leves. Pensemos en la Economía como un parte de la Filosofía, pero con pesadas secuelas en tu vida corpórea, anímica y espiritual. En Economía hay mucho cantamañanas hablando de oferta, demanda, inflación, máquina de imprimir e 'himbersión'. Meten palabritas en inglés y dan el pego. No nos creamos ni una palabra de nadie. La desconfianza económica es buenísima, especialmente en la época que nos ha tocado vivir en la que el sistema arremete contra uno de sus modelos.

___
(*) Haloween está muy bien traído porque es la fiesta en la que, con caramelos, iniciamos a las niñas —Selene— en el mundo de la abuela Hécate, la diosa-bruja, reina de la noche, que no tiene el poder ejecutivo en la casa-útero hiperbólico, pero es quien manipula a quien lo tiene, la madre —Artemisa—; y, en el popularcapitalismo, mientras no muera Hécate, no hay herencia.
(**) Es imposible que a Sánchez le hagan un zapatero, razón por la cual quieren que se enerven intentándolo.




« última modificación: Noviembre 07, 2022, 10:32:03 am por saturno »
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #35 en: Noviembre 18, 2022, 20:44:15 pm »
# https://www.transicionestructural.net/index.php?topic=2578.msg207123#msg207123
# última modificación: 18-11-2022  a las 18:53:03 por asustadísimos »

Citar

$BREAK
$DATE
INFLANSIOLÍTICOS VS. INFLANSIOGÉNICOS.—

El popularcapitalismo ha creado una segmentación social nueva:
— 'inflansiolíticos', la inflación les calma la ansiedad
— 'inflansiogénicos', la inflación causa ansiedad

Los inflansiolíticos ven en la inflación oxígeno para su querida mierda de modelo popularcapitalista, por vía monetaria y cambiaria. La inflación no sería nada más que un velado e indoloro mero reequilibrio 'resucitacionista' (recuperación de los viejos tiempos):
• Pisitofilia.— Un mágico proceso de 'catch-up' (alcanzar) protagonizado por todos los precios y rentas, más o menos a la vez, para generalizar el gozo de las gloriosas cimas doradas ya conquistadas por esa 'avanzadilla del progreso' que es «mi tesoro»; y, «cuando se estabilice la situación, ya volveré a las andadas, exprimiendo bichos, dando pases, en fin, haciéndome el capitalistita importante»; y
• Creditofagia.— Una generosísima quita o amnistía monetaria —por analogía con la fiscal— concedida por los acreedores a sus deudores —la otra cara de la inflación es la pérdida de valor de los activos financieros, empezando por el dinero fiduciario—.

Los inflansiolíticos son tontos de los pisitos de siempre, ahora sucios de mierdismo. Esos para los que siempre es bueno que suban los precios inmobiliarios —tienen contestación pa to—, que hoy añaden a su retahíla de jactancias el «bendita mierda de máquina de imprimir»; porque el falsoliberalismo, bajo el popularcapitalismo, por su necesidad de que tú te desprendas de tu dinerito en ausencia de inflación —precisamente, la eclosión 'popcap' se beneficia del éxito del sistema capitalista en la formación de su iceberg deflacionario preservador del Capital—, ha tenido gran éxito metiendo en el cerebro de los atribulados jugadores popularcapitalistas la falsedad de que la inflación es 'siempre y en todo lugar' un fenómeno monetario —frase tautológica y cursi donde las haya, cuando la realidad es que el dinero, es decir, las relaciones de crédito instrumentadas en títulos-valores transmisibles, es 'siempre y en todo lugar' un fenómeno mercantil—.

Por contra, el Trabajo & Empresa, el Dinero & Capital y las Autoridades son inflansiogénicas —y nosotros con ellas—. De ahí el lametraserismo nominal de todo discursito inflansiolítico. Siempre empiezan hipócritamente con la frase '¡ay!, pero que mala malísima que es la inflación'. Luego sueltan la tontería de turno —máquina de imprimir, cuellos de botella y cadenas de suministro, inflación de oferta y demanda embalsada, etc.—, se quedan ahí enganchados y, a partir de ese instante rompen a escupir juicios de valor a favor de las himbersiones-refugio supuestamente siempreganadoras frente al 'odioso' dinero.

Las Autoridades han aprendido a aceptar la primera parte del discursito —incluso demasiado literalmente para nuestro gusto, son débiles, ganan poco—, la parte de la tontería de turno, pero lo hacen para, acto seguido, hacer daño dándole la vuelta. Así, proclaman que la inflación, que está resultando infundada y sospechosamente persistente, todavía no presenta efectos de segunda ronda (autonconstuida) ni de desanclaje respecto del objetivo del 2% simétrico. En vista de lo cual, van a seguir dale que te pego subiéndole los costes financieros a los agentes económicos, sin importarles que haya caída de la actividad y el empleo —solo cae lo aproductivo y no es una recesión normal sino la del cambio de modelo—; y además porque el plus se lo quedan los bancos, en teoría perdedores financieros de esa hipotética inflación tan supuestamente infernal. En EEUU, las Autoridades son más bestias aún. Hacen lo mismo, pero yendo un paso más allá —paso que también dará la eurozona—, dejando caer, primero, que las subidas de precios que hay —cada vez menos— son arbitrarias de las empresas para hermosear sus márgenes —en la eurozona, hay desorden en el sector de alimentación, bendito desorden, dada su sobreponderación en el IPC—; y, segundo, que el problemón es el 'shelter' (de 'shield', escudo, refugio, cobijo, poniendo el énfasis en los aspectos morales del 'housing', de 'house', casa, solo vista como 'himbersión' por la secta popcap: el 'reset'... 'it's a good thing', que dice Powell, Fed). Es decir, en EEUU a las Autoridades no les duelen prendas en reconocer que están induciendo un coma inmobiliario que ya ha empezado a certificarse académicamente en materia de precios, que es lo que importa:

S&P CoreLogic Case-Shiller 10-City Composite Home Price NSA Index
Último dato, de agosto-2022, publicado en octubre-2022
(dentro de una semana se publicará el dato de septiembre, que será más a la baja aún).

El miedo a la inflación no solo es de 'lege ferenda'. No solo tiene que estar instalado en el corazón de los agentes de bien. Además, puede y debe administrarse. Este es un gran hallazgo de las Autoridades en la Era Cero. Podemos dejar que prendan o incluso nosotros prender un fuego en la superficie del iceberg deflacionario, eso sí, siempre que se calienten selectivamente quienes nos interesan. La inflación causa miedo, pero nosotros los buenos podemos causar miedo a los malos con ella (pasteurización).

En todo sistema económico hay distintos modelos económicos. Pueden ser compatibles o no. En cualquier caso, todos tienen tres fases:
curso alto (caudal bajo y velocidad alta; erosión)
curso medio (caudal al alza y velocidad en disminución; transporte)
curso bajo (caudal alto y velocidad baja; sedimentación y desembocadura en forma de ría, delta o estuario)

En el curso bajo del popularcapitalismo, las Autoridades han descubierto que pueden jugar al inflacionismo controlado y finalista (para pasteurizar). Lo harán durante toda la Era Cero, que puede durar 100, 200, 300 años o los que se tercien (los sistemas esclavista y el feudal, anteriores al capitalismo, duraron cada uno 1.000 años).

La inflación rara actualmente vigente pronto romperá a ser ansiogénica para los malos, que todavía no saben lo que les está cayendo encima. Aunque ya ven que algunas cañas están tornándoseles lanzas —ya no es oro todo lo que reluce— y te cortan por lo sano cuando empiezas a hablar de la necedad del anidamiento en los salarios de los jueguecitos de dinero-sin-trabajar popularcapitalistas —que los trabajadores precarios se olviden de mejorar sus salarios: su penuria no es un problema de ingresos sino de gasto en vivienda—.

Ahora toca cerrar el año contable con datos de IPC que minimicen el daño en la indexación de rentas. En enero empezaremos a ver cómo les cambia la cara a los hoy tan ufanos inflansiolíticos, porque hay un punto en el que los precios inmobiliarios rompen a caer con fuerza y, encima, se sabrá que el ajuste de precios relativos será ya para siempre. El dinero siempre se venga.

En condiciones normales, la inflación es ansiogénica para quienes tenemos dinero. Pero estamos en circunstancias extraordinarias. Tenemos que apretar los dientes, sabedores de que el iceberg deflacionario está ahí impoluto. La inflación rara es intencionalmente ansiogénica, pero no para nosotros —para nosotros, siempre lo ha sido, es y será—, sino para los propios inflansiolíticos en cuanto vean cuánto baja lo suyo a contracorriente, al tiempo que la Bolsa empieza a percibirse como baratísima, para lo que todavía queda bastante —la tendencia principal bajista sigue fuerte—. Porque es una inflación-bodrio especialmente cocinada en el caldero del IPC para pasteurizarles, precisamente, a ellos, bichos inflansiolíticos, 'haters' de boquilla del Dinero —y, por extensión, del Capital—, y pasar página definitivamente en los juegos masivos de dinero-sin-trabajar popularcapitalistas (resurrección del sistema en otro modelo: nacimiento a una vida).

Para unos, los bichos son los otros. Y vicecersa. Pero más bichos son ellos, que se refocilan en el mierdismo para exprimir cuatro céntimos más, después de décadas de robo y saqueo. Estamos enfrentados, pero esta vez no es como en 2008:
• la banca ya no está secuestrada por la sobrevaloración inmobiliaria y
• las familias ya están divididas.

La frase «el nivel de precios de la vivienda da igual, lo que importa es la asequibilidad», es inflansiolítica a más no poder. Se supone que a ti, membrillo, debiera darte igual el nivel de precios. Como se trata de un 'hactibo' siempreganador, solo debe importarte:
• si puedes o no acceder al edén del 'crédito' —cadena y bola de la deuda— y
• tener estabilidad de ingresos productivos con que honrar tu 'himbersión' apalancada —conservar el empleo con salario suficiente—.
Lo que callan es que una vez metido en la rueda, quedas reclutado de por vida para una cruzada estúpida contra el Dinero & Capital. Te conviertes en un patético soldado de la inflación.

Para nosotros, los inflansiogénicos, y para toda persona con sentido común, la frase es justo al revés: lo que importa es el nivel de precios de la vivienda y la asequibilidad es su primera derivada. Es tan natural que da hasta bochorno tener que decirlo. A esto hemos llegado con los tontos de los pisitos.

El popularcapitalismo no te metamorfosea de gusano donnadie en mariposa capitalistita, sino en cascarudo usurero 'mismacestahuevón' asustadísimo:


'Now my roaming days have gone.
I'm putting all my eggs in one basket.
I'm betting everything I've got on 'mi tesoro'.
Heaven help me if 'mi tesoro' don't come through'.
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #36 en: Noviembre 23, 2022, 14:15:56 pm »

# https://www.transicionestructural.net/index.php?topic=2578.msg207235#msg207235
# Respuesta #2137 en: 23/11/2022 a las 12:37:13 »
-- LOCALE-ES -- Localiser ou neutraliser

Citar
$BREAK
$DATE
INFLANSIOLÍTICOS VS. INFLANSIOGÉNICOS (Cont.). RESUCITACIÓN DEL MODELO VS. RESURRECCIÓN DEL SISTEMA.—

Llamamos inflansiolisis/inflansiogénesis a los mecanismos monetarios del 'Framing Effect' (Efecto Marco):
— hacer creer que está teniendo lugar un reequilibrio de precios relativos que legitima la extravagancia inmobiliaria; y
— hacer creer que dicho reequilibrio tiene lugar en un nivel de precios inmobiliarios aún extravagante.

El inmobiliario es un timo con dos pilares psicológicos:
— primera necesidad (persuasión); y
— 'pre-suasión'.

Tu acto de disposición —perjudicial para ti y para la economía— tiene que estar precedido de un marco previo que lo haga propicio. «Si lo piensas mucho, no te metes».

No estamos en la crónica de una recesión (vaivén) anunciada resucitable. Estamos ante la crónica de una muerte anunciada 'resurreccionable'. La gente no entiende qué es lo que se les está anunciando, no tanto porque sus cerebros no se lo permitan —para sobrevivir—, sino por la manipulación del marco, atención, no perpetrada por las Autoridades —que hablan suficientemente claro para quien quiera oír—, sino por los ganchos popularcapitalistas que infestan los medios de comunicación, muchos de ellos graciosillos o de aparariencia 'anti', contaminados de falsoliberalismo neoliberal 'popcap', incluso 'nazbol'.

No hay miedo en la gente porque la manipulación del marco de decisión está haciendo creer que estamos solo ante un rutinario problema de coyuntura «no tan malo como en 2008», cuando la realidad es que el problema no es de coyuntura sino de estructura.

A final de este histórico 2022, el proceso de 'reset' se modera por el 'window dressing' contable, lo que distorsiona el marco de decisión de la política monetaria. Conviene dosificar convenientemente el daño en dos ejercicios, aparte del humanitarismo de dar oxígeno a los moribundos, que se nos estan tirando por las ventanas, como el presunto estafador de criptomonedas español que se habría suicidado ayer en un hotel de la Costa del Sol —por cierto, había tratado de aportar como fianza un inmueble sobrevalorado, ¡qué lugar tan común!, también hemos sabido que Bankman Fried y su novieta 'himbertían' en inmuebles con dinero de los 'depositantes', ja, de FTX—. Pero esa dosificación no debiera suponer una quiebra del proceso de pasteurización estructuraltransicionista.

FTX, 2022 - Ellison & Bankman-Fried
'Nothing like regular amphetamine use to make you appreciate how dumb a lot of normal, non-medicated human experience is'.
(La casualidad ha querido que esta foto bajada de internet pese 666 KB.)

La gente aún no ve que la cosa va de estructura. Cree que va de coyuntura. Por ello, las Autoridades van a proseguir con su inflansiogénesis hasta que las cañas se tornen lanzas —hasta que ese ansiolítico que es la inflación, ansiolítico para perdedores, deje de hacer efecto y tenga lugar el tatigazo o 'snap back' previsto por el BIS, en línea con el 'get back' del que habla la Fed—. Ya habrá tiempo de rebobinar precios —a pelo nominal— cuando el dólar se deprecie todo lo que tiene que hacerlo —proceso que ya ha comenzado—.

La recesión no está por venir. Estamos ya en recesión, desde antes de la pandemia de cóvid, entendiendo recesión en sentido no tan amplio como pudieran imaginarse.

Insistimos, lo llaman recesión, pero no se refieren al ciclo coyuntural, sino al estructural, ciclo que no tiene un aparato conceptual tan desarrollado y comúnmente aceptado. Para nombrar a las fases de los ciclos estructurales, cada autor tiene su oferta conceptual. Nosotros proponemos dos alegorías que todo el mundo entiende:
— la geológica (Potamología):
• curso alto
• curso medio
• curso bajo
— la de la novela como género literario:
• planteamiento
• nudo
• desenlace

También todo el mundo sabe distinguir entre sistema y modelo. Todo el mundo tiene en la cabeza marcas de relojes y de coches, por ejemplo, y sabe que una marca jamás se circunscribe a un modelo.

Además, la gente sabe que hay una cosa que se llama estructura. No en vano llevan décadas escuchando el concepto como adjetivo en los telediarios. Saben, pues, que un ciclo estructural se refiere al devenir del modelo en su conjunto, no a vaivenes temporales administrables a corto plazo.

La gente no es tonta, aunque haya gente difícil (cuánto nos ha cambiado el popcap, Dios mío):
https://www.youtube.com/watch?v=TcBe2HqIIZo

El sistema capitalista —y sus Autoridades, que son solo una parte de él, no su demiurgo— está administrando el curso bajo o desenlace del modelo popularcapitalista de los 1980. Es imposible que haya alguien que no entienda esta frase. Sin embargo, no se pronuncia. ¿Por qué? La cosa es que sí tiene sentido que no la pronuncien los primeros espadas de la política comunicación de la política económica y se deje para toreros de plata.

En estas situaciones de curso bajo y desenlace cunde el milenarismo —en el caso actual, con gran componente inmobiliario, pero velado por lo energético— y la sociedad se divide en dos, permítasenos lo que vamos a decir:

— los jodidos —a los que les jode el cambio—, que luchan por la RESUCITACIÓN DEL MODELO, y que intentan hacerte creer —algunos se lo creen ellos mismos—:
• que el modelo es el sistema; y
• que el modelo está vivo, por lo que se dedican a pasearlo muerto cual Cid Campeador; y

— los hartos —que ansían el cambio—, que luchan por la RESURRECCIÓN DEL SISTEMA.

El ciclo estructural solo importa como objeto de análisis cuando llega a su curso bajo o desenlace. En el curso alto, todo es ganancia. En el medio, toca no intervenir nada para estirar el goce. Es en el curso bajo cuando hay que contestar al qué hacemos después.

¿Por qué las Autoridades no hablan con franqueza —aunque no son insinceras—? O lo que es lo mismo, ¿por qué es mejor para el sistema que los jodidos estén sedados al final del ciclo estructural? Es evidente por qué, ¿o no?

Bueno, una vez dicho esto, viene lo malo. Está bien que nuestro BCE (Frankfurt, para entendernos) temple gaitas mientras induce el coma inmobiliario y apaga las demás sobrevaloraciones popcap. Pero en España vemos cierto exceso de suavoneo o caspa inflansiolítica de más en la comunicación de la política monetaria de la eurozona, aunque finalmente resulte correctamente inflansiogénica y pasteurizadora. ¿Qué sentido tiene que, en España, la gente tenga más difícil acceder al exterior de la cueva para explicarse las sombras?

Se diría que, en España, los comunicadores oficiales de la buena nueva de la Era Cero no están contentos con la venida de la misma. Es como si ellos personalmente no estuvieran hartos del viejo modelo, del que han de ser enterradores profesionales, y el nuevo modelo de dinero fortísimo les jodiera, por decirlo en los términos expresados anteriormente, con perdón. ¿Están haciendo su trabajo a regañadientes o qué?

Decimos esto porque no nos está gustando nada que se conecte la mentirijilla piadosa de que «la incertidumbre es extraordinariamente elevada» con el sempiterno embuste de que 'Spain is different'. ¡Todo lo contrario!

'Spain is pain', sus centros y costas apestan a Ladrillo 'low class' y su endeudamiento es de los peor empleados, se mire por donde se mire. Eso sí, los pocos bancos que quedan han sido muy hábiles sacando de sus perímetros de consolidación contable la basura inmobiliaria e hipotecaria y, afortunadamente, mucho membrillo está 'himbertido' en vehículos de la banca en la sombra, algunos tan bien traídos que no parece que estén sobreexpuestos al Ladrillo.

Y, sobre todo...
... ¡que hoy no hay incertidumbre, leñe!

¿Acaso no está descartado —y descontado— al 100% el escenario de no-recesión?

¡Que lo que hay que descontar no es el escenario de resucitación del modelo, sino el de resurrección del sistema!

Esto es lo que de verdad diferencia esta crisis económica con las anteriores capitalistas que se recuerdan. Dada su estructuralidad (metacoyunturalidad) y perfección de los mecanismos para su administración, en los sitios de internet críticos estamos aburridísimos porque solo hacemos crónica de una crisis anunciadísima, la crisis económica más anunciada de la Historia. ¡Pues claro que esta crisis iba a ir acompañada de un vaivén coyuntural recesivo! ¿Y qué? Todos sin excepción sabemos que estos precios inmobiliarios son imposibles —destruyen el Trabajo & Empresa— y, además, sabemos que los inmuebles no son Dinero y que no es nada fácil vender —simularlo, sí—. Solo nos diferenciamos en cuánta hipocresía o cinismo ponemos al exponer lo que está pasando, lo que tiene que ver directamente con el peso que lo inmobiliario o hipotecario tiene en nuestra particular ecuación de intereses personales.

¡Basta ya!

¿Es razonable que el Gobernador del BdE tenga silenciado lo inmobiliario en toda su comunicación, cuando sabe que estamos en una crisis de modelo que se centra en lo inmobiliario y que viene de haber administrado con éxito la Operación Desagüe de basura inmobiliaria e hipotecaria que anegaba a la banca? ¡Que dé alguna pinceladita, por lo menos!

Hay certidumbre acerca de que tenemos en marcha, conjugadas:
—una recesión y
— un cambio de modelo.

Encima, hay certidumbre acerca de cómo va a ser el modelo de sustitución:
• dinero fuerte
• más elementos de planificación central, con mantenimiento de la titularidad privada del Capital.

¿No hay pantalones para decirlo en un Madrid tan pisitófilo y autonomista como el actual o qué?

Engañar a los agentes económicos con que la recesión y el cambio de modelo son solo conjeturas, ¿no propicia la acumulación de más decisiones erróneas empeorando las cosas?

Un servidor estudió en la carrera de Económicas una asignatura que se llamaba 'Teoría y métodos de la decisión económica' y sabe que, cuando hay incertidumbre de verdad, el cálculo del riesgo sistémico no es nada fácil, la econometría se hace borrosa y el debate se centra en la estimación de probabilidades. Nada esto pasa ahora. Antes al contrario, el riesgo sistémico es bajo y la banca está bien. Todo es previsible.

Decir ahora que «hay una incertidumbre extraordinaria» equivale a advertirte:
—«Voy a hablarte bien, pero que sepas que todo lo que escuches estará dicho desde el optimismo».

¡Cómo nos recuerda esto a lo que hacía Zapatero! Dado el escudo que tiene bien puesto la banca española, nos tememos que la actitud del BdE no es técnica sino política, además, para consumo estrictamente madrileño. El BdE podría estar forzando a Sánchez a ponerse en situación de víctima propiciatoria del zapatero que pretenden hacerle para intentar resucitar el modelo popcap por segunda vez.

¿Por qué el BdE no se alinea con Alemania, siendo España un país tan inflansiolítico, y se deja de tanta 'cautelitis'?

En España, en diciembre, una subida de tipos de intervención del 75 pp se queda corta. Si no, que el BdE descomponga expectativas inmobiliarias directamente, sin ambages, como hace Powell para EEUU. Es que, si no, el minimargen temporal de endeudabilidad que se gane solo va a servir para echar más leña al fuego de la sobrevaloración inmobiliaria, que es la única importante de verdad que hay en España, de las cuatro popcap (inmobiliaria, Bolsa, Deuda y dólar). Si al final hay que ajustar precios relativos inmobiliarios a pelo, como decimos —porque nuestros precios nominales están en euros, no en dólares—, ¿entonces a cuento de qué quiere el BdE tener que hacerlo desde tan alto?

El BdE podría estar siendo no tan asertivo como debiera en estas circunstancias históricas.

Nosotros, a lo nuestro. Si no se desinfla la Reburbuja en las oportunidades que le están dando las Autoridades —si el que viene el lobo es tomado a guasa—, entonces, cuanto peor, mejor.
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 77911
  • -Recibidas: 28189
  • Mensajes: 7516
  • Nivel: 810
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:XTE-Central 2022-Catakrac
« Respuesta #37 en: Noviembre 28, 2022, 13:27:56 pm »
# https://www.transicionestructural.net/index.php?topic=2578.msg207421#msg207421
#  Respuesta #2284 en: 221128 a las 01:05:32
# Respuesta #2291 en: 22128 a las 13:14:25

Citar

$BREAK
$DATE
SOBERBIA 'ON' / SOBERBIA 'OFF'.—

Hay terrorismo en el alquiler porque nadie quiere comprar. Y se complementa con terrorismo en la inflación. Terrorismo, obviamente, en sentido figurado: dar miedo.

Pero pasa como con todo terrorismo: es más el ruido que las nueces.

No nos dejemos llevar por el ruido.

Aunque se escuche, el no-mercado inmobiliario popularcapitalista ('popcap') no alterna períodos de:
mercado de compradores y
mercado de vendedores;
o, como dicen los cursis 'ofertademandistas', mercado de demandantes y mercado 'de oferentes' —dicen oferentes porque les suena fino y elegante, pero oferente tiene que ver con ofrecer, no con ofertar, y se contrapone a aceptar, no a demandar—.

En el no-mercado inmobiliario popularcapitalista, lo que de verdad alterna son dos MODOS:
• SOBERBIA 'ON'
• SOBERBIA 'OFF'
(HUMILDAD, poca);
y en el modo de Soberbia Off la sociedad ha aprendido que:
— las rentas y precios inmobiliarios sí bajan nominalmente mucho, tanto que la bajada se hace indisimulable,
— las empresas mercantiles han de llevar —y llevan— el ajuste valorativo inmobiliario a sus balances porque así lo exigen los principios contables de Imagen Fiel y Prudencia Valorativa, aparte de que lo favorece el Impuesto sobre Sociedades, y
— sin embargo, no se termina de reconocer oficialmente:
• por la Autoridad Monetaria, mientras no lo se lo permita la estabilidad de los balances de los bancos (lo que incluye dejar que los ganchos del timo popularcapitalista utilicen al sistema financiero como falsa causa de la caída de precios y rentas —falacia 'non causa pro causa'—, utilización con la que se aíslan todavía más del sistema capitalista), y
• por la Autoridad Fiscal, nunca... mientras haya popularcapitalismo.

Ahora estamos aprendiendo que las Autoridades no lo reconocen diligentemente pero lo ansían, tanto que son capaces de inducir un coma inmobiliario arrostrando con ser tachadas de 'economicidas'.

Para el reaccionarismo popularcapitalista:
— las bajada de precios y rentas inmobiliarias siempre 'es' temporal, pero
— la inflación o pérdida de poder adquisitivo del dinero (el dinero es el antagonista del ladrillo) siempre 'es' permanente.

La llamada Crisis-2008 —en realidad, Turning Point Popularcapitalista 2006-2010— fue la gran cura de humildad de la soberbia 'popcap', que no había tenido ningún susto de importancia desde sus inicios a mediados de los 1980.

La suelta, en 2025, de la ya en marcha Era Cero es su humillación definitiva.

Pero, atención, eso no quiere decir que no haya residuos popularcapitalistas.

Hoy, a finales de noviembre de 2022, la situación es la siguiente:

— estamos gozando del Modo Soberbia Off desde 2018, después de concluir la Reburbuja-para-Desagüe de basura inmobiliaria e hipotecaria; la pandemia de cóvid catalizó el cambio de modo, aunque lo veló, es decir, le restó consciencia;

— tras tres trimestres de resaca pospandemia, hay evidencia de que la actividad productiva ha empezado a perder fuerza, cuando no menguando, como pasa en EEUU;

— no puede disimularse que las rentas y precios inmobiliarios han flexionado a la baja; en EEUU es oficial;

— la evidencia contrasta con las deposiciones siempre soberbias de los jugadores popularcapitalistas, lo que las hace asqueantes, sobre todo, las relativas a la usura consustancial al inquilinato (deposiciones antiinquilinato que redoblan para ver si por fin venden de verdad —vid. obra nueva acumulada en sociedades instrumentales de promotoras o constructoras o inmuebles de todo tipo en la órbita patrimonial secundaria de los bancos—);

— una inflación rara azuza el miedo de la gente a hacer dinero con el ladrillo (ansiogénesis monetaria), dando confort a la posesión de inmuebles (ansiolisis inmobiliaria); además, la inflación ayuda a administrar la sobrevaloración de la Deuda, dinero incluido, y para recaudar más tributos antes de que se desate la crisis económica más anunciada de la Historia en la que el dinero bueno será rey indiscutible (porque no estamos ante una recesión normal, sino la recesión que acompaña a todo cambio de modelo);

— los medios de comunicación, infestados de jugadores popularcapitalistas, contribuyen al doble 'hype':
• miedo a estar invertido en dinero y
• miedo a vivir de alquiler;

— se suma otro tercer miedo perenne: miedo a pensiones futuras de hambre;

— en suma, estamos en Modo Soberbia Off, pero con golpes terroristas, para que tú yerres comprando y ellos acierten vendiéndote;

— el 'window dressing' cara al cierre contable a 31/12/2022 ayuda a hacer creer que la decisión errónea se adopta en calma;

— en el primer trimestre de 2023 se desatará la crisis en EEUU;

— a la eurozona, le tocará en el segundo trimestre;

— en el verano, la alarma será mundial;

— en España, deberían adelantarse las elecciones generales (10/12/2023) utilizando como excusa la falsa ruptura del PSOE con Podemos; porque, si no, hay peligro cierto de que PP y Vox intenten hacerle un zapatero a Sánchez, rentabilizando el cabreo general por la plena toma de conciencia de la estructuralidad de la situación.

La vivienda es un producto de consumo de primera necesidad.

Sin embargo, para el popularcapitalismo la vivienda es un producto de inversión —el ahorro del pobre, lo que hace que en vez de clase obrera haya obreros con clase—; y no cualquier producto de inversión, sino el mejor. Es como si nos empeñáramos en que el pan es carne.

He aquí la causa de la causa de los males estructurales que nos aquejan.

Que el pan no es carne lo acreditan los propios jugadores popularcapitalistas cuando, en lugar de expresar su regocijo con cada subida de sus precios y rentas inmobiliarias, lo viven con culpa, culpa que transfieren al Estado, aprovechándose del victimismo exculpatorio falsoliberal. Para ello utilizan un argumento extraordinariamente simple, el ofertademandismo. No dicen que el nivel de rentas y precios es inmoral, sino que 'desafortunadamente' (para ti) lo es y que la culpa la tiene el Estado.

Pero contra rentas y precios peligrosamente altos solo hay dos recetas:
— intervención directa («control»)
— intervención indirecta ofertademandista («enfriamiento económico») con medidas 'de oferta' o 'de demanda', que cuando tienen efecto puedes haber muerto.

Ustedes mismos. O carne o magia manoinvisibilista:
—Me duele aquí.
—Pues ponte allí.
—Me sigue doliendo.
—No te preocupes. Muriéndote se te pasa.

He aquí un ejemplo impagable de todo esto que decimos, impagable por cuanto se trata de un personaje representativo de El Sector:
https://www.transicionestructural.net/index.php?topic=2578.msg207304#msg207304

Habla el diplomado en Contabilidad, Economía y Financiación de Empresas por Esite (leemos en 'www ejeprime com', pero es la primera vez que escuchamos esto de Esite y sus diplomaturas), magnate inmobiliario y Presidente reelecto de la APCE:

—«El inversor institucional o fondo requiere seguridad jurídica. Cuando realizan una inversión, quieren tener un retorno más o menos previsible».
¡Retorno no es seguridad jurídica! Es seguridad económica. Seguridad jurídica es certeza en el Derecho aplicable para evitar la indefensión. Nada de 'retorno', concepto cursi donde los haya, que se dice para evitar usar beneficio, ganancia, lucro.

—«Las ventas (de obra nueva) del año que viene están realizadas en un 80%».
Esto es imposible. Si son 'del año que viene', no hay realización todavía. Escucharlo causa rubor. Denota desconocimiento absoluto del contenido jurídico y económico del concepto de realización, que se refiere a las prestaciones que consituyen el contenido de las relaciones obligacionales. Toda venta realizada tiene que estar contabilizada e incluirse en las declaraciones tributarias. Da que pensar que se diga esta 'boutade'. ¿Probaría que se están dando por ventas operaciones solo proyectadas o simuladas, encima, vinculadas? O se cree que somos tontos.

—«¿Qué [malo] nos puede ocurrir? Que la sensación que tenga el comprador respecto de lo que pueda ocurrir en el primer trimestre del año que viene le genere una desconfianza y podamos tener un parón».
No importa, pues, que ocurran cosas ni siquiera que puedan ocurrir; solo importa la sensación de lo que pueda ocurrir, atención, sensación que tenga el 'comprador', o sea, tú, que no estás en el ajo. Lo importante es crear sensaciones en ti, es decir, la pre-suasión, no la persuasión. 'Emocracia', no democracia. Ni que decir tiene que de lo que va esto es de manejar esa sensación.

—«El INE está anticipando que, en 15 años, la población española va a aumentar en cinco millones de habitantes».
Esto es mentira. Primero, el Instituto Nacional de Estadística no anticipa la población que va a haber. Solo hace proyecciones condicionadas a que se mantengan las tendencias actuales y acaba de darse una estabilización de la natalidad, en mínimos históricos. Y, segundo, las proyecciones de crecimiento poblacional que le salen al INE para los 15 próximos años solo son 4 millones de habitantes, no 5; y 2,7 millones de hogares, de los que, atención, el 51% serían de una sola persona. Lo tienen aquí:

https://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176953&menu=ultiDatos&idp=1254735572981

Previsiones, no proyecciones, es lo que se hace, por ejemplo, en 'Population-Pyramid Net' (PPN), de forma consistente para toda la población mundial, y que da para España lo siguiente dentro de 15 años:



En los próximos 15 años:
— según la proyección del INE, la población pasaría de 47.432.805 a 51.669.140 (aumento de 4.236.335)
— según la previsión de PPN, solo habrá 46.471.306 habitantes (disminución de -961.499)
— la diferencia entre la proyección del INE y la previsión de PPN es de 5.197.834 a la baja, curiosamente los aproximadamente 5 millones de lo que habla El Sector... solo que al revés.

Considérese que el dato de población es importantísimo para el peso político y presupuestario dentro de la UE. También que, dentro de España, el método del 'padrón continuo' parece estar diseñadao para que los municipios hinchen sus poblaciones por idénticos motivos. En otras ocasiones hemos hablado de por qué creemos que la población residente en España no llega a 40 millones de habitantes.

Unos creen que la población va a crecer sensiblemente (¿en úteros maduros —con los problemas sanitarios que conlleva— o por inmigración?). Pero otros creemos que el dato de población está hinchado y, además, que no va a haber inmigración como la ha habido durante el popularcapitalismo rampante —y, con el turismo, igual, aparte de que va a evolucionar a más baratero aún—.

Lo que tiene que decirse es si se cuenta con robarle población a Marruecos o, si no, a qué país. Y, también, dado que se asegura que se van a construir muchas menos viviendas que hogares proyectados (pre-suasión: 'escasez = valor'), tiene la obligación de decirse por qué eso no es racionamiento de un producto de primera necesidad, salvo que se esté pensando en algo parecido a esto (que creo que no, ¿o sí?):

'Coliving'

'Coworking'

Como ofertademandistas de pro, se jactan de lo bueno que es para la inversión inmobiliaria embalsar demanda y racionar la oferta, aunque transfieran la culpa al Estado:
—«Es muy difícil que, con la demanda embalsada que tenemos, vayan a bajar los precios».
—«Cuando se limitan los precios, ¿cuál es la reacción del mercado?: retirada del producto».
Es el manido y cansino soniquete de siempre, que sale de las sesudas reflexiones del robot matemático neoclásico. ¡Qué hartos estamos de tanta queja de millonetis de los pisitos, todo el día de plañideras con buenos sentimientos hacia los 'pobreticos' pobres, cuando el 'himbersor' se pirra por que la vivienda esté cotizadísima!

Resultan asustaviejas, aunque se muerdan la lengua:
—«Hacemos un flaco favor a quien le condenemos a estar eternamente de alquiler con unas pensiones como las que se suponen que vamos a tener... Yo no sé si va a quebrar o no».
Independientemente de que dé o no miedo vivir de alquiler, ¡es que da miedo de la jubilación!

Finalmente, lo importante para nosotros. En particular al entrevistado, se escapa un secreto personal:
—«Salí [de Vía Célere-Värde] en 2019, cuando se cerraron los mercados de capitales para las inmobiliarias».
¡No me digas que en 2019 'se cerraron los mercados de capitales para las inmobiliarias'! Entonces, nosotros tenemos razón, ¿no? Recuérdese que decíamos que la inflexión de la Reburbuja-para-Desagüe había tenido lugar en 2018 y que, a mediados de 2019, cuando la crisis de Vía Célere-Värde, ya estábamos en pleno proceso de pinchazo, aunque no se notara en los precios (se notó sin disimulo en febrero de 2020). Escribimos, en relación con este asunto que, entre pitos y flautas —operaciones corporativas con resultado de revalorización—, Vía Célere había dejado que se le pasara el arroz bursátil. Ya no era tiempo de salidas a Bolsa para entelequias inmobiliarias de la Reburbuja, como se ha comprobado después. Concluíamos: «Da igual que el magnate inmobiliario haya dimitido o que le hayan echado. Les ha pillado el toro del Rerrebajón». ¡Cómo nos gusta que, al final, doblen la cerviz y nos den la razón los propios protagonistas de este siniestro teatrillo montado para pre-suadirte y desplumarte abusando de tu necesidad básica de vivienda! Sí, señores, en 2019 se le cerraron los mercados de capitales nada menos que al Presidente de Asprima y Apce, como reconoce expresamente él mismo. Desde entonces, todos no dan más que tumbos.

Al final de las burbujas y, mucho menos de las reburbujas, no hay que creerse ni una sola palabra de nada. No hay fondos superprofesionales con entradas y salidas programadas que le entregan el testigo de ganancias sin límite a otro. Dejan que corran, las agotan y adiós muy buenas. La caridad es excepcional en el mundo mercantil y mucho más en negocios en los que todos saben lo mal que están los demás y lo exprimida que está la clientela. Además, por encima de negocios particulares, están los intereses del Capital productivo y del Estado. Por no hablar de cuestiones morales.

No hay inflación de verdad: los mercados de Deuda lo están proclamando a diario. Y no hay problema en los alquileres, que no sea el de la usura de poca monta de siempre; antes al contrario, hay una crisis muy importante del alquiler vacacional con vuelta al de larga duración; lo que no hay son salarios que exprimir. Y siempre hay grandes operaciones diseñadas para ser publicitadas y media docena de zulos infectos sobrevalorados para enseñar porque se necesitan para el 'hype' —por no decir terrorismo, en sentido figurado—.

Está entrando la situación en un terreno que da miedo de verdad pero no por el alquiler y la inflación, sino por la muchísima gente con el agua al cuello que hay y demasiado listo insultado a las Autoridades. Recordemos el papel de estas:

« última modificación: Noviembre 28, 2022, 13:41:11 pm por saturno »
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal