* Blog


* Últimos mensajes


* Temas mas recientes

Consejos de inversión ¡ Gratis ! por Urederra
[Hoy a las 03:02:42]


PPCC. PIsitófilos Creditófagos. Primavera 2020 por pollo
[Ayer a las 23:52:16]


El laboratorio de Galapagar por No Logo
[Ayer a las 20:03:36]


Coronavirus por hispanic_exodus
[Ayer a las 12:51:40]


Analectas de Transición Estructural. por saturno
[Mayo 25, 2020, 13:39:52 pm]


XTE_Central- 2019- Era Cero por saturno
[Mayo 25, 2020, 13:14:59 pm]


Autor Tema: Coronavirus  (Leído 55558 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Danny_M

  • Ojiplático
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 103
  • -Recibidas: 918
  • Mensajes: 94
  • Nivel: 25
  • Danny_M Con poca relevanciaDanny_M Con poca relevancia
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #570 en: Abril 04, 2020, 20:11:10 pm »
https://www.eleconomista.es/internacional/noticias/10461462/04/20/Mas-alla-del-azar-por-que-el-coronavirus-se-ceba-con-las-regiones-mas-contaminadas-del-mundo.html

Citar
Madrid, Cataluña, Norte de Italia, California, París... Todos estos territorios comparten dos características: el coronavirus se ha expandido entre sus poblaciones ocasionando los mayores brotes mundiales desde su origen en la ciudad china de Wuhan... y la polución domina sus cielos. Más allá del azar, los científicos estudian ahora los factores por los que el virus SARS-CoV-2 parece moverse más rápido y hacer más daño en unos lugares que en otros. Un organismo internacional dio la alarma que a ningún gobierno le interesaba considerar hace dos semanas: el aire contaminado favorece la acción letal del coronavirus. Estos estudios científicos lo apoyan.

CHOSEN, hablas de que en los países del norte tendría que haber más casos por el frío; pero según he leído lo que favorece a la enfermedad son los días de tiempo frío y seco. Probablemente el clima de UK o Suecia no sea el más favorable para que el virus se instale en las gargantas. También podría explicar que Asturias, Galicia, Portugal o Andalucía vayan capeando bastante bien el temporal. Unos por humedad, otros por menos frío...

Lo de la contaminación y las mascarillas obligatorias se debe saber desde hace tiempo, pero esa información puede causar pánico en las ciudades y desabastecimiento (como ya vimos en el vídeo del médico coreano).

Hay otro factor fundamental que hace que el daño sanitario y económico vaya a ser mayor en España e Italia. Simplemente es que el resto de países han tenido una semana o dos para concienciarse. Y cuando digo concienciarse no hablo de gobiernos, sino de ciudadanos que ven que la cosa va en serio y toman medidas de distanciamento social durante todo el día.

Comparar las cifras de mortalidad de un mes normal (enero) con uno en el que se han implantado medidas draconianas para evitar el colapso sanitario no creo que sea válido.

Por otra parte, se están dando las cifras en bruto por comunidades y por países, lo cual también no ayuda a entender la situación. La cifra de muertos totales de un casi continente como EEUU no se puede comparar con la de un país mediano como España. Y sobre todo hay que tener en cuenta las dos semanas que todos tuvieron respecto a Italia y España.

En esta página tenemos una interesante gráfica con contagios y muertes por cada 100.000 habitantes
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2020/04/02/seis-comunidades-dan-signos-poder-erradicar-epidemia/00031585860018532521795.htm

El tema de la contaminación se ha comentado en algún momento y a algunos les ha parecido de chiste, como si fuera absurda la relación. Sin embargo, puede existir causalidad por 2 motivos:

1) Se sabe que las partículas en suspensión, sobre todo los productos de la combustión del diésel, pueden actuar como aglutinantes de otras partículas. Esto se aplica por ejemplo al polen, y se piensa que el aumento de alérgicos en la población se debe entre otros a que las partículas de polen se aglutinan en macropartículas por la contaminación, aumentando la respuesta del organismo. Es posible que lo mismo se aplique a los aerosoles que contengan carga viral.

2) En una zona con alta contaminación es lógico que la población ande peor de los pulmones, lo que en primer lugar aumenta la gravedad de los síntomas, y en segundo lugar puede que de rebote aumente el contagio (mayor gravedad en los síntomas implica mayor tiempo de curación y por tanto mayor tiempo siendo potencialmente contagioso).

Además, probablemente la temperatura afecte poco a la supervivencia del virus o no, siendo mayor el efecto de la radiación UV. Por otra parte, la temperatura ambiental exterior importa poco mientras la gente comparta espacios interiores donde la temperatura y humedad tienen poco que ver con el exterior.

el flagelador de regres

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2385
  • -Recibidas: 4012
  • Mensajes: 266
  • Nivel: 111
  • el flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influenciael flagelador de regres Tiene una gran influencia
  • Sexo: Masculino
  • Leyendo "Anathem"
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #571 en: Abril 04, 2020, 20:41:01 pm »
El tema de la contaminación se ha comentado en algún momento y a algunos les ha parecido de chiste, como si fuera absurda la relación. Sin embargo, puede existir causalidad por 2 motivos:

1) Se sabe que las partículas en suspensión, sobre todo los productos de la combustión del diésel, pueden actuar como aglutinantes de otras partículas. Esto se aplica por ejemplo al polen, y se piensa que el aumento de alérgicos en la población se debe entre otros a que las partículas de polen se aglutinan en macropartículas por la contaminación, aumentando la respuesta del organismo. Es posible que lo mismo se aplique a los aerosoles que contengan carga viral.

2) En una zona con alta contaminación es lógico que la población ande peor de los pulmones, lo que en primer lugar aumenta la gravedad de los síntomas, y en segundo lugar puede que de rebote aumente el contagio (mayor gravedad en los síntomas implica mayor tiempo de curación y por tanto mayor tiempo siendo potencialmente contagioso).

Además, probablemente la temperatura afecte poco a la supervivencia del virus o no, siendo mayor el efecto de la radiación UV. Por otra parte, la temperatura ambiental exterior importa poco mientras la gente comparta espacios interiores donde la temperatura y humedad tienen poco que ver con el exterior.
Lo de la contaminación no es ninguna tontería; tanto por facilitar la generación de aerosoles infecciosos, como por una peor salud pulmonar del público; leyéndote me he acordado de la silicosis, y mirando la wikipedia, ¿que vemos?:


https://es.wikipedia.org/wiki/Silicosis
Citar
Fisiopatología: Las partículas respirables de sílice (menores de 5 micras) que alcanzan el parénquima pulmonar y quedan retenidas son fagocitadas por los macrófagos pasando a sus lisosomas, pero los mecanismos destructivos de que disponen éstos (enzimas, radicales oxidantes) son inútiles frente a la sílice; el macrófago acaba destruido y libera en el medio enzimas y radicales que potencian la inflamación y generan más radicales oxidantes y enzimas que no son capaces de destruir la sílice, pero sí de lesionar el propio tejido pulmonar, conduciendo a la fibrosis.​ De ahí que se haya propuesto una hipótesis inflamatoria en la base de la patogenia de la silicosis. Los sujetos que no controlen bien la respuesta inflamatoria podrían estar en desventaja.​ Al proceso patogénico se pueden incorporar factores inmunológicos​ e infecciosos (tuberculosis). La silicosis suele presentarse después de 10 a 20 años de exposición a sílice, a veces tiempo después de cesada la misma, pero en caso de exposición muy intensa puede aparecer precozmente.
Lo que sugiere que quizás haya propensión a padecer el COVID-19 severo según donde vivas y el tiempo que vivas ahí (por daño pulmonar acumulado, como con la silicosis).En cualquier caso, es aún pronto para establecer relaciones, ya que en realidad no sabemos cuántos están muriendo por COVID-19; y me da que, debido a que no se están haciendo estudios patológicos, no vamos a saberlo realmente; parece que está bastante claro que los casos graves con neumonía bilateral acaban jodidos y dependiendo de la UCI por una reacción inflamatoria (cytokine storm) bestial; falta ver cuál es la causa de ese síntoma, por que quizás no sea cosa únicamente del bixo, y que hayan coadyuvantes (comorbilidades, predisposición genética, carga viral, interacción medicamentosa, infecciones de otros patógenos simultáneas) que estén empeorando lo que inicialmente es una infección leve para la inmensa mayoría de la población.
« última modificación: Abril 04, 2020, 20:46:17 pm por el flagelador de regres »

CHOSEN

  • Administrator
  • Netocrata
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 18101
  • -Recibidas: 35434
  • Mensajes: 3925
  • Nivel: 818
  • CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.CHOSEN Sus opiniones inspiran a los demás.
  • GRACIAS POR PARTICIPAR
    • Ver Perfil
    • www.TransicionEstructural.net
Re:Coronavirus
« Respuesta #572 en: Abril 04, 2020, 20:58:26 pm »
Como soy un tocanarices solo quería mencionar que el 17 de marzo creo que son 1500 fallecidos. El 31 de marzo también parece por los 1500. Con eso serían 1750 fallecidos más, unos 44170 en total, un 7% más que este enero. En enero de año pasado murieron 44426 personas. Creo que en cualquier caso es un marzo bastante malo por culpa de esa última quincena.
Correcto. Voy a actualizarlo y resubo EN EL POST ORIGINAL.
Hago un edit y apunto a este mensaje como motivo.
Gracias un saludo.

Citar
Comparar las cifras de mortalidad de un mes normal (enero) con uno en el que se han implantado medidas draconianas para evitar el colapso sanitario no creo que sea válido.

Este razonamiento es muy curioso, porque si adjudicamos "los pocos muertos" a la cuarentena... ¿como explicamos que países con medidas mas laxas no sean los campeones mundiales en muertes.:roto2:

La cuarentena no es para bajar la cantidad de fallecidos, sino para evitar la saturación. Pero esto nos lleva a la segunda pregunta: ¿que saturación? la sanidad privada está quejándose de que no les derivan enfermos, supongo que porque el pago de la admon. es muy jugoso y no quieren quedarse fuera.

sudden and sharp

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 38013
  • -Recibidas: 44153
  • Mensajes: 5706
  • Nivel: 776
  • sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #573 en: Abril 04, 2020, 21:14:28 pm »

La tripulación del “Theodore Roosevelt” despide a su capitán como un héroe
Miles de hombres vitorean a Brett Crozier, destituido por pedir ayuda al Gobierno ante la propagación de la pandemia entre la tripulación
https://www.larazon.es/internacional/20200404/dss7i23xjrgbvmn5m2b3qr36sm.html



Citar
Miles de hombres aplaudieron a Crozier y lo aclamaron por defenderlos, pese a ser consciente del gran coste que tendrá para su carrera en la Marina. “Y así es como envías a uno de los mejores capitanes que jamás hayas tenido”, exclamó un marinero en uno de los vídeos difundidos en las redes sociales del emotivo momento, en medio de aplausos atronadores y vitoreando a Crozier cuando dejó el barco y a su tripulación en Guam.

puede ser

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 7695
  • -Recibidas: 5042
  • Mensajes: 702
  • Nivel: 93
  • puede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influenciapuede ser Tiene mucha influencia
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #574 en: Abril 04, 2020, 21:23:14 pm »
Como soy un tocanarices solo quería mencionar que el 17 de marzo creo que son 1500 fallecidos. El 31 de marzo también parece por los 1500. Con eso serían 1750 fallecidos más, unos 44170 en total, un 7% más que este enero. En enero de año pasado murieron 44426 personas. Creo que en cualquier caso es un marzo bastante malo por culpa de esa última quincena.
Correcto. Voy a actualizarlo y resubo EN EL POST ORIGINAL.
Hago un edit y apunto a este mensaje como motivo.
Gracias un saludo.

Citar
Comparar las cifras de mortalidad de un mes normal (enero) con uno en el que se han implantado medidas draconianas para evitar el colapso sanitario no creo que sea válido.

Este razonamiento es muy curioso, porque si adjudicamos "los pocos muertos" a la cuarentena... ¿como explicamos que países con medidas mas laxas no sean los campeones mundiales en muertes.:roto2:

La cuarentena no es para bajar la cantidad de fallecidos, sino para evitar la saturación. Pero esto nos lleva a la segunda pregunta: ¿que saturación? la sanidad privada está quejándose de que no les derivan enfermos, supongo que porque el pago de la admon. es muy jugoso y no quieren quedarse fuera.
La respuesta ya te la dije antes: dos o tres semanas de concienciación de toda la población a base de ver el estado de las urgencias y morgues italianas y madrileñas. Concienciación y toma de medidas efectivas incluso a pesar de sus gobiernos.

Piwe

  • Desorientado
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 37
  • -Recibidas: 42
  • Mensajes: 11
  • Nivel: 1
  • Piwe Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #575 en: Abril 04, 2020, 21:50:22 pm »
Como soy un tocanarices solo quería mencionar que el 17 de marzo creo que son 1500 fallecidos. El 31 de marzo también parece por los 1500. Con eso serían 1750 fallecidos más, unos 44170 en total, un 7% más que este enero. En enero de año pasado murieron 44426 personas. Creo que en cualquier caso es un marzo bastante malo por culpa de esa última quincena.
Correcto. Voy a actualizarlo y resubo EN EL POST ORIGINAL.
Hago un edit y apunto a este mensaje como motivo.
Gracias un saludo.

Citar
Comparar las cifras de mortalidad de un mes normal (enero) con uno en el que se han implantado medidas draconianas para evitar el colapso sanitario no creo que sea válido.

Este razonamiento es muy curioso, porque si adjudicamos "los pocos muertos" a la cuarentena... ¿como explicamos que países con medidas mas laxas no sean los campeones mundiales en muertes.:roto2:

La cuarentena no es para bajar la cantidad de fallecidos, sino para evitar la saturación. Pero esto nos lleva a la segunda pregunta: ¿que saturación? la sanidad privada está quejándose de que no les derivan enfermos, supongo que porque el pago de la admon. es muy jugoso y no quieren quedarse fuera.
La respuesta ya te la dije antes: dos o tres semanas de concienciación de toda la población a base de ver el estado de las urgencias y morgues italianas y madrileñas. Concienciación y toma de medidas efectivas incluso a pesar de sus gobiernos.

Por el contacto que tengo con gente de UK, muchos llevan teletrabajando desde antes que España tomara ninguna medida. Sus mismas empresas se encargaron de ello mientras Boris decía lo de herd immunity. Yo aquí mientras viendo a la gente saludándose dándose dos besos y diciendo que aquí no había llegado el coronavirus  :roto2:

sudden and sharp

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 38013
  • -Recibidas: 44153
  • Mensajes: 5706
  • Nivel: 776
  • sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #576 en: Abril 04, 2020, 22:17:48 pm »
El Ministro de Salud, el ultraortodoxo Yaakov Lizman, quien hace semanas declaró que el #COVID2019 era un 'castigo divino a la homosexualidad', ha dado positivo junto a su esposa.
https://twitter.com/electo_mania/status/1246356275547574273


He aquí al ínclito.


wanderer

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 52398
  • -Recibidas: 38241
  • Mensajes: 5381
  • Nivel: 672
  • wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #577 en: Abril 04, 2020, 22:48:22 pm »
El karma cabrón... En fin, también los musulmanes al principio decían lo mismo, hasta que Irán se convirtió en uno de los principales países afectados por el virus (por cierto, han caído del foco, pero estoy seguro de que su problema no ha desaparecido).

Como el amigo BoJo y sus coleguis psicópatas. Tal para cual...
"De lo que que no se puede hablar, es mejor callar" (L. Wittgenstein; Tractatus Logico-Philosophicus).

visillófilas pepitófagas

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 36270
  • -Recibidas: 63977
  • Mensajes: 6091
  • Nivel: 1118
  • visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #578 en: Abril 05, 2020, 01:18:01 am »
El Ministro de Salud, el ultraortodoxo Yaakov Lizman, quien hace semanas declaró que el #COVID2019 era un 'castigo divino a la homosexualidad', ha dado positivo junto a su esposa.
https://twitter.com/electo_mania/status/1246356275547574273


He aquí al ínclito.



Han rectificado la información: https://twitter.com/electo_mania/status/1246576642736238596?s=20
“The trouble with quotes on the internet is that it’s difficult to determine whether or not they are genuine”
- Abraham Lincoln

sudden and sharp

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 38013
  • -Recibidas: 44153
  • Mensajes: 5706
  • Nivel: 776
  • sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.sudden and sharp Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #579 en: Abril 05, 2020, 09:20:37 am »
Efectivamente, la atribución es errónea.

RECTIFICACIÓN PÚBLICA



https://twitter.com/electo_mania/status/1246576642736238596?s=20




--------
Lamento haberme hecho eco de esta información falsa.

Pido disculpas por ello.
« última modificación: Abril 05, 2020, 09:22:32 am por sudden and sharp »

JENOFONTE10

  • Netocrata
  • ****
  • Gracias
  • -Dadas: 18543
  • -Recibidas: 17602
  • Mensajes: 2652
  • Nivel: 321
  • JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.JENOFONTE10 Sus opiniones inspiran a los demás.
  • Sexo: Masculino
  • Propietario de pisito sin deuda
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #580 en: Abril 05, 2020, 11:20:23 am »
[…]
Lamento haberme hecho eco de esta información falsa.

Pido disculpas por ello.
Muchas gracias. A cualquiera nos puede pasar. Pero no todos valemos para reconocerlo.

https://www.vozpopuli.com/espana/Espana-muertos-retraso-informatico-registros_0_1342366715.html

https://www.vozpopuli.com/espana/Test-fallecidos-sanciones-detras-coronavirus_0_1342365939.html

Son deficientes o falseadas hasta las estadísticas oficiales; como para fiarse de las redes.

Saludos.
No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido. Mt 10, 26
Cisnes (cisnes blancos, cisnes negros)  |  Exposición M.C. Escher. Universos Infinitos

wanderer

  • Administrator
  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 52398
  • -Recibidas: 38241
  • Mensajes: 5381
  • Nivel: 672
  • wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.wanderer Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #581 en: Abril 05, 2020, 12:31:20 pm »
Yuval Harari (autor de Homo Deus, entre otras obras):

Citar
Yuval Harari: El mundo después del coronavirus

Esta tormenta pasará. Sin embargo, las elecciones que haremos nos cambiarán la vida en los próximos años


La humanidad se enfrenta a una crisis mundial. Quizá la mayor crisis de nuestra generación. Las decisiones que tomen los ciudadanos y los gobiernos en las próximas semanas moldearán el mundo durante los próximos años. No sólo moldearán los sistemas sanitarios, sino también la economía, la política y la cultura. Debemos actuar con rapidez y resolución. Debemos tener en cuenta, además, las consecuencias a largo plazo de nuestras acciones. Al elegir entre alternativas, hay que preguntarse no sólo cómo superar la amenaza inmediata, sino también qué clase de mundo queremos habitar una vez pasada la tormenta. Sí, la tormenta pasará, la humanidad sobrevivirá, la mayoría de nosotros seguiremos vivos... pero viviremos en un mundo diferente.

Muchas medidas a corto plazo tomadas durante la emergencia se convertirán en parte integral de la vida. Esa es la naturaleza de las emergencias. Aceleran los procesos históricos. Decisiones que en tiempos normales llevarían años de deliberación se aprueban en cuestión de horas. Tecnologías incipientes o incluso peligrosas se introducen a toda prisa, porque son mayores los riesgos de no hacer nada. Países enteros hacen de cobayas en experimentos sociales a gran escala. ¿Qué ocurre cuando todo el mundo trabaja desde casa y se comunica sólo a distancia? ¿Qué ocurre cuando escuelas y universidades dejan de ser presenciales? En tiempos normales, los gobiernos, las empresas y los juntas educativas no aceptarían nunca llevar a cabo semejantes experimentos. Pero no son estos tiempos normales.

En este momento de crisis, nos enfrentamos a dos elecciones particularmente importantes. La primera es entre vigilancia totalitaria y empoderamiento ciudadano. La segunda es entre aislamiento nacionalista y solidaridad mundial.

Vigilancia “hipodérmica”
Con el fin de detener la epidemia, toda la población debe seguir ciertas pautas. Hay dos formas principales de lograrlo. Un método es que el gobierno vigile a la población y castigue a quienes incumplan las reglas. Hoy, por primera vez en la historia humana, la tecnología hace posible vigilar a todo el mundo todo el tiempo. Hace cincuenta años, el KGB no podía seguir a 240 millones de ciudadanos soviéticos las 24 horas del día, ni aspirar a procesar de modo eficaz toda la información reunida. Debía recurrir a agentes y analistas humanos y le resultaba sencillamente imposible colocar a un agente tras cada persona. Sin embargo, ahora los gobiernos pueden recurrir a ubicuos sensores y potentes algoritmos, por lo que no necesitan espías de carne y hueso.

En su batalla contra la epidemia del coronavirus, varios gobiernos han desplegado ya las nuevas herramientas de vigilancia. El caso más notable es China. Escudriñando los teléfonos de los ciudadanos, haciendo uso de cientos de millones de cámaras con reconocimiento facial y obligando a las personas a controlar su temperatura y situación médica e informar sobre ellas, las autoridades chinas no sólo son capaces de determinar rápidamente quiénes son los posibles portadores del coronavirus, sino también de seguir sus movimientos e identificar a quienes entran en contacto con ellos. Toda una gama de aplicaciones para el móvil advierten a los ciudadanos de la proximidad de personas infectadas.

Esa clase de tecnología no se limita a Asia oriental. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu autorizó recientemente el despliegue por parte del Servicio de Seguridad General de la tecnología de vigilancia normalmente reservada a la lucha contra el terrorismo para seguir a pacientes con coronavirus. El correspondiente subcomité parlamentario se negó a autorizar la medida, pero Netanyahu la impuso con un “decreto de emergencia”.

Cabría argumentar que todo esto no tiene nada de nuevo. En los últimos años, los gobiernos y las empresas han recurrido a tecnologías cada vez más sofisticadas para rastrear, vigilar y manipular a las personas. Sin embargo, si no tenemos cuidado, la epidemia podría marcar un importante hito en la historia de la vigilancia. No sólo porque cabe la posibilidad de que normalice el despliegue de los instrumentos de vigilancia masiva en países que hasta ahora los habían rechazado, sino también porque supone una drástica transición de una vigilancia “epidérmica” a una vigilancia “hipodérmica”.

Hasta la fecha, cuando tocábamos la pantalla del móvil y clicábamos sobre un enlace, el gobierno quería saber sobre qué clicaba exactamente nuestro dedo. Sin embargo, con el coronavirus, el objeto de atención se desplaza. El gobierno quiere saber ahora la temperatura del dedo y la presión sanguínea bajo la piel.

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos a la hora de comprender en qué punto nos encontramos en relación con la vigilancia es que ninguno de nosotros sabe exactamente cómo somos vigilados ni que ocurrirá en los próximos años. La tecnología de la vigilancia se desarrolla a una velocidad de vértigo y lo que parecía ciencia ficción hace 10 años es hoy una noticia desfasada. Hagamos un experimento mental. Imaginemos un hipotético gobierno que exige a todos los ciudadanos que llevemos una pulsera biométrica para vigilar la temperatura corporal y el ritmo cardíaco las 24 horas del día. Los algoritmos estatales almacenan y analizan los datos resultantes. De ese modo sabrán que estamos enfermos antes incluso de que lo sepamos nosotros mismos, y también sabrán dónde hemos estado y con quién nos hemos reunido. Sería posible reducir de modo drástico las cadenas de infección e incluso frenarlas por completo. Presumiblemente semejante sistema sería capaz de detener en seco la epidemia en un plazo de días. Maravilloso, ¿verdad?

El inconveniente, claro está, es que legitimaría un nuevo y espantoso sistema de vigilancia. Si alguien sabe, por ejemplo, que he clicado en un enlace de Fox News en lugar de hacerlo en uno de la CNN, aprenderá algo acerca de mis opiniones políticas y quizás incluso de mi personalidad. Ahora bien, si puede vigilar lo que me sucede con la temperatura corporal, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco mientras veo las imágenes, puede aprender lo que me hace reír, lo que me hace llorar y lo que realmente me enfurece.

Resulta crucial recordar que la ira, la alegría, el aburrimiento y el amor son fenómenos biológicos como la fiebre y la tos. La misma tecnología que identifica la tos podría también identificar las risas. Si las empresas y los gobiernos empiezan a recopilar datos biométricos en masa, pueden llegar a conocernos mucho mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos, y entonces no sólo serán capaces de predecir nuestros sentimientos sino también manipularlos y vendernos lo que quieran, ya sea un producto o un político. Semejante vigilancia biométrica haría que las tácticas de hackeo de datos de Cambridge Analytica parecieran de la Edad de Piedra. Imaginemos a Corea del Norte en 2030, cuando todos los ciudadanos deban llevar una pulsera biométrica las 24 horas del día. Si al escuchar un discurso del Gran Líder la pulsera capta señales de ira, ya podemos despedirnos de todo.

Es posible, por supuesto, defender la vigilancia biométrica como medida temporal adoptada durante un estado de emergencia. Una medida que desaparecería una vez concluida la emergencia. Sin embargo, las medidas temporales tienen la desagradable costumbre de durar más que las emergencias; sobre todo, si hay siempre una nueva emergencia acechando en el horizonte. Mi país natal, Israel, por ejemplo, declaró durante su guerra de independencia de 1948 un estado de emergencia con el que se justificaron una serie de medidas temporales, desde la censura de prensa y la confiscación de tierras hasta unas normas especiales para hacer pudin (no es broma). La guerra de independencia se ganó hace mucho tiempo, pero Israel nunca ha suspendido el estado de emergencia y no ha logrado abolir muchas de las medidas “temporales” de 1948 (clementemente, el decreto de emergencia acerca del pudín se abolió en 2011).

Incluso cuando las infecciones por coronavirus se reduzcan a cero, algunos gobiernos ávidos de datos podrían argumentar que necesitan mantener los sistemas de vigilancia biométrica porque temen una segunda oleada de la epidemia, o porque una nueva cepa de ébola se está extiendo por el África central, o porque... ya ven por dónde va la cosa. En los últimos años se está librando una gran batalla en torno a nuestra intimidad. La crisis del coronavirus podría ser el punto de inflexión en ella. Porque, cuando a la gente se le da a elegir entre la intimidad y la salud, suele elegir la salud.

En el hecho de pedir a la gente que elija entre intimidad y salud reside, en realidad, la raíz misma del problema. Porque se trata de una falsa elección. Podemos y debemos disfrutar tanto de la intimidad como de la salud. Es posible proteger nuestra salud y detener la epidemia de coronavirus sin tener que instituir regímenes de vigilancia totalitarios, sino más bien empoderando a los ciudadanos. En las últimas semanas, algunos de los esfuerzos que más éxito han tenido a la hora de contener la epidemia han sido los organizados por Corea del Sur, Taiwán y Singapur. Aunque esos países hicieron uso de las aplicaciones de seguimiento, han confiado mucho más en las pruebas exhaustivas, la información veraz y la cooperación voluntaria de una población bien informada.

La vigilancia centralizada y los castigos severos no son la única forma de hacer cumplir unas pautas beneficiosas. Cuando se comunica hechos científicos a la población y ésta confía en que las autoridades públicas les transmitirán esos hechos, los ciudadanos pueden hacer lo correcto sin necesidad de la vigilancia de un Gran Hermano. Una población automotivada y bien informada suele ser mucho más poderosa y eficaz que una población controlada e ignorante.

Consideremos, por ejemplo, el hecho de lavarnos las manos con jabón. Ha sido uno de los mayores avances de la historia de la higiene humana. Ese sencillo acto salva millones de vidas todos los años. Aunque es algo que damos por hecho, no fue hasta el siglo XIX cuando los científicos descubrieron la importancia de lavarse las manos con jabón. Antes, incluso médicos y enfermeras pasaban de una operación quirúrgica a otra sin lavarse las manos. Hoy miles de millones de personas lo hacen diariamente, no porque tengan miedo de la policía del jabón, sino porque entienden los hechos. Me lavo las manos con jabón porque sé cosas acerca de los virus y las bacterias, entiendo que esos pequeños organismos causan enfermedades y sé que el jabón puede acabar con ellos.

Sin embargo, para lograr tal nivel de conformidad y cooperación, se precisa confianza. La gente tiene que confiar en la ciencia, las autoridades públicas y los medios de comunicación. En los últimos años, los políticos irresponsables han socavado de forma deliberada la confianza en la ciencia, las autoridades públicas y los medios de comunicación. Ahora esos mismos políticos irresponsables podrían verse tentados de tomar la senda del autoritarismo, argumentando que no cabe confiar en que la población haga lo correcto.

Por lo general, una confianza que se ha erosionado durante años no puede reconstruirse de la noche a la mañana. Sin embargo, no son éstos tiempos normales. En un momento de crisis, las mentes también pueden cambiar con rapidez. Podemos mantener amargas discusiones con nuestros hermanos durante años, pero cuando ocurre alguna emergencia descubrimos de repente una reserva oculta de confianza y amistad, y corremos a ayudarnos mutuamente. En lugar de construir un régimen de vigilancia, no es demasiado tarde para reconstruir la confianza de la gente en la ciencia, las autoridades públicas y los medios de comunicación. No cabe duda de que debemos hacer uso también de las nuevas tecnologías, pero esas tecnologías deberían empoderar a los ciudadanos. Estoy a favor de controlar mi temperatura corporal y mi presión sanguínea, pero esos datos no deberían utilizarse para crear un gobierno todopoderoso. Esos datos deberían hacer que yo pueda tomar decisiones personales más informadas, y también que el gobierno responda de sus decisiones.

Si pudiera hacer un seguimiento de mi propia situación médica las 24 horas del día, no sólo sabría si me he convertido en un peligro para la salud de otras personas, sino también qué costumbres contribuyen a mi propia salud. Y si pudiera acceder a estadísticas fiables sobre la propagación del coronavirus y analizarlas, me encontraría en capacidad de juzgar si el gobierno me está diciendo la verdad y si está adoptando las políticas adecuadas para combatir la epidemia. Siempre que se hable de vigilancia, debemos recordar que la misma tecnología de vigilancia no sólo puede utilizarse por los gobiernos para vigilar a los individuos, sino también por los individuos para vigilar a los gobiernos.

Por lo tanto, la epidemia de coronavirus constituye un importante test de ciudadanía. En días venideros, la elección de todos debería ser confiar en los datos científicos y los expertos en salud, en lugar de hacerlo en teorías conspirativas sin fundamento alguno y en políticos interesados. Si no tomamos la decisión correcta, quizá nos encontremos renunciando a nuestras más preciadas libertades, convencidos de que ésa es la única manera de salvaguardar nuestra salud.

La segunda elección importante a la que debemos enfrentamos es entre el aislamiento nacionalista y la solidaridad mundial. Tanto la propia epidemia como la crisis económica resultante son problemas mundiales. Sólo pueden resolverse eficazmente mediante la cooperación mundial.

En primer lugar, para derrotar el virus necesitamos ante todo compartir globalmente la información. Es la gran ventaja de los seres humanos sobre los virus. Un coronavirus en China y un coronavirus en Estados Unidos no pueden intercambiar consejos sobre cómo infectar a los humanos. Sin embargo, China puede enseñar a Estados Unidos muchas lecciones valiosas sobre los coronavirus y cómo tratarlos. Lo que un médico italiano descubre en Milán a primera hora de la mañana puede salvar vidas en Teherán por la tarde. Cuando el gobierno del Reino Unido duda entre diversas políticas, puede obtener consejo de los coreanos que ya se enfrentaron a un dilema similar hace un mes. Ahora bien, para que eso suceda, necesitamos un espíritu de cooperación y confianza mundial.

Los países deben estar dispuestos a compartir información de forma abierta y buscar humildemente asesoramiento, y ser capaces de confiar en los datos y las ideas que reciben. También necesitamos un esfuerzo mundial para producir y distribuir equipos médicos; sobre todo, kits de pruebas y respiradores. En lugar de que cada país trate de actuar localmente y acumule todos los equipos que pueda acaparar, el esfuerzo mundial coordinado aceleraría enormemente la producción de equipos susceptibles de salvar vidas y aseguraría una distribución más justa. Así como los países nacionalizan sectores clave durante una guerra, la guerra humana contra el coronavirus nos exige que “humanicemos” las cadenas de producción cruciales. Un país rico con pocos casos de infectados debería estar dispuesto a enviar los preciados equipos a un país más pobre con muchos casos, convencido de que, si más tarde necesita ayuda, otros países se la brindarán.

Consideremos un esfuerzo mundial similar para reunir personal médico. Los países hoy menos afectados podrían enviar personal médico a las regiones más afectadas del mundo, tanto para ayudarlos en sus momentos de necesidad como para adquirir una valiosa experiencia. Si más adelante el foco de la epidemia se desplaza, la ayuda podría empezar a fluir en la dirección opuesta.

La cooperación mundial es esencial también en el frente económico. Dada la naturaleza global de la economía y las cadenas de suministro, si cada gobierno obra por su cuenta haciendo caso omiso de los demás, el resultado será el caos y el agravamiento de la crisis. Necesitamos un plan de acción mundial, y lo necesitamos sin tardanza.

Otro requisito es alcanzar un acuerdo mundial sobre los viajes. La suspensión de todos los viajes internacionales durante meses causará tremendas dificultades y obstaculizará la guerra contra el coronavirus. Los países deben cooperar para permitir que al menos un pequeño grupo de viajeros esenciales sigan cruzando las fronteras: científicos, médicos, periodistas, políticos, empresarios. Se puede conseguir mediante un acuerdo mundial sobre preselección de viajeros en el país de origen. Si sólo se permite subir a un avión a viajeros cuidadosamente seleccionados, se estará más dispuesto a aceptarlos en el país de destino.

Por desgracia, los países apenas toman hoy alguna de esas medidas. Una parálisis colectiva se ha apoderado de la comunidad internacional. No parece que haya adultos en la sala. La celebración de una reunión de emergencia de los dirigentes mundiales para trazar a un plan de acción común habría sido deseable hace ya muchas semanas. Sólo a mediados de marzo lograron los dirigentes del G-7 organizar una videoconferencia, sin que por otra parte saliera de ella ningún plan en ese sentido.

En anteriores crisis mundiales (como la crisis económica de 2008 y la epidemia del ébola de 2014), Estados Unidos asumió el papel de líder mundial. Sin embargo, el actual gobierno estadounidense ha renunciado a la labor de liderazgo. Ha dejado bien claro que la grandeza de Estados Unidos le importa mucho más que el futuro de la humanidad.

Esa administración ha abandonado incluso a sus aliados más estrechos. Cuando prohibió todos los viajes procedentes de la Unión Europea, ni siquiera se molestó en notificarla con antelación, y mucho menos en llevar a cabo una consulta sobre una medida tan drástica. Ha escandalizado a Alemania ofreciendo supuestamente mil millones de dólares a una empresa farmacéutica de ese país para comprar los derechos monopólicos de una nueva vacuna contra la covid-19. Incluso si el actual gobierno estadounidense cambiara finalmente de rumbo y presentara un plan de acción mundial, pocos seguirían a un dirigente que nunca asume ninguna responsabilidad, nunca admite ningún error y que acostumbra a atribuirse siempre todos los méritos y achacar toda la culpa a los demás.

Si el vacío dejado por Estados Unidos no es ocupado por otros países, no sólo será mucho más difícil detener la actual epidemia, sino que su legado seguirá envenenando las relaciones internacionales en los próximos años. Sin embargo, toda crisis es también una oportunidad. Esperemos que la actual epidemia contribuya a que la humanidad se dé cuenta del grave peligro que supone la desunión mundial.

Debemos tomar una decisión. ¿Viajaremos por la senda de la desunión o tomaremos el camino de la solidaridad mundial? Elegir la desunión no sólo prolongará la crisis, sino que probablemente dará lugar a catástrofes aún peores en el futuro. Elegir la solidaridad mundial no sólo será una victoria contra el coronavirus, sino también contra todas las futuras crisis y epidemias que puedan asolar a la humanidad en el siglo XXI.

Copyright @ Yuval Noah Harari. Usado bajo licencia. Todos los derechos reservados.

Traducción del artículo publicado en Financial Times: Juan Gabriel López Guix

https://www.lavanguardia.com/internacional/20200405/48285133216/yuval-harari-mundo-despues-coronavirus.html
"De lo que que no se puede hablar, es mejor callar" (L. Wittgenstein; Tractatus Logico-Philosophicus).

saturno

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 61015
  • -Recibidas: 22951
  • Mensajes: 6355
  • Nivel: 731
  • saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.saturno Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
    • Billets philo-phynanciers crédit-consumméristes
Re:Coronavirus
« Respuesta #582 en: Abril 05, 2020, 15:25:49 pm »
V/F

https://mobile.agoravox.fr/tribune-libre/article/confinement-mesure-sanitaire-ou-222478


Es demoledor....................
.
.En video
..........................................................
.
....ç....
..........
https://www.youtube.com/watch?time_continue=108&v=dZGDCRnKjV8&feature=emb_logo..
.....................
Alegraos, la transición estructural, por divertida, es revolucionaria.

PPCC v/eshttp://ppcc-es.blogspot

visillófilas pepitófagas

  • Sabe de economía
  • *****
  • Gracias
  • -Dadas: 36270
  • -Recibidas: 63977
  • Mensajes: 6091
  • Nivel: 1118
  • visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.visillófilas pepitófagas Sus opiniones inspiran a los demás.
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #583 en: Abril 05, 2020, 15:51:04 pm »
Lamento haberme hecho eco de esta información falsa.

Pido disculpas por ello.

Te honra y se agradece, pero no tenías forma de saberlo. Ellos mismos no se dieron cuenta y rectificaron hasta muchas horas después (y nosotras nos enteramos de carambola).
“The trouble with quotes on the internet is that it’s difficult to determine whether or not they are genuine”
- Abraham Lincoln

torre01

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2714
  • -Recibidas: 1358
  • Mensajes: 306
  • Nivel: 17
  • torre01 Sin influencia
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:Coronavirus
« Respuesta #584 en: Abril 05, 2020, 16:00:37 pm »
España es incapaz de contar los muertos en tiempo real por el retraso informático de los registros
https://www.vozpopuli.com/espana/Espana-muertos-retraso-informatico-registros_0_1342366715.html

Citar
Una parte importante de los más de 8.200 registros civiles de todo el país siguen anotando las defunciones en libros y sin estar conectados telemáticamente con el Ministerio de Justicia

El 17 de junio de 1870 el entonces Gobierno del general Francisco Serrano aprobó una ley mediante la cual se creaban los registros civiles en España. Y a partir de ese momento las autoridades estaban obligadas a anotar en un libro y en un tomo los nacimientos y las muertes de los ciudadanos. Y pese a que han pasado 150 años, una parte importante de los más de 8.200 órganos registrales de todo el país siguen inscribiendo de la misma forma a los fallecidos: en libros, y sin estar conectados telemáticamente al Ministerio de Justicia.

La pandemia que asola estos días a España ha puesto al descubierto esta carencia, que no es otra que alrededor de 4.200 órganos registrales no gestionan las inscripciones con la aplicación informática denominada Inforeg, que centraliza los datos en el Ministerio de Justicia, según asegura este departamento del Gobierno a Vozpópuli. No obstante, los registros que sí están en línea alcanzan a la mayor parte de la población: el 92%.

De hecho, el Instituto de Salud Carlos III, que se encarga investigar el origen del fallecimiento de los españoles mediante el denominado Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), utiliza solo la información de mortalidad de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia.

8.455 enfermos de Covid-19

Según el informe de 1 de abril del Instituto Carlos III, el exceso de mortalidad entre el 17 de marzo y el 31 de marzo, ambos días incluidos, es decir, la diferencia entre los fallecidos registrados esos días y la media de los años anteriores era de 6.754 personas. Sin embargo, en esas fechas fallecieron en toda España 8.455 enfermos de la Covid-19

Por ello, en el Ministerio de Justicia destacan que los datos de los que disponen no son fiables, ya que son parciales, y que por eso no facilitan los mismos a los medios de comunicación. Además, en el departamento de Juan Carlos Campo son conscientes de que algunos registros civiles tienen un importante retraso. Como por ejemplo es el caso del de la ciudad de Madrid, que cuenta con solo dos funcionarios, y tiene alrededor de 2.000 fallecidos por inscribir.

En el Ministerio reconocen, por ello, que no disponen en tiempo real de las cifras del número de fallecidos totales en febrero y marzo. Fuentes del Ministerio consultadas por Vozpópuli sostienen que el único dato fiable será el que publique el Instituto Nacional de Estadística (INE) el próximo año, porque todos los registros civiles tienen la obligación de mandarle un boletín de defunción.

Por eso, en estos momentos el Gobierno no dispone de los datos totales de fallecidos en febrero y marzo, meses en los que ya se han detectado en importantes incrementos del número de decesos, que no solo se explican por la incidencia de la pandemia.

Un informe del Instituto de Salud Carlos III ahonda en este desfase de cifras y pone de manifiesto el aumento de los fallecimientos en Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco. Sin embargo, estas cifras son inferiores a las de los fallecidos por coronavirus.

Otros desfases conocidos en el recuento de decesos se han obtenido tras hacer la prensa consultas de forma directa en los Registros Civiles, en las funerarias y en los Tribunales Superior de Justicia de cada Comunidad. Por ejemplo, este periódico ha informado de que en la provincia castellanoleonesa de Soria el número total de fallecidos se ha disparado en relación al mismo periodo de 2019. En este caso sí supera con creces a los fallecidos por la Covid-19.

270 fallecidos en Soria
En marzo se registraron 270 fallecimientos en esta provincia cuando en el mismo mes de 2019 sólo hubo 83 y la media de los últimos diez años es de 90, según datos de las funerarias a los que ha tenido acceso Vozpópuli. Sin embargo, las cifras oficiales sobre el impacto del coronavirus no justifican esa subida, ya que la Junta de Castilla y León sólo lleva contabilizados 44 fallecimientos por Covid-19 en esta provincia desde que empezó la pandemia.

Algo parecido ha pasado en Castilla-La Mancha. Los datos reflejados por Diario Sanitario muestran que en las capitales de provincia los aumentos superan en ocasiones el 300% con respecto a 2019. Solo en la capital de Albacete el Registro Civil expidió, del 1 al 25 de marzo, 318 licencias de enterramiento, cuando en 2019 los fallecidos habían sido 101.

Sin embargo, la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha da la cifra, a 28 de marzo, de 101 muertos por Covid-19 en toda la provincia, lo que supone un aumento total de más de 100 fallecidos.


Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal